martes, 17 de junio de 2008

Pelotudo al habla...

Llevaba meses sin trabajar, viviendo de unos ahorros y quedándome todo el día tumbado en la cama, leyendo, abanicándome y bebiendo cerveza. Había perdido más de diez kilos de peso y la ropa me sentaba como si me la hubiera prestado un amigo entrado en carnes. Nada me importaba y mi única pretensión era escapar de la pena, una enfermedad que acechaba y amenazaba con alejarme de los demás. Deseaba, con desigual éxito, empaparme de un sopor insensible que me desviara de la realidad.

Una noche, a principios de febrero, intoxicado de alcohol más que de costumbre, mi anormalidad emotiva y unos impulsos reprimidos me acercaron al teléfono. Ya no quedaba en mí ni asomo de sentido común, sino solamente dejadez e inconsciencia, así que cometí la fatal estupidez, que luego lamentaría, de hacer un llamado.

- ¿Hola? – se escuchó una voz femenina al otro lado de la línea
- Hola, querida…
- ¿quién te dió este número? – preguntó alarmada
- Aahhhh …..yo no soy un soplón
- ¿estás borracho?
- Nooooo…para nada…...sólo quería saber cómo andás….¿no puedo llamar para interesarme por vos?
- ¿vos sabés la hora que es? Además, eso a vos no te importa…..nosotros ya no tenemos de qué hablar…..
- ¿estás sola?
- No es asunto tuyo ¡ - exclamó realmente enojada - voy a colgarte- añadió
- ¿sabés que todavía te quiero? – intenté ponerme tierno
- eso no me interesa…..
- ¿vos ya no me querés? ¿ni siquiera un poquito? - insistí
- ¿estás loco? Te detesto y no quiero saber nada más de vos en lo que me reste de vida……siento asco de pensar en el tiempo que pasamos juntos….
- ¿Ah, sí? ….bueno, entonces te voy a decir la verdad…te llamé para decirte que me estoy cogiendo a otra amiga tuya – mentí - …¿te acordás de Silvina?.....bueno, pues ahora estoy con otra parecida, que también es mejor que vos en la cama…..ah y yo sí que me arrepiento de haber perdido el tiempo con una frígida como vos….
- andá y hacéte un enema, pelotudo ¡¡¡¡¡ - gritó antes de colgar con violencia

A la mañana siguiente amanecí con una importante resaca, y la sensación de haber hecho el imbécil. Los dos Alka Seltzer y los jugos de tomate con sal con que me desayuné, aliviaron mi cabeza pero no atenuaron en nada el sentimiento de culpa que me acompañaba desde que abrí los ojos. Tenía ganas de morirme o de retroceder en el tiempo (cualquier solución me valía) y la absurda idea de volver a llamarla para disculparme me parecía una opción poco válida para combatir la angustia que me atenazaba.

Cuando rayando la media tarde, y tras dormitar en el sofá, los efectos de la resaca se batieron en retirada, caí en un estado de meditación que me hizo comprender que la había perdido para siempre, sin remisión alguna. Recordé como, cinco meses antes, aún vivíamos juntos, soñando con tener hijos y planificando el futuro, un futuro igual que ordinario que el de cualquier otra pareja que se quisiera. Pero…..cometí el error de encamarme con su amiga Silvina; una mina de medidas nada convencionales que me rondaba con descaro. Me buscó y me encontró la muy turra. Duró poco la historia, pero lo suficiente para que mi ex nos descubriera.

Como no hay mal que por bien no venga, la borrachera fue un punto de inflexión. Comprendí que esa noche había tocado fondo y debía aprovecharlo para impulsarme otra vez hacia la superficie y volver a vivir. Animado, me rapé la cabeza, me di una ducha, me vestí y salí a la calle a pasear, no sin antes tomar la precaución de tirar las botellas a la basura y el teléfono por la ventana porque, aún sin alcohol, las noches sin ella son bien largas y los recuerdos....traicioneros.

32 comentarios:

Juan Pablo dijo...

No hay nada mejor que mentirle con que te estás bajando a su amiga.
Es muy divertido.
Lo felicito al chabón.


(Carlos, atajá a las que nos critíquen porque me tengo que ir y no me puedo defender).

Buen Post, un abrazo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
No lo sé....yo nunca engañé a ninguna de mis mujeres pero, si usted lo dice....
Un saludo y vaya tranquilo.

Alicia dijo...

Interesante el cuento, y un personaje diferente, irracional, impulsivo y desinhibido a causa del alcohol, llev�ndole a no ser �l mismo... o si precisamente..., Cu�ntos hacen esas "pelotudeces" con manejo total de su accionar sin alcohol de por medio!!
Pude sentir al leer, la sensaci�n de "desubique" del tipo su conciencia del rid�culo que protagonizó y como dijo un dirigente politico de estas tierras "... lugar del que, una vez que alguien se instala allí es muy dif�cil regresar." por lo menos entendi� que con esa actitud la hab�a perdido definitivamente. Pero qu� bueno... pudo tocar fondo... y salir de esa "baba" en la que pululaba casi inerte.
Saludos

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
Sólo quise narrar cómo un sencillo caso en que el alcohol ayuda a sacar fuera nuestro inconsciente, aunque sea de un modo tan poco edificante como éste.
Al día siguiente, la parte consciente vuelve a manifestarse, y con ella el sentimiento de culpa.
Sólo fue una pavada...
Un saludo.

Anónimo dijo...

Gran metida de pata!
Tendria que haberla llamado a Silvina.

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Usted siempre tan ingenioso planteando otras alternativas......
un saludo

Anónimo dijo...

Gracias Carlos,

El ingenioso es Ud, que escribe estos cuentos.

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Sí, pero no se me ocurren las cosas que a usted....Me temo que voy a tener que consultarle antes de publicar....
Un saludo.

Ichiara dijo...

Bueno, a veces el alcohol sirve para algo. En este caso, el joven se enteró de que Silvina era ya un caso perdido, y a pesar de la verguenza del día después le hizo reflexionar sobre su vida y ese amor que no estaba para él. Pero me da el pálpito de que el renacimiento con rapado incluido es una operación de maquillaje, a tenor de las noches largas y los recuerdos traicioneros que él aventura que le esperan.

Un relato curioso, quién no ha hecho una tontería similar? quién no se ha sentido avergonzado de un exceso por culpa del alcohol, o de otra cosa? Estas son experiencias de vida. Mientras no se conviertan en patologías bienvenidas sean aunque nos hagan sentir una caca.

Un saludo (yo en una de ésas me tragué una noche Todo lo que necesitas es amor con lagrimones y todo. Ésta es la más light, las hay inconfesables, jajaja)

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel:
Sí, todos tenemos anécdotas más inconfesables, bien guardadas en lo más profundo de nuestra memoria.
Yo, personalmente, una vez llamé borracho a una mina y, curiosamente, no sólo no le molestó sino que, en palabras textuales, le pareció "ENTERNECEDOR". Esto reforzó mi teoría de que, como bien apuntó Oscar Wilde, a las mujeres las tenés que querer o no pero, ni se te ocurra intentar entenderlas.
un saludo.

PD: Parece usted tan cuerda, Isabel que, con frecuencia me pregunto sino será un hombre ....jajaja

Juan Pablo dijo...

Cuénte Ichiara, cuénte, que lo que no cuenta lo imaginamos y no sé que es peor...!

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel:
Ah, hoy me rapé el pelo al 1 (o menos) pero le juro que no significa nada....
Saludos.

Polakia dijo...

Con cuan poca cosa volvemos a caer en lo que creiamos superado.
Y bueno, en algun momento pasan a ser gratos recuerdos y hasta nos sacan una sonrisa.

Saludos.

Ichiara dijo...

Juan Pablo, cómo que cuente? mis secretos inconfesables? Imagínate las tonterías más grandes del planeta, las pavadas de adolescente fuera de edad... Algún día haré confesión y contaré. Ahora sólo me produce risa y, además, no tengo verguenza, jajaja

Carlos, en realidad mi nombre es Manolo, aunque me apodan "la perejila", ya se imaginará por qué. Mi apariencia es la de chica, pero dentro duerme un varón hambriento por salir, jajaja. Así que rapado..., cuidado, no coja frío en las orejas que distorsiona el sonido y luego parece que anda beodo, jajaja.

Fresquito, eso sí.

Saluditos ambos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Sí, hay acciones de este tipo que nos dibujan una sonrisa al recordarlas con el tiempo...
Recaemos porque nuestro subconsciente no se deja engañar tan fácilmente y se queda esperándonos con ánimo de revancha....
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Me pregunto si raparse el pelo no obedecerá a un impulso de metamorfosis....
Un saludo, Lolo.

El Castor dijo...

¿Sabe qué detalle me ha llamado la atención?. Que se levantara con sentimiento de culpa por haber perpetrado esa llamada. Es un buen síntoma, el personaje es recuperable. En cambio la ausencia de sentimientos de culpa junto a una adicción como el alcohol u otras sustancias tiene muy mal pronóstico. Bueno es obvio que una persona sin sentimientos de culpa tiene mal porvenir.
Saludos, caballero.

Carlos Paredes Leví dijo...

Castor:
Una certera apreciación la suya, muy en su línea....
Yo, una vez, intoxicado de alcohol y deshinbido mi subconsciente, mandé un msm a un ex. Al día siguiente, me sentí como un imbécil.
Un saludo, caballero.

Ichiara dijo...

La metamorfosis del rapado es un buen título para algo así como una comedia fresquita de verano. Yo decidí de momento conservar las greñas, no quiero que las ideas escapen.

Mi metamorfosis pasó por comprar unos calcetines de cuello alto pa las botas de taco.

Lolo

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Por cierto, no le conté que ayer me pasé la maquinilla eléctrica por el techo ??? Mis ideas están a buen recaudo, sólo me falta averiguar dónde....
Un saludo.

Muy de camionero eso de Lolo, no ??

Churra dijo...

Cuando uno bebe mucho en las noches solitarias lo mejor es empezar por donde tu has terminado , tirando el telefono por la ventana, a partir de ahi no digo yo que no se pueda hacer el pelotudo pero ya cuesta mas...
Genial
Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Cuánta razón tiene....¡¡
Yo, si un día bebo más de la cuenta, lo primero que hago es apagar el móvil. Lo segundo, desenchufar el ordenador y, lo tercero, tomarme un vaso grande de agua con dos Alka seltzer...y aún así, con tantas precauciones, no me libro de hacer el pelotudo.
un saludo

ana maria parente dijo...

Pero de este pozo infecto en el cuál està se convierte en un"cabeza rapada"que culpa tiene la sociedad de sus fracasos.
Luego con esa "cabeza rapada" perseguirá inmigrantes?
La historia de Kalman es más energizante.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Bueno, no hay que exagerar. El tipo se rapa la cabeza como símbolo de una nueva metamorfosis y un cambio radical en su vida....ya sabe que casi todos mis personajes son de la Cole, así que no creo que termine como "cabeza rapada"...
Sí, parece que Kalman gusta más a la gente, lo cual parece indicar que el amor sigue siendo un valor al que gusta apostar....
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Siempre es bueno dejar algo de pelo, aunque sea debajo de la almohada, ayuda a consolarnos. En caso siempre se puede teñir.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Me gusta eso de dejar algo de pelo.....
un saludo

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, esta historia que podría desarrollarse en cualquier parte del mundo, para mi es porteña...será que la viví, la conozco, no sé...
Me encantó leerla.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia Isabel
Sí, podría desarrollarse en cualquier parte menos en Arabia Saudí y otros países donde el alcohol está prohibido....
Las mías están pensandas para Buenos Aires....
Un saludo.

Anónimo dijo...

Es claro que el relato transcurre en el hemisferio Sur, donde las noches de Febrero son calurosas.
El lenguaje es netamente porteño.

Lo que no encaja con BsAs es lo de abanicarse, esas son costumbres Ibericas. Bueno, si encaja..., ya que esta sobreentendido de las raices Argentino-Españolas de la mayoria de los protagonistas en estos cuentos.

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Bueno, hoy la gente viaja mucho, y hay abanicos por todas partes....
Pongámosle que el protagonista es un argentino que vivió en España y ahora retornó a su ciudad natal, lo cual, es algo bastante recurrente en mis historias.
un saludo.

Anónimo dijo...

Estimado Carlos,

Es verdad, y disulpe si me voy demasiado en detalles, pero abanicos y Febrero me sono, en ppio, inconsistente, aunque entendible (Ventilador-Agosto es mas regional). Eso no quita en absoluto interes a la historia.

Creo que Ud. ya se ha dado cuenta de que siempre ando buscando detalles y pistas dentro de sus cuentos. Quiero pensar que Ud. todo lo escribe con un proposito y un significado, que yo trato de descubrir, para poder sumergirme dentro de su historia.

Asi que aqui estamos, esperando su proximo cuento.

Saludos

Haim

PD. Sera por eso que leo el blog "tujes" para buscar lo que se esconde "atras" de todas las cosas?

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Es usted muy sagaz.....
Siempre escondo algo.

Un saludo y gracias por su detenido análisis de mis palabras.