jueves, 12 de abril de 2007

Pérdida

Temía haber perdido, de manera irreparable, la conexión con el mundo de la imaginación y la fantasía. Si siempre había atraído palabras e historias sin apenas esfuerzo, desde la publicación de su última novela, hacía más de dos años, un enorme desasosiego se apoderaba de él cada vez que se sentaba ante el teclado de su ordenador, impidiéndole escribir. Lo que en un principio consideró una crisis de creatividad pasajera, se tornó en un mal crónico, que le hizo tomar plena conciencia de su actual inoperancia. “Un escritor , escribe” se repetía en vano intento de exorcismo.
Pasaba los días ocioso, relajado, creyendo que la tranquilidad le dotaría de un estado anímico adecuado para romper la tendencia de esterilidad literaria en la que estaba inmerso. A veces, por el contrario, se entregaba al alcohol y distintas drogas creyendo que así podría abrir nuevas zonas de su conciencia o volver a encender las adormecidas. Todo era inútil, estaba acorralado y no sabía donde encontrar esas últimas fuerzas necesarias para un ataque a la desesperada.
Así, día tras día, con resaca o lúcido, amanecía con una única aspiración siempre insatisfecha: escribir una frase que le conmoviese.

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy María Lola
Que le conmoviese a quién?
Todo era inútil. Estaba acorralado
Genial. Cariños

Germánico dijo...

Peor era el caso de un personaje un poco pedante de "La Peste" de Camus que se pasaba todo el libro pensando la primera frase de la Obra Maestra que aspiraba a escribir...y que, sobra decirlo, nunca escribió.

Tu personaje había tenido al menos una etapa de inspiración.

Decía Edison de su ciencia que tenía un 1% de inspiración y un 99% de expiración. En la literatura varían las proporciones. La expiración sigue siendo muy necesaria, pero sin inspiración la expiración supone......expirar como literato, un estertor.

Mavi dijo...

Buenos días!

Al contrario que tu personaje, yo creo que la inestabilidad es una fuente de inspiración mucho mayor.
Debería de buscar emociones fuertes, felices o dolorosas, pero que le provoquen sentimientos.

Besos!!

Ijon Tichy dijo...

Al parecer la situación descrita es habitual entre escritores de ficción.

Unos aseguran remediarla con disciplina, obligándose a escribir a la espera de la llegada de la iluminación que sea la guinda de la obra.

Otros, como en el caso que relatas, no producen si no es a partir de la idea genial.

Caracteres opuestos.

Peggy dijo...

Si , hay dias inexplicablemente esteriles , rachas e incluso años ....lo ideal es que las palabras broten del alma a borbotones .

Jafatron dijo...

Hay momentos en los que las hadas de la inspiración nos abandonan por un tiempo, nos dejan sumidos en un sueño, tan profundo a veces, que para despertar tienen que darnos una de hostias que ni te cuento.

pietrapómez dijo...

Eso creo que se llama el terror al folio en blanco, o algo así y parece ser una paranoia muy común entre los escritores.
Tuve un compañero en la facultad que, como el personaje de Camus que dice Germánico, estaba esperando la primera frase para escribir un libro que NADIE pudiera olvidar...sic...cuánto cantamañanas hay por el mundo!!

Lebeche dijo...

El famoso bloqueo creativo que no sólo afecta a escritores sino a todos los artistas, en general. Yo creo que es una cuestión de actitud... estoy de acuerto con Ijon, la disciplina es el camino ya que el bloqueo es una pelota que se retroalimenta. Sí comienzas a escribir lo que sea siempre acabas produciendo algo... lo que no se puede pretender es ser constantemente genial.
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

María Lola:
Que le conmoviese a sí mismo y le demostrara que aún podía escribir...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
El tipo tenía una cierta conexión que perdió. Ahora no podía recobrar su facilidad de antaño para inventar....Las historias ya no venían a él.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Yo creo que en las crisis es cuando uno más capacitado se ve para escribir pero....
ten en cuenta que un escritor de verdad escribe a diario, como el que va a la oficina a cumplir con su trabajo....

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
yo creo que la idea genial viene a lomos de la perseverancia....

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Sí, a mí, me salió este texto después de estar un buen rato sin ser capaz de escribir nada. Me asusté un poco pero, al final, parece que los dioses fueron benévolos conmigo.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Jafraton:
Las hostias son buenísimas para sacar fuera cosas que llevabamos dentro...por eso, facilitan la creación.

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra:
Una primera frase invoca a las demás y arrastra, con frecuencia, historias que quieren llegar a nosotros pero les da pereza iniciar el camino...

Carlos Paredes Leví dijo...

Exacto, Lebeche. Hay que tener voluntad y cierta disciplina. Si sólo aguardas un brote de genialidad para ponerte a escribir,entonces....poco acabarás escribiendo.

Mavi dijo...

Debe de ser duro ponerse delante de un folio en blanco todos los días.

Si de mi dependiera hoy, con lo malísima que estoy, no sería capaz ni de plagiar correctamente.

Besos febriles

Carlos Paredes Leví dijo...

Supongo, Mavi, que debe de ser duro...a mí no me pasa, entre otras cosas, porque no me pongo ante un folio en blanco todos los días...

churra dijo...

Cuando las musas se van de parranda no hay disciplina ni droga que valga . Claro que esas cosas solo les pasan a los "creadores".
Duro debe ser , si.
Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, debe ser duro, Churra. Yo, de todas maneras, creo que lo que cuenta es la perseverancia y la disciplina.
un saludo.

Jafatron dijo...

jeje... que tonto, ahora que leo el comentario de churra me doy cuenta de que en el mio he puesto hadas cuando quería decir musas... Estoy en la parra.
Se nota que a mi no me están dando fuerte las hostias.

Carlos Paredes Leví dijo...

No te preocupes Jafatron porque todos te hemos entendido...
Por otro lado, todos andamos afectados de cierta nebulosa mental y pensamiento espeso.
A ver si nos metemos un chute de buen Rioja y salimos a flote.

Mavi dijo...

Yo me apunto a lo del vinito a ver si se me quita el dolor de garganta.

Carlos Paredes Leví dijo...

Seguro, Mavi; los efectos terapeúticos del Rioja está comprobados.

Juan Pablo dijo...

Supongo que le pasaba eso por no confiar en la afamada Ley de la Atracción... (te suena?)

Che, a ver si pasás a saludarme que dentro de poco voy a ser muy vienjo!

Un abrazo.

Esquitin dijo...

Según te he leído me ha parecido ver a Chinaski (el protagonista de Factotum de Bukowski), me lo he imaginado perfectamente. Creo que los escritores, aunque no escriban, siempre tienen mil historias en sus cabezas, aunque nunca vean el papel. Un placer leerte, volveré.

Carlos Paredes Leví dijo...

Bueno, amigo Juan Pablo, la Ley de la atracción de vez en cuando muestra sus grietas....
¡Feliz Cunpleaños..¡¡

Carlos Paredes Leví dijo...

Cierto,Esquitín. Muchas veces, cuando paseamos, en realidad estamos escribiendo, aunque para llegar a esta conclusión (algunos se quedaron varados en el camino) haya que haber caminado mucho.
un saludo. Hoy ya pasé por tu casa..

pietrapómez dijo...

Ya te has ido a rendir homenaje al jueves?? Cómo vives!

El Castor dijo...

Sí, una cierta tranquilidad es necesaria para escribir. Si nos embargan las emociones no es posible.

Pietra, creo que está comiendo caracoles en esa tasca que conoce...

benjamin1974© dijo...

Perdon que no comente antes, es que estoy mudandome y no tengo tiempo para nada...
Abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Hago lo que puedo Pietra. Por cierto, la comida, exquisita: mutabal (crema de berenjena), safiha de carne, pita de atún y de postre té de hierbabuena con pasteles de hojaldre y miel.
De postre, en un Café del Madrid de los Austrias, un par de Oportos.
¡qué vida...¡

Carlos Paredes Leví dijo...

Castor: hoy no tocó caracoles (por falta de tiempo).
Yo, y por una vez disiento de tí, cuando mejor escribo es cuando más en crisis y aleterado estoy.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Tranquilo Benjamín. Un saludo, paisano.

El Castor dijo...

Carlos, hay crisis y crisis. Yo dije "estar embargado por las emociones", me refería a crisis serias. Tú hablas de crisis en las que no pierdes el dominio sobre los sentimientos y las emociones, ese dominio permite por supuesto expresarte.
Saludos, caballero que disiente.

Carlos Paredes Leví dijo...

Castor:
usted disiente pero con criterio, por lo cual no puedo más que sentirme encantado....
En realidad siempre me siento encantado de verle aparecer por este territorio.
Un saludo y continúo, ansioso, esperando su próxima entrega.
Un saludo, caballero.

PD: Editorial El Acantilado acaba de re-editar un libro magnífico: "Job", del gran Joseph Roth.