miércoles, 13 de mayo de 2009

RE-LINDA

Sobre la ciudad caía una lluvia mansa que me empujó a la calle. En semejantes días sentía el impulso de pasear, respirar el sano aire limpio de contaminación y notar sobre mi cabeza la fina llovizna tan buena para el cuero cabelludo según la creencia popular. Sin embargo, como si algún demonio celara de mi sencillo placer, de pronto se desató una tormenta que me hizo imaginar lo que vería Noé al mirar por el ojo de buey de su camarote en el arca. Imitando a los demás transeúntes, corrí a refugiarme en el Café más próximo, y entré en el Bristol. El local tenía cierto abolengo destartalado, con espejos manchados, madera oscurecida por el tiempo y mesas de mármol carentes de brillo. El suelo, ajedrezado, me recordaba al de mi cocina y lo lamenté por el mozo al que le tocara barrerlo y fregarlo cada noche antes de cerrar y marcharse a casa. Por lo demás, era uno de esos Cafés que un día tuvieron esplendor y ahora conservaban el encanto de la decadencia, muy apreciada por bohemios y soñadores.

A pesar de la tormenta de fuera, había un gran número de mesas desocupadas. Me senté a una vacía y eché una ojeada a la clientela antes de encender un cigarrillo. Fumé con distracción hasta que el mozo me trajo un whisky. Fue entonces, tras un refrescante primer trago, cuando caí en la cuenta que la gente hablaba en voz baja, como si el fenómeno atmosférico les hubiera asustado, evidenciando la supervivencia de nuestro lado animal ante miles de años de civilización. Un par de mesas más allá de la mía, había una treintañera morocha tomando lo mismo que yo: jugo de Escocia. Tal vez por esto, o tal vez porque estaba muy buena o tal vez porque a ambas cosas se añadía el hecho que me miraba, de inmediato sentí una corriente de simpatía hacia ella. En vano intenté dejar de mirarla pero, era extraordinariamente atractiva y me pareció un verdadero desperdicio verla allí sola, acompañada de un vaso de whisky. Armado de valor y contraviniendo a mi carácter, me acerqué hasta ella.

- ¿Te puedo invitar a otro whisky? – le pregunté mostrando mi vaso tan vacío como el suyo. – te aseguro que es la primera vez que hago esto - añadí
- ¿por qué no?
- Me llamo…..
- Sé cómo te llamás – me interrumpió – Yo soy Alma, Alma Franckel, y te digo mi apellido porque yo conozco el tuyo…..¿vos creés en las casualidades?
- Prefiero creer que todo ocurre por algo..
- Claro, por eso hoy es la primera vez que entro en este lugar y justo ayer empecé a releer tu antología de cuentos “Señor, dáme una tregua”…así que me gusta pensar en la sucesión de azares, complementarios, que permitieron este encuentro, cuyo significado escapa a mi capacidad de comprensión porque, desgraciadamente, no tengo dotes de vidente…
- Entonces tendremos que tomarlo como un desafío, ¿no te parece?
- Sí, pero primero me tomaría otro whisky

Tomamos un segundo, un tercero y charlamos largo y tendido antes de despedirnos con un apretón de manos y una cita para cenar dos días más tarde. Camino de mi casa, reviví el encuentro mil veces, pasando los dedos por el relieve de su nombre, impreso en la tarjeta que me había entregado, y sin reparar en que ya no llovía y el cielo lucía despejado.

28 comentarios:

samuel dijo...

Los dias de lluvia tienen algo especial para mi, sobretodo frente al mar, es algo que no sabria explicar. Cualquier relato con lluvia me atrae de principio.

Carlos Paredes Leví dijo...

Samuel:
A mí me pasa lo mismo. Supongo que es algo que va en nuestros genes y que tiene que ver con lo mucho que la deseábamos cuando vagamos por el desierto...
Pasear por una Lisboa lluviosa no tiene precio (para todo lo demás MasterCard).
Un saludo.

TortugaBoba dijo...

Cuando llueve y estoy en casa, corro a abrir todas las ventanas y salgo al balcón: el olor que deja en las calles es maravilloso. El ambiente se limpia, es como depurarse. Si me pilla en la calle, me gusta pasear sin paraguas, pero sólo si es una lluvia fina, y eso sí, con una gorra, no me gusta mojarme el pelo (a mi perra tampoco le gusta mojarme, hasta en eso nos parecemos). "Alma" es un nombre que me gusta, y por el sentido que tiene la palabra, me parece apropiado que en la tarjeta estuviese impreso en relieve.
Beso.

©Claudia Isabel dijo...

Los cafés de Buenos Aires son mágicos por estas mismas cosas que contás...puede pasar de todo en un minuto! y con un jugo escocés, ni
te cuento! o quizás siiiii
Que lindo leerte!

Arantza G. dijo...

A mí me parece que de casualidad..."ná de ná" que la guapa tenía todo calculado.
Y pobre de él, la niña, llamándose Alma...puede sorprenderle aún más.
Por lo pronto, dejó de llover...
Besos

Isabel chiara dijo...

Este mes se dan varias conjunciones interesantes, de ahí que el escritor encontrara en el café a la chica. Cito:

1 Mayo:21,15 horas Viernes: la Luna al sur de Messier 44 (El Enjambre) en Gemini.

2 Mayo: 22,20 horas Sábado:la Luna al sur de Regulus, la estrella más brillante de Leo.

4 Mayo: 02,20 horas Lunes:la Luna al sur de Saturno, en Leo.

6 Mayo: 23,00 horas Miércoles:la Luna al sur de Spica, la estrella más brillante de Virgo.

10 Mayo: 06,00 horas Domingo: Conjunción: Antares, la estrella más brillante de Scorpius.

13 Mayo: 05,30 horas Miércoles:la Luna al norte de Nunki, en Sagittarius.

17 Mayo: 02:45 horas Domingo: Júpiter al sur de la Luna, en Aquarius

30 Mayo: 00,45 horas Sábado:la Luna al sur de Regulus, la estrella más brillante de Leo.


31 Mayo: 01,15 horas Domingo:la Luna al sur de Saturno, en Leo.

También hay varias alineaciones de planetas en Piscis y en Géminis. Yo supongo que no es ninguna tontería y que estos milagros de la naturaleza tienen que tener efectos secundarios en el Bristol.

Si algo se mueve por ahí fuera invariablemente también se mueve dentro.

Un besote

Pradero dijo...

Te quedaste mirando la tarjetita porque decía:

Alma Franckel´s
Whiskería.
Agencia de acompañantes
Turnos al 0-800-tujes
Desenfreno asegurado.

ana dijo...

Señalo detalles de la redacciòn muy buenos:lo de la vista a través del ojo de buey del camarote de Noé ,lo del jugo de Escocia y el detalle-tan de alguién que está impactado favorablemente-de seguir el relieve de las letras ,también el hecho de ya no notar nada luego del encuentro.
Muy buena la redacciòn de este encuentro sano de amor verdadero.

Carlos Paredes Leví dijo...

TortugaBoba:
A mí me encanta la lluvia y sólo llevo paraguas si diluvia, porque no me importa nada mojarme. Además, tengo particular predilección por salir a hacer footing al parque los días lluviosos.
No está mal el nombre de Alma pero, en la realidad, sólo lo escuché en Alma Mahler.
Un saludo.

Claudia Isabel:
Es que Buenos Aires es una ciudad con mucha magia, muy ecléctica, y con Cafés cargados de historias y leyendas....
Un saludo.

Arantza G:
Qué mal pensada que eres ¡¡. Alma es nombre de mujer fatal, no?
Un saludo.

Isabel Chiara:
Me has dejado en estado catatónico con el parte astrológico....Yo, que soy mucho más simplón, lo achacaba todo a que Júpiter estaba en la Casa de Venus....
Un saludo.

Pradero:
Sólo falla el nombre. Para esas chicas, yo pienso en algo más sofisticado y glamouroso, del tipo: Shirley Tifani, Ramona Loredana, Yudy Viviana, Jeny Normandía, Jackie Mileidy o Jaqueline del Rocío....
Un abrazo.

Ana:
Gracias. Por fin alguien que ve amor verdadero en este encuentro predestinado ¡¡.
Un saludo.

Arantza G. dijo...

Ja,ja,
Es que vaya coincidencia...
No se, igual yo hubiese hecho lo mismo, ja,ja.
Ay, Señor,Señor.

Carlos Paredes Leví dijo...

Arantza G:
Es que la vida esta llena de azares venturosos y ni te cuento las historias que yo escribo....
Un saludo.

olhodopombo dijo...

Levi
passei aqui para dizer que ando com saudades dos seus contos...
estou sem internet em casa, mas em breve estara resolvido o problema...te lerei com tranquilidade quando estiver com tudo sob controle, sob meu controle...
a proposito, minha filha esta em Madrid, trabalhando numa pelicula de produção Brasil/Espanha e esta amando Madrid...

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Ya me parecía que andaba con problemas de internet, filósofa...
A mí, Madrid ya no me gusta como antes aunque hay ciertos rincones que tienen su interés. El otro día, sin ir más lejos, volví a visitar un cementerio británico del siglo XIX donde, entre otros, está enterrado Ignacio Bauer.
Un saludo.

ana dijo...

Isabel Chiara no te perdono que seas MUCHO MAS INSTRUIDA que yo en ASTROLOGIA.
Sos una NOSTRADAMUS perfecta.Te pido consulta para estudiar el futuro de nuestro amigo Carlos ,para que con su re-linda llegue a algo.

Remembranza dijo...

Pero que suerte la de este tio!
Cuáles son, según el autor de este relato, las gracias o aspecto sobresaliente de la dama para considerarsele muy buena?
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana:
Isabel Chiara sabe de todo...

Remembranza:
Sí, la verdad es que tuvo mucha suerte. Cuando escribo que estaba muy buena es que era muy atractiva y eso, salta a la vista....
Un abrazo.

Remembranza dijo...

Ah! entonces, que recontra buena suerte jaja
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
La suerte es así, aparece cuando uno menos la espera...
Un abrazo y le deseo buena suerte en todo.

Remembranza dijo...

Tortu: como es que el Sr. Carlos y tu abandonan y retornan juntos al mundo bloggero ? (la próxima inviten, jaja)
Un abrazo a los dos

TortugaBoba dijo...

Respondí en el otro post Remem ("Jaque"). Una casualidad como otra cualquiera. A ver si la próxima casualidad es que nos toque la lotería, aunque para eso tendría que jugar a ella :)
Muaksss

Anónimo dijo...

Carlos,

Por la presentacion algo abrupta de esta morocha, me parece 1/2 arrebatada.

Estara en sus cabales? O es otra rayada?

Porque toman wisky en un cafe? Un dia de lluvia se presta para cafes, justamente. Debo ser yo que yo, que salvo un vinito de vez en cuando, no tomo alcohol.

Saludos

Haim

Isabel chiara dijo...

Ana, hay una cosa llamada efemérides de la cosmowiki muy interesante. Es algo así como leer la guía telefónica, pero a veces es gratificante echarle el ojo, por el efecto anestesiante que tiene, jajaja

Saluditos

Frabisa dijo...

Muy literaria la historia.

Aunque a lo mejor estas cosas ocurren en los cafés de Buenos Aires, las casualidades, las coincidencias, el destino...

Lo que más me gusta fue la caricia sobre el nombre de ella en relieve, tiene un puntito erótico.

un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Remem:
Vos siempre estás invitada..
Un saludo

Haim:
Usted siempre pensando que todas son unas locas...¡ Toman whisky porque es más literario y porque la caña Legui es matarratas...
Un saludo

Isabel Chiara:
Con quién te andás juntando últimamente ?
Un saludo

Frabisa:
Eso del punto erótico lo pensé mientras lo escribía ¡ Hay unos Cafés muy particulares en Bs.As. y, en uno esquinero entre Corrientes y Callao no te imaginas la cantidad de gente peculiar que ves entrar o pasar por la calle.
Un saludo.

Miguel Baquero dijo...

Qué descripción más buena del café.

Y yo creo que no fue casualidad, yo creo que entró buscándote y se hizo la encontradiza

olhodopombo dijo...

Levi,
quando li que Madrid tem 133 museus, fiquei em estado de extase....
gostei do conto.o famoso encontro sem programar, as coincidencias que
fazem nossa imaginação se inquietar.
em breve terei internet resolvida, uma coisa impossivel de tirar do cotidiano...

salvadorpliego dijo...

Dejas magia en ese encuentro y con ganas de una segunda parte. Un placer leerte.

Carlos Paredes Leví dijo...

Miguel Barquero:
Gracias, hago lo que puedo....
No está mal esa hipótesis pero, la verdad es que no la barajé cuando comencé a escribir. Se me ocurrió bastante después.
Un saludo.

Olhodopombo:
Sí, a nivel de museos no tengo ninguna queja con Madrid, y a la cabeza de todos El Museo del Prado.
Salirse de lo cotidiano es indispensable para no aburrirse en el tedioso día a día.
Un saludo.

Salvador:
Muchas gracias. Ficciono buscando una magia que, en la vida real, se me antoja esquiva.
Un saludo.