lunes, 23 de marzo de 2009

H de P

Nunca había entrado en aquel Café y no lo habría hecho de no haberme citado en él con el Loco Toscani. Ambos habíamos cursado juntos la secundaria y después de terminarla coincidíamos, de tanto en tanto, en algún partido de fútbol organizado por amigos comúnes, ocasionales fiestas de ex alumnos o simplemente nos cruzábamos por las calles del barrio, ya que los dos seguíamos viviendo en Villa Crespo. Por lo que sabía, le iba bien al Loco; era director creativo de una agencia de publicidad, se había casado con su novia de toda la vida, tenía dos nenes chiquitos y solía veranear en el sur de Europa y Punta del Este. Yo, en cambio, despotricaba contra la Publicidad, no me había casado ni mucho menos tenía hijos y mis escapadas veraniegas no iban más allá de Miramar. Con todo, no me quejaba mucho porque tenía un nada despreciable éxito con las minas, conservaba el pelo, no tenía barriga y mis trabajos como free lance me permitían vivir decentemente.
- qué hacés, flaco ¡ - me saludó abrazándome, en cuanto entré en El Royal – qué bien te veo ¡ -añadió,echándose un poco para atrás para mirarme mejor
- sí, me ves bien porque estoy cerca….
- no, en serio….estás bárbaro….parecés un pendejo ¡
- es que soy lento de maduración, viste? Además, tomo mucha levadura de cerveza, café, vitamina C y algas para evitar la oxidación....

Enseguida nos sentamos a una mesa y pedimos dos whiskeys; solo para él, y con hielo para mí. Mientras llegaba nuestro pedido, intercambiamos preguntas de rigor y diversas cortesías, como si nos hiciera falta el líquido elemento entre las manos para abordar el verdadero motivo la cita (vía telefónica) que yo, por otra parte, desconocía por completo. Por fin, tras dar un primer sorbo a su whisky y chasquear la lengua con satisfacción, el Loco se sinceró conmigo:
- Hace unos días, veraneando con mi familia en Punta del este, me encontré con Laura…..tu Laura.. – me soltó sin anestesia

No bien escuché ese nombre, me invadió una sensación de pánico que hizo que mi corazón amenazara con pararse, primero, y con salírseme por la boca, después. Tan evidente debió resultar mi reacción, que Toscani se quedó callado unos instantes antes de proseguir:
- bueno….el caso es que yo había bajado del departamento para comprar algo en la rotisería de al lado y allá me topé con ella….tan linda como siempre y sonriéndome con la misma naturalidad que si nos hubiéramos visto la semana pasada… Me dijo que iba a quedarse unos días más en Punta del Este y me dió el número de su celular para ver si podíamos vernos para tomar un café y charlar con más calma. Le respondí que sí, que claro, y mi mujer y yo la invitamos a cenar dos días más tarde….Bueno, cenamos, nos contamos nuestras respectivas vidas y, cuando mi mujer fue a acostar a los nenes - los pobres se habían quedado dormidos en el sofá - Laura me preguntó si te veía…yo le respondí que muy de vez en cuando, porque vivíamos cerca…y entonces, me entregó ésta carta para vos…..Yo no sabía qué hacer ni qué decirle….a fin de cuentas, fui quién los presentó y.….bueno, el caso es que me casi se pone a llorar… me rogó que por favor te la diera, y yo no tuve valor para negarme…. así que acá la tenés…..
Tomé la carta en mis manos y la observé con un detenimiento, concentrándome en el singular contraste del sobre celeste oscuro y el negro de la tinta con que mi nombre aparecía escrito, en letra redondeada y subrayado con una línea ascendente.
- gracias – balbuceé, evidenciando nuevamente el efecto que me provocaba todo lo que viniera de ella
Ahí mismo abrí la carta y me puse a leerla, mientras Toscani no sabía cómo hacer para no incomodarme con su presencia; miraba al techo, sus zapatos, encendió un cigarrillo, etc. Cuando terminé, la doblé con cuidado y volví a meterla dentro del sobre, roto por un lateral, antes de pronunciarme:
- Mirá, Loco…vos sabés todo lo que yo pasé por ella….nos íbamos a casar, queríamos tener un hijo, y me entero que la muy turra se fue de fin de semana a Colonia con su jefe en vez de con su hermana, como me había contado…y ahora, me hace llegar una carta, más de dos años después, donde confiesa que aquello fue el error más grande de su vida, que era conmigo con quien debió casarse ,que aún me quiere, que fui lo mejor que le pasó y bla bla bla
- bueno, yo…
- yo sé que a vos esto te agarró en medio y que tenés buena onda pero, cuando la llamés para decirle en qué terminó la cosa, decíle, de mi parte, que se vaya a la puta que la parió o a la concha de su madre…..lo que vos prefirás…eso lo dejó a tu elección
Y ahora, me tengo que ir….ah, y hacé con la carta lo que quieras, porque a mí no me interesa conservarla… - rematé dejando el sobre encima de la mesa
- disculpáme, che….yo no quería jorobarte
- no te preocupés, que la cosa no va con vos….ni con nadie, porque es un tema que yo finiquité hace tiempo.

Nos dimos la mano, le palmeé el hombro y salí por la puerta mascullando entre dientes: ¡qué hija de puta! ¡qué hija de la gran puta!.

38 comentarios:

Arantza G. dijo...

Eso es echar sal a la herida...y el "amigo" convertido en salero.
Manda narices con la niña, suena a caprichosa, prueba un poco de aquí, otro de allá y luego resume que le gusta más lo primero que probó, cuando lo más probable es que el primer plato, se haya enfriado.
Pues toma postre!
*El título muy discreto,ja,ja.
Besos

olhodopombo dijo...

e por que non hija de uno grande puto?

TLE S.L dijo...

O las dos cosas. Disculpame pero Olodopombo me lo puso en bandeja...
¿Y vos sos el que me recomendaba a Eço de Queirós?
Un saludo

Diego

Ichiara dijo...

JAJAJA, me partí con el título y el resto, qué bueno, una loca (también están los locos) que viene al cabo de los años a contarte sus carajeras mentales. Ay, me equivoqué, blablabla, ya de por sí lamentable el tiempo, más aún las maneras y finalmente el cuerpo del delito (seguro que barrigudo, insulso y bocazas). Y para colmo el amigo triunfador con la piva esperando pa que le de el bibe a los bebes. Mejor salir corriendo, tomarse unas cervecitas en honor de la santa compaña (que nunca falla), y rematar el día con San Cutufato, que si bien no la meto, mejor me la ato, jajaja (perdón por la osadía, Carlos, hasta te voy a tutear, con tu permiso y el del valiente).

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Arantza G.:
Hay gente que no sabe lo que quiere, y que sólo aprecia las cosas (y personas) después de perderlas...
El título fue discreto, porque no quería herir susceptibilidades desde el principio...
Un saludo.

Olhodopombo:
Eso digo yo; por qué no un gran hijo de puto ?. A lo mejor, resulta que la culpa de todo la tiene el padre de ella...
Un saludo.

TLE S.L.
Sí, o las dos cosas pero, mejor no indagar en cuestiones familiares. ¿Serán heriditarias esas cosas?.
No sé si te recomendé a Eça de Queirós o te escribí que uno de tus posts me recordó a cierto libro del autor....En todo caso, me gusta el decimonónico escritor portugués.
Un saludo, Diego.

Isabel Chiara:
La idea me vino cuando la pasada madrugada, me puse a ver (por cuarta vez) la película argentina "No sos vos, soy yo". jajaja, me hiciste gracia con lo de "si bien no la meto, mejor me la ato" (¿no será malo para el riego?). Sí, lo mejor es tomarse una cerveza tranquilo, pensando en boludeces de invención propia y no revolviendo un pasado de malos recuerdos.
Un saludo.

Remembranza dijo...

Ay! qué caracter este hombre.!
He llegado a la conclusión, necesita un bar propio! Todas las grandes cosas, al que escribe desde luego, le han ocurrido en un bar. Por qué no monta uno y desde allí nos relata, puf! Las Mil y Una Noches...
Un abrazo

Otro Levi dijo...

...Tiene sus riesgos, o te cura o te mata, pero que tal probar lo de AM-FM?

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Y bueno, el tipo tiene sangre y no leche en las venas....La verdad es que a mis protagonistas siempre les pasan cosas en los bares y esto debe ser para compensar que a mí nunca me pasa nada cuando entro en ellos, aparte de querer salirme en cuanto entro.
Un abrazo.

Otro Levi:
Los riesgos están para asumirlos y quien quiera nadar, se tiene que mejor..
Lo que no le entendí, fue lo de AM-FM....hoy debo tener la mente con neblina
un saludo.

ana dijo...

Así se reacciona ante quien ,tal vez actuando por conveniencia econòmica,burla todo lo bueno que hay en el mundo.Considerando que lo más grande en el mundo es un amor verdadero

Otro Levi dijo...

AM-FM es tu articulo...

TortugaBoba dijo...

Yo como hoy estoy lenta, tuve que mirar el título un par de veces para pillarlo. La historia que relatas es tannnnnn cotidiana, se da tannnnto, que ya aburre. Se ven venir estas cosas, sólo el o la aludido/a no se entera de nada. De todas maneras, y como fémina, diré que hay muchas mujeres que nunca se sienten satisfechas con lo que tienen por muy fantástico que sea. Eso de que los hombres son más infieles que las mujeres es una mentira como una catedral de grande. Y el recurso de la carta, de una llamada lacrimógena está manida ya, aburre, pero ocurre, siempre ocurre. De hecho estoy esperando a que la ex de un amigo llame o escriba entre sollozos. La estoy viendo venir.
En otro orden de cosas, yo también vi la película de Peretti anoche, y disfruté, me reí tanto, el guión me pareció tan bueno, que no pude sino ver que de todo gran drama se puede escribir una comedia. "No sos vos, soy yo", es una frase recurrente. Como "seamos amigos" o "no sé qué me ocurre, dame tiempo".
Beso.

olhodopombo dijo...

Levi,
apenas uma mudança genetica, mas que pode ser bem aqui no caso....

olhodopombo dijo...

Levi,
apenas uma mudança genetica, mas que pode ser bem aqui no caso....

Arantza G. dijo...

Estoy de acuerdo con TortugaBoba en lo de la infidelidad.
Las mujeres se han soltado el pelo y se están equiparando a los hombres en estas cuestiones también.
Tal vez seamos más astutas y tiremos la piedra y escondamos la mano pero...haberlas las hay.
Los hombres...todo lo pregonan.
Besos

TortugaBoba dijo...

Es curioso Arantza, la infidelidad es cada vez más común. Aparte, ¿dónde comienza una infidelidad? ¿En el pensamiento? ¿Cogerse de la mano? ¿Darse un beso es ser infiel? Tendría que venir explicado en algún código para cuando vengan las separaciones, que el término "infidelidad" venga bien determinado.
Beso :)

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana:
Vaya a saber porqué la mina quiso probar con otro....¡ algunos ni siquiera lo saben...¡
un saludo.

Otro Levi:
ni me acordaba...
saludos.

TortugaBoba:
la gente quiere lo que no tiene y con respecto a hombres y mujeres, hay demasiados tópicos que no llevan a ninguna parte....Esa película, no es una obra maestro pero, cada vez que la pasan, me quedo a verla.
Un saludo.

Olhodopombo:
Hoy en día resulta que todo es genético...
Saludos.

Arantza G:
Es que, en muchos aspectos, las mujeres han imitado lo peor de los hombres...
Saludos.

samuel dijo...

Una historia que me suena demasiado. Hay quien cree que el amor es algo que se puede guardar en un armario.
Saludos y buen relato, como siempre.

TLE S.L dijo...

Primero pensé en Hewlet Packard. Miento. Pensé: ¡El encabezamiento le va fenómeno a Heno de Pravia! Te robo la idea y se la paso al comerial...
De Queirós, aunque me recomendaste otros títulos, empecé con El Primo Basilio.
Mi turno de recomendaciones: Sombras sobre el Hudson
Saludos

Arantza G. dijo...

Es curioso, hasta hace poco pensaba que la infidelidad se daba más en personas jóvenes que, tal vez por falta de experiencia se dejaban llevar por otros caminos amorosos. Sin embargo, últimamente estoy conociendo casos de personas, la mayoría mujeres de mediana edad, que están acabando en brazos de otro.
¿Por qué? pues hay distintas versiones pero en la que más están coincidiendo es en que sus parejas han dejado de desearlas.
Ya no son jovencitas con todo puesto en su sitio, ya no hay risas, ya no hay nada, salvo rutina. Y eso es el verdugo de la fidelidad.
Y vuelves a tener razón Tortuga, debería haber un código para saber el grado de infidelidad.
Un beso.

Carlos Paredes Leví dijo...

Samuel:
Hay gente que es mercenaria del amor y subestiman la dignidad y voluntades del prójimo. Con todo, siempre tienen más suerte de la que se merecen.
Un saludo.

TLE S.L.:
Me hiciste reír, sobre todo con lo de Heno de Pravia....
De Isaac Basehvis Singer tengo 21 libros, incluido el que citas con tan buen criterio.
Un saludo.

Arantza G:
Supongo que los emparejados, pasado un tiempo, dejan de admirarse y comienzan a aburrirse....No sé; a mí, personalmente, lo de la infidelidad no me motivó nunca.
Un saludo.

olhodopombo dijo...

eu penso que tanto o homem quanto a mulher teem esta coisa de guerrear entre si.e alem disto, a vingança eh como um prato de sobremesa.,,,
assim o dificil mesmo eh encontrar
dois que queiram ser apenas um....

TortugaBoba dijo...

Pues si dejas de admirar a tu pareja y te aburres con ella, no sé qué narices haces con ella. Vale que te dé pereza aquello de la pasión y tal, pero ¿aburrirse? Para eso mejor aburrirse solo.
Arantza, a lo mejor las personas más maduras comienzan a ser infieles porque ya no es tan tabú eso de poner los cuernos, en el sentido de que pasa en las mejores familias y ya no es tanto drama. Además, cada vez hay menos prejuicios, reglas y normas. Parece que todo vale.
Beso :)

Makiavelo dijo...

Qué buena la historia, tan real como la vida. Cuantas no caen con el jefe? Yo diría que pocas.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Sí, hay una constante lucha entre ambos sexos por ver quien consigue doblegar al otro....
un saludo.

Tortugaboba:
Hay gente que se casa por cuestiones de edad, por presiones familiares, por el qué dirán, para no "fracasar" en la vida, etc. En cuanto a la infidelidad, ahí estoy vírgen (a no ser que me pusieran los cuernos y no me haya enterado...).
Un saludo.

Makiavelo:
Supongo que eso será la erótica del poder....digo yo.
Un saludo.

El Castor dijo...

Me temo que estos personajes están bastante pasados de moda, caballero.

Ahora la gente se compromete mucho menos, huye de promesas de fidelidad eterna que tienen poco sentido y revelan además cierta inmadurez cuando no hipocresía.

Me temo que la exigencia de fidelidad no encaja con los valores éticos en los que debe basarse una relación afectiva.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
Bueno, ella en realidad no busca compromiso sino un puerto al que arribar después de su último naufragio. En cuanto al protagonista masculino, hace lo que cualquiera con dignidad debería hacer: huir y no dar chance a quien una vez ya la tuvo.
Si una relación afectiva no la haces pasar por las coordenadas de la fidelidad, entonces estamos hablando de una especie de negocio...
Un saludo, caballero.

TortugaBoba dijo...

¿Virgen? ¿Escribiste que eres virgen? Voy a por un espidifen.

Carlos Paredes Leví dijo...

TortugaBoba:
Qué? andás aburrida y le sacás punta a todo, no?

TortugaBoba dijo...

No ando aburrida no, es más, estoy en modo "multitarea". Además no tengo sacapuntas a mano :P
Re.

Agustin dijo...

Yo me la habría cogido una o dos veces, sólo para cambiarme el cuento en la memoria.

TLE S.L dijo...

Es lógico que no se quedase con esa carta. Ni aún con las peores intenciones... cogérsela...tirársela, para cobrarse venganza, podrían resarcir todas esas letras y posteriores maullidos, su maltrecho corazón, que no su dignidad, orgullo herido, ni nada por el estilo...¿Acaso se le iba a empalmar...?

Carlos Paredes Leví dijo...

TortugaBoba:
Claro, que tú eres multafacética....
Cómo, que no llevas siempre un sacapuntas y un lápiz en la bata de andar por casa??
Un saludo.

Agustín:
Esa es una opción pero, hay que estar muy seguro para hacerlo, no sea que el protagonista, en su afán lúdico y didáctico, sufra una recaída...
Saludos.

TLE S.L.
Pero teniendo la carta, podría recrearse en la lectura y en el hecho de que ella quisiera volver con é, con lo que su ego se inflaría de tanto en tanto. Para volver a cogérsela, hay que valer y a lo mejor, su ética le impedía dar ése paso y, con el tiempo, se miraría al espejo y se diría a sí mismo: ¿Por qué no te la cogiste, pelotudo?¡¡¡
Un saludo.

Anónimo dijo...

Carlos,

El personaje masculino parece ser una persona de pocas pulgas, no?

Muchos de sus personajes no saben perdonar, (me recuerda la historia de Mauricio con "la mejor"). Y que hay si metimos la pata una vez? Porque las cosas son todo-o-nada blanco-o-negro?

La vida se hace muy dificil cuando uno se pone en intransigente.

Saludos

Haim

PD. La mina esta, Laura se fue al Uruguay con el jefe...tiempo atras. Todavia no volvió...
Quizas deba yo planear mis proximas vacaciones en Uruguay?? Parece que alli la diversion perdura, como el candombe.

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Es obvio que las cosas no son blanco o negro pero, me parece excesivo que perdone a una novia con la que a punto de casarse y buscando tener un hijo se largue con su jefe a coger en la República Oriental....
Una cosa es ser bueno y otra, ser pelotudo ¿no?. Qué sería lo próximo, dejarle el departamento y lavarles las sábanas?. Digo yo....

un saludo.

TortugaBoba dijo...

Lo de "multafacética" me dejó pensativa... ¿Me ponen multas en diversas situaciones? ¿Es eso? Sigo pensando.
Beso.

Anónimo dijo...

Carlos,

Todos/todas piensan en casarse y tener un hijo/hija y familia. Ese no es un argumento de mucho peso.

Digamos que la despedida de soltera de ella fue un poco mas alla de lo acostumbrado. OK. Lo peor de todo es que el protagonista se enteró, sino, hoy estarian felizmente casados. Y posiblemente ella aun seguiría trabajando en la misma oficina(!).

Seguro que hay lineas rojas que una vez cruzadas es dificil volver atras. Pero donde hubo fuego tambien quedan cenizas, y estas cenizas ardientes pueden ser mejor que seguir solo, dandole vueltas a los hielitos del kiwis.

Saludos

Haim

Anónimo dijo...

Carlos,

Otro detalle,es el metiche del amigo Toscani. Tiene pinta de haber estado al tanto del cuernazo, y hasta posiblemente haberlo publicado a los 4 vientos. Esto justifica la reaccion tan poco cordial del protagonista.

Si el contacto con Laura hubiera sido directo (visita,telefono o email, cartas ya estan en desuso), quizas la reacción hubiera sido distinta. Pero con "el amigo" Toscani adelante... no quedaba otra.

Ve? con la punta del Icberg que Ud escribió, yo ya me hize una novela entera!

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

TortugaBoba;
Pues va a ser que no pero, tú sigue pensando que al final ya verás como hayas recompensa...
Un saludo.

Haim:
Bueno, ya sabe ud. que ojos que no ven, corazón que no siente....pero en éste caso, ella no regresó con él hasta pasados más de dos años, así que difícilmente podrían haber sido un matrimonio feliz a no ser que, ahora, la historia diera un giro de 360 grados (380 como dijo cierto futbolista). En cuanto a eso de las cenizas, hay mucho tópico y mitificación en ello. Yo, personalmente, jamás retrocedí en busca de amores pasados y no me cuelgo de viejas historias. Cuando yo cierro la tapa del cajón, le aseguro que el cadáver no vuelve a resucitar.
En cuanto a Toscani, yo no lo veo del mismo modo. El pobre quiere ayudar, de algún modo, porque fue quien les presentó y porque los dos le caen bien. Por eso, el protagonista aún enojado, no es con Toscani con quien lo está, sino con ella y la oportunidad perdida de haber sido felices....
Un saludo

PD: Ud. tiene el don de siempre abrir vertientes nuevas en mis breves relatos...