domingo, 18 de enero de 2009

YO SOY DE CAFÉ

Levantó suavemente la sábana y la miró con detenimiento. El pelo rubio desteñido, la pintura de los labios saliéndose de los bordes y unos muslos que exhibían celulitis bastaban para no acordarse de lo que más le llamó la atención cuando la conoció apenas hacía 8 horas: la protuberancia de sus pezones y la cara de viciosa. Se preguntó cómo podía seguir durmiendo. La incómoda luz matutina entraba sin vergüenza por la ventana, los pajaritos trinaban endemoniados y los jardineros de la urbanización se entusiasmaban recortando setos y podando ramas sierra mecánica en mano. Eran apenas las 9,15 de la mañana de un sábado, y sólo faltaba que llamara al timbre una pareja de Testigos de Jehová para hablarle de Dios y la salvación del mundo. No descartando esta posibilidad, como tampoco que su ocasional pareja se despertara con la idea de que pudieran ducharse juntos, buscó sus calzoncillos y se encaminó a la cocina a preparar café y meterse bajo el agua antes de que sus temores se cumplieran. Activado por la ducha caliente y la cafeína, regresó a su cuarto a ver las evoluciones oníricas de la marmota. Continuaba roncando, emitiendo extraños sonidos y moviéndose con una leve agitación, igual que hacen los cachorros de perro. “Esto va para largo” pensó, y decidió bajar a comprar el periódico. Repasadas las necrológicas, la programación de las distintas cadenas televisivas y resueltos los dos crucigramas; el fácil y el difícil, permaneció un buen rato mirando a la hembra que más que dormir parecía haberse muerto sobre su cama. Anoche la había imaginado más delgada y sonrió al imaginar que tal vez se estaba convirtiendo en un hombre de gustos “más amplios”. Llevaba tantos meses sin sexo que se agarró a aquél célebre dicho de “en época de guerra, cualquier hueco es trinchera” y, por otro lado, siempre podía justificarse con que había poca luz o que el Jack Daniel’s era de garrafón.

Por fin la durmiente abrió los ojos.

- me encanta que me miren mientras duermo, es tan romántico….. fueron sus primeras palabras

Eso era más de lo que él podía resistir, así que le dedicó una falsa sonrisa y fue a buscarle un café a ver si tenía el buen gusto de tomárselo rápido y largarse.
Regresó con una taza humeante y la esperanza de que entendiera que el romanticismo estaba sólo en su mente, y que no iban a compartir un desayuno con zumo de naranja y tostadas.

- ¿café ¿ Ahgggg, yo tomo té verde……es que es bueno para perder grasas y mantener la línea – dijo mientras pasaba sus manos por las caderas con supuesta sensualidad
- Aahhh, pues yo sólo tengo café
- Entonces podríamos desayunar fuera …¿no? ¿ O tú quieres que juguemos otro rato ?- sonrió con picardía.

La verdad es que él no quería jugar, pero llevaba tanto tiempo sin darle de comer a la nutria… que esta demandaba un poco más de atención y no tuvo espíritu para oponerse. Un rato después, satisfechos y aseados, bajaron a desayunar a la calle.

Ocho meses después se casaron y año y medio más tarde tuvieron su primer hijo. Tal vez incluso se quieran y coman perdices pero, Bernardo, no puede dejar de preguntarse, de tarde en tarde, cómo habría cambiado la historia si aquella mañana de sábado hubiera tenido té verde en casa.

58 comentarios:

ana maria parente dijo...

Pero que forma tan poco romántica de enamorarse .Está todo dado vuelta en este mundo o ya no entiendo nada de nada.
Como se puede enemorar un hombre después"de lo de la trinchera".
Dejese de bizarrías y escriba el segundo tomo de MALENA Y YO CON UN CASAMIENTO BIEN ROMANTICO.

Arantza G. dijo...

La vida es una ruleta rusa y bam! a Bernardo le tocó.
De todas formas suele pasar...el primer paso no es el adecuado pero según vas andando te queda mejor el zapato.
Y quíen le iba a decir que se iba a enamorar de un pasatiempo, de alguien que ni siquiera era su tipo?
Ves, así es la vida. Aquí no valen normas que se precien.
Un beso.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Es que esto no es amor sino conformismo y pereza a tener que seguir buscando. Muchos se casan por una cuestión de tiempo (porque les llegó la edad) o por ósmosis (contagio de amistades) u otras razones igual de significativas.
Voy a ver si pienso un poco en Malena y escribo la continuación, que parece que gustó bastante.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Arantza G.
La vida es para vivirla y no para hacer planes poque éstos, después no se cumplen. Yo conozco a varios que dijeron: quiero una mujer rubia, alta, con ojos claros y terminaron con una morena bajita.

Un saludo.

Flor dijo...

Una historia con sabor amargo. Cruzo los dedos para que no me pase.

Besines

Carlos Paredes Leví dijo...

Flor:
Usted toma té o café ?

Un saludo.

Flor dijo...

Prefiero el mate ;)
Amargo, eso sí.

Carlos Paredes Leví dijo...

Flor:
Ah, pues sepa ud. que el mate con biscochitos de grasa inmuniza contra casos como el narrado.....tiene que ver con la estimulación de no sé qué zona del cerebro, o algo así.

Nocheoscura dijo...

Una historia real, la vida al fin y al cabo.

Por cierto, sigo contento ;-)

olhodopombo dijo...

voce eh surpreendente,
eu lendo e rindo, (a minha vizinha de cyber me olhando estranhando as minhas risads)
eu acreditando que ao final a marmota sairia magoada com a forma que ele a descartaria, e ai no final, casamento e filho!
que bom que ele não tinha Te verde!


ps: este domingo estou na cidade de Cachoeira fazendo provas para ingressar numa universidade,,,,e o dia foi todo para fotografar, inclusive um Canhão enorme do lado da igreja catolica...que eh toda feita de ouro por dentro.
to pensando em me especializar em fotografias de canhões....

ana maria parente dijo...

Es que es alrevés Carlos ,cuando uno es jóven -por las hormonas de la edad-le puede caer en gracia una gama mayor de tipos de personas del otro sexo.
Pero cuando uno es más grande se vuelve quizás más exigente.
Es rarísimo que-sobre todo un hombre-rechazando tan despectivamente en un primer momento se pueda llegar a enamorar de alguien que le provocò tal desprecio denigrante.
Son bizarrías extremas.

Anónimo dijo...

Carlos

Te verde? Yo creia que los llamaban condones.

Ademas pregunto: la cria le salio con algun parecido fisico al protagonista? Porque la gorda sabe que si la guerra ya empezo', cualquier soldado le sirve para ir al frente.

Saludos

Haim

Remembranza dijo...

Ay!, se anamoroooó?.
No, no esta historia no es para mí, soy del equipo de las románticas.jaja
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Nocheoscura:
Si sigue contento, aproveche el momento y no lo piense, que ya se sabe que, la suerte, no dura...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:

El azar te puede cambiar la vida valiéndose de cosas tan absurdas y minúsculas como no tener té verde en casa.....

Disfrute de sus paseos por otras ciudades y regálenos después unas fotos.

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Hay hombres para todo y, nuevamente, el protagonista apenas tiene que ver conmigo. Yo no logro bancarme candidatas que no me satisfacen más que las urgencias de la carne....Tengo otro modo de pensar y sentir y no estoy seguro si más sofisticado, o mucho más simple.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Ni por un momento pensé en los condones.... ahora que lo dice ¿los habrán usado o no?.
En cuanto a la hija, más bien hijo, esperemos que tome algunos genes periféricos de sus progenitores y no los más evidentes...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Sí, usted es una romántica empedernida. La veo más disfrutando de la lectura de una nueva entrega de Malena y Yo que con estos encuentros que el azar y la pereza falsican de amor.
Un abrazo.

Churra dijo...

Que si, que estoy convencida que es un pequeño detalles el que determina la vida ...
(y si todavia comieron perdices ya se pueden dar con un canto en los dientes )
Un abrazo

TortugaBoba dijo...

Jajja, muy bueno el relato Carlos. Me he reído mucho con eso de que él la estuviese mirando justo cuando ella despertó, y las 2 explicaciones posibles a la situación. Las mujeres es cierto (a mí me ocurre por lo menos) que nos gusta eso de que nos observen mientras dormimos, siempre que no exhibamos partes de nuestra anatomía con las que no estemos de acuerdo. También nos gusta observar a nosotras a los que duermen a nuestro lado.
Yo por lo pronto soy de té (el color me da igual), pero si no hay me tomo un zumo, un café o un vaso de agua. No estoy sujeta a ninguna doctrina dietética. Y soy una marmota desde pequeña, me encanta dormirrrrrrrrr.
Beso.

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Estos no serán de los que coman perdices pero, al menos, no se estorbaran mucho el uno al otro; una relación tibia sin mayores vaivenes.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Tortugaboba:
Un comentario extenso y muy instructivo...Coincido en eso del gusto por mirar dormir a quien descansa a nuestro lado. Y ya no sé qué más decirte, porque ando con gripe y mis neuronas se mueven despacio.
Un saludo.

TortugaBoba dijo...

Vaya. Pues a cuidarse. ¿Quién te habrá pegado el catarro??? ;)

olhodopombo dijo...

Levi,
por isso sempre tenho Te verde em casa...
quanto ao cafe, non....

olhodopombo dijo...

Levi,
uma boa combinação de cha: gengibre, canela, limão , cravo e açucar....não ha gripe que resista....

olhodopombo dijo...

Levi,
conhece o escritor Chaim Potok?

Carlos Paredes Leví dijo...

Tortugaboba:
Gracias. Vaya uno a saber..¡

Remembranza dijo...

Ustedes regalan gérmenes!
Cuidense y mejorense.
Un abrazo
(Aca 36º están muriendo disecados jaja)

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Tomo nota de su receta y se lo agradezco.
Sí, conozco a Chaim Potok y tengo un libro suyo: "Los elegidos".

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Yo suelo regalar libros....pero, a cambio, agarro todo lo que me dan.
El calor me viene peor qu el frío: me agota.
Un saludo.

Remembranza dijo...

Sí, aquí se está terrible.

Un secreto muuy secreto NO LEO. Se lo dije. Soy un desastre empiezo libros y no los termino es más fuerte que yo.
Me tiro de cabeza en aquellos que son tratados de medicina, geología, taxonomía, evolución de las especies y otras yerbas similares. Mi pasión heber sido biólogo. Soy bio y ahí me quedé.
Bueno hay muchas cosas en las que no lo puedo acompañar, pero me quedo tranquila porque se que usted las sabe... jaja
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Me sorprende, porque contrasta con lo bien que escribe. En todo caso, es una cuestión personal suya y es igual de respetable que cualquier otra.
Yo, más que bióloga, la imaginaba de veterinaria, aunque no me pregunte el porqué.
Un abrazo y cuidado con las insolaciones....

Remembranza dijo...

Era lo que quería estudiar a los 17 entre otras cosas. Mis padres no me dejaron porque, según ellos me tenía que mudar muy lejos. Qué loco no?
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Es una lástima las cosas que dejamos de hacer por miedo, imposiciones, conformismo, etc. Pero en fin, hay cosas peores....¿No me dirá ahora que, finalmente, hizo Psicología?.

Un abrazo.

Remembranza dijo...

No, ni modo. No me atrae, pero ahora que lo pienso que rentable es esa carrera!
jaja
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Yo tengo una mano con las psicólogas...¡¡ casi tanto como con las locas...¡
Sí, el Psicoanálisis da dinero. Además, resulta cómodo, porque el supuesto terapeuta no te dice nada más que un Ajá cada media hora y cuando le preguntan: ¿Cómo me ve, doctor? sólo tiene que contestar: ¿Y cómo se ve usted?.
En fin, un día de estos me hago pasar por psicoloco y, con mi mejor acento porteño, monto una consulta; con música new age de fondo, unos muebles minimalistas, un poco de incienso y máscaras africanas colgadas de las paredes.

Remembranza dijo...

y, mire. Además sólo se necesita un sillón, un diván y un cuadro tan feo que uno termina odiándolo de por vida jajaja
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Jajaja, me encantó lo del cuadro feo¡¡ Sí, algo en tonos negros y grises, que igual da colgarlo a lo largo o a lo ancho.
Un abrazo.

olhodopombo dijo...

Levi, aqui so encontrei My Name is Asher Levi, do Chaim Potok.
muito bom.
agora ando querendo ler os outros...
a receita do cha que te mandei eh infalivel, tem que ser degustado muito quente.e não pode beber nada frio depois.

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:

Le agradezco mucho la receta. Lástima que en casa no tenga todos los ingredientes....

No conocía ese título que me nombra..y eso que Asher Levi a lo mejor es primo mío...

Ahí va otro escritor que le recomiendo especialmente: Aharon Appelfedl.

olhodopombo dijo...

Gostei muito do Chaim Potok,
ASHER lEV,um personagem que nunca mais vai deixar meus pensamentos....
estes ingredientes em qualquer
casa de temperos indianos voce acha-os....

El Castor dijo...

Yo también he anotado la receta de Olho porque soy resfriadizo. ¿El gengibre y la canela en polvo?. ¿Qué tipo de té?. ¿Cuántos clavos?.

Respecto al texto no sabemos a qué se parecía él. Ella le parecía una marmota pero se casó. Entonces qué, ¿se parecía él a una rata de alcantarilla?

Saludos, caballero.

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Me quedo con el título del libro, a ver si lo consigo por estas tierras...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
Yo creo que debemos echar el clavo y el jengibre a discreción...
Vaya uno a saber a quién se parecía el protagonista masculino ¡¡

Un abrazo.

El Castor dijo...

El problema no son los clavos porque tengo una ferretería cerca...

Remembranza dijo...

Cómo sigue usted de su gripe...
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
Tenga cuidado con no sufrir una sobredosis de hierro, caballero...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Regular, sufriendo la congestión y el malestar general.
Un abrazo, y gracias por su interés.

Remembranza dijo...

Bueno dicen que para la gripe reposo más que nada, y a usted que le gusta a nutrirse con algunos buenos libros.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Sí, estoy leyendo algo pero menos de lo que quisiera. La gripe me deja con ganas de pocas cosas...
Un abrazo.

Remembranza dijo...

Uff! A pasarla entonces.
Un abrazo y no contagie eh!

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:

Debo de estar haciéndome viejo, porque me cuesta remontarla...
Espero no contagiar cosas malas..

Un abrazo.

Ichiara dijo...

Qué bueno Carlos, ya ves que el destino juega esas malas (?) pasadas. Cuando uno es de nutria alegre (me partí con lo de darle de comer a la nutria, no lo había oído nunca), y más que alegre, saltarina más le vale tener té verde, rojo, y hasta colacao.

Digo yo que algo le gustó al chico después de las embestidas... porque meterse en un fregao semejante por purita desidia y aburrimiento tiene tomate y hasta niño.

Si se decide por la consulta avíseme, eso debe ser una fuente inagotable de historias, qué maravilla, prescindir de las jodidas musas. Me apunto a los veredictos finales, jajaja

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Me ha dejado sin palabras y entre la gripe y lo bien que ud. expresa siempre sus ideas (cómo se nota que tiene un blog ¡), no atino a contestarle nada medianamente coherente....así que, gracias.

Un saludo.

PD: Sí, eso de la consulta debe ser un filón.

Remembranza dijo...

Hoy le respondí y escribí un montón! no se que hice, pero no lo publiqué, jaja ahora tengo fiaca de escribirlo de nuevo.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
jajaja no se preocupe pero, en cualquier caso, se lo agradezco.
Un abrazo.

Princesa Quil dijo...

Ya decía yo que no había amor en esta historia, porque un primer encuentro así jamás tiene un final feliz, JAMAS.

La mujer debió levantarse primero, agarrar sus trapitos y dejarlo ahi durmiendo... y así el la hubiera llamado de vuelta, ella se hacía la que no le interesaba, asi que le deba cita para despues de una semana... y luego quiza si tenían un final feliz

Carlos Paredes Leví dijo...

Princesa Quil:
La verdad es que lo que apunta ciertamente es así en la realidad. El ser humano quiere lo que no tiene y cuando algo está asegurado no lo valoramos en la medida que debiéramos hacerlo. Una lástima, no ?

Saludos.