lunes, 22 de septiembre de 2008

PROGRAMA DOBLE: PORTUGUESES y PASEOS NOCTURNOS

PORTUGUESES
Cementerio judío de Lisboa, 1451. El mercader y navegante Abraâo de Paredes cubre su cabeza y recita kaddish ante la tumba de su amigo Salomâo Amado, médico fallecido el año anterior. Tras la oración, habla con él como lo hiciera en vida, pausadamente y con la confianza de una amistad sostenida desde la infancia. Le comunica que gracias a sus excelentes relaciones con el Infante D. Henrique, el rey Afonso V le concedió permiso para ir y regresar, con carabelas pertenecientes a la Corona, a comerciar libremente en la costa de Guinea. Seguidamente, le narra los pormenores de la empresa y cómo el sentido del destino quiso que su candidatura se impusiera a las de otros mercaderes más poderosos que él, como los altivos Abravanel, los Sasson o los Pinto. Curtido en múltiples travesías y negocios, había conseguido encandilar al heredero con su determinación, su dialéctica sincera y la firmeza de sus pronunciamientos. Su seguridad parecía inmensa y una energía, que creía olvidada hacía tiempo, discurría bajo su piel manteniéndole en un constante estado de euforia.Un tanto serenado, tras serle notificada la resolución del monarca y antes de acudir a la sinagoga a dar gracias a D-os, quiso venir a contárselo a su viejo compañero y dejar una piedra sobre su lápida como símbolo de un deseo: el éxito de la expedición.

PASEOS NOCTURNOS
Todas las noches, después de cenar, Federico Kaplan bajaba a la calle a pasear un rato por la ciudad que, de un tiempo a esta parte, se le había vuelto extraña. “Tal vez soy yo”, repetía, sabiendo que una cosa no excluía la otra. Caminando a paso acelerado, no por gusto sino porque no sabía hacerlo de otra manera, recorría una media de tres kilómetros antes de retirarse a dormir. El sano ejercicio de sus extremidades iba a la par de una ferviente actividad mental de antagónicos efectos sobre su estado de ánimo, de por sí propenso a la melancolía y el pesimismo .Tenía la convicción de que era en esos momentos cuando su cerebro alcanzaba sus mayores cotas de lucidez, cuando las grandes verdades de su existencia, se abrían paso desde las profundidades de su alma, envuelta en neblinas, hasta materializarse en sólidas ideas. Era entonces, cuando su esencia heterogénea se expresaba con mayor vivacidad, con todas sus ramificaciones unificándose en un fin común, en un personal e intransferible acto: pensar , pero a lo grande, en términos metafísicos. Para vivir, o lo que fuera eso que hacía a diario, ya tenía el resto del día, se decía de regreso a casa, abatido ante la evidencia de un destino trivial y dañino.

26 comentarios:

ana maria parente dijo...

Lindo relato histórico ,era pariente suyo el protagonista?
Es un relato sencillo y convincente.Se necesita estudiar historia para convencer dentro del contexto contemporaneo al relato.
Casualmente en un comentario de Varsavsky le decìa a Marcelo Levit que en el otro mundo los lectores de Varsavsky-dado el honor a los muertos judios-íbamos a tener que tirarle piedras a los judios y Uds .no tendrìan otro remedio que devolvernos flores-dado el honor mortuorio cristiano-.
Que significan las piedras en las tumbas?

ana maria parente dijo...

Pero que deprimido.Que viva su vida así su destino no es tan trivial y dañino.
No le digo que tenga proyectos y los realice porque dado el problema del Wall Street no va a tener financiación.

Remembranza dijo...

El doblete me confundió 1400... y la actualidad? o Federico también en 1451
Un abrazo

Peggy dijo...

Descubrir las grandes verdades , se muestran de la manera mas trivial , caminando como en su relato ...pero si estas no se acompañan de actos se quedan tan solo en pensamientos obsesivos

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Es cierto lo del navegante Abraâo de Paredes y su relación con el Infante. El resto, sí es ficción....
En cuanto a las piedras; son objetos que hemos tenido en nuestras manos y que, al depositarlas sobre la tumba, traspasamos al difunto algo nuestro. Es un acto de honor y al mismo tiempo, de recordatorio de nuestra presencia.
Lo malo de las flores, es que se marchitan...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Es jodido llevar una vida que no nos gusta.....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Son dos posts que no tienen nada que ver uno con el otro. El primero, está inspirado en el siglo XV, y el protagonista es un antepasado mío. El segundo, transcurre en la actualidad y el tal Federico es pura ficción, sin ningún parentesco conmigo...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Muy certero eso que apunta. Tras el convencimiento, tiene que llegar la acción. De lo contrario, se fomenta la frustración y el dolor...
Un saludo.

PD: quizás esté esperando alguna señal, el tal Federico...

Frabisa dijo...

El primero (parece que muy bien documentado) está bien pero no me produce mayores jolgorios.

El segundo, tan bien escrito como el segundo, me gusta más, quizás porque la temática me resulta más cercana y puedo poner en juego mi empatía.

un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Sí, poco tienen que ver el uno con el otro....
Un saludo.

Churra dijo...

Me voy ya mismo a buscar una actividad trivial que me permita pensar a lo grande (para eso por descontado tengo que salir de mi casa )
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

CHurra:
Pasear es la mejor actividad que existe para potenciar el pensamiento.....
Un saludo, y dése una vuelta, aunque sea a la manzana..

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, muy interesante, sobre todo el primero que tiene rigor histórico. La historia familiar es algo que me apasiona. yo hice genealogía por años, y sin saber nada sobre el origen de mi familia, pude llegar con una de sus ramas al 1400...las costumbres de los distintos pueblos, sobre todo de los más antiguos me gusta.
Abrazos

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia Isabel:
A mí también me gusta todo eso de la geneología, porque saber de dónde venimos, nos ayuda a comprendernos mejor...Es muy significativo eso de que hayas llegado hasta el 1400 ¡¡
Un saludo.

Pd: escríbete un post con esas investigaciones tuyas...

Remembranza dijo...

Bien por renovarse.
Un abrazo

Ichiara dijo...

Qué interesante la historia primera, y con esos visos históricos. Me gustó especialmente la fidelidad de Paredes para con su amigo fallecido; el hecho de ir a contarle sus buenas nuevas y ofrecerle la piedra.

Federico Kaplan no tendrá nada que ver con George, no? Si no, tendríamos que pensar en misiones oscuras durante esos paseos nocturnos. No obstante, aunque no sean familiares, hay algo de espionaje en el hecho de salir a caminar solo de noche, el espionaje del alma. Peggy acertó en su apreciación. De qué nos sirve la verdad, la certeza de las cosas si dejamos que todo siga igual? De todas maneras me identifico con él, cuesta tanto trabajo salir de la monotonía y el aburrimiento.

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Sí, estoy días como ando en crisis, creo que voy a cortarme el pelo y comprarme ropa; una camisa negra, un pantalón gris marengo y unos mocasines negros...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
El primer post tiene visos de homenaje genealógico. El segundo, es una manera de mostrar esa soledad que arrastramos a veces y nos impulsa a salir a la calle a pasear. Nos puede la frustración, los deseos de cambios y movemos las piernas pensando cómo afrontarlos, cómo encarar una realidad que no nos gusta para transformarla radicalmente....No tengo ninguna duda de que, a cierto tipo de conocimientos, se llega paseando..
Un saludo.

Remembranza dijo...

Algo alegre! no se me vista de "viejo" y naaada de crisis eh!
Otro abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
No, de viejo no, sino de inteletual...
Un saludo.

Ma. Candela dijo...

la unica forma de vivir es estar siempre dispuesto a ganarlo todo, conscientes de que tambien hay que estar dispuesto a perderlo todo

Una ET en Euskadi dijo...

¿En serio llegaste a conocer quienes son tus antepasados hasta el s xv? Eso si tiene arte. La verdad que me encantó el primer relato. Vivo en el casco medieval y todo lo que narras me suena a historias ocurridas en este barrio. Cerca de aquí hay un barrio que se llama Judismendi (monte de los judíos)Allí había un cementerio, en el S xv cuando los que no se convirtieron debieron huir, el resto de los pobladores les prometieron que jamás se construiría sobre ese cementerio. El cementerio fue trasladado, pero cumpliendo la promesa, no se volvio a construir allí, ahora hay un parque con una tora que regalo la embajada de Israel al ayuntamiento como agradecimiento...me encantó esa historia
Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Me gustó mucho...y es precisamente así.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Tengo algunos datos aislados de mis antepasados....Había escuchado algo de Judismendi pero no sabía algunos de los detalles que me cuenta. Muchas gracias.
Un saludo.

ana maria parente dijo...

Ahora ,si ,con ese look la chica que quiere a su dog y a Ud lo ama se va a entuciasmar más aún.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Es que usted me ve con buenos ojos....
Un saludo, y gracias.

PD: dónde encuentro yo a una chica con perro ?