miércoles, 3 de septiembre de 2008

X

Me había vuelto frío y aprendido a mantenerme al margen. Dejaba que las mujeres se acercaran a mí, se enamorasen y, una vez conseguidas, perdía interés por ellas y las abandonaba. Sin explicaciones, sin llamadas de teléfono y sin cartas. Simplemente desaparecía. No sé porqué lo hacía. Unos dirán que por algún viejo desengaño que me lastimó el corazón y contaminó el alma, otros buscarán alguna explicación metafísica; como si fuera una derivación de algún feng shui existencial o una metamorfosis que permitiera aflorar mi otro yo, y no faltarán quienes lo asocien a la lejana y traumática separación de mis padres. Y quizás todo sea más sencillo. O no. Tal vez sólo lo hago porque puedo hacerlo. O porque perdí entusiasmo por la vida y esto supone una manera sencilla de mantenerme aferrado a la misma en espera de un milagro redentor. O acaso por puro desahogo sexual aunque me guste maquillar esta opción como un modo de alcanzar cierto misticismo. Quien sabe…..

24 comentarios:

Remembranza dijo...

O... quizán ninguna fue...
La que realmente es engancha, y no se la deja escapar.
Un abrazo

Juan Pablo dijo...

Evidentemente podrían adjudicarse muchas justificaciones, yo creo que coge porque es lindo, que tanto!

Saludos Charles

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Sí, eso es. Las deja escapar porque ninguna le interesa. Cuando aparezca una en la que él mismo pueda verse reflejado y le adjudique el honorífico título de La Mejor, entonces seguro que la historia tiene otro final....Digo yo...
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Eso puede ser pero, ¿por qué no seguir disfrutando de ellas en vez de utilizarlas y dejarlas para pasar a otra?. Hay algo compulsivo en este comportamiento, como si se castigase, se vengase o tuviera una misión que cumplir....
Saludos.

Cris dijo...

Solo es que no le ha llegado quien le encoja el estomago,quien consiga que su día a día sea solamente pensando en ella.Esa mujer que sea lo primero que vea al despertarse y lo ultimo al acostarse...
Deseo que le llegue,si no perderá una vivencia maravillosa,
Besitos.Cris.

Carlos Paredes Leví dijo...

Cris:
Tal vez ya le llegó y no supo conservalo....tal vez ni piense en ello.....tal vez no lo encuentre jamás....
Un saludo

Remembranza dijo...

Juan Pablo! qué menera de decir!
Claro que es lindo, pero nooo generalizado.
Apuesto que con algunas ni aunque te pagaran jaja!
Perdón Carlos, me causó
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
No se preocupe.....De todos modos, Juan Pablo, habla de oídas y por lo que vió en un documental por televisión (en horario nocturno). Le comento que, en su barrio, todos le conocen como El Virginiano, y no es porque haya estado en los EEUU...

ana maria parente dijo...

Un estado en el cuál el protagonista tiene un proceso inflacionario de mujeres ,con tal de que no se le de tambièn por inflarlas o quizás algo peor por tratar de "cambiar de rumbo"sexual.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
No había barajado esa posibilidad de cambio de rumbo sexual....Interesante la propuesta...
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Maestro me gusta el texto, independiente de su contenido.

Tuve un amigo que las coleccionaba como moscas, al final quedó atrapado en la tela de araña que una más lista le tejió.

Me gusta saborear las peladillas como en navidad, dejan un buen sabor de boca.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Siempre ocurre eso: puedes conocer a muchas mujeres, utilizarlas incluso pero, un buen día, cuando menos lo esperas, aparece una ante la que tus convicciones se tambalean. Todos, supongo, tenermos a alguien esperándonos ahí afuera....
Un saludo.

Sara dijo...

Hay quien encuentra el amor, antes o después.
Hay quien no lo encuentra nunca.
De cualkier modo, un@ tiene q vivir consigo mismo antes q con nadie, y a ser posible, en paz. Si eso se consigue, todo está bien.
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sara:
Cierto. Uno tiene una responsabilidad moral primigenia para consigo mismo y todo lo demás viene por añadidura.
Yo intuyo que quien se embarca en este tipo de comportamientos descritos, carece de paz y huye, sin parar, hacia delante...
Un saludo.

Ichiara dijo...

Tal vez lo hago porque puedo hacerlo. Eso me define un poco al personaje y su seguridad, aunque la revista de lo contrario. Hay personas que realmente disfrutan viviendo así, a salto de mata, sin compromisos ni obligaciones. Es una opción, y si a ellas no les importa tanto mejor.

Me reí con lo del feng shui, muy apropiado.

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Yo creo que el ser humano, cuando puede hacerlo sin pagar ningún precio, abusa del prójimo. Y esto me vino a la mente la primera vez que vi la película "Asesinato en 8mm." en la que un millonario paga para que le fabriquen una cinta snuff. El detective, al descrubrirlo le pregunta porqué al abogado del tipo (téngase en cuenta que para la filmación se mató a una adolescente)y éste respondió que "porque podía".
Un saludo.

Remembranza dijo...

Disculpe mi ignorancia, pero si no pregunto exploto.
X es la incógnita en los cálculos, 10 en romano o la letra del alfabeto.
Un abrazo

Churra dijo...

Pues si que vale cualquier cosa aunque evidentemente si es uno el que se va por algo será ( si no le echan , claro).
A lo mejor es todo al mismo tiempo.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
La verdad es que iba a titularlo "Llámalo X" y se me ocurrió por la incógnita que podía encerrar el comportamiento del protagonista....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Puede ser, que se un cóctel de causas...por eso se dificulta encontrar una sola....
Saludos.

Remembranza dijo...

Zas! me ganó de mano. Le iba a decir otra vez esa foto! y la cambió antes jaja (me leyó el pesamiento)
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Es que soy muy rápido.....(o no)
Esta foto, de todas formas, ya la había puesto en el pasado...
A ver si un día de estos me saco otra.

Ah, Juan Pablo y yo seguimos esperando ésa suya que nos prometió…
Un saludo.

Peggy dijo...

Lo bueno del desencanto es que siempre se vuelve a creer .....

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Curiosamente, las personas más desencantadas, son las más dispuestas a hacerlo....
Un saludo.