domingo, 10 de agosto de 2008

OBITUARIO IMAGINARIO (5)

El cantante Bernie Holzman falleció el pasado viernes en un centro hospitalario de New York, a los 84 años, a consecuencia de las complicaciones derivadas de una crisis cardíaca sufrida a principios de año. Considerado por muchos como el mejor cantante blanco de jazz, su multidisciplinar talento le permitió tocar la batería y el piano, escribir arreglos para orquesta, guiones de cine e incluso producir programas televisivos, aparte de una meritoria incursión en el mundo de la pintura.
Dotado de un suave timbre de voz, que le valió el apodo de “The silk singer”, Holzman había nacido en el seno de una familia de comerciantes judíos procedentes de Rusia. Con apenas 7 años, el pequeño Bernie ya formaba parte de la Blue Velvet Orchestra e intervenía en numerosos programas de radio. Poco después, trabajó como arreglista y actor infantil en varias películas de los hermanos Marx y a los 13 años ya escribía canciones, entre éstas “Raining Biscuits”, que llevaría al éxito a un hoy olvidado Mel Kane. Como batería, también integró las formaciones de gente de la talla de Duke Ellingyon, Harry James, Woody Herman o Stan Kenton pero sería como solista donde alcanzaría sus principales logros. Los años cuarenta serían los de mayor esplendor en su carrera como intérprete, dado que en los 50 y los 60, su figura quedó un tanto relegada ante la irrupción del rock and roll y su peregrinar por distintas compañías discográficas. Ya en los 70, vuelve a remontar el vuelo y no descendería de altura hasta casi el final de sus días. Su nombre se convirtió en un símbolo, en algo atemporal que sobrevivía a las modas y suponía todo un referente para los amantes del jazz y la música melódica. Amigo íntimo de Bing Crosby, Judy Garland y Frank Sinatra, era común verlo actuar tanto en clubes de la Gran Manzana como en casinos de Las Vegas o Atlantic City. Muchos críticos consideraban que era tan bueno que por eso el gran éxito comercial se le resistía, y el reputado Mike Steinberg escribió de él que “poseía la voz más maravillosa que un hombre podía tener”.
En 1995, grabó su célebre disco en directo “American Soul” en el pub Michael’s de Nueva York (el mismo donde Woody Allen tocaba su clarinete todos los lunes durante más de dos décadas) y que hoy constituye una auténtica reliquia codiciada por sus admiradores y coleccionistas.
Le sobreviven su mujer Selma y tres hijos, de los cuales el mayor, Vladimir, es componente y fundador del grupo de música Klezmer “Sures und Najes Band”.


* Bernie Holzman nació el 19 de junio de 1924 en Nueva York, donde falleció el día 8 de agosto de 2008.

20 comentarios:

Ichiara dijo...

Ya era completo Bernie. Con ese bagaje se tuvo que desenvolver muy bien en la jungla americana. Una vida interesante, teniendo en cuenta que con sólo 7 añitos ya andaba canturreando con los terciopelo azul (menos mal que en esa época el Lynch no andaba dando guerra, hubiera sido una influencia psicótica para el joven cantante).

Voz de seda es un hermoso apodo. Sus hijos y viuda estarán orgullosos.

Como todos sus obituarios muy interesante. Da gusto que nos descubran estos personajes.

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
La verdad es que da un poco de envidia ver lo que algunos consiguen hacer con su vida....tan ecléctica, tan cargada de significados, de pasiones, de curiosas amistades, etc.
Sí, Lynch hubiera perturbado al muchachito y vaya a saber uno en qué hubiera terminado. Tal vez de cajero en un sex shop, por decir lo primero que me viene a la cabeza.....
En fin, una existencia muy interesante la de este Bernie.
Un saludo.

Claudia dijo...

Qué hombre tan versátil, el mundo musical le echará mucho de menos :)
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Sí, hombres así ya van quedando pocos....
Un saludo.

Remembranza dijo...

Perdón porque no lei la entrada.
La pregunta es qué pasó con el celeste, es mi color favorito.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Qué curioso ¡ mi color favorito también es el celeste, seguido de cerca por el azul marino....
Un saludo.

Por cierto, ¿cuándo me va a enviar esa foto en que se le veía el talón, o algo así?

Juan Pablo dijo...

el chaboncito tenía una voz "sospechosamente" dulce... no jodamos, era trolo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Vos siempre pensando que todos son de tu gremio....qué jodido que sos ¡
Un saludo y seguí escuchando a los Village People..

Anónimo dijo...

Carlos,

Los detalles coicidnen plenamente con la epoca descripta. Se ve que hizo los deberes, o conoce muy bien la historia musical/artistica de NY durante el siglo pasado.

ES interesante destacar que antes de la guerra, ademas de Europa, eran NY y BsAs practicamente los unicos centros donde se dessaroolo la musica Klezmer, el teatro judio, y otras expresiones artisticas. Despues de la guerra, solo quedaron BsAs y NY. En EEUU se ha echo un trabajo unico de compilar y editar la musica ashkenazi que se puedo salvar de Europa. En Israel no se hizo nada, o muy poco, pues consideran (ridiculo argumento) al klezmer por ejmplo, como musica Galuti (de la diaspora).

Se que no esta en sus genes, pero igual se lo pregunto. Le gusta a Ud la musica Klezmer?

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Suelo estar informado de casi todo y no escribo sobre algo de lo que no tenga referencias....
La música klezmer no está mal para un ratito (por ej. los argentinos Lerner & Moguilevsky)pero me gustan más las canciones y tangos yiddish: Alejandra Czarny y el trío: Moshe Leiser, Ami Flammer y Gérard Barreaux, por citar un par de ejemplos.
Un saludo.
También me interesa el teatro yiddish y hace unos meses publiqué un post en el que el protagonista había sido actor (habitual de El Ombú y otros escenarios porteños) y era amigo del legendario Maurice Schwarz.

Anónimo dijo...

Carlos,

Obviamente Ud tiene un conocimiento muy amplio. Lo felicito.

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Bueno, tampoco es para tanto....
Es cierto que los del Mossad usan reloje Seiko y toman Seven-up ?

Anónimo dijo...

Shhhh...no puedo decirle, no haga preguntas indiscretas.

Lo que le puedo confirmar es que ahora se toma ten-up, para que haya minian.

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Ten-up para el minian ? Buenísimo ¡
me ha hecho reír....
Lo que sí llevan, es camisas a cuadros y pantalones tipos Chino's.
Me viene a la mente cuando agarraron al líder del PKK, Ocalán, en África. Se veía a la legua que eran israelíes.....por la ropa.
Un saludo.

ana maria parente dijo...

Muy convincente ,muy convincente!!

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
De eso se trata, de que parezca real y provocar la duda en el lector...
Un saludo.

Frabisa dijo...

Carlos, si en tus vacas en Noya, un día decides visitar Coruña, que sepas que estás invitado a un café, solo tienes que avisar y yo estar en Coruña, que esa es otra,jajjajaaj.

un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Se agradece la invitación, y no dude que si me acerco a Coruña, se lo hago saber......
Un saludo, y gracias.

Anónimo dijo...

Carlos,

Apropo Obituarios. En un reportaje a Dustin Hoffman el dijo que es su lapida escribiria:
"Le agradezco a mis padres que me ayudaron a llegar hasta aqui"

Otro mas con conflictos maternales...

Saludos

haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Sí, otra Yidische mame....
Un saludo.