viernes, 8 de agosto de 2008

AMANECE, QUE NO ES POCO...

Mauricio se despertó al poco de quedarse dormido. Una intranquilidad interna, fruto de la efervescencia existencial que sentía desde que leyó la carta, le impedía emular el plácido sueño de días anteriores. Comprendiendo que no iba a poder dormirse hasta el amanecer, releyó la carta un par de veces más y se hundió en la gozosa evocación de los momentos compartidos con esa mujer. Una penetrante nostalgia se apoderó de él a la par que luchaba contra un creciente impulso de largarse a casa de ella y estrecharla en sus brazos (sonrió al imaginar al salvaje Leví en su situación, echando la puerta abajo, agarrándola en brazos y llevándola a la cama, suponiendo que no se topara con un sofá por el camino….). Pero…su carácter se lo impedía. Sin embargo, sabía lo que debía hacer, así que, sin mayor demora, se levantó, se sentó a la silla de su escritorio y extrayendo papel y pluma de un cajón, comenzó a escribir:

Querida:

Hace días que aguardaba tu carta, así que no me sorprendió el contenido, sino el modo en que llegó a mis manos. De no haberla recibido, me habría llevado una decepción, porque significaría que no te conozco en absoluto y todo lo que pensaba de vos era erróneo.
Soy consciente de que cuando te conocí, salías de una situación compleja y dolorosa e intenté aguantarme tus cambios de humor y tus miedos a entregarte sin reticencias a nuestra relación. Mi vanidad y mi orgullo se sintieron heridos cuando no fui capaz de erradicar esos temores y hacer que te volcaras en mí sin freno alguno, con ilusión en algo que a mí se me antojaba único. Ya sabés que yo siempre respeté tus decisiones, así que ahora también dejo en tus manos decidir si es tarde o no. Sólo una cosa tiene que quedarte clara, aunque yo ni pido ni doy garantías de nada, y es que si querés tenerme otra vez en tu vida, tenés que tener claro que me amás y que esto conlleva una serie de compromisos. No te preocupés que no te voy a presionar con que nos casemos, nos vayamos a vivir juntos o tengamos un hijo, porque esas cosas tienen que surgir por si solas y el tiempo dirá en qué queda lo nuestro. Sólo voy a decirte que yo todavía sigo enamorado y ni pude ni quise olvidarte, porque en vos vi a una mujer muy especial, loca y ciclotímica pero encantadora, inteligente y con un gran sentido del humor (supongo que éste fue el que evitó tu total destrucción) y sobre todo, poseedora de una fuerza y un talento que todavía ni sospechás que lo tenés.
Te echo en falta y como diría cierto cantante: “vivir sin ti, es dormir en la estación”

MAURICIO

Cuando terminó, repasó lo escrito para subsanar cualquier error ortográfico o de sintaxis y metió la carta en un sobre. Lo cerró y, en la parte de delante escribió con letra de imprenta: SÓLO PARA "LA MEJOR". Más abajo, a modo de aviso, agregó: SI USTED NO LO ES, NO ABRA ESTE SOBRE.
A la mañana temprano, antes de salir a trabajar, envió dos mensajes desde su celular. El primero, dirigido a Leví, ponía: “¿Podés pasarte por mi despacho a la hora que te venga bien?. Necesito comentarte algo”. El segundo, que tenía a ella como destinatario, rezaba: “Esta mañana te dejé una carta en esa librería de Corrientes que tanto nos gusta. Está en medio de un libro de Pessoa. Mirá en las estanterías”.
Al salir por la puerta, lo hizo con una sonrisa, y la superstición de besar la mezuzah. Quizás fuera un gran día……

http://www.youtube.com/watch?v=5vvJOdJvhfU


30 comentarios:

Juan Pablo dijo...

...y fueron felices y comieron perdices!!

¿verdad?

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Ese final le gustaría a usted? No lo sé, aún no formé la historia en mi cabeza. Voy paso a paso. Tengo mis dudas con respecto a la protagonista femenina, porque las mujeres se comportan como tales y cuando lo hacen como hombres, siempre lo hacen en los peores aspectos....
un saludo.

Remembranza dijo...

Este señor es un APASIONADO sí con mayúsculas. Es MADURO y... merece lo mejor.
Que se le retribuya, que se le retribuya.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
EL apasionado no era Leví ?
Ah, ya sé, va a ser que se contagió.....
Un saludo.

Remembranza dijo...

y si, se están mimetizando.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Sí, fíjese que Leví se parece a Fortunato pero más impulsivo, y ahora Mauricio se va pareciendo a Leví.....
Me pregunto a cuál de los tres me pareceré yo....

ana maria parente dijo...

Que dulce eso de que tengas claro a"la mejor".Así debe ser el hombre con la mujer que elige.Fijate que de joven me gustaban los judios porque me hacìan sentir así.
Por supuesto que mi marido me hace sentir así.Por eso le perdono las copiosas chiches(mal genio se entiende).

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Supongo que se referirá a Mauricio, pero yo también comparto esa concepción: la mujer con la que uno quiere estar y a la que ama, tiene que ser La Mejor. A mí, no me van las medias tintas, aunque no soy tan impulsivo como Leví.
Un saludo.

PD: es usted afortunada, y me alegro.

Una ET en Euskadi dijo...

A ver Mauricio, una cartita que otra esta bien, pero basta ya de tanta cartita, mensajito...¡Venga ya, hombre! ¿Qué del "impulso de largarse a casa de ella y estrecharla en sus brazos"? ¡Qué somos grandes, hombre!, venga Levi explicale como se hace...

PD: ¡Qué bueno estaba Serrat cuándo estaba bueno!

Carlos Paredes Leví dijo...

Una ET de Euskadi:
Bueno, la verdad es que es la primera carta que Mauricio escribe, y lo hace para respondera la de ella....De todas formas, es cierto que ya lo de las cartitas no da más de sí. En cuanto al intempestivo Leví, a Mauricio le gustaría parecerse a él pero, no le da el cuero. De momento, al menos.
Un saludo.

¡qué cierto lo de Serrat....¡

Anónimo dijo...

Carlos,

Bueno! entonces no es solo wisky frio ( o era jugo de tomate frio?) lo que en las venas debera tener Mauricio. Vamos todavia!

Mirando el asunto "cartas" desde otro angulo, Ud sabe que Isabel Allende se escribe y guarda las cartas de su madre. Yo antes me escribia y guardaba las de mi madre. y ella las mias. Y hasta debo tener por alli algunas cartas que nos enviamos con algunos amores pasados. Era muy lindo todo eso y me traen recuerdos cuando alguna vez las leo (anque algunos problemitas cuando mi mujer las encuentra). Son como fotos del pasado, pero con un cuento agregado.

Esto ahora lo mato el internet, el email y lo barato que es llamar por telefono. Maldita technologia abaratada!

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Sí, Mauricio tiene sangre, aunque no tan ardiente como la de Leví, en constante ebullición....
Lo de las cartas tiene mucho encanto. Yo tengo un cajón lleno de cartas y, cada tanto, me gusta releerlas. Algunas son de amor y tienen un encanto particular. Cuando ando con pareja, no me queda otra que esconderlas mejor..
Las cartas tienen un algo que los mails no consiguen, aún cuando los imprimas en papel....
Un saludo.

PD: Por cierto ¿usted vive en Estados Unidos ?

Ichiara dijo...

Esperamos la continuación: qué responderá ella? una llamada, supongo, y una invitación a cenar y lo que se tercie.

Es muy comprensivo Mauricio. Primero se tomó el wisky, meditó, durmió y contestó. Las cosas a su tiempo, depués de digerirlas.

Está Usted de un romántico con estas historias...No será que anda enamorado?

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Voy a comenzar por el final; No, no estoy enamorado y además, soy poco enamoradizo. Sólo me ocurrió dos veces, o una y media....
Sobre lo de los personajes, creo que de momento voy a hacer un inciso con algún post un poco diferente. Para variar y no aburrir a mis lectores...
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Hay que reconocer que este Mauricio siempre se preocupa por las damas. Eso de llevarla a la cama me imagino que será para que descanse después del laboro, porque si le va a dar más faena terminará por extresarla.

La carta, toda una declaración de principios.

Maestro, el amor siempre es cosa de dos. Muy romántico.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Bueno, en concreto se preocupa por la que a él le gusta...
La carta es una declaración de principios en toda regla y es algo que trasciende del mero romanticismo. Es dejar constancia escrita de lo que la quiere y la necesita y va a intentar que entre ellos se produzca lo que ambos desean.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Carlos,

Viajo mucho. A veces le escribo desde EEUU.

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Gracias por la contestación. Se lo pregunté porque recibo bastantes entradas desde aquella Nación y me tiene intrigado...
Hay un misterio que le envuelve a usted. Antes, algunos/as pensaban que usted era mujer. Ahora, que trabaja para el Mossad y/o que es un personaje mío.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Carlos,

Es el misterio del internet, vio?. A veces parezco un personaje suyo...y aqui Fortunato ya se termino la botella.
-Mauricio, pedite otro vinito, del mismo.

Salud!

Haim

Nota:
Fortunato y Mauricio (c) aparecen por cortesia de Carlos Paredes Levi

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Sí, es así, esto es un mundo tan virtual que a veces la vida propia parece ficción.....
Un saludo

PD: me hizo reir con la parodia

Claudia dijo...

Me encantó la respuesta de Mauricio, no esperaba menos. Aunque la manera en que decidió hacerle llegar la carta a "La Mejor" me preocupa un poco. Sigo leyendo...

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
La manera de hacerle llegar la carta está pensada para dar un poco de juego y misterio al asunto....Vamos a ver ahora qué ocurre entre los dos...
Un saludo.

Ma. Candela dijo...

plop!

un final abierto?

un continuara?

continuare leyendo...

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Ya veremos, ya veremos.....
Un saludo.

Peggy dijo...

Demoledora la carta ....presionando , y justificando que no quiere presionar .....veremos como responde

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
El que algo quiere, algo le cuesta, y Mauricio ya está grande, así que va a jugársela por esa mujer....ahora, a ver qué hace ella. Ayer, caminando por la calle, se me pasó por la cabeza que imagínate que la muy----------sólo quisiera vengarse de él por haber distanciado de ella......
Cosas más raras se han visto.

Peggy dijo...

Pues si ..le deja entrar y friamente le asesta un golpe...cuando este mas confiado ....Pero no creo le merezca la pena , solo la indeferencia seria tambien una venganza ...

pensamientos maquiavelicos de verano...:)
saludos

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Se sorprendería, o no, de las mujeres que hacen eso para sentirse más a gusto con ellas mismas e hinchar su orgullo. A mí, me parece algo patético, porque son venganzas de perfil bajo, cutres y de poco caché pero.....
Un saludo.

Peggy dijo...

No son venganzas ...son pruebas ....y solo se hacen a alguien que importa ....

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
No le voy a decir que no tenga razón pero, yo prefiero otros procederes. Para mí, lo óptimo es hablar sinceramente, sin tácticas, sin planes, simplemente expresando lo que se siente...
SI yo le contara.....