martes, 3 de junio de 2008

RUNNING

Me sentía mal. Había rapado mis cabellos al uno, dejado la barba y aún así todavía reparaba en las miradas que, algunas mujeres, me lanzaban por los pasillos del Ministerio donde trabajaba. Cuando por las tardes salía a correr al parque, añadiendo cara de cansancio y sudor a mi estampa de desaliño, también me miraban las corredoras con que me cruzaba. No podía entenderlo. Apenas llegaba a casa, me plantaba desnudo ante el espejo del baño y me observaba con atención, intentando comprender las causas por las que mi atractivo continuaba funcionando. Sería algo hormonal, era la única explicación lógica que se me ocurría porque, objetivamente, mi sex appel se situaba por debajo de mi umbral de satisfacción y no recordaba haberme sentido tan poco a gusto conmigo mismo desde que tenía cinco años y lleva el flequillo cortado a tazón. A la par, me acompañaba un estado anímico caracterizado por la desgana y la melancolía. De día, cumplía prolijamente con mi trabajo y, por las noches, me acostaba temprano, con el único deseo de hundirme entre las sábanas y no existir durante unas horas. No tenía ansia por nada y hasta las películas, que bajaba de Internet, se acumulaban esperando me quitara la apatía de encima y quisiera verlas. Así, con este cuadro existencial tan poco envidiable, hundiéndome en un mundo interior caracterizado por el vacío, pasé los dos últimos meses de mi vida. Justo hasta el pasado viernes en que me quedé sin tabaco.

Serían las once de la noche y me había fumado hasta el último cigarrillo, tumbado en el sofá y con el televisor encendido emitiendo las estupideces habituales, así que decidí vestirme y bajar a comprar más. Como la tienda de los chinos aledaña a mi domicilio estaba atestada de gente, y el bar de la esquina cerrado por Motivos Familiares, o sea, que se habría muerto alguien, me vi en la obligación de entrar en un pub ubicado a mitad de calle. Entré, pedí cambio a la camarera y, ya que estaba, un vodka con Seven-Up. Por suerte para mi natural misantropía, el local estaba poco concurrido, así que con mi copa en mano, me acerqué a la máquina expendedora y saqué un paquete de Marlboro. Encendí un cigarrillo di un trago a mi bebida, una larga calada y me quedé mirando las evoluciones de las volutas de humo que resaltaban sobre el fondo negro del tapizado de las paredes. Entretenido en tan pueril entretenimiento, no la vi llegar, por mi flanco derecho, hasta que me saludó:

- hola

- hola – respondí, a una muchacha con jeans, camisa blanca y pelo castaño corto y cara de chica de buena familia alimentada con cereales

- hace días que no vas a correr por el parque – me soltó

Me fijé en ella con atención y caí en la cuenta de quién era: una de las que me miraba al cruzarnos. Estaba muy buena y tenía un culo respingón endurecido por el ejercicio y las dietas bajas en carbohidratos. De pronto, me sentí juguetón, así que imposté mi olvidado acento porteño

- no, sha no voy……ando re-cansado…..debe ser la astenia primaveral

- ¿eres argentino? – preguntó sorprendida

- sí, pero shevo mucho tiempo viviendo acá

- me encanta como habláis…..sois tan dulces….

- mirá vos….qué lindo lo que decís, flaca

- te vi correr y la verdad es que vas a buen ritmo…..¿te estás preparando para bombero o algo así?

- ¿sho bombero? ….me hacés reir…..no, sho voy a correr para sacarme el estrés de ensima

- ¿te puedo hacer una pregunta?

- dále

- ¿por qué te rapaste tanto el pelo?

- no me digás que no te gusta…

- estabas mucho más guapo antes…

- ¿ah sí?

- sí…..el pelo rapado no favorece a nadie……en cambio, la barba te queda bien….

- no me preocupan mucho las cuestiones estéticas, sho soy más hombre de fondo que de forma….

- eso lo dices porque no tienes problemas para ligar….

- tampoco me preocupa ligar

- ¿y qué te preocupa?

- la tala indiscriminada de los bosques tropicales, la extinsión del gorila de montaña, si Maradona dejó la droga, la crisis del PP y quedarme sin sigarrishos….sobre todo, quedarme sin sigarrishos

Sonrió, que era justo lo que yo quería; que se mostrara receptiva ante mis ocurrencias.

- no te había visto nunca por aquí…..

- no, sho apenas salgo….¿vos venís mucho?

- sí, bastante…..vivo aquí al lado y el dueño está casado con una antigua compañera mía del instituto…..

- ah……che, oíme, no te ofendás, pero me tengo que ir….

- ah, vale…oye, ¿qué te parece si la semana que viene corremos juntos?

- dále

- ¿te parece bien? ….te doy mi teléfono entonces, así me llamas y quedamos

- no, mejor quedamos sha mismo…..a las ocho donde el estanque de los patos – propuse, que no se pensara que me tenía a su disposición y la iba a llamar por teléfono sin apenas conocerla

- perfecto… - balbuceó sin poder disimular cierta decepción

- bueno, entonses hasta el lunes……chau

- y déjate crecer el pelo – me aconsejó tras despedirnos con dos besos

- claro…..a estas alturas, es lo único que crese….bueno, eso y….. la naris

30 comentarios:

ana maria parente dijo...

Me supongo que la fuente de los patos los verá juntos.Que más quiere el deprimido que la pebeta !!!!!

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Bueno, por lo que adivino en mi personaje, no creo que esa mina sea para él más que un pasatiempo. Por la manera en que se comportó cuando coincidieron, puedo aventurar que él no está, ni mucho menos, encandilado.
Se rió con bromas poco sofisticadas, se quiso hacer la intersante ofreciéndole su teléfono......
En fin, que al tipo en cuestión le gustan más sofisticadas y difíciles. Creo yo.....
Un saludo.

Polakia dijo...

Uno se ofrece y este personaje en contraposicion recibe la oferta.
Ambas caras del acercamiento son factibles pero yo me inclino mas por la anterior.
Nose, tal vez por el prejuicio de sentirme regalada, pero tambien dicen que las oportunidades hay que aprovecharlas cuando se presentan.
Los hombres son machistas en estas cuestiones ... pero las mujeres tambien.

Saludos

La Pecas dijo...

El mundo esté lleno de casualidades y los encuentros tambien. Es increible como a veces, a pesar de lo que proyectamos, en este caso tu personaje debe mostrar desazón o depresion, el resto del mundo lo considera atractivo. A la mujer por que sera que le gusta jugar a que puede curar todos los males y con ello hacerse imprescindible para el varón?. Al final, seguro que con uno o dos encuentros más, deciden pasar un momento divertido e intimo.
Besos CArlos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Me gustó mucho tu frase final....
lo cierto es que ella, acostumbrada a ciertos gestos y comportamientos, le ofrece el teléfono para que sea él quien llame. Por eso se decepciona un tanto cuando él no mientras interés alguno por saber sus nueve dígitos....
En fin, una historia nada glamourosa y tan común como tantas.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

La Pecas:
La verdad es que hay atracción entre ambos. Otra cosa es que el asunto profundice más allá de algunos encuentros...
Es cierto eso que apunta de las mujeres y me gustó que lo haya señalado.
Un saludo, y actualice, que le quité el enlace creyéndola extinguida.

El Castor dijo...

Muy interesante, caballero. Diría que ni la barba ni menos aún la melancolía favorecen la seducción cuando son excesivas. Claro que hay cosas más importantes y, al fin y al cabo, los gustos son subjetivos.
Ya tenía ganas de leerle después de muchos madrugones por trabajo. Me pondré al día.
Saludos, caballero.

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
Lo suyo si que es toda una reaparición...¡ Me alegro de tenerle de vuelta, tomándose un respiro de sus numerosos negocios.
Coincido con usted en eso de la melancolía y la barba.
A ver si actualiza pronto, porque siempre que paso por su casa me topo con las sinagogas de Praga. Relacionado con esto, le comento que me encargaron un artículo sobre las sinagogas de Sudamérica. Ya le comentaré más adelante.
Un saludo, caballero.

ana maria parente dijo...

Pero veterano pelado ,que más querés que la pebeta hispánica con la silueta torneada te de más que la hora y recuerde tu atractiva melena que como buen deprimido la hiciste desaparecer.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Me hace usted reír.....yo creo que éste tipo, lo que le pasa, es que no sabe lo que quiere...¿pensará en otra?

Ichiara dijo...

No sabes lo que me reí con el exagerado acento porteño. Esta tarde estuve con una agregado del ministerio de cultura cubano en Sevilla (la cosa más rara del mundo) y me moría con sus dejes y comentarios. Me encanta, y coincido con Pecas, las mujeres nos derretimos con las criaturitas que parecen necesitar de una madre. El tipo ahí, sin ganas de na, y las pibas alucinadas queriendo acunarlo, jajaja.

Y el comentario final a la del culo respingón genial. Pero me temo que estará a las ocho en la fuente de los patos con sus mejores leggins y la manicura francesa recién hecha.

Muy bueno, un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel:
Eso sí que es bizarro....lo del agregado cultural cubano en Sevilla....
Hay mujeres que tiene una especie de Síndrome de Santa o algo así, y le encanta sacrificarse por sus hombres. A mí, personalmente, tanta devoción me cohíbe y anima a la huida.
El caso de este tipo es que piensa demasiado, en vez de dejarse llevar por sus impulsos. Y así le va.
Un saludo.

Juan Pablo dijo...

El tema de las seis manzanas es muy interesante, basta con ver lo que sucede con los pelados...
Claro que, según dicen, no sólo les crece la nariz.......

Con respecto a ella, como la mayoría, son hijas del rigor..

Ché, ¿a la mayoría de tus personajes les gusta la figurita difícil o me parece?

Makiavelo dijo...

Maestro, además de la madre siempre hay otr@s que están pendientes del personaje.

¿Se casnsaran los patos de esperar?

Me gustó el guiño a Pinocchio.

Saludos matinales.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
La mina en cuestión, es de manual.
Al personaje, me parece, que le van las difíciles. Debe ser algo relacionado con la autoestima o andá vos a saber...
Un saludo.

Quién le contó esa falsedad de que crece algo más ?

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Los patos, esperemos que sigan estando....a mí, me encanta la naturaleza, así que no voy a ser yo quién los mate.
Me alegro que le gustara el guiño, de alguna manera tenía que dar salida al asunto...
un saludo.

Mavi dijo...

Pues a ver si su personaje sale así de la melancolía que lo inunda.

Habrá que esperar al lunes para ver si tras la carrera sucede algo más.

Un beso!

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Sí, puede que salga de la melancolía, aunque sea imaginando que está con otra cuando compartan intimidad...
Falta poco para el lunes.
Un saludo

PD: ayer la vi por el msn...

Mavi dijo...

Mejor que no imagine nada, y se centre en la realidad, los sueños provocan estrepitosas caídas después (aunque tampoco me haga caso que hoy ando otoñal)

Y por qué no me saludó???

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
A lo mejor al tipo no le gusta su realidad, a lo mejor añora a otra y anda otoñal, a lo mejor sólo está desganado, a lo mejor se está volviendo trolo, a lo mejor....

Por que no sabía si estaba chateando con alguien, y no quería molestar. Yo, en esos instantes, estaba comunicándome con el amigo Jean-Paul.

Mavi dijo...

Pues si no le gusta, que invente otra pero que no la imagine, si añora a otra que la busque o que la olvide, y si está otoñal ... en eso no encuentro la sugerencia apropiada para darle, ¿sol?

Pues si era anoche cuando me vio, estaba en casa de un amigo que me había pedido el favor de ayudarle con la declaración de la renta y de paso aproveché para ver el correo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Bueno...no sé, él tendrá sus sentimientos....los míos van por otros senderos...yo soy más de primavera que de otoño...
Lo de la renta, ni me lo recuerde...
Un saludo.

Mavi dijo...

Ehhh D. Carlos, ¿primaveral?, cuente, cuente!!!!, que por estas latitudes el sol falta nos hace!!

No se queje de la renta que seguro que le sale a devolver jajajaja

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
No, nada, que me rapé el pelo, me dejé barba y salgo a correr por las tardes al parque....
Sí, creo que sí.

Por cierto, en un rato me voy a un restaurante argentino a comer una milanesa a la napolitana con patatas fritas y panqueque de dulce de leche de postre...

Mavi dijo...

ñam ñam, qué hambre, pues yo en un rato iré al bar a comprar algo de comida precocinada, mmm que deliciosa (en tono sarcástíco) jajaja

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Bueno, no se preocupe que me acordaré de usted...
Un saludo.

Anónimo dijo...

Esta historia es otra prueba de las bondades que pueden traer el cigarrillo y la bebida.

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Sí, la verdad es que el destino se manifiesta valiéndose de cualquier cosa....
Un saludo.

Ijon Tichy dijo...

Ella irá el lunes, pero ¿y él?

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
Sí, él seguro que va, aunque no sea más que para seguir jugando y alimentando su vanidad......me da que éste no es el tipo de mujer que anda buscando. Le gustan más complicadas.