miércoles, 16 de abril de 2008

Oficina

Generalidades del personal de una pequeña oficina cualquiera:

1.Manuel. 45 años, soltero, habitual lector de Marca y forofo del Atlético de Madrid. Se dedica con ahínco a la cría de canarios y todavía sería vírgen si no pagara. Últimamente le da por las prostitutas eslavas.
2.Mónica : 38 años pero aparenta cincuenta. Casada con un cantante de orquesta, es con casi toda seguridad cornuda . Desea, a toda costa, quedarse embarazada de ese hombre que tanto la respeta (apenas la toca). Se las de entendida en literatura porque lee mucho, pero sus lecturas no van más allá de los libros que compra en el Carrefour.
3.Esteban: 48 años. Comunista. Fiel a su añorados tiempos de hippy, lleva los mismos vaqueros de lunes a viernes, tararea canciones de flores, amor y mariposas y se desplaza a bordo de un cochambroso escarabajo amarillo. Separado de una inglesa, tiene un hijo que no habla ni papa de español.
4.Juan Luis (el jefe): 42 años y un largo recorrido como pijo prematuro. Casado con una azafata de familia burguesa, odia que le recuerden los orígenes labriegos de su olvidada familia. Fiel a su impostura, está orgulloso de su melenita jerezana empapada en gomina, se declara fanático de los polos de marca, las camisas hechas a medida y las chaquetas Príncipe de Gales. Colecciona relojes y los sábados juega al golf (llueva o no llueva).

38 comentarios:

Mavi dijo...

Prime!!!

Ahora lo leo, es que no quería que se me colara nadie jajaja

Mavi dijo...

En mi ofi, podría encajar en parte el jefe, sí podría parecerse (como lea esto alguna vez se me cae el pelo)

El resto de personajes no andan por aquí, quizá sea un ofi algo diferente, mucha gente joven. Pero te ha faltado uno imprescindible.

Toni: 30 años, informático. Obligado a llevar un traje que parece habérsele caido encima. El trato con el resto de compañeros es el imprescindible, no los entiende ni ellos a él. Prefiere comer solo en su despacho buscando vídeos en el youtube que luego envía a sus compañeros de carrera.

Un beso.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Sí, hay fauna de lo más variado dentro de las oficinas....La verdad es que en la que expuse, falta alguien jovencito de verdad pero, ya está, y ahora no voy a retocarlo.
Sobre el informático es cierto, hablan otro idioma y poco más le entendemos que eso de: "Probaste a apagarlo y volver a encenderlo ?" cuando le consultamos alguna avería en nuestro ordenador.
Un saludo.

Remembranza dijo...

Allí no trabajo ni por doble sueldo!!
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
A lo mejor resulta que en el trato no molestan, aunque tampoco creo que aporten demasiado....
un saludo.

Ichiara dijo...

Sigue dándome ideas para el tratado. Yo conocí a muchos jualuises y manueles en las oficinas por las que pasé. También le falta Eduardo, el "grasioso", devoto hasta la médula de la Macarena, el Rocío, la Feria, la Semana Santa y los chistes de gangosos. Corre más que hace, y es experto en llevarse de calle al jefe con los tuperware de ensaladilla que prepara su mujer, adicta a las mechas, a los culebrones de mediodía y al diez minutos.

Me encanta el post, de aquí puede salir mucho (la jaca jerezana es otra habitual de oficina).

Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Sí, la verdad es que se pueden añadir muchos personajes más. No sé si a usted le pasa pero a mí sí; cada vez, fuera de los círculos en que me mueve, me siento más extraño con respecto al común de los mortales. No es elitismo, es afinidad.
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Maestro, estoy esperando las 15 páginas, de todas formas es un buen aperitivo con estos personajes tan sabrosones.

En el Carre... hay un poco de todo como en botica y no lo voy a defender, pero de vez en cuando te encuentras joyitas como lo último de Jed Rubenfeld, no pongo el precio porque el comentario va a parecer el folleto del Hipercentro con carrito de compra incluido.
El libro te lo puedes comprar en cualquier otro lado, incluso en el Círculo y te ahorras unas pelas.

Conozco bien a los 4, trabajé con ellos hace tiempo. La 2ª los fines de semana presumía de hincar el asunto en el skay y postrarse delante del televisor.
Terminó dejando al marido y arrebujándose con uno


Saludos.

Juan Pablo dijo...

Creo que alguno de esos trabaja conmigo.
Oficina variopinta.

Ché, todavía me sigo garcando de risa con los adolescentes de la secta de Onán de ayer. jajajja. Anoche me acordaba a cada rato y me reía sólo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Me deja de piedra con lo de Rubenfeld. De todos modos, yo, por principios, no podría comprar libros en el mismo sitio que compro las lechugas...
El Círculo de Lectores, aparte de mucha morralla, también edita cosas interesantes...
Un saludo.

La tipa ésa salió ganando con el cambio..

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Ya imaginaba yo que a usted le iba a hacer gracia lo de la Secta de Onán.....usted ya se dió de baja ¿no?

Claudia dijo...

¡Tu retrato es tan real! Es cierto que después de un rato de convivir con las mismas personas se les puede llegar a describir bien con pocos adjetivos, aunque claro, no a todos. Espero yo estar dentro de la minoría menos predecible.
Saludos.

Juan Pablo dijo...

De baja? Y a quién cree usted que adoran esos jovencitos?

Mavi dijo...

Juanpa, por fin te montaste tu secta!!!!, no podía ser de otra forma, ni otro su culto jajajajaja

Juan Pablo dijo...

Mavi, no me dirás ahora que nunca le has rendido un cultito al nombrado!...

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Sin duda lo está....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Usted es adulto y, que yo recuerde, no tenía granos....

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Eso le pasa por desatar una guerra....

Sibyla dijo...

Creo que yo tampoco podría tener afinidad con ninguno de los personajes...
Y creo que no soy elitista ¿o sí?

Saludos:)

Laluz dijo...

Ud no quiere a nadie

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Una cosa es tener afinidad, que es algo que no se puede forzar, y otra tolerancia. Yo,vivo y dejo vivir.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Laluz:
La verdad, salir de su escondrijo para decirme eso...........

Germánico dijo...

La realidad de las personas, vista desde fuera, puede llegar a ser verdaderamente cómica, aunque esas personas vivan un drama diario -del que pueden ser conscientes, rara vez, o permanecen deliberadamente inconscientes, casi siempre.

Esos retratos breves e incisivos que haces son, triste e hilarantemente, casi biografías. A algunas personas se las define en tres líneas y no hace falta viviseccionar más.

Geniales pinceladas las tuyas, Carlos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
Coincido con usted, permanecen casi siempre deliberadamente inconscientes....
Un saludo.

Mavi dijo...

JuanPa,
no pretenderás que cuente mis creencias religiosas ante tanto público!!!

Juan Pablo dijo...

Pues no veo nada de malo, Mavi. Todos hemos pertenecido alguna vez...

Frabisa dijo...

En mi entorno laboral no puedo encajar a ninguno de esos, aunque hay algún que otro perfil que podría ampliar tu grupo.

Ahora que nos has definido esos personajes tan bien construídos, lo bueno sería que nos relataras una historia con ellos como personajes.

Anda, que tu puedes.

Besitos

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Sí, hay varios perfiles que ampliarían el grupo sin que éste se resintiera pero....el post no daba para tanto...
Un saludo

Coronel Kurtz dijo...

Carlos: Te tengo "abandonao". Sé que soy un impresentable pero leo todo lo que publicáis (ya sabéis quienes) a través de una herramienta llamada google reader. La recomiendo a todos. Da avisos de todas las novedades.
No voy a poner excusas al uso sobre mi desaparición virtual... simplemente no me apetece nada escribir. Me pasa como al personaje (el israelí) de tu cuento (dos abajo): Estoy vago del todo.
A ti te veo especialmente prolijo y me alegro. Siempre disfruto de historias. Sabes condesar tanto en tan poco...
Tengo que decirte que tengo especial predilección por las que son como estas. Eres un artista radiografiando a la fauna humana. Dejas en evidencia que, en realidad, no somos tan complejos como pensamos. Lo intentamos pero casi nunca lo conseguimos. Son simples máscaras que nos vamos poniendo según la ocasión.
Un abrazo, maestro

Carlos Paredes Leví dijo...

Coronel:
Siempre es motivo de alegría verle por aquí. No se preocupe si tiene que desaparecer, porque eso nos sucede a todos. Cada tanto uno tiene que reinventarse, y para eso hace falta introspección y silencio.
Sobre el ser humano en general, le diré que la especie ha cambiado considerablemente menos de lo que supone nuestro afán de originalidad, demasiado frívolo y pretencioso.
Un saludo, extensivo a sus chicas.

El Castor dijo...

Vaya, nos ha colado una reposición... Ahora permítame que me ponga al día leyendo los precedentes. !Es usted tan prolífico!
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
A usted no se le escapa una....
Un saludo, caballero.

neurotransmisores dijo...

Muy buena descripción de los personajes que son bastante habituales jauría laboral.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Neurotransmisores:
Sí, desgraciadamente son bastante habituales. La mayoría, no joden pero, tampoco aportan nada.
Un saludo.

Peggy dijo...

Jajaaj ...y la maruja llorona , esa que va con la barra de pan recien comprada , hablando a gritos , obesa y con unos pelos imposibles .......

el gracioso de turno , cincuenton , un figura del chiste facil y los piropos , que mira descaradamnete las tetas y no ha pasado de bedel ...


tantos tantos :)

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Sí, quién no conoció a otros cuantos especímenes que podrían incluirse en esta oficina.....
tantos y tantos....
Un saludo.

ana maria parente dijo...

Pero pobre Manolete es tímido o es muy feo?
Cualquier día Carrefur ve la oportunidad comercial y hace MARCKETING con los clásicos.
El jefe:típico en todos los continentes.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Por desgracia, hay gente que tiene que pagar por tener sexo....
Lo del jefe, tiene usted razón, el patrón se repite en todas las latitudes.