lunes, 1 de octubre de 2007

Ése otro

Estábamos los dos en la cama, descansando y recuperando fuerzas para el próximo asalto mañanero cuando, a eso de las 4 y media sonó su teléfono móvil. Saltó de la cama como impulsada con un resorte y se lo llevó al pasillo, cerrando la puerta despacio tras mirar si dormía. Yo estaba despierto, pero fingía con el mismo esmero que si esperara la obtención de un Oscar. Desde mi sitio, no podía escuchar más que murmullos pero, por el tono, deduje que la conversación no era, ni mucho menos, amistosa. Con sigilo, me levanté de la cama y me quedé parado junto a la puerta, forzando mis oídos a escuchar lo que hablaban. Sólo me llegaba lo que ella decía, con la parcialidad que ello suponía para un posterior análisis:
- ¿Por qué no me dejas en paz?
- -------------
- Creía que eso ya lo habíamos hablado….
- -------------
- No, no, yo no lo entiendo pero creo que ya es tarde ¿no te parece?
- -------------
- Eso no es asunto tuyo………. ¿ o me vas a decir que ahora te importa…?
- -------------
- Me da igual lo que pienses…
- -------------
- No, ya te llamo yo ¿me has oído bien ¿ Te lla-mo yo ¡¡
¡Cabrón¡ escupió con rabia cuando cortó la llamada.

Corriendo de puntillas retorné a la cama y me hice otra vez el dormido. Aunque me sentía humillado y furioso por su cobardía al no contarme nada sobre la existencia de otro hombre, aún cuando éste no fuera más que un fantasma, hice un esfuerzo por relajarme y dormirme. Me iba a hacer falta, más ahora que había comprendido la esencia de nuestra relación: si no iba a ser la madre de mis hijos, que fuera la madre de mi placer.
Me dormí cinco minutos más tarde.


*REITERO el mismo AVISO del post anterior.

57 comentarios:

Juan Pablo dijo...

El amor inteligente, podría ser.
Saludos, compatriota.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
No se qué decirle, compañero.
Saludos.

Peggy dijo...

Una mujer no suele contar esas cosas de otros .

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Supongo que no...

Ijon Tichy dijo...

El protagonista no debería extrañarse. Siempre hay un plan B (ó C ....ó Z).

Y pobre de quien no lo tenga (eso sí, mejor tenerlo en proyecto de futuro o en un desván del pasado que en una llamada al móvil de madrugada).

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
El protagonista comprendió que ella no era lo que necesitaba y, relajado, se entregó al placer, dejando de lado cualquier meditación metafísica. Un hombre pragmático el sujeto...

Sibyla dijo...

Los fantasmas no suelen hacer llamadas a un teléfono móvil..
Pero parece que eso no le importó al protagonista de su historia,más bien
era el propio orgullo herido, por lo demás...se durmió rápido.
Eso suele ocurrir en las relaciones de "usar y tirar".
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Sí, él temía que el otro no fuera tan fantasma sino una realidad aparcada. Por otro lado, más que orgullo herido, tal vez fuera decepción. A lo mejor, él había hecho planes y soñado despierto....
un saludo.

Mavi dijo...

Pues sí que cambia rápido!!!, de ser la madre de sus hijos la relega a mero objeto de placer.
No sé, creo que está equivocado por completo, yo creo que no le contó nada, porque ella da por finalizada la anterior historia con ese "cabrón", y no quiere que también le amargue su nueva relación.

Vamos digo yo!!! ajajaja

Besos!!

Mavi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mavi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mavi dijo...

Perdone Sr. Leví, no sé que le ha ocurrido a mi ordenador (o a mis dedos) pero mi comentario se ha multiplicado, ya he suprimido los que sobraban jajaja.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Si la da por finalizada, entonces porque le dice que ya le llamará ella?. A lo mejor dice usted bien (ya sabe que yo valoro sus apreciaciones).
Ahora, con la supresión de esos dos comentarios, me van a acusar de censor....

Sibyla dijo...

Siél hubiera hecho planes, hubiera luchado por ellos, apostando y arriesgando en esa relación.
Intentando aclarar las cosas frente
a frente.Como se suele decir agarrando al toro por los cuernos,
pero creo que faltó valor o ganas de apostar.
Por un momento al leer por primera vez el relato, pensé que era una
secuencia de la historia de Fortunato y la Innombrable.
Perdón por mi extensión.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
A lo mejor él estaba esperando el momento idóneo, ése que ahora, tras lo escuchado, le parece innecesario..
Un saludo, y extiéndase cuanto quiera.

Isabel Chiara dijo...

Ella tenía al otro en espera, hasta que se cansó y la puso en evidencia. Ya te llamo yo, le dijo, por si éste falla -añado-. Qué malas son algunas, y qué rápidos curan otros.

Saludos.

Isabel Chiara dijo...

Ella tenía al otro en espera, hasta que se cansó y la puso en evidencia. Ya te llamo yo, le dijo, por si éste falla -añado-. Qué malas son algunas, y qué rápidos curan otros.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
A las mujeres siempre les resulta sencillo tener hombres en la recámara y en cuanto a él, me parece que se dió cuenta que ella no es lo que anda buscando y/o necesita.
Saludos.

pd: luego me pasaré por su casa.

Churra dijo...

Eso de la madre de mi placer me ha encantado . (te cojo la frase para chincarme por no haberseme ocurrido a mi )
Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Gracias, te la cedo gustoso.
Un saludo.

Mavi dijo...

Es que necesitamos matices, porque si se acaban de conocer, o al menos hace poco tiempo, es normal que ella tenga cosas en la recámara, lo importante es saber qué hará con ellos tras conocer a este nuevo amante y por lo que parece los va a mandar al cuerno.
Lo que no sabe es que ésta le va a hacer lo mismo a ella.

Ve Sr. Leví si es que no nos podemos fiar de ninguno, en cuanto nos descuidamos, plaf, nos estampamos jajajaja.

Peggy dijo...

Nunca hay que descubrir la baraja , tener los ases escondidos , ella le dice que le llamara , para cuando le convenga , y mientras los dos aguanten todos contentos .

Makiavelo dijo...

Carlos, situación hiperrealista como la vida misma.
Que el protagonista no se olvide del cepillo de dientes. Muy bueno.

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
En primer lugar, recordarle que no es autobiográfico, y en segundo, quién sabe qué pasará cuando despierten. A lo mejor ella le confiesa todo y le dice que junto a él quiere comenzar una nueva vida....

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Sí, pero el contento del protagonista tiene fecha de caducidad muy próxima. En esos momentos, siente que ésa será la última noche que pasará con ella o no, pero, en cualquier caso, no quiere enredarse en algo que no le conviene.

Carlos Paredes Leví dijo...

Gracias Makiavelo. La verdad es que supongo que estas situaciones se dan con más frecuencia de lo que imaginamos e incluso es probable que muchas veces ni nos enteremos si nos pasa a nosotros.
Un saludo.

Letra dijo...

Chorrea misoginia

Carlos Paredes Leví dijo...

Letra:
Me deja usted de piedra con semejante comentario....

Germánico dijo...

Trato de imaginarme al otro lado de ese móvil.

¡Qué desesperación!

¡Cuanto desprecio!.

Las mujeres no tienen igual despreciando.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
cuánta razón lleva, maestro

Gabriela (La Flaca) dijo...

Estoy seguro que vos te habrías ido ¿sabés por qué? porque podés permitirtelo

un beso cálido

Mavi dijo...

Si uno busca la perfección, esa que no existe, es seguro que acabará con las manos vacías.

Carlos Paredes Leví dijo...

Gabriela:
No sé qué me quieres decir pero gracias.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Yo no creo que el protagonista no busca la perfección pero sí realizar el esquema de vida que tiene en su mente. Lo que pasa, es que no hay que hacer planes (salvo que seas arquitecto) porque nunca se cumplen.

PolaKia dijo...

Todo el tiempo que desperdicies planificando tu futuro, es tiempo muerto y mal gastado en el presente, y oportunidades de disfrutar momentos.
(pura experiencia propia, de la cual nunca aprendo).

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Estoy totalmente de acuerdo pero, ya se sabe cómo son los personajes.....reales como la vida misma.

PolaKia dijo...

Exacto ... y que bueno que somos todos para dar consejos.
Como diría mi viejo cada vez que me recriminaba algo que yo hacia y yo le contestaba que él también lo hacia...
"has lo que yo digo y no lo que yo hago.., o que te enseñaron los curas en tu colegio?".
Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Sí, esa frase le gusta mucho a los moralistas...¿no?

Peggy dijo...

Perdone usted , la innombrable se ha perdido? o esta maquinando alguna de las suyas .

un kiss

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
La Innombrable está calentando para salir en cualquier momento...

Ma. Candela dijo...

como dirían por allí... lo que no fue en tu año no hace daño...


café con lluvia para hoy!

Mavi dijo...

Buenas tardes Don Carlos,

veo que no soy la única que anda descuidando sus quehaceres blogueros jajaja.

Un beso, a ver si me pongo a escribir.

Gabriela (La Flaca) dijo...

Que pasa que no renovás ??
Te echaste novia ??

un beso cálido

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Yo sigo tomando café como si fueran a prohibirlo pero, mi espíritu echa en falta la lluvia. De tanto en tanto apetece café con azúcar, canela y nostalgia.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Tiene usted razón pero lo cierto es que ando muy ocupado en no hacer nada.
La anduve extrañando pero no lo comente por ahí.

Carlos Paredes Leví dijo...

Flaca:
Ni la tengo ni la busco.
Pronto renovaré, no se preocupe.
Yo le mando un beso en la frente porque sino me voy a emocionar y va a ser peor...

Raquel Barbieri dijo...

"si no iba a ser la madre de mis hijos, que fuera la madre de mi placer."

Esta frase es excelente. Carlos, te felicito por tus relatos.

Saludos desde Bi Ei,
Raquel:)

Ma. Candela dijo...

es una cuestión cíclica los sabores evocan recuerdos más allá de nuestra realidad... lo entiendo...

para hoy? Café, sólo café...

beso

JOAQUIN SABINA - BLOG PERSONAL dijo...

Carlos:

Nos conocemos por Makiavelo.

Soy Joaqu�n Sabina y he inaugurado mi propio blog, si quieres leerlo:


http://porelamordeunamina.blogspot.com

Quedas invitado, somos vecinos de los madriles.
Saludos a Benjam�n Prado.

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Gracias por su aparición. Miré su perfil, y su foto, y tengo que reconocer que posee un atractivo lleno de matices. Prometo pasarme muy pronto por su casa. De momento, me tiene que disculpar, son las dos de la madrugada y el Ribera del Duero, el Rioja y el Oporto, me pegaron con ganas.
Un saludo.

PD: Me atrae mucho su pelo; tiene apariencia bíblica.

Carlos Paredes Leví dijo...

Qué curioso ¡ usted y yo coincidimos a la hora de las comidas, en los mismos lugares pero a horas distintas. Le pondré dos ejemplos: "pizzería del Real", de su amigo Gonzalo Reig, y "La Cabaña", en la calle Ventura de la Vega; muy cerca de su casa y donde también acuden, Andrés Calamaro Masel (otro judío) y Ricardo Darín.
No soy muy original si le digo que envidio muchas de sus letras...

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. candela:
Hoy estuve comedido y sólo me tomé seis cafés. ¿Cuándo me va a enviar una foto para pensar en usted al poner una cafetera al fuego?-

Mavi dijo...

Buenos días Carlos,

¿qué tal la resaca? jajaja.

Oye, no es por nada pero yo de tí, vigilaría a algunos huéspedes, ya sabes que las cosas no son siempre lo que parecen, de hecho en la red, casi nunca lo son, y hay tornillos que se sueltan solos.

Alucinada estoy, bueno me pongo a currar.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
No tengo vocación de policía...
Un saludo y trabaje un poco, a ver qué se siente...

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Luego le cuento sobre eso que tanto alucina...

Oscar dijo...

Buen descubrimiento tu blog... vendre a verte despues del descanso

Carlos Paredes Leví dijo...

Oscar:
Gracias y bienvenido.
Le confieso que yo,a usted, ya le conocía: pasé en varias ocasiones por su blog, aunque no dejé mensaje.