miércoles, 26 de septiembre de 2007

Si bebes, no llames

Igual que, a veces, el cuerpo de uno siente un ansia apenas irrefrenable por saturarse de comida basura, de ésa frita en aceite vegetal rebosante de grasa y colesterol, la mente pide un descanso y el entretenimiento emanado de la contemplación de lo grotesco. En ésta tesitura estaba yo el pasado sábado noche, sin novia y sin sustitutas solidarias, tumbado en el sofá y contemplando una película del actual cine español. El elenco interpretativo más que actuar, se perpetraba en el patetismo de dar cobertura a un guión que no había por dónde agarrarlo, las situaciones resultaban inverosímiles y las ambientaciones incidían sin pudor en el trillado costumbrismo casposo. Presté atención, dada mi debilidad por la palabra, en los diálogos y por varios momentos pensé que sus autores debían de pertenecer a una subespecie humana, a alguna en la que el pensamiento se diera de manera ocasional, por generación espontánea, y no como algo habitual y recurrente. También llegué a dudar, con mediana consistencia reconozco, si la subespecie en lugar de humana era animal.
Finalizada la proyección y dejando de lado mis trascendentes elucubraciones metafísicas, me dirigí al mueble bar y me serví mi tercer bourbon con coca cola (lo iba a necesitar) como preámbulo para lo que se avecinaba y que amenazaba con provocarme alguna mutación neuronal: un coloquio entre la presentadora del programa, el director y tres de los actores de la película. Prevenido por el sentido común y la empírica, intenté no calentarme ante la sarta de idioteces que soltaban impunes con rutina de papagayos, haciendo hincapié en el “tempo”, diciendo no se qué carajo del “dogma” y hablando de lo difícil que les resultó romper el cordón umbilical con los personajes una vez concluida la filmación.
Aguanté todo el coloquio. Para entonces ya llevaba seis copas en el cuerpo y el sentido común aparcado en alguna parte, así que agarré mi teléfono móvil y llamé a mí ex mujer. No sólo no aceptó mis llamadas sino que las cortó inmediatamente sin ningún miramiento. Ofuscado por el alcohol que había liberado zonas de mi conciencia y atontado por lo que había visto en las últimas tres horas, le mandé un mensaje:
“Todavía te quiero.¿Por qué no nos hacemos un viaje y volvemos a reír y amarnos como antes?.”.
Al día siguiente, me levanté con una resaca de baja intensidad y el arrepentimiento por haber hecho el imbécil; ¿Quién me mandaría a mí ver esa película y el posterior debate?.

AVISO: aunque esté escrito en primera persona, no es autobiográfico (como de costumbre).

36 comentarios:

Ijon Tichy dijo...

Además del (lógico y comprensible) arrepentimiento por el visionado del amago de película y su correspondiente dewater, el protagonista debería tener presente otro error cometido.

O toma menos copas y no hace tonterías (porque conserva el autocontrol), o toma más y tampoco las hace (por imposibilidad física de coordinar la pulsación de los botoncitos).

Se quedó en mal número y en mala compañía.

Buen texto, Carlos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
Que sabio es usted....
Un saludo, maestro.

Mavi dijo...

Yo creo que cuando bebemos, los móviles debieran tener un mecanismo de audestrucción.
O quizá mejor, que tuviéramos que soplar por el auricular y si damos positivo que no nos permitiera llamar ni enviar mensajes.

Pobre que vergüenza al otro día, espero que no le diera por beber para olvidar.

Peggy dijo...

ba , no creo que la ex se lo tuviera encuenta ...por lo demas nada es irremediable

Peggy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leuma dijo...

Me gusta mucho este post, bastante más que los anteriores. La idea es original y la forma en que está escrito me parece muy buena , Un saludo

Sibyla dijo...

Todo excusas:la película indigerible,el coloquio, el exceso de
bourbon,etc,etc, para no querer admitir, que todavía anda "colgado" de su ex, y el subsconciente le taicionó. O tal vez se sentía tan lleno de soledades, que por un momento extañó tiempos pasados que tal vez fueron mejores....
¡Vaya usted a saber!
Un texto muy bien escrito!

Makiavelo dijo...

Cuando la caraja del presente se presenta bajo la forma de seres anodinos que pretenden lanzar un discurso inteligente, y al futuro se unen los estúpidos anteriores con los vahos del alcohol, es recurrente acudir al pasado, a las formas conocidas, a la piel tantas veces amada, aunque sólo sea para mantener tu integridad. Pobre personaje, la próxima vez cambia de canal o visita el video club. Consejo de amigo.

Un saludo.

Juan Pablo dijo...

Leuma, que te parece así:
Felicidades Carlos, has escrito un post fabuloso! un post muy original! los anteriores también son geniales, pero éste ha superado las espectativas que tenía para la lectura de hoy!.
Me encanta la forma en que escribes y de verdad que me he divertido mucho al leerlo!!!!!!!!!

Bueno, al menos lo digo yo...
:)

Abrazos para ambos.

La Mamba dijo...

Uf Mavi estoy contigo cuando bebenmos los moviles tendrian que estar prohibidos. Que se lo digan a mi querido Pietra que es lo que me aguanta a mi en esas circunstancias. Como yo no tengo ex...bueno si tengo pero no reciente claro. Bueno que me estoy liando dejemoslo.

Carlos, me ha gustado y por un momento he pensado que eras tu y me he llevado las manos a la cabeza....

Letra dijo...

El alcohol a veces, es traicionero.

Carlos Paredes Leví dijo...

Os contesto mañana, que hoy tengo un día ajetreado.

PolaKia dijo...

El que se pasa de copas no solo que se deshinibe, sino que generalmente se pone muy testarudo (otros además melancólicos), y por más que le lleve una hora y media mandar el msj, no se dan por vencidos.
...prefiero hablar en tercera persona para no quedar incluída ...vio!

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

En �sta tesitura estaba yo el pasado s�bado noche, sin novia y sin sustitutas solidarias, tumbado en el sof� y contemplando una pel�cula del actual cine espa�ol.




Bueno, eso se arregla f�cil.
Mandame un pasaje y tendr�s compa�a de la buena.
Soy la mejor y m�s bella novia de borrachos con acento de argentinos de todo Madrid y sus alrededores.



(no hace falta aclarar que el comentario tampoco es autobiogr�fico sino una simple humorada)


Veo que entre tus preferidos hay varios blogs que suelo leer.
Como digo siempre:
somos pocos y nos amamos mucho.


Lu
Saludos a makiavelo, peregrina, y como dir�a una Gran hermana tonta:
a todos los que me conocen.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Nunca hay que llamar por teléfono si el alcohol nos ha colonizado...luego uno se arrepiente y tiene que aguantarse esa jodida sensación de "haber hecho el imbécil".

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Quién sabe si a su ex incluso no le halagó la llamada....
por otro lado, seguro que sospechó que el alcohol andaba detrás de esas llamadas..

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
Gracias. En cuanto a gustos y preferencias....cada uno dice una cosa distinta..
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Podría ser que aún estuviera colgado de su ex....pero de todas formas, exceso de alcohol y teléfono móvil es una combinación muy mala..

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
A lo mejor el alcohol sólo le provocó un calentón y listo....

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Muchas gracias por tus palabras. Luego te mando el cheque.
Un saludo, compañero.

Carlos Paredes Leví dijo...

La Mamba:
Ves porqué lo del aviso final....la gente tiene debilidad por pensar mal y/o cosas que no son...
Un saludo y a ver si le recuerdo a tu marido que no te de mi número, no sea que te pases con el oporto y me llames a mí por falta de otras víctimas a mano...

Carlos Paredes Leví dijo...

Letra:
No era el amor el que es traicionero ?

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
No me gusta la primera persona porque siempre relacíonan lo narrado contigo pero....a veces hago excepciones (de pura ficción).
Para esos días que bebemos de más tendríamos que tener un botón de OFF para apagarnos durante unas horas.

Carlos Paredes Leví dijo...

Premio Consuelo...:
Gracias por su visita. A ver si dejó huella, uno de estos días, de mis pasos por su blog.
Un saludo.

PD: Madrid está lleno de argentinos y argentinas...

Mavi dijo...

Buenos días Sr. Leví,

¿dónde estuvo usted metido ayer??? mmmm, a ver si no voy a ser la única ajetreada jajajaja.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Ando de canguro del perro de un amigo de mi hermano y luego fuí a cenar a casa de un amigo: pizzas y una botella de Ribera del Duero y otra de Bordeaux.

Mavi dijo...

Bien, veo que su ajetreo se debe a motivos altruistas y de ocio, no está mal.

Leuma dijo...

Juan Pablo, ¿Qué ha pasado con la libertad de expresión????, :))).

Germánico dijo...

Ay, ¡esos placeres prohibidos!. Después del atracón de basura viene el arrepentimiento.

Y si además uno ha bebido....

Letra dijo...

Che, y la ex, qué le dijo???

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Hay que distraerse de vez en cuando...

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
Sí, después viene la resaca moral...

Carlos Paredes Leví dijo...

Letra:
No le dijo nada, porque no siquiera le atendió el teléfono...

Juan Pablo dijo...

Leuma: no ha pasado nada, justamente te estaba invitando a expresarte pero con un poquito mas de swing...
:-))))

Juan Pablo dijo...

Carlos, aún no llega el checonato. Estás seguro de que no se lo mandaste a otr@ ?

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
No te impacientés, flaco, que va en camino...