martes, 13 de febrero de 2007

Feos

Mi primo y yo desayunábamos plácidamente en el comedor de un pequeño y céntrico hotel lisboeta, cuando nuestra soledad se vió ultrajada por el trajín de un montón de turistas aparecidos de golpe.
- ¿Te díste cuenta de lo feos que son todos? - me preguntó intrigado
- es que hay una convención de feos - respondí con lo primero que se me ocurrió.
- Ah, ya entiendo...y estos son los figurantes ¿no?.
Link
6 comments

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo, a los feos los detenía a todos.

Carlos Paredes Levi dijo...

Tu comentario me plantea serias dudas sobre tu belleza. Pero en caso que seas guapo, mucho mejor ¿no?