miércoles, 11 de febrero de 2009

NO TEMÁS CAER

Desde que Malena estaba en mi vida, dejé de odiar los domingos. Ella venía a casa el viernes por la noche y no se marchaba hasta el lunes por la mañana, haciendo del fin de semana una grata experiencia emuladora de los matrimonios más felices. No hacíamos nada del otro mundo; salíamos a visitar librerías y ferias de libros, pasear, descubrir restaurantes nuevos, tumbarnos abrazados en el sofá a ver alguna vieja película en dvd y explorar con esmero nuestros respectivos cuerpos, en danzas sosegadas y placenteras. Cuando llegaba el lunes y ella partía para su trabajo, yo permanecía prendido de los recuerdos de las recientes experiencias vitales que tanto equilibrio y bienestar me aportaban. Este último, sin ir más lejos, me quedé como un idiota parado en el balcón de mi departamento mirando el parque de enfrente sin verlo y dejando que mi mente me trasladara al pasado domingo. Nos habíamos levantado tarde (entretenidos entre las sábanas) y tras comprar el diario, fuimos a desayunar a un bar cercano a base de café con leche y medialunas de manteca. Después, paseamos largo y tendido por el barrio, deteniéndonos en el Parque Centenario y bajando hasta Canning, donde algunas numerosas familias jasídicas que paseaban al sol me trajeron a la cabeza la imagen de una pata con sus patitos. Casi sin darnos cuenta se nos echó encima la hora de comer y optamos por un pequeño local especializado en cocina italiana; uno de esos con manteles a cuadros, paredes pintadas en tonos arena y mozos de pelo oscuro que te trataban de ud. Pedimos fettuccini con salsa mediterránea y un excelente Navarro Correas Merlot del 2004, que bajamos sin ningún esfuerzo mientras intercambiábamos intimidades. Tras el postre, tiramisú y café, regresamos pronto a casa para echar una siesta, hábito éste que no perdonábamos bajo ningún concepto y responsable de que siempre almorzáramos en lugares cercanos a mi domicilio. Recuerdo que ya en el ascensor la abracé por debajo del pulóver, sintiendo entre mis manos sus pechos redondos y compactos como duraznos sin madurar. Ya en el cuarto, me mandó sentarme en la silla de mi escritorio mientras de una bolsa que había traído el viernes extrajo unas sábanas y una funda de almohada . Todo ello confeccionado en raso de color negro. Al ver que se disponía a cambiar la ropa de la cama, quise ayudarla pero ella no me dejó:
- no, vos sentáte y mirá – dijo con determinación
Obedecí, impaciente a la par de interesado y crecientemente excitado mientras observaba la precisión de sus movimientos.
Por fin, cuando terminó y comencé a desnudarla, me detuvo y ordenó:
- ahora acostáte, que enseguida vuelvo
Se fue al baño y regresó instantes después vestida únicamente por un camisón negro de seda. Me impresionó gratamente verla tan sexy de pie ante la puerta, observándome con picardía y sonriendo ante mi mirada de deseo.
- por favor, pase a mi despacho – la invité tirando de la sábana y mostrándole el interior de la cama
- sí, doctor pero prométame algo
- lo que haga falta – respondí convencido de mi flaqueza del momento
- que no me dejará caerme de la cama….porque tengo miedo que el roce del camisón con el tejido de las sábanas termine dando conmigo en el piso
- jajjaja no se preocupe ud., que conmigo no tendrá esa problema
- ¿me lo asegura?
- totalmente, y sino, que se muera Bin Laden ahora mismo.

Dále.....vení ¡.

* Dedicado a REMEMBRANZA y ANA MARÍA PARENTE.

29 comentarios:

Remembranza dijo...

Cuando deje de reirme te comento, pero muuuy bueno!
Un a brazo

Ma. Candela dijo...

jajaja mira que es una mujer valiente!

Pocas se atreverían a ponerse el camisón y luego confesar que su osadía les genera otro temor...

Afortunadas sus lectoras...

un saludo!

ana maria parente dijo...

Venía furiosa pués el mar practicamente me barriò con su tempestuosidad ante el viento que se desatò y me encuentro con esta dedicatoria que ha hecho salir el sol en mi alma.
Aparte Carlitos ha hecho galopar mi pasión ya que me encuentro en el Argentino Hotel de Piriápolis en donde pasé parte de mi luna de miel.Créame que ha sido como un regalo de "renovaciòn de contrato matrimonial".
Las coincidencias son notables puès ,cuando era màs jòven ,tendìa mi cama con sábanas de satèn negro y los camisones negros me encantaban.
Es bien cierto lo que dice Malena ,pués todo tan suavecito puede provocar caìdas.Sobre todo en el caso de este amor tan SINCERO entre Malena¡YO SE QUIEN ES! Y EL PROTAGONISTA QUE SEGURAMENTE ES MI AMIGO CARLOS.
Aunque Ud no lo crea en el hotel hay un señor KAUFFMAN de apellido que es escritor ,viudo ,vuelto a casar y separado de la segunda señora de la cuál tuvo dos hijos.ARCHEVOLTI SE CORPORIZO!!!!!
Lo peor es que se ha hecho amigo de mi marido y no sea que LE DE MALOS CONSEJOS.
Gracias Carlos por este regalo que Ud sabe valoro tanto y mi ferviente deseo que MALENA(aunque este sea el nombre ficticio de la que està en su corazòn)LO HAGA PLENAMENTE FELIZ.

olhodopombo dijo...

Levi,
me pareceu seu protogonista um tanto preguiçoso!

TortugaBoba dijo...

Muy bonito el relato...
No sé por qué no me lo dedicaste a mí también (lloro desconsoladamente).
Ya expuse que las sábanas de raso no me dan confianza, pero todo será probar, digo yo.
Beso.

ana dijo...

El Archevolti que se ha hecho amigo de mi esposo es de apellido KATZENELSON no se si està bien escrito,se firma KATZ .Me equivoqué no era Kauffman.Acá están en la pileta termal comentando "por centèsima vez"la versiòn sobre los atentados.
Es notable el parecido con el personaje.Amaba a su esposa "si viviese estaría con ella en este hotel todos los veranos" dice amoroso.
Con la segunda ,desentendimiento tras desentendimiento.Tiene historia que contar para rato y mi marido ,el pobre ,le sigue contando el repetido relato de nuestro idilio.
Yo solo le deseo que treinta y meses luego de "romper la copa con la Malena de su secreto corazòn"viaje al mismo hotel en que pasó parte de su luna de miel,pero no cometa el error de irse con dos de sus vàstagos zánganos(ambos mayores de edad)pués le arruinan el recordatorio.

El Castor dijo...

Ana Mª: quizá el señor Katzenelson (nombre muy improbable, por cierto) escriba algún blog. ¿Podría averiguarlo?. También podría averiguar su nombre correcto y su origen. Un hombre culto, con un pasado roto, en un balneario, como en Muerte en Venecia. ¡Qué interesante!. Denos más información sobre el personaje. Sin duda va a inspirar a Carlos un nuevo post.
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Espero que no le de un ataque....
Un saludo.

Ma. Candela:
Es que hay cosas que hay que tomarlas por el lado bueno y reírse de ellas....sino, uno se vuelve una persona aburrida e intransigente
Un saludo

Olhodopombo:
No comprendo porqué...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Tortugaboba:
No me digas que te vas a poner celosa ?? Sí, vos probá con las sábanas de raso y luego me contás. Si no confiás en ellas, hazlo al menos en tu pareja, que seguro que no te deja caer al suelo....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Me alegro que le gustara y que esté de vuelta por aquí. No sabía yo que las sábanas de raso negro eran tan apreciadas....En cuanto a lo del camisón, eso sí, porque es un clásico...así que no entiendo porqué hoy existen tantas mujeres que al dormir se ponen pijama (será un signo de la decadencia de los tiempos supongo).
Katznelson....yo conocí algún Katz a lo sumo. Sería interesante grabar las conversaciones entre éste y su marido. Yo estoy esperando a ver si editan en audio las entrevistas a Fortunato Archevolti.
Malena ? Quién sabe por dónde y con quién andará ¡¡¡
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
Ud. no puede abstraerse de su imaginación siempre despierta ante personajes de apellidos con reminiscencias exóticas, no ?

Supongo que Ana habrá querido escribir Katznelson.

Un saludo, Caballero.

estoy_viva dijo...

Pase por aqui y me quede leyendo tu historia muy bonita.
Aunque reconozco que me hubiera gustado que siguiera un poco mas ...o hay continuacion.
Con cariño
Mari

ana maria parente dijo...

Castor: Lo coincidente del caso es que se parece a la vida de ARCHEVOLTI.
Si no fuese así no lo cuento. La gracia es que los personajes de Carlos cobran vida.
La grafía del apellido puede ser como lo escribe Carlos.Mi padre pronunciaba así el apellido de un polìtico y médico de la ciudad en que vivì que es tío de este misterioso señor.Katz también es apellido conocido .No le veo la improbabilidad .El hombre culto y conversador viene por tratamiento médico de su enfermedad a la terma de mar y escribe poesía.Además acá en este Hotel el 80% que veranéa es gente de la colectividad judia-eso Carlos lo debe saber.
Le hago estas referencias a Carlos ,que son totalmente personales y provocadas por la alegrìa que me causó su amabilidad.El me entiende .
Carlos: fíjese que el padre de Cuneo Libarona se divorciò de su primer mujer (la madre del abogado que defendió a los acusados de AMIA)porque ésta solo querìa dormir en sábanas de satén negro.Lo gracioso es que el hecho figuraba en la demanda de divorcio entre otras causales de la separaciòn.
Aunque Castor lo tome como improbable yo representè al papi de Cuneo Libarona en las audiencias.Era primo de mi primo Cardoso Cuneo(dueño del estudio en que me inicié) .

olhodopombo dijo...

Levi,
talvez senti uma certa melemolencia nele, não sei....

ana maria parente dijo...

Carlos:fíjese que la simpática ironía de Castor se me ha hecho realidad.
Mirar por la ventana el mar,la vieja baranda de la costanera las balaustradas de contenciòn del barranco ,las esculturas hermosas del viejo palacete que es este Hotel y las otras espectaculares residencias antiguas crean un marco de misterio y belleza similar(guardndo las diferencias)a la fotografia de Muerte en Venecia.
Piriápolis es otro refinamiento ,distinto a Punta del Este que es gusto moderno.
Esta noche hay canto lìrico en el salón de espectáculos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Estoy viva:
Gracias. La verdad es que las historias largas no suelen tener éxito, porque la gente que entra en los blogs no quiere leer largo y tendido. Para eso, prefieren abrir un libro....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Bueno, cada uno interpreta a su manera a los personajes....
Un saludo.

Ana María Parente:
A mí, me llaman la atención las sábanas de satén negro pero parece que a otros les provoca ciertas fobias...¡vaya uno a saber...¡¡
No conozco apenas nada de la localidad pero ya ha logrado intrigarme, así que me pondré a buscar. Me encantan las ciudades a orillas del mar....tienen un encanto particular.
Un saludo.

estoy_viva dijo...

Si eso lo comprendo pero puedes tener una segunda parte de ese post tan magnifico...mi curiosidad me mata por saber como se comportan en la intimidad de la alcoba...jaja
Con cariño
Mari

Carlos Paredes Leví dijo...

Estoy Viva:
Malena, al igual que otros de mis personajes como Fortunato Archevolti, Leví, Mauricio Malul, Kalman o La Innombrable, aparecen a lo largo de distintos posts y a veces si hay continuidad en los mismos y otras no. En este caso, tendría que caer en el porno y aunque estoy seguro que tendría lectores agradecidos, me temo que voy a dejar que sus mentes imaginen por sí solas...
Un saludo.

Frabisa dijo...

Nunca dudé del poder afrodisíaco de los fettuccini y el tiramisú, pero después de leer este relato, me reafirmo.

No hay mejor prólogo para motivar a los sentidos que una cena o comida estupenda.

un beso

P.D. Me rechifla la pasta y el tiramisú, ni te cuento, ayyyy, qué apetito.

ana maria parente dijo...

Oh aquella que es como el nombre del creadorINNOMBRABLE.Me encanta valorice así a su costilla faltante NO HAY HOMBRES ROMANTICOS EN SU GENERACION QUE ASI LO HAGAN .Por ello se que mis deseos se cumplirán y me enteraré el dìa que rompa la copa.
Mañana a las ocho me voy de este lugar que me transporta ,como Muerte en Venecia, al pasado.
EL ARGENTINO HOTEL es el recuerdo sobre la RAMBLA DE LOS ARGENTINOS del esplendor de nuestra sociedad argentina de principios de siglo.Todo ,hasta la costanera ,es construído con el dinero de las grandes fortunas de esa epoca.Hay que reconocer que tenìan buen gusto esta gente.
Las mansiones veraniegas antiguas son impresionantes ,lástima que no las reconstruyan como se merecen.
El balneario es quizás "más accesible" que Punta pero mucho más cálido y me gusta mucho más.Tiene varias playas del Rio de la Plata .Que en esta zona es parecido al Mar Mediterraneo.Agua clara de colores verdiazul del mar y-como hay viento-con un oleaje bastante impresionante.
En Punta anduvimos como locos de playa en playa-hasta cruzamos una balsa maroma para Paloma y Pedrera.
Acá mi marido aprovechó con las termas marinas y solo nos cruzamos a la playa de la rambla a las otras fuimos a pasear en auto.
El espectáculo de anoche estuvo fabuloso.Ver los salones es un encanto.Lástima que con el gusto moderno le han puesto esos colores horrendos del psicodélico.Pero nada cuesta volverlos a pintar de blanco.
No se porqué acá vienen todos los hijos de Moisés.Un sobrino de mis hijos(hijo de una prima segunda de ellos que fuè la que visitè)es productor de una película uruguaya premiada internacionalmente.Por eso mi hija querìa venir al hotel(ya que fué escenario de esa pelìcula)Y QUEDO IMPRESIONADA PORQUE ERA MUCHO MAS HERMOSO DE LO QUE ALLI FILMARON.Ella también anda en la actividad cinematogràfica.
Lo gracioso es que la tìa(mucho menor )se enorgullecìa en el curso con su`sobrino(mucho mayor que ella).
Ah ,otra cosa ,yo me imagino y como...la noche de amor de Malena y .....dicen que ahora tienen que usar unos trajes como los astronautas para disimular los moretones y chichones provocados por tanta actividad en cancha lodosa.

Arantza G. dijo...

Ja,ja. Sábanas de raso. jaja. Peligro!! Menudo trampolín.
Desde luego despiertas la imaginación, si señor.
Un beso.

olhodopombo dijo...

Malena pode ate ser sincera,
mas ele não eh...
nenhuma duvida....

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Sí, tiene razón; yo creo que los fetuccini y el tiramisú con un buen vino, son un óptimo prólogo para un revolcón de sobremesa entre sábanas de satén de color negro....una ambientación afrodisíaca que comienza por el estómago.
Un saludo.

Ana María Parente:
Todo hombre tiene que tener dos extremos de mujeres en su vida sentimental. Por un lado, La Mejor y en el contrario, La Innombrable...
Las construcciones antiguas se hacían a conciencia y en convergencia con el buen gusto y la durabilidad. Hoy en día, todo está pensado para una vida corta y sin grandes pretensiones.
Este encuentro del protagonista masculino y Malena, tiene lugar después de comer y por lo que yo tenía en mente, las únicas marcas que ella le iban a quedar en el cuerpo, sería algún chupetón y nada de moretones...
Un saludo.

Arantza G.
La idea me la dió Remembranza, que un día nos contó cómo protagonizó algo parecido....yo, mucho más aburrido en mi cotidianidad, no viví nada parecido.
Un saludo.

Olhodopombo:
Sí, él es sincero y va a esmerarse en no dejar que ella resbale de la cama....sólo hay que tener un poco interés y precaución.
Un saludo.

olhodopombo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Sí, tenía usted razón..

Ichiara dijo...

Es que después del italiano no podía venir otra que un ritual en negro con camisón resbaloso y deseo desaforado. Qué tendrá la pasta que despierta tanta pasión?

Muy bueno, las chicas supongo que encantadas con la dedicatoria.

besos de nuevo

argentalico dijo...

Hola!
Te espero en mi nueva sede: www.yoextranjero.com
Gracias! ;-)

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
La verdad es que hacía falta algo de lencería fina y elegante ropa de cama para poder remontar la modorra que entra después de una comida abundante y regada con vino...
Sí, parece que les gustó la dedicatorio aunque Remem anda missing...
Un saludo.

Argentálico:
Tomo nota.