sábado, 31 de enero de 2009

TÍA SOL

Como cada año por esas fechas, tía Sol venía a Madrid a visitarnos y yo, para no variar, acudí al aeropuerto a recogerla. Recién estrenada como nonagenaria, se seguía moviendo con una energía impropia de su edad, a fuerza de carácter y poniendo en entredicho las leyes de la biología. Así había sido desde niña, desde que partió de su Salónica natal junto a padres y hermanos (uno de ellos era mi abuelo materno) rumbo a la Argentina hasta que siguió a su esposo a la soleada California huyendo de los militares argentinos y le ayudó a consolidar sus negocios. Arnaldo Contini, que así se llamaba su difunto marido, era hijo único de una adinerada familia judeo-italiana que arribó al país sudamericano casi al mismo tiempo que mis antepasados y que, tiempo más tarde, terminarían radicándose en los Estados Unidos, donde establecieron una cadena de joyerías a lo largo de la costa oeste. Ambos se conocieron de niños, dos pequeños inmigrantes en la pujante Argentina de entonces, y por eso a nadie extrañó que pasados unos años, el apuesto joyero transalpino retornara a orillas del Plata para desposarla. Tras el enlace, la pareja se marchó a vivir a California, aunque volvían seguido a Bs. As. para pasar largas temporadas y de donde tuvieron que escapar precipitadamente tras un secuestro frustrado por parte de los milicos. De su unión, nacieron dos hijos; el mayor, Giorgio, que gestiona las empresas familiares, y Ester, que es una de las más renombradas pintoras de todo el continente americano. Al fallecer tío Arnaldo, hará ahora unos quince años, mi tía se hizo cargo de un nada despreciable patrimonio compuesto, además del próspero negocio, por más de una veintena de propiedades inmobiliarias repartidas entre USA, Bs.As., Madrid y Roma, numerosas obras de arte, dinero en efectivo y joyas por un valor difícil de cuantificar. Sin embargo, Mrs. Contini como se la conocía en Norteamérica, Sol Leví de Contini como lo era en Argentina o tía Sol como la llamábamos cariñosamente en la familia, no era una mujer apegada a los bienes materiales y anteponía el afecto de los suyos a cualquier otra cosa en el mundo. Por eso no dejaba transcurrir ningún año sin venir a compartir al menos un mes con nosotros, cargada de regalos y sin caer en la cantinela tan típica de otros ancianos de decir que pronto se moriría y que esta iba a ser la última vez que nos veía.
No queriendo parecer vanidoso pero tampoco faltón a la verdad, tengo que reconocer que soy su sobrino preferido y es conmigo con quien, tras la comida, se sienta en el sofá a tomar el café y mantiene su primera conversación relevante:
- Decíme, nene ¿seguís con ese trabajo tan…..tan….absurdo que tenías? – comenzó el interrogatorio
- Y….sí
- ¿Y por qué seguís perdiendo el tiempo con eso? Un chico fino, educado y culto como vos podría aspirar a algo mucho mejor……vos tendrías que ser publicista, o periodista o escribir libros, guíones para televisión, cine…algo para lo que haya que pensar, sobre todo ahora, que llegó el tiempo de los tontos y las diferencias son más notorias..…no te imaginás cómo me acordé de vos cuando leí ése libro que me recomendaste…..
- ¿Cuál de todos?
- El de el ruso ése…Gabriel Dreyfus….me encanta esa lucidez ácida de la que hace gala y esa certeza de saberse más inteligente y digno que los demás….ojalá te hubieras topado con alguien así en tu vida….ahora no estarías vegetando en un laburo que no va contigo…vos necesitás algo creativo…tenés una imaginación portentosa y sos listo….demasiado para continuar donde estás….es una vida demasiado ordinaria para ti y no te pega nada….lástima que lo dejés todo en manos del azar
- Bueno, el Azar es el único Dios y la casualidad su profeta
- Linda frase querido pero, yo soy tu vieja tía y te conozco muy bien, y sé que tu imposibilidad por expresar lo que llevás dentro, te ahoga y te provoca una impotencia que puede volverse autodestructiva. Me daría pena verte caer en eso cuando deberías tener la audaz convicción de que todo es posible en esta vida y todas las puertas pueden abrirse para vos….
Bueno, ya seguiremos hablando de esto otro día, ahora contáme ¿cómo andás de mujeres? – cambio de tema para no incomodarme más ante mi falta de respuesta
- Bien, me va bien....¿o preferís que te cuente la verdad? – añadí ante su gesto de incredulidad
- claro, nene ¿o pensás que crucé el Atlántico para que me contés una milonga?
Andá, servíme más café y no te andés por las ramas…..a ver si antes de que regrese a Yanquilandia te enderezo y hago una mitzvah.

28 comentarios:

olhodopombo dijo...

Levi,
antes de ler seu conto,
preciso lhe dizer que dei uma boa
risada com o seu comentario no meu blog...e eu estava mesmo precisando de rir....

olhodopombo dijo...

muito bom,
gostei da tia Sol, me parece uma energia pura....

Frabisa dijo...

Una mujer con fuerza y las ideas claras, la tía Sol.

Me encanta la lucidez que muestra, seguro que es imposible meterle gato por liebre.

Que dure muchos años....

un beso

Anónimo dijo...

Que mas daria yo por tener una tia asi de inteligente, y digo inteligente por q debe de haber luchado mucho por llegar a ser lo q es ahora. Tan solo me imagino lo grato e interesante q debe de ser charlar con ella... Cuidala, ella es parte de esa rareza q yo llamo tesoros vivientes...!

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:

Pero si el comentario que le dejé era una tontería.....me alegro que se ría con tanta facilidad...

Sí, hay viejitas que, como tía Sol, se resisten a quedarse en sus casas tejiendo bufandas...

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:

Si, hay gente mayor con las ideas muy claras. Yo siempre he dicho, y lo mantengo, que se puede ser listo o tonto a cualquier edad y algunos, no aprenden ni siquiera con la experiencia de los años. Otros, por el contrario, atesoran sus vivencias y extraen lo mejor de ellas.
Un saludo.

Anónimo:

Todo el mundo quiere tener a alguien así en su familia porque, el trato con una persona de tal valía, sólo puede enriquecernos. Es una lástima que algunos desprecien la vejez ajena...
Un saludo.

olhodopombo dijo...

Levi,
gosto de rir, mas não com tanta facilidade.
acontece que uma amiga viu o blog e não gostou de como foi retratado alguem de sua especie.e logo em seguida voce fez o comentario, que possivelmente ela teve e que não gostou.......

Arantza G. dijo...

La verdad y no soy envidiosa...yo quiero una tía Sol.
Lo que daría yo por tener una persona de esa talla en mi familia.
Aparte, "el Azar es el único Dios y la casualidad su profeta" me ha gustado.
Ja,ja, al paso que voy, creo que tendré que abrir una carpeta con el título "Frases de Carlos Paredes Leví"
Un beso y te deseo que pases un fin de semana genial.

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Bueno, esas cosas pasan....

Carlos Paredes Leví dijo...

Arantza G.:

Todo el mundo quisiera tener una tía así pero, pocos son los elegidos...

Me alegro que te gustara la frase. La verdad es que tampoco me parece tan meritoria. Salió así, viniendo quién sabe de dónde....

Un saludo y que pases un buen fin de semana.

olhodopombo dijo...

Levi,
Ok, compreendo.
Como Arantza, eu tambem quero uma tia Sol, mas pelo andar das carruagnes a muitos que elas se foram....

Ichiara dijo...

Yo quiero una Tía Sol, con esa lucidez mental y esa vitalidad, para darme la marcha que me falta. Y encima pudiéndose estar encamada con la pedicura, la manicura, el masajista y la peluquera encima. Yo no quiero una, quiero ser Tía Sol, jajaja

Muy bueno, me la prestaría su amigo?

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
Mejor le iría a todo el mundo si cada familia tuviera una tía Sol...

Isabel Chiara:
A mí siempre me cautivaron las personas mayores llenas de lucidez de mente y vitalidad. Le confieso que hasta a mí mismo me gustaría ser tía Sol....
¿Qué da a cambio del préstamo?.
Un saludo, Maestro.

Ichiara dijo...

Pues no sé si su amigo se acuerda de Sherezada, pero yo podría contarle cada noche una historia, para tenerlo entretenido. Me parece que es lo único que me va quedando, mi mente calenturienta pa inventar otras vidas. Propóngaselo que yo ya me voy comprando la ropa de abuelita, jajaja.

besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Me ha hecho usted recordar algo que leí hace pocos días: "En el fondo del ser humano palpitan cien vidas que casi nunca llega a conocer y que sólo pueden serle insinuadas en forma de chispazos".
Menos mal que nos queda la mente calenturienta....
Un saludo y yo, mientras tanto, me voy comprando el disfraz de Jaimito porque, con tanta calentura, no pretenderá que me vista de Pinocho...
Un saludo.

TortugaBoba dijo...

Me encantó el personaje de la Tía Sol. Las personas mayores (los ancianos) tienen una vida interior mágica, que merece ser escuchada y transmitida a otros.
Me gustaron dos frases en especial:
"sobre todo ahora, que llegó el tiempo de los tontos y las diferencias son más notorias" (es genial, muy buena); y "el Azar es el único Dios y la casualidad su profeta" (¿por qué "Azar" con mayúscula y "casualidad" con minúscula? Casualidad se merece también una mayúscula diría yo...).
Beso.

Carlos Paredes Leví dijo...

TortugaBoba:
A mí también me encanta tía Sol. Tiene una sabiduría atemporal que se detecta desde el mismo instante que te mira con sus ojos azules.
Me alegro que te gustaran las frases. No sé porqué, pero siempre pongo Azar con mayúscula. Una manía, supongo.
Un saludo.

olhodopombo dijo...

Levi, a Sofia eh filha da minha filha Surya,mas não assina o nome Aaronovich...que eu acho uma lastima...

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:

Sí, una lástima porque Sofía Aaronovich suena francamente bien...

Un saludo.

olhodopombo dijo...

Levi,
e ela eh a unica neta do Boris....

El Castor dijo...

Los judíos de Salónica estaban hechos de una pasta especial. A Primo Levi le causaban una mezcla de admiración y temor.
Saludos, caballero.

Carlos Paredes Leví dijo...

Olhodopombo:
También me gusta el nombre de Boris.

El Castor:
Sí, conozco estos datos que apunta y me viene a la memoria una película en la que W. Dafoe hace de un boxeador judío de Salónica que va a parar a un campo de exterminio.
Un saludo, Caballero.

olhodopombo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pradero dijo...

Yo le hubiera dicho que estaba de novio con Dreyfus desde hacía dos años, ya verías como no jodía (molestaba) más.



Charles, volví renovado, mañana te voy a dar una noticia que te va a gustar mucho, estoy seguro.
Un abrazo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Pradero:
Te extrañaba campión. ¿Vos también conocés a Dreyfus?.
Espero ansioso ésa noticia.

Un abrazo.

TortugaBoba dijo...

Pero Juan Pablo, eso no vale. ¿Los demás no podemos saber también? Es mi alma felina, de gata, de curiosa.
Beso.

ana dijo...

Tia Sol algo de razón tiene.
Casualmente estaba pensando sugerirle hacer guiones con todas sus vívidas historias.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana:
Será con la vida de ella, porque la mía es muy poco aventurera.....
Un saludo.