miércoles, 19 de noviembre de 2008

HOY, UN PAR: Divergencia Marital y Pardillo


DIVERGENCIA MARITAL
Anselmo Carrascosa pertenecía a esa categoría de personas que al casarse, empeoran. De tres años a esta parte había perdido cabello, aumentado varias tallas y sus movimientos se tornaban cada vez más lentos y torpes. Era como si sus antaño nuevos horizontes vitales hubieran sido relegados al olvido desde el momento que dijo: “sí, quiero”. Por el contrario, su esposa estaba cada día más hermosa y resplandeciente, lo que acentuaba la brecha que se había abierto entre ambos.Hechos ulteriores acelerarían aún más este avance en direcciones contrarias. Así, mientras él sucumbía a una terrible enfermedad, cuya sola mención resulta tabú, ella , rejuvenecida, gozaba del jóven cuerpo de un muchacho que podría ser su hijo.

PARDILLO
Siempre se empeñaba en hablar de mujeres, como si no hubiera comprendido que era una especulación estéril, una abstracción semejante al sexo de los ángeles o la expansión del universo. El muy imbécil no sabía que, si bien todos los hombres somos iguales (o casi), ellas son todas diferentes

28 comentarios:

Ma. Candela dijo...

ella era una mantis religiosa que golosamente disfruta del camino del exceso...

ana maria parente dijo...

Acá el Carrascosa se borrò la nami del mapa.La pobre estaba bastante destartalada.
Lo condenaron por encubrimiento.

Juan Pablo dijo...

Aguante Carrascosa!
(expresión argenta reivindicando la venganza del cornudo que hizo matar a su esposa).

Sobre el pardillo: los hombres somos todos iguales y las mujeres son todas iguales.
Lo firmo.

TortugaBoba dijo...

JP, amén a tu última frase. Aquí no se libra ni dios.
No sabía Carlos que hay una categoría de personas que empeoran al casarse, qué cosas...
Me ha gustado el relato de "pardillo", sí que era un imbécil, mira que no ver lo diferentes que somos las mujeres...

Remembranza dijo...

Yo lo hubiese titulado marginal. Pobre hombre!
Un abrazo tano

Remembranza dijo...

Bueno, esto corrobora que podía hablar de por vida de este tema a menos que por la suya no hubiese pasado más que su madre Jaja Pobre también
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Podría ser, podría ser.....

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Usted que sabe, dígame: Hay muchos matrimonios así ????

Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Bueno, eso de la diferenciación entre hombres y mujeres, fue una expresión literaria....en la vida real, no estoy tan seguro de lo afirmado...
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Tortuga:
Hay gente para todo; dejados unos e ingenuos otros pero, ambos infelices todos ellos...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
De verdad piensa que un caso así, como el de A.Carrascosa es algo marginal ??

En cuanto a su segundo comentario, no sé qué decirle, porque no termino de entenderlo...

Un saludo.

Lo de su saludo tano me trajo a la mente el que le da la gorda de Fellini al muchachito (Amacord)

Remembranza dijo...

jaja

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Ah, ahora sí, ahora ya tengo más claro su comentario que no entendía...

Ma. Candela dijo...

mmmm yo dudaría de afirmar que hay hombres así... cuantos de los que aquí participamos no tenemos un amigo o una amiga que al emparejarse se transforma en una sombra sin voluntad. En un títere de su propia vida que viene y va dentro de una maleta que algunos llamas matrimonio... en esta vida de todo se ve, oye o lee... pobre tipo eso de sentir que la vida es una masmorra miserable debe ser un infierno!

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Hay mucha gente que se anula a si misma (una especie de autocensura) con sólo sentir la cercanía de su pareja. Esto es un desequilibrio pernicioso en el que sólo una de las partes cede.
Para mí, el emparejamiento tiene que ser para ser más feliz que antes y no para llenar los días de erosiva rutina y sufrimiento.
Un saludo.

Una ET en Euskadi dijo...

Si, Carrascosa cumple con el estereotipo de género, los hombres engordan y se alentejan al casarse, las mujeres, al tener hijos. Solo no engordamos si al que podría ser nuestro hijo lo tenemos de amante


Tod@s creemos, con sus mas y sus menos, conocer al sexo opuesto pero cuando nos enamoramos de verdad se nos queman todos los papeles y pasa a ser...EL UNICO Y DIFERENTE

Besos, gusta estar de vuelta

Carlos Paredes Leví dijo...

Una ET en Euskadi:
NO me diga que usted cree en esos tópicos ¡¡¡ Hay que escapar de ellos como de la peste...
Estoy to-tal-men-te de acuerdo con la segunda parte de su comentario. Muy verídico y lúcido.
Un saludo y el gusto es mío por tenerla aquí de nuevo.

ana maria parente dijo...

No creo que con tantos problemas que enfrentan diariamente las mujeres tengan tanto tiempo como para coronar de cornamenta al marido.
Acá un tal Carrascosa aparentemente matò a su mujer y fuè condenado"solo por encubrimiento".

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Si usted lo dice, yo le creo. Sin duda deben haberle llegado más referencias de casos, parecidos o no tanto, que a mí.
Un saludo.

Ma. Candela dijo...

Estoy de acuerdo con Ana María Parente.

Un dato, hasta hace unos años, en Ecuador era legal si el esposo encontraba a su mujer en flagrante infidelidad el asesinato de ella y su amante. La causal? Defensa Propia, defensa de su honrra masculina...

Ese artículo fue ya eliminado del código.

Pero los casos de violencia doméstica están a la orden del día...

Carlos, le envié un mail. :) Novedades del viaje...

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Qué barbaridad ¡ De todas formas, yo no entro en el grupo de riesgo, porque no me motiva traicionar a la mujer con la que estoy. Tengo otra serie de morbos, particulars y que no me llevan a buscar a otras. Y no es que sea un moralista sino que no traigo de serie la pulsión del engaño sexual.

Ahora leo el mail y le contesto....espero que las novedades que predice sean buenas..
Un saludo.

Mandarina azul dijo...

¿Y por qué no sale el comentario que te acabo de dejar?

En fin... como decíamos ayer...

Resumiendo, te preguntaba que si tú eres de los iguales o de los casi iguales, jaja...

Y del asunto divergencia marital, recordaba a mi abuela, que decía búscatela delgada y limpia, que marranota y gorda ya se te volverá. ¿Te creo a ti o a mi abuela? ¡Vaya dilema!

Un beso.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mandarina Azul:
Espero ser una excepción.....pero no soy yo quien deba decirlo y lo que dice mi abuela me parece que no es muy objetivo...

Una verdad como un templo eso que decía su abuela. Créale a ella, siempre. Por cierto, esto me trajo a la mente un dicho argentino: "Mamá, hacéme grande, que boludo me hago yo sólo"

Saludos.

Mandarina azul dijo...

Jajaja...

¡Pero ese dicho no se lo confieses a la panadera o estarás perdido!

Carlos Paredes Leví dijo...

Mandarina Azul:
noooo, eso voy a dejar que lo descubra ella sola...

olhodopombo dijo...

Muito bons seus textos,
me fazem rir,,,

Carlos Paredes Leví dijo...

Oldohopombo:
Me alegro que se ría. Eso es bueno para el alma, y para la piel...
Saludos.

olhodopombo dijo...

Sim, fazem um bem do tamanho do mundo....