martes, 19 de agosto de 2008

CENA EN CASA DE FORTUNATO

La misma noche que Fortunato había regresado de ver a sus hijos y sus perros, allá en la lejana Ferrara, nos invitó a su casa a cenar. A su excelencia a los fogones, materializada en unas sabrosas berenjenas rellenas al horno y un salteado de huevos con cebolla y setas, se le sumó un par de botellas de vino de la Ribera del Duero, compradas en su escala en el aeropuerto de Madrid-Barajas. De postre, tiramisú, una cafetera con tueste natural, unas copas de oporto y puros habanos. Todo ello para adornar unas conversaciones cargadas de camaradería, buenos consejos e intereses mutuos por nuestras vicisitudes existenciales. Quizás, el fragmento más jugoso de lo tratado esa noche, tuviera lugar a partir del momento en que Mauricio extrajo un papel del bolsillo trasero de sus jeans y se lo alcanzó a Fortunato, con un gesto que denotaba su impaciencia contenida.

- Decíme qué te parece..... es una carta que escribió mi “amiga”…..a Leví ya se la enseñé al día siguiente de recibirla….. .

Nuestro amigo se encajó los anteojos entre las cejas y con expresión grave la leyó. No tardó más de unos segundos y, con una sonrisa de lado, se la devolvió a su dueño.

- Bueno, ¿qué te parece? – inquirió ansioso Mauricio

- ¿Vos la querés?

- Sí – contestó seriamente

- Entonces, dále palante nomás

- Bueno, ya lo hice……le escribí contestándole – confesó tímidamente, mientras volvió a echar mano al mismo bolsillo que antes y extraía otra carta - Mirá lo que le puse y dáme tu opinión

Fortunato me miró y ambos soltamos una sonora carcajada. Sin sacarse la sonrisa (ésa misma con que desarmaba a las mujeres más cancheras) leyó de nuevo mientras iba aseverando con la cabeza

- Está muy bien lo que le pusiste. Te mostrás flexible pero sin renunciar a tus principios, a la par que demostrás generosidad y carencia de rencor e intenciones ocultas…

- Yo le dije algo parecido – intervine

- Sí, pero hay algo que se me ocurrió el otro día paseando y no me lo puedo sacar de la cabeza, aún cuando mi decisión de continuar recto sigue en pie….¿y si la mina lo que quiere es vengarse de mí por haberla puesto en cierto ultimátum, dejando que la relación quedara en un estéril stand by, y me escribió su carta para arrastrarme hacia ella y luego tenerme a su merced?

- A mí eso me parece muy rebuscado. Está bien que la claridad es patrimonio de los hombres pero….no sé, creo que en ese caso habría sido más sutil y no te habría mandado unas letras como ésas, tan cargadas de significado sino que hubiera optado por algo en apariencia inócuo para que tu te volvieras a asomar….tal vez te habría llamado preguntándote alguna boludez sobre un teléfono de alguien o si se dejó en tu caso un libro, unos aros o algo así….Luego, te habría incitado a metieras la cabeza hasta el fondo y entonces sí te la habría cortado…

- Sí, es muy interesante eso que apunta el amigo Leví….se ve que va aprendiendo rápido el flaco y vos, Mauricio, deberías hacer lo mismo, sino te vas a quedar rezagado..
Mirá, andá a saber lo que pasa por la cabeza de ella pero vos, si la querés, tenés que jugártela. De lo contrario, no te vas a sacar la duda de encima, y es más difícil vivir con dudas que con un fracaso. Por otro lado, si lo que busca es venganza, entonces está claro que es una mujer que no valía la pena….y que la disfrute si con ello su vida mejora en algo, que no lo creo…..El orgullo bien entendido tiene que llevar a la verdad y no a un choto ánimo de revancha que vale para bien poco....Suena a tópico pero: el amor es para los valientes, y los cobardes quedan excluidos….En toda relación fructífera, las partes tienen que hacer concesiones y ser tolerantes con los errores cometidos sin intencionalidad porque hay algo que tiene que abundar en ella y es la generosidad…¿entendéis lo que quiero decir?

Dijimos que sí al unísono mientras, Fortunato, alzando la copa, proponía un brindis:

- Por nosotros caballeros, y por las vidas

- Le Jayim

- Le Jayim

* LAS CARTAS MENCIONADAS APARECEN EN LOS TEXTOS PUBLICADOS EL PASADO DÍA 6 DEL PRESENTE MES (LA DE ELLA) Y EL DÍA 8 (LA DE ÉL).

39 comentarios:

algo para vos dijo...

Estimado Carlos: yo pienso que cuando algo termina, se termina, y si no termina, se contamina mal...
(no es una frase mía, sino de una canción, que no sé si conoce)
Ud. tiene cierta influencia sobre el pobre Mauricio... Convénzalo para olvidar...
Segundas partes nunca fueron buenas, dice el refrán, no?
Salu2

Alicia dijo...

Carlos: Diga que fue un encuentro de hombres y de pura camaradería... pero salvando por los puros habanos.. le aseguro que daba ganas de compartir todo ese encuentro!! Siempre tan vívidos sus relatos... ya me sentía sentadita con la copa entre las manos... viendo a Mauricio sacando los papelitos del bolsillo "cual Minguito"... impecable...
Un abrazo y buena semana!

Carlos Paredes Leví dijo...

Algo para vos:
Tenés razón, flaca, y Calamaro también. Y todos lo sabemos pero, esto es ficción y como tal, los personajes se permiten unas libertades que en la realidad nosotros ni consideramos. Ni las minas escriben cartas ni los amigos muestran uninimidad cuando charlan.
Un saludo.

PD: me dan envidia mis personajes...

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
Hay algo en la amistad masculina que la hace muy particular.
Unos amigos porteños y yo, residentes todos en Madrid, estuvimos distanciados unos meses (sin causa aparente). Sólo hizo falta que uno mandara un mail conjunto convocando una cena para que todos nos volviéramos a ver, tratándonos como si lo hubiéramos hecho el día antes. Sin rencores, sin reproches, sin timideces.....
Con las mujeres, las cosas nunca funcionan así. A veces pienso lo sencillo que sería decir, o que te digan "te quiero". Sin más. Sin tapujos, sin tácticas ocultas, sin cálculos, sin vergüenza,....pero como ya hablamos alguna vez, esto no sucede nunca. A lo mejor hay algún caso documentado, pero debió ser hace mucho tiempo y en algún lugar lejano. Si ud. conoce una mujer que llame por teléfono a un hombre o le escriba cartas (me refiero antes de iniciar una relación o tras un distanciamiento), no dude en presentármela. Podríamos sacar mucho dinero llevándola a programas de tv y presentándola como un fenómeno de alcance mundial.
Un saludo.

Ana María Parente dijo...

En la época de mi madre y padre los hombres eran como los gatos.
Tenían sus amores totalmente ocultos y no se contaban nada entre ellos.Mi padre decìa que ventilar amores "no era de caballeros".
Influenciada por esa educaciòn yo siempre elegìa"introvertidos".Recuerdo a uno que me tenìa "metejoneada" que los amigos trataban de sacarle novedades y era imposible.
Recuerdo también a uno que me gustaba mucho que,a causa de demostrar su interés por mì a los amigos NO LE DI NI LA HORA.
Pensaba que el extrovertido era "falluto".
Ahora es distinto todos:varones y mujeres se cuentan hasta las intimidades.

El personaje que le muestra las cartas a mi amigo experimentado:don ARCHEVOLTI es medio tontuelo no?.

Remembranza dijo...

Fa! de nuevo me hizo leer otra vez. No ve que mi cerebro es playo y me olvidooo!
Ahora respecto de ESTA historia, que ya no es taan tórrida como a usted le gusta escribir, por qué no lo casa a Mauricio y ya y si no, póngale drama: un ex marido, hijos que estaban en el anonimato y hasta un amorío con su mejor amiga, ja que tul? Si, si es como mucho no?
Un abrazo

Ma. Candela dijo...

Dice Silvio Rodriguez, en su Óleo de una mujer con sombrero:

"La cobardía es asunto de los hombres no de los amantes, los amores
cobardes no llegan a amores ni a historias, se quedan allí, ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar".


Para que decir +

Hay que jugarsela por el amor!

Salud Amigo!

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Fíjese, que Mauricio se muestra firme con ella y sin embargo, en compañía de sus amigos muestra sus inseguridades y sus miedos a intentar remontar nuevamente la relación...
No es que sea tontuelo, es que con Fortunato y Leví se siente cómodo, no tiene que impresionar, no tiene que aparentar, y eso hace que no tenga pudor por enseñar su lado más humano.
Se encuentra con la dicotomía de mantener su dignidad a la par que apostar por lo irracional, por sus sentimientos.Quizás, lo que esté poniendo en juego, sea el remanente que inocencia que aún conserva....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Leví anda en camino de eso que apunta, y el ocasional Kalman encontró a su media naranja y está aguardando ser padre, ¿no cree que ya hay demasiada tonalidad rosa pastel?. Algo pseudo-dramático tal vez me tiente más. Aunque, ponga lo que ponga, no va a faltar quienes piensen que yo me escondo detrás.....A estas alturas de partido, como comprenderá, me importa poco que se piense eso o lo contrario.
Es cierto que yo aparezco, a veces, en mis textos pero...lo hago en breves retales: un trozo por acá, otro por allá.....etc.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Candela:
Sí, es así. Los amores cobardes son fracasos, son amagos de algo que no alcanzan. Pero no olvide que los amores son de a dos, y uno no se la juega si el otro no quiere....
Un saludo, con una taza de café en la mano...

Ana Maria Parente dijo...

No ,don Carlos ,este muchacho que-supongo-tiene más de cuarenta debe"denotar más seguridad en si mismo".
Si está enamorado" seguir viaje con el romance".Si está indeciso quiere decir que no ama.Así que "THE END".
Eso de mostrar las cartas NO ME GUSTA.Una carta de amor tiene un solo destinatario.

Claudia dijo...

Me gusta la manera en que unes y separas las historias de estos tres amigos. En un episodio vemos a uno de ellos, en el otro los tres se reúnen a conversar sus historias y a compartir opiniones.
Lo que me llama la atención -lo confieso- es que pensé que los hombres no se rompían la cabeza con toda clase de teorías sobre un amor, pensaba que eso sólo lo hacemos nosotras.
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Los amigos de verdad, charlan de cualquier cosa y no hay nada como la calidez de una conversación entre hombres para reconfortarse cuando vienen mal dadas....
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Coincido totalmente en eso de que las cartas de amor sólo tienen que tener un destinatario. En cuanto a la personalidad, yo creo que el tipo anda en ebullición existencial. Quisiera parecerse a Fortunato pero ni siquiera alcanza a Leví (yo, con éste es con quien más me identifico, le confies...)
Leví y Fortunato no le habrían dado tantas vueltas al asunto. El primero, incluso, lo imagino echando la puerta de la casa de ella abajo y.........
Un saludo

Ichiara dijo...

Me gustó eso que dice Fortunato de que el orgullo bien entendido debe llevar a la verdad. Yo a Mauricio le veo un punto de inseguridad, que no cobardía, porque de alguna manera sabe que algo se torció en la historia, e intuye que las recomposiciones suelen ser amargas y dolorosas. El quid pro quo, si no sale de forma natural, por generosidad (como continúa Fortunato) lleva a la sensación de agobio, de imposición, de obligación. Y eso no es bueno.

No me gustaría estar en la piel de Mauricio. Menudo papelón.

Un besote (qué rico el vino)

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Sí, porque la gente orgullosa de verdad, no miente. Y optar por el orgulloso a la hora de decidir, suele precipitarnos a decisiones erróneas.
Tal vez sea algo inseguro pero sabe que los miedos de los que escapamos, son los que al final nos alcanzan y nos derrotan. Comprendió que en esta vida hay que jugársela por lo que uno quiere.
Si hay generosidad y deseo, las situaciones se revierten. De lo contrario, no es más que engordar para morir más tarde.
Un saludo.

Ma. Candela dijo...

mmm es cierto que es un asunto de 2 porque de que sirve tratar de salvar un ahogado que se empeña en nadar hacia mar a dentro... pero para jugarsela hay que primero abrir el juego, mostrar las cartas y hablar claro.

Matar o Morir como diria la Bersuit!

Rico ese cafe... yo tengo el propio justo aqui a la zurda de mi laptop...

:)

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Justo es eso que usted apunta; hay que abrir el juego....si se quiere jugar, claro...
Un saludo.

ana maria parente dijo...

Archevolti bravo!!! ,decidido y volteapuertas.Eso es un hombre.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Bueno, Fortunato es decidido pero el que tira las puertas abajo,es Leví.....Archevolti las golpea firmemente con los nudillos....

Una ET en Euskadi dijo...

¡Cómo cocina mi Fortunato! ¡Qué consejos más masculinamente recios dá mi Fortunato!
Es que mi Fortunato es mucho "mi Fortunato"

Frabisa dijo...

Aquel que quiere vivir, ha de saber arriesgar, mover ficha y no arrepentirse los restos de no haberlo hecho.

El orgullo me parece una invención de algún trastornado, amén de muy poco inteligente. Otra cosa es la dignidad, que me parece que jamás ha de perderse.

Elucubrar sobre las intenciones de ella acerca del contenido de la carta me parece una perdida de tiempo. Yo me quedaría con lo que dice, porque si sus intenciones no fuesen así, como bien apunta uno de los protagonistas, no merecería la pena y a otra cosa, mariposa.

Muy entretenido.

un beso

Juan Pablo dijo...

Totalmente de acuerdo en que es más fácil convivir con un fracaso que con las dudas.
Lo que pasa es que pasar de una a lo otro puede ser cuestión de un segundo y reconocerlo es uno de los peores momentos de la vida.
Supongo.

Buen texto Charly. Abrazo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Una ET en Euskadi:
Míre que Fortunato tiene muchas admiradoras....¡
Este hombre es un tesoro: atractivo (tiene un aire entre Richard Avedon, de jóven, y el protagonista de "Cinema Paradiso"), culto, inteligente, buen cocinero, minucioso amante, etc.
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Me gustó esa frase de "a otra cosa, mariposa" porque anoche, justo estaba pensando en ella como título para la continuación, y final, de esta historia.
Coincido totalmente con lo que usted dice. Ya veremos qué hace el protagonista...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Sí, de eso se trata. Uno debe arrepentirse de lo no hecho y no de lo que hizo cargado de buenas intenciones, y salió torcido....
Las dudas son malas compañeras para convivir.
Un saludo.

Claudia dijo...

Estoy completamente de acuerdo con usted. Las dudas son pésimas compañeras para vivir, son como un veneno que, poco a poco, van carcomiendo los sentimientos.
(Creo que hoy amanecí un poco pesimista :P)
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Las dudas son como una lepra interna que te van devorando, sin prisas pero sin pausa.....
Anímese, que usted es guapa y canta muy bien.
Un saludo.

ana maria parente dijo...

BRAVO LEVY!! SIGA VOLTEANDO PUERTAS NOMÁS.NADA DE COBARDIA.AVANCE A PASO REDOBLADO Y AL VIENTO DESPLEGADO SU ROJO(DE TANTA PASION)PABELLON.

ana maia parente dijo...

Claudia:nada de pesimismo ,la convicción ayuda ,aprenda de Levy y Archevolti.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Al mal tiempo, hay que ponerle buena cara, aunque sólo sea para confundirlo...
La cobardía no va conmigo, ni con ninguno de estos amigos. Otra cosa es que se enreden en batallas donde su presencia no es deseada....
Ah, y soy LEVÍ, como aquél célebre Samuel Leví Abulafia; tesorero de el rey Pedro I el Cruel.
Un saludo.

ana maria parente dijo...

Que tal trataba don Pedro I a su tesorero?.
No será Ud descendiente del tal Samuel ?Porque si el tal Pedro era cruel la descendencia de don Samuel Leví Abulafia puede heredar el trauma de los garrotazos.
Con razón Ud confunde su EGO CON SU ALTER EGO.
Pués mi confusiòn llega al máximo ya que ahora dice ser Ud el Leví que es amigo de mi admirado Arche y el otro día me dijo lo contrario.
Con esta gente uno supera los traumas de la cotideaneidad con el mayor placer.GRACIAS POR ESCRIBIR ESTOS RELATOS POLEMICOS.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Pues le diré que mi posible antepasado murió asesinado....
En Toledo, la casa del Greco y la sinagoga del Tránsito, formaban parte de las dependencias del palacio del malogrado tesorero....
Al final, hasta yo termino confundiéndome con mis personajes. Entre ud. y yo, le confieso que tengo cierta envidia de ellos. En particular, de Fortunato.
un saludo.

ana maria parente dijo...

Que hermoso relato ,hágalo una novela ya que le pondrá algo de autèntico sentimiento ESO ES TRIUNFO SEGURO.
Con la convicción que crea con sus relatos va a hacer vivir la historia y sus injusticias con la mayor precisión.
Saludos al ego al alter ego y a mi amigo Arche que es tano como mis antepasados .

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Eso tendré que hacerlo cuando sepa escribir.....
Hay vida virtual en mis relatos, y espero que algo se me pegue...
Saludos.

algo para vos dijo...

Algo le hace suponer que yo soy mujer, y además no padezco de obesidad?

Carlos Paredes Leví dijo...

Algo para vos:

©Claudia Isabel dijo...

Toda relación tiene cierto grado
de complejidad, creo que hasta la que parece más prolija y ordenada, tiene lo suyo...tampoco creo que funcione...las relaciones emparchadas terminan rompiéndose nuevamente...
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia Isabel:
Yo, personalmente, nunca retomé una relación. Supongo que de hacerlo, uno debe dejar de lado reproches y rencores y aceptar con honestidad la nueva realidad, sin volver la vista atrás.....
Un saludo.