lunes, 21 de julio de 2008

OÍDO FINO

Tras pasarme toda la tarde tumbado en el sofá leyendo una novela de Marc Behm, concretamente “La mirada del observador”, bajé al New Capitan a cenar unos varenikes y despejarme un poco. En la mesa ubicada justo a mi espalda, dos treintañeros bien vestidos mantenían esta curiosa conversación:
……………………………………
- Che, no se si pedirle que se venga a vivir conmigo…

- ¡Ni se te ocurra, boludo! Si querés que te pertenezca, no se te ocurra rendirte ante ella y perder la cabeza. Tenés que seguir manteniendo cierta posición de superioridad…¿o te creés la sinceridad y fidelidad de su entrega?

- Ya, pero lo malo es que la quiero, estoy enamorado de ella…

- Mirá, siendo eso ya de por si muy malo, hay algo mucho peor, y es que ella se entere. Dado que vos sos un tipo de corazón tierno, espero que te reprimas y cuando después de coger, ella apoye la cabeza sobre tu pecho, no se te ocurra enternecerte , porque si pensás que abrirle tu corazón va a ser suficiente para conservarla, entonces sos más ingenuo de lo que yo creía.
Ella está con vos porque lo contrario no le conviene. …

- La verdad, flaco, es que lo tenés todo tan claro que a veces me da miedo hablar contigo..

- Bueno, ya sabés que siempre tengo razón. Tal vez porque no soy un sentimental como vos y por tanto no deformo las cosas…

- Entonces…¿qué hago? ¿no le digo que estoy enamorado de ella y que venga a vivir conmigo?

- No, no,no… Vos tenés que darle una de cal y otra de arena, que nunca sepa a que atenerse. Tenés que alternar las caricias con el desprecio y la indiferencia, para que vea que estás acostumbrado a que te amen, .. y crueldad sin disimulo…pero tampoco vayas a pasarte de duro ¿eh? …también tenés que enseñar una parte vulnerable, de niño, porque a ellas les gusta sentirse como madres…Ah, y un buen truco, buscáte a alguna amiga, guapa, con la que jugar a la seducción y sacar a relucir un siempre eficaz juego de sexualidad indirecta. Que tu novia sienta la competencia y tu capacidad de macho deseado…
Tu obligación es ser sincero con vos mismo, no con ella......

- La verdad que es no se si seré capaz de hacer lo que me decís, y eso que se que tenés razón…..

- Vos verás lo que hacés, pero luego no me digás que no te advertí. Si vas de blando te va a utilizar, va a dejar de admirarte y respetarte… y, al final, te dejará tirado, sin el más mínimo remordimiento, cuando tenga a mano otra víctima propiciatoria….Un escritor, cuyo nombre no recuerdo, dijo que cualquier mujer que no sea estúpida, antes o después encuentra un hombre sano y lo reduce a escombros. ¿Querés ser ese hombre?. ¿No? ..entonces, hacéme caso.

- Me tenés podrido, boludo ¡¡¡¡. Siempre tenés razón…¡¡¡. (risas)

- Por supuesto, y ahora andá, llamá al mozo y pedí más vino… ¿o nos tomamos algo más fuerte…?

Cuando se marcharon, encendí un cigarrillo y pensé en Mauricio Melul y, en algo que una periodista uruguaya me había dicho días atrás: "¿Sabés qué diferencia hay entre el amor y el capricho?. Ninguna, salvo que el capricho dura más". Por suerte, mi amigo ya estaba poniendo punto final al Epílogo de su última historia. Era amor, supongo.

http://www.youtube.com/watch?v=doouuOuoat8

26 comentarios:

Alicia dijo...

Carlos: en esa mesa de treintañeros su personaje se encontró con el "prototipo" del macho argentino!!(hay muchos todavía) pero con un dosaje de mala onda brutal... y el amigo treintañero enamorado... un tibio.. si por lo menos hubiese sido más apasionado en su charla, pero lo peor que termina dándole la razón!!! Sabe qué? por ellos dos, por Mauricio Melul y su amiga uruguaya, trataré de invocar a nuestro compatriota con su célebre reflexión: "Endurecerse, pero sin perder la ternura jamás"
Carlos, menos mal que esto es ficción, en la vida real cuesta mucho bancarse tanto personaje escéptico en cuestiones del amor no?
Tan buen relato que me hizo engranar mi arista más romántica y femenina!!!
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
Totalmente de acuerdo con usted. Personalmente, no quiere tener nada que ver con ninguno de esos treintañeros. Tampoco Mauricio, que es un tipo poco al uso para estas cosas.
En cuanto a la uruguaya que cito, lo hago porque aquellas palabras me dejaron pensativo...
Sí, esto es ficción pero, en la vida real, hay muchos tipos que responden a estos patrones descritos: El que va de canchero y el pusilánime.
En fin, de todo hay. Yo, me quedo con Mauricio, Fortunato y conmigo mismo.
un saludo.

Remembranza dijo...

Ay!qué feo el amigo de este tío!
A mi me agradan romanticones (que no significa faltos de personalidad, no señor).
Tengo alguien conocido con "capricho" no lo sabía hasta que lei esto.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Sí, la verdad es feo pero ¡quién sabe¡, tal vez a ese tipo le va mejor que a otros...
Vió cómo eso del capricho nos deja pensando ??
Por cierto ¿coincide lo que le está pasando a Mauricio con lo que usted pensaba?. Cuénte.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Menos mal que esta generación no fué la mìa ,da la impresión que este muchacho aconseja recursos de adolescentes y el otro recibe paciente la sugestión.
Ya a don Carlos se le ocurrirá pintar algùn amor tipo Romeo y Julieta.

ana maria parente dijo...

Da consejos de adolescente.Esta etapa de transición se ha prolongado hasta los treinta.
Eso no es amor ,ni siquiera levante,es solo tècnica de seducciòn masculina.
Es una conversaciòn entre un zonzo y un Juan Tenorio con recursos de esa tierna edad.

Alicia dijo...

Carlos... pusilánimes... qué buena palabra... suena como lo que es no? una cachetada a la estupidez! No dude que hay mucho de eso pero también estamos las que nos espantamos ante tanto machismo recalcitrante... pero nos atrapan los Fortunatos, los Mauricios (No todos eh? los Jefes de Gobierno PASO!) y usted mismo, que saben reconocerse enamorados,románticos, nostálgicos y que ahora hasta le dan manija para pensarse "caprichosos"... en todo caso, ampare la posibilidad de reconocerse "porfiado" a la hora de luchar por el amor sentido y tal vez perdido...
Hoy tengo un día!!
Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Anónimo:
Sí, son dos impresentables. Los saqué a la luz para mostrar la diferencia que hay entre éstos y el trío de amigos Fortunato-Mauricio-Leví (yo).
En cuanto a los amores de Romeo y Julieta, le recuerdo que terminaban en tragedia. El de Mauricio sólo lo hizo en decepción, que no es poco....
Un saludo.

Ahora me da que Leví va a acercarse por Corrientes en busca de algún levante. Le noto inquieto...

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Es justo lo que usted ha dicho. A mí, ese tipo de personajes me provocan rechazo y los siento totalmente alejados de mí, como si perteneciéramos a especies diferentes...
un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
Para mí, el exceso de machismo no es más que inseguridad en uno mismo y esto es algo que no va conmigo.
No termino de ver a mis personajes como tipos enamoradizos y románticos, sino más bien como tipos que buscan algo y al alguien.
De todas formas, no se preocupe que Mauricio está bien y no dice pelotudeces del tipo "nunca me voy a volver a enamorar" "no quiero saber nada más de las mujeres", etc. Es bastante más maduro que todo eso y, por si fuera poco, no es ningún cobarde. Apostó y perdió.

Mavi dijo...

Espero que el pusilánime no haga mucho caso a su amigo el machote porque si esa chica se parece ligeramente a las treintañeras que conozco, le van a dar calabazas muy rápido.

Como bien dicen por ahí arriba, son recursos de quinceañeros, cuando para amar es necesario sufrir y sentir desasosiego.
Pero me atrevo a decir, que a partir de los treinta lo de sufrir gratis, y desesperar por incestidumbres ya no entra en los planes de ninguno.

Un beso (y cuénteselo al machote si se lo cruza por alguna cafetería jajaja)

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Poco me importan el machote y el pusilánime....no siento ni afinidad ni aprecio alguno por los treintañeros que se comportan como adolescentes. De todas formas, no olvide que,este mal,también se da entre las féminas....
Un saludo.

Churra dijo...

¿Pero aun quedan tios de esos?...hacia años que no me topaba con ninguno ni siquiera literariamente.
Genial ese dicho de que toda mujer que no es estupida antes o despues encuentra un hombre sano ....
Yo siempre digo que si buscas con inteligencia antes o despues acabas encontrando al hombre que te destrozará la vida .
Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Yo, disiento con los dos treintañeros y me veo mucho más cercano a Mauricio. Por otro lado, no soy de los que arrastran antiguos fracasos ante una nueva relación. La tomo liberado de prejuicios y considerándola "a estrenar". Esto, sin embargo, no quita que uno se vuelva a equivocar...
Un saludo.

ana maria parente dijo...

MUy bien don Carlos ,lo veo crecido y capaz de vivir un gran amor.
MIS MEJORES DESEOS.

Juan Pablo dijo...

Cuando llegue a los treinta veré que opino, por ahora, me quedo riendo con la frase de la uruguayita.


Saludos Carlo.

Makiavelo dijo...

Los estudios que desde hace varios años se llevan a cabo en humanos y ratones para conocer el complejo funcionamiento del cerebro están aportando datos tan novedosos como sorprendentes en el siempre estimulante terreno del amor...

¿Esa parejita, eran ratones disfrazados de treintañeros... o boludos inespertos?

Menos mal que se fueron pronto, de lo contrario te hubieran dado la cena.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Gracias por sus deseos. SIento que mi momento no llegó pero está ahí, al alcance de la mano....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Hágame caso; ésta uruguaya es inteligente...
Yo llevo dándole vueltas desde que me la dijo.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Yo creo que uno era un idiota pusilánime, sin más y, el otro, se la quería dar de lo que no era. Me lo imagino diciendo "sí, mi vida" a cualquier cosa que diga su novia o mujer. Porque sí, hasta para estos boludos hay mujeres.
A veces viene bien escuchar las estupideces del prójimo, aunque sólo sea para comprobar lo listos que somos nosotros.
Un saludo.

Ichiara dijo...

Pues ya estuvo entretenido, Leví, con esos dos dándole al pico (al morro más bien). Ese tipo de personajes (el amigo sobre todo, el otro es un pobre hombre) ABUNDA más de lo que desearíamos. Aunque, por otro lado, la educación visual, publicitaria, televisiva y parental de ahora motiva a esta entrega al macho puro y duro, o sea, a la bestia.

Hasta hace un rato estuve con una estupenda amiga común. Nos tomamos varias cervezas y hablamos largo rato. Ya le contaré.

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Sí, me entretuvieron los dos impresentables....Lo curioso es que tipos así llegan a emparejarse y formar una familia. En fin, es lo que hay....¡
Ah, ya me contará de mi paisana....
Un saludo.

Polakia dijo...

Cuando uno esta enamorado, mas alla de los mil consejos que pueda uno recibir, y mas alla de que vaya derechito a darse la cabeza contra la pared, hace oído sordo.
Y bien recibido es el hermoso sopapo de encontrar la respuesta en el otro que uno estaba esperando, como muchas veces tambien, la desilusión.
Pero es asi, a levantarse, limpiarse la sangre y a empezar otra vez.

Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Eso es cierto y así tiene que ser. Uno sólo aprende cuando padece en piel propia...
Estoy ansioso por leer su próximo post. Imagino que, empapada de mis textos, usted producirá uno de mayor profundidad. Nadie escribe de asuntos hombre-mujer como usted, querida amiga.
Un saludo.

Tresístole. dijo...

Tengo ganas de tener un capricho :)
"La chica típica que tiene a quien quiere pero que no quiere a quien tiene"...

Típico tópico.

Carlos Paredes Leví dijo...

Tresístole:
Sí, es una definición muy adecuada. La verdad es que la susodicha, encaja a la perfección en el perfil de histérica, de Gata Flora...
Un saludo.