viernes, 11 de julio de 2008

OBITUARIO IMAGINARIO (4)

Quienes le conocieron, coinciden en que al pequeño Bergelson no le gustaba tocar el violín. Sin embargo, Shlomo, inició sus estudios musicales a los tempranos 4 años y, a los siete, ya era discípulo del reputado maestro Viktor Leviev quien, a lo largo de su vida tuvo otros alumnos luego famosos, entre ellos Sasha Aronson o David Feffer.

Bergelson, como otros tantos ilustres violinistas, nació en la ciudad ucraniana de Odessa, el 13 de abril de 1905. A los 11 años, ya poseía la técnica y el dominio musical suficiente para debutar en público, bajo la dirección del director y compositor Alexei Gomelski. Apenas un año más tarde, se traslada a San Petersburgo, donde perfeccionó su arte junto al legendario Eugene Aiszenstein, que supo inculcarle el amor por el violín y la definición de un estilo propio.

La carrera internacional de Bergelson no tardaría en comenzar. Durante la I Guerra Mundial, dió conciertos por toda Rusia, colaborando con su amigo y afamado pianista Nathan Lippman. En 1928, ambos abandonaban Rusia y Bergelson llegaría a París, con los bolsillos vacíos y un viejo violín como liviano equipaje. En la capital francesa, llegó a tocar en cafés para poder sobrevivir. Sin embargo, su enorme talento no pasa desapercibido y, en breve, se le presentaría la oportunidad de su primer viaje al continente americano, donde cosechó sonados éxitos y donde acabaría radicándose, concretamente en Argentina, tras la invasión alemana de Polonia.

Algunos críticos le achacaron un exceso de virtuosismo, poca profundidad y ser demasiado frío. Tal vez el despliegue de su técnica pudiera dar esta impresión pero, sus numerosas grabaciones nos permiten apreciar a un músico con una gran hondura de sentimiento y a un violinista que entró por méritos propios en la leyenda. Acaso su nombre no sea tan familiar al gran público como el de Menuhin, Milstein o Heifetz pero, para los entendidos, la pureza y belleza de los sonidos extraídos por Bergelson de su viejo Stradivarius de 1718 lo convirtieron en un intérprete no menos importante.

Finalizada la II Guerra Mundial, reanudó sus conciertos por Europa, actuando con las más reputadas orquestas y dejando asomar también su faceta como creador. Al respecto, dejó un legado de composiciones propias, que lo definen como un trabajador incansable.

Su hijo menor, Benjamín, fruto de su unión con la mezzosoprano Natalia Steinhauer, recogió el testigo paterno y, hoy en día, es uno de los violinistas más reconocidos del panorama internacional.


Shlomo Bergelson, violinista, nació en 1905 en Odessa y falleció, de un infarto, el pasado 30 de junio en Buenos Aires.

25 comentarios:

Juan Pablo dijo...

Yo conocí a un tal Vergenson, pero no sé si fuera el mismo, éste tocaba la flauta.


Saludos cordiales, Charly.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
La flauta dulce ??
Un saludo, Jean-Paul.

Juan Pablo dijo...

No sé, nunca la probé.
:P

Makiavelo dijo...

Hay flautas con sabor amargo.

También un violinista, Jerry Goodman, que os aconsejo.
Maestro no nos mates más gente, please.

Saludos.

Ichiara dijo...

No falla, Leví, mientras más nos esforzamos por repudiar los gustos paternos impuestos más pronto terminamos sucumbiendo a ellos. Bergelson fue un gran músico, lástima que en este país el gusto musical tira más por el lado hortera e inmediato.

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Andá....¡

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Bueno, éste que no se queje mucho, que vivió 103 años ¡¡¡
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Es lo que tiene la música culta, que las masas la esquivan, entreteniéndose en la banalidad de las Operaciones Triunfo, los temas veraniegos cantandos por tías con las tetas grandes, etc.
Es lo que hay.
Un saludo, y enhorabuena por el retorno del gamberro.

Remembranza dijo...

Me sofoca el solo pensar pasar tantos años, mi vida, haciendo algo que me impusieron.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
bueno, el tipo le agarró pronto el gusto por tocar el violín....
Me trajo a la mente un cuento popular húngaro que habla de un violinista que toca con tanta pasión, que un día el alma le abandona para introducirse en su violín. A partir de entonces, no puede separarse del instrumento, se ve obligado a tocarlo hasta el límite de sus fuerzas, porque sólo cuando lo toca siente que está vivo....

Por cierto, se olvidó el abrazo...

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, todo los días se aprende algo nuevo. Que bueno que lo recuerdes, y nos muestres algo de su vida.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Es inventado....

Un saludo.

El Castor dijo...

Un violinista aparenta ser una persona reposada, con buena capacidad de concentración y de autocontrol. ¿Cómo pudo morir de infarto? ¿Tuvo una joven y exigente amante a su avanzada edad?

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
Y quién le dijo a usted que este nativo de Aries era tranquilo ???

No sé cómo era pero supongo que, dado lo avanzada de su edad, los músculos del corazón estaban deteriorados y dejaron de funcionar....
No se me había ocurrido lo de la amante....
Un saludo, Caballero.

Remembranza dijo...

Es triste, pero muy buena historia.
¡Es verdad ni un saludo dejé!
Dos abrazos

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Ahora mucho mejor. Eso sí, no sé si yo saludarla de igual manera, porque con cuatro abrazos, me puedo poner cariñoso y ya se sabe cómo somos los Aries….
Saludos

ana maria parente dijo...

Para una composicion literaria así se necesita tener conocimiento bastante acertado de música, conocimientos psicológicos etc.Me gustan estos relatos que hacen a una vida y que son idea tuya.ADELANTE.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Bueno....no es más que una pavadita pero, gracias de todos modos.
Un saludo.

ana maria parente dijo...

Si ,pero es una creación tuya original.Eso tiene toda la importancia del mundo.Así que sigue en pintar el desideratum de una vida,el horror ante la determinaciòn(como cuando relataste la lucha psicológica ante el suicidio)etcetc.
También los diálogos periodísticos etc etc

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Hago lo que puedo....simplemente muestro cosas que me dan vueltas por la cabeza y que, por alguna razón, me piden las saque fuera..
Un saludo.

Una ET en Euskadi dijo...

¡Qué gracioso! Tengo entendido que mi 4º o 5º apellido (o por ahí) es Lippman, pero de ser descendiente de ese tal Nathan mi sordera musical no le hace demasiado honor...

PD: Te quería pedir un favor. Ví que me agregaste entre tus links (zenkiu) pero ¿Podrías poner la primer letra de cada palabra en mayúscula? Es que no me suena bien en minúscula.
Gracias (igual mi carácter obsesivo sí lo heredé del tío Nathan)

Carlos Paredes Leví dijo...

Una Et En Euskadi:
Podría decirle que me sorprende, pero le estaría mintiendo. No es por casualidad que usted vino a caer a mi blog.....
No se preocupe, que su pedido está hecho. Ya sabe sobre los ancestros; sólo heredamos lo malo.....
Un saludo.

dina yael dijo...

Nunca había escuchado nada, ni leído nada de Bergelson. Eso no impidió el lamento. Su periplo de vida y el éxito de su hijo, a quien quisiera escuchar...
Quedé impresionada.

Carlos Paredes Leví dijo...

Dina Yael:
Obviamente no ha escuchado nada, porque es pura invención mía.....como todo lo que escribo.
No da el perfil de ser impresionable. Claro que yo, de mujeres, cada día entiendo menos...
Un saludo.

Anónimo dijo...

[url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/ganardinero.jpg[/img][/url]
[b]La mejor web sobre ganar dinero[/b]
Nosotros hemos encontrado la mejor guia en internet de como ganar dinero. Como fue de interes para nosotros, tambien les puede ser de utilidad a ustedes. No son unicamente metodos de ganar dinero con su pagina web, hay todo tipo de metodos de ganar dinero en internet...
[b][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url]Te recomendamos entrar a [url=http://www.ganar-dinero-ya.com/]Ganar dinero[/url][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url][/b]