sábado, 26 de julio de 2008

LEVÍTICO (una de Leví)

Vilma seguía en España y apenas hablábamos un par de veces por semana. A pesar del reciente encuentro en Mar del Plata, nuestro fin como pareja estaba decretado y el viaje de ella no hizo más que facilitar el trámite. Ya sólo nos unían los cuerpos, el deseo de nuestras pieles, en clara confrontación con la divergencia mental que nos separaba. Sin embargo, yo no me sentía afectado sino, curiosamente, liberado. Desde hacía tiempo otra persona latía en mí, aún cuando únicamente la había visto una vez y apenas intercambiamos unas frases y unas miradas. Y hacía meses de ello. Por aquél entonces, cuando la conocí, yo estaba con una loca y , seguidamente, me enganché con Vilma, por lo que había dejado sin resolver ese encuentro, esa atracción, desafiante y misteriosa, cuyo significado se me escapaba pero me tentaba descubrir. Confieso, con algo de pudor, que durante el tiempo que estuve con esas dos mujeres, en más de una ocasión pensé en ella mientras hacíamos el amor. Imaginaba sus caderas estrechas, con ese toque un tanto andrógino que me seducía, sus pechos pequeños, la mirada de sus ojos claros, los labios finamente contorneados y sus piernas delgadas rodeando mis riñones. Incontables veces ideé presentarme en la librería de la av. Corrientes, donde trabajaba e invitarla a comer o a cenar y así empezar a conocernos. Pero, estaba comprometido e iba postergando los demenciales planes de acción que se me pasaban por la cabeza, difiriéndolos en el tiempo y la realidad.
Por fin, ayer, en un arrebato de decisión, acudí a comprar unos libros y de paso, verla. O más bien al revés. La detecté al instante de entrar en el local: apostada junto a la caja leyendo una edición de bolsillo. No me vió aparecer, y me entretuve paseando entre las mesas cargadas de novedades y escrutando las estanterías, esperando que reparara en mí a ver si me reconocía. Estaba tan concentrada en la lectura que no cayó en la cuenta de mi presencia hasta que me acerqué a su puesto con cuatro libros bajo el brazo.
Levantó los ojos y dió un pequeño respingo al verme
- ¿Cómo andás? – pregunté con naturalidad, como si nos conociéramos y nos viésemos asiduamente
- Bien ¿y vos?
- Pues por acá ando, comprando unos libros….me quedé sin lectura y además quería verte
- ¿Todavía te acordás de mí? – inquirió con falsa sorpresa y la mejor de sus sonrisas
- ¿Lo dudás?
- Bueno…..no tuviste mucho apuro en regresar…
- Eso no significa que no me acordara de vos…..tenía asuntos pendientes que finiquitar antes de presentarme acá
- Ah
- ¿Querés cenar conmigo? - me mandé el lance
- ¿No me vas a preguntar si tengo novio? – dijo con coquetería tras tomarse unos instantes en considerar sus palabras
- No
- Entonces, ¿me esperás cuando salga?
- Dále


Me cobró, metió los libros en una bolsa y antes de irme me añadió:

- Me alegro que vinieras….ehhh
- Leví, por ahora llamáme Leví, como hace todo el mundo…..ya tendrás tiempo de llamarme de otra forma
- Encantada, Leví, yo soy Mariel.

http://es.youtube.com/watch?v=nkKxGzm98AU

El texto y el tema están dedicados a mi amigo Mauricio Melul. Él ya sabe.

49 comentarios:

Alicia dijo...

Qué placer, vértigo y adrenalina corren en aquellos encuentros,... Leví... está a full y otra vez al ruedo...muy bueno, pero me pregunto, por qué uno deja tantas cosas en el camino sin resolver no? No eran el momento? cuál será el motivo? revancha... asignatura no tan pendiente pero inconclusa... por qué cuesta tanto enfocarse en el aquí, ahora y en el futuro por descubrir? Muestra una realidad... muchas veces volvemos sobre nuestros propios pasos... creo que ya uno de sus relatos me hizo cuestionar algo similar... por qué seguir mirndo el espejito retrovisor?.. no nos permite ver lo nuevo que se nos cruza... perdemos perspectiva... qué cosa.. es tal cual usted lo relata... suele pasarme.
Un beso

ana maria parente dijo...

Parece que don Levi anda de cacería ,que se propone esta vez? ,cuál es su fin último?.
Será la influencia de Fortunato que lo tienta con la aventura?.

ana maria parente dijo...

Pero que pretende Levi con esta aventura?Qué propósitos tiene para engañar así a Vilma?-Este súbito deseo de aventura debe ser consejo del amigo ARCHEVOLTI.
Este Fortunato es una mala influencia para sus amigos.Vino va ,vino viene los adoctrina en el sentido de que tienen que tomar las cosas a la ligera.

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
No sé qué ocurre con Leví. Hay algo inquieto dentro de él que le hace no detenerse y disfrutar de las cosas. Ansía la complicación, los retos, demostrarse constantemente algo y sentir lo que parece que no alcanza a sentir. Como si brotara de su interior un afán maléfico que se entronca con aquél que llevó a Fortunato a separarse de su mujer.
Envidia la inquietud que siente Kalman Pardés, felizmente emparejado y a la espera de un hijo. Por otro lado, le fastidia lo que le sucedió a su amigo Mauricio y además, admira la impasibilidad que muestra Fortunato....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Él no está enamorado de Vilma. De lo contrario, ni se habría embarcado en esta aventura con visos de algo más. Le gusta ésta mina; una chica de un atractivo sosegado y con clase, que imagina desprovista de traumas sentimentales del pasado e historias inconclusas con las que lidiar. Jóven, fértil, inteligente y culta. Desea pararse a besarla en mitad de la calle, salir a correr juntos por el parque, ir al teatro, dejarle cartitas debajo de las mesas de los Cafés, mandarle flores al trabajo, verla pasear por su casa vestida únicamente con una camisa suya, comprarle ropa interior negra, etc.
Leví busca algo que no sabe muy bien qué es. Acaso ella.
Un saludo.

Ichiara dijo...

Qué verdad el refrán de a rey muerto, rey puesto. Me alegra la oportunidad a la librera, la hizo esperar, pero parece que valdrá la pena.

Además fértil, joven, culta... un dulce Leví.

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Leví está en una encrucijada de su vida. No quiere cosas a medias sino plenitud en todos sus actos. Nada de tibiezas, nada de titubeos, nada de miedos y únicamente el deseo de desarrollar un vida plena, casi heróica. Por eso ya no aguanta a su lado a mujeres miedosas, a mujeres ancladas en el pasado, con frustraciones, confusiones al pedo y terapias a cuestas. Sólo quiere querer a La Mejor y ésta, tal vez, estaba esperándolo en Corrientes.
Además, mirándola bien, podría darle lindos cachorros.
Un saludo.

Juan Pablo dijo...

tan buena estaba la piba?
bueno, ésta al menos sabe leer :-)

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
No se trata de que sea un minón. Es algo que va más allá. Leví no quiere que le pase lo que a Mauricio y no quiere dar sin recibir como su infeliz amigo. No quiere a una mina que no sabe si va o si viene, que todo la asusta y que no supera sus traumas. Mauricio se bancó todo eso para encontrarse que al final ella no lo quería. Hizo de hombre termo, de tonto útil, de.....

En este tipo de posts echo en falta los interesantísimos comentarios de HAIM...ése sí que sabe de minas...¡
Un saludo.

Juan Pablo dijo...

Tiene usted razón amigo, yo no entiendo nada de mujeres, por eso sólo las utilizo como jeguetes sexuales.
:P
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Andaaaá ¡¡¡¡

PD: ¿quién sos? ¿el John Holmes de la blogosfera??

Saludos.

ana maria parente dijo...

Pero este Levi o no salió de la adolescencia o es un maníaco sexual.
Bueno,con las cosas que se ven hoy en día ,preferible es que sea mujeriego.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Me ha hecho reír....
No, no es sexo lo que busca sino cierta transgresión...experimentar el salirse de sus normas y principios, jugar con lo prohibido y traicionar su ética.....
Un saludo.

Anónimo dijo...

Carlos,

Paso todos los dias por su casa, aunque sin tocar el timbre. Disculpeme.

Ademas, por favor no me ponga en ningun pedestal sobre conocimiento femenino porque nadie puede tener semejante don. Y ademas, sus lectoras femeninas me van a empezar a mirar mal, y los masculinos van a pensar que seguramente debo ser gay (no tengo problemas con lo de ser gay o no, sino con que estaria dando una imagen incorrecta sobre mi, y lo que simpre intento es dejar cierta transparencia en lo que soy, lo que pienso, y lo que le escribo).

Que le puedo decir? Levi esta buscando lo que todos sentimos alguna vez: esas cosquillas en el estomago (mariposas en el estomago en hebreo), esa ansiedad cuando nos acercamos a la libreria y ese respingo en el corazon cuando la vemos.

Pero no se si eso a Levi le va a alcanzar porque eso es el buen comienzo de algo que algun dia evoluciona en matrimonio, vida en comun, hijos, vida en familia, etc.
Y para eso hace falta poner mucho mas, y sacrificar mas. Muchisimo mas.

Estara Levi dispuesto a ese sacrificio?

Quizas si, mientras no se dedique a buscar "La mejor" com su amigo Mauricio, que se va a quedar sin nada porque "La mejor" no existe, asi como el no es "El mejor". Porque "Lo mejor" no se busca, se encuentra. Y no se la puede encontrar solo chupando en un bar. En eso Levi tiene una mejor actitud y muchas mas chances.

Sepa que lo sigo de cerca. A veces sus lectores hacen comentarios tan inteligentes que prefiero leer a opinar.

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Agradezco su aparición y su extenso comentario. Es usted un hombre observador y analiza muy bien los casos que expongo. No se preocupe por mis lectores habituales, porque son gente inteligente y madura, que ni le van a censurar ni mirar de mal modo.
Esas mariposas en el estómago es justo lo que ansía sentir Leví y esto no le estaba sucediendo con Vilma. Sólo las sintió los primeros días pero, tal vez fueron más por su vanidad satisfecha que por ella misma.
Leví está plantado ante una encrucijada en la que uno de los caminos lleva a su vida anterior y uno nuevo se bifurca en una dirección opuesta. Por ésta última se decantó y hacia allá se encamina, dispuesto a cualquier sacrificio y a pagar el precio que haga falta. No quiere perpetuarse en una vida insatisfactoria.
Casualmente, me viene a la mente el título de una biografía de Menahem Beguin; "Ganar o morir". Y es un poco así. No quiere seguir perdiendo y esto es lo que va cosechando a diario por no disfrutar de su día a día.
Lo de La Mejor es una mitificación y Leví se contenta con que sea La Mejor para él.
En cuanto a los tres amigos, yo veo que marchan a distintas velocidades. Fortunato es sabio y está de vuelta de todo, Leví está bastante avanzado y Mauricio, rezagado, se esmera en ir más deprisa, sobre todo ahora que ya perdió la inocencia que aún tenía.

Por curiosidad; ¿Cómo llegó a mi blog? ¿es porteño?

Saludos, y mil gracias. Todá Rabá.

Anónimo dijo...

Carlos,

Las gracias a Ud. por poner estas historias a nuestro alcanze y dejar que las comentemos. Estas nos enriquezen y algunas alcanzan a tocar algunos botones cercanos, nos traen recuerdos, sensaciones y hasta olores y sabores conocidos.

Me parece ademas que Ud se expresa en una forma que me es familiar, facil de entender.

A sus preguntas:
Si, yo soy porteño, pero no ejerzo ya. :-)
A su blog llegue...no me acuerdo... posiblemente desde el blog de Marcelo o del blog de un conflictuado empresario judeo/argentino/español que no viene al caso. Pero me alegro de haber llegado hasta aqui.

Un saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Supuso que llegó hasta aquí vía Marcelo Levit o Martín Varsavsky...
Mis historias son un poco universales y quien más quien menos, alguna vez se verá reflejado en mis letras o conocerá algún caso que encaje...
Soy yo quien os agradece, a todos vosotros, por comentarme y alentarme así a que siga escribiendo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Carlos,

Exactamente a eso me refiero: a que sea "La mejor para mi" com piensa Levi.

Cuanta gente habra que puedan honestamete pesar asi de su pareja?

Yo por suete soy uno de esos.

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Anónimo:
Sí, yo también me refería a lo mismo. Que usted lo haya logrado, le convierte en alguien afortunado. Mazel Tov ¡.
No estoy muy seguro si es peor no encontrar nunca a ésa Mejor o haberla encontrado y luego descrubrir que todo fue un espejismo. Esto le sucedió al bueno de Mauricio.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Tengo que confesarle que se me llegó a pasar por la mente la posibilidad de que usted fuera una mujer...

Makiavelo dijo...

Me da la impresión que la chica de la librería tiene buena voz y podría amenizar la cena leyendo algunos párrafos de las últimas adquisiciones.

Se sentirá como la protagonísta de un relato.

Veo que tienes el patio lleno.

Saludos.

Anónimo dijo...

Carlos,

Hay una frase que me gusto en el pequeño/gran libro "Los puentes del condado de Madison". Despues salio la pelicula con Meril Strip (Francesca) y Clint Eastwood (Robert).

Robert (hombre ya maduro) dice algo como:

"No se si habre logrado todos mis sueños, pero estoy contento de haberlos tenido"

Simple y genial. Y sirve para todo lo que hacemos o queremos hacer en nuestra vida.

Yo creo que es preferible el desencanto a no probar nunca. Es "menos peor" un corazon lleno de recuerdos que un corazon vacio. no le parece?
El asunto es si Mauricio va a tener las agallas y mirar para adelante.

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
El patio se va llenando de buena gente...
No, Leví no quiere someterla a la tarea de que se ponga a leerle algo en medio de la cena. Prefiere escucharla hablar de ella y que le confirme que es una mujer a la que vale la pena apostarle...
Un saludo.

Anónimo dijo...

No le dije?
Cuando un hombre habla de custiones del corazon o del amor ya lo catalogan como gay o mujer.

Le agradezco la sinceridad. Cuando andemos por Madrid le presentare a mi mujer y a mis 3 hijos. Yo invito y Ud elije el restaurante.

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Sí, totalmente de acuerdo con usted. Mauricio aunque erró, no se arrepiente de nada y volvería a repetir esta experiencia sin dudarlo un segundo. Cualquier cosa es preferible a la tediosa plenitud de la nada y quedarse anclado en los miedos y las dudas.
No le quepe la menor duda de que Mauricio saldrá adelante. No es un flojo ni un pusilánime. Únicamente un tipo honesto que quiso y no fue correspondido. Esto, con ser jodido, no es ningún pecado y tampoco pretende que nadie le tome por víctima...
un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Bueno, qué menos que sincerarme con usted.....¡
A mí, a veces también me achacaron tener un lado femenino acusado, lo cual se me nota en cierta percepción, intuición y en la susceptibilidad. Luego, me sale el macho y pego un puñetazo en la mesa y se me pone cara de turco feroz.

Una ET en Euskadi dijo...

Me encantan los encuentros "casuales" en librerías o similares, el "Bueno...pasaba por quí vi luz y entré, y ya que estamos...¿Salimos a cenar?"
A ver que tal sale eso

Lo que no entiendo es por que le dedicaste a Mauricio Melul "A girl like you" ...¿Qué pasa ahí?

Carlos Paredes Leví dijo...

Una ET en Euskadi:
Bueno, más allá del azar, se encuentra el magnetismo, y Leví acudió a la librería para dilucidar sus confusos sentimientos y percepciones en torno a la chica en cuestión.
Lo de la canción, no se....tal vez para que le pase lo que a Leví, que encuentra una chica en cualquier lado: en el gimnasio (mi mayor historia sentimental nació en uno de Madrid), saliendo de la panadería, en le Metro o en una librería....Yo, que él, me daba una vuelta por Corrientes.
Saludos.

Alicia dijo...

Carlos: Qué ameno se puso esto... hágase cargo de lo que logra... muy bueno! Tal vez tenga que dar una vuelta por Corrientes...
Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
Sí, la verdad es que disfruto cuando hay movimiento por estos pagos.
No estaría mal darme una vuelta por Corrientes, y por Boedo, y por Villa Crespo y Caballito y Palermo y ......
a mí me encanta Buenos Aires.
Un saludo.

PD: voy a enmarcar alguna de las fotos que me mandó. Gracias.

Remembranza dijo...

Excitante
Un abrazo

Remembranza dijo...

Duda: cuáles son las características de la mujer a la cual usted rotula como loca
Un abrazo

Alicia dijo...

la que va a dar una vueltita por Corrientes soy yo... aunque recién vengo del Abasto y aquello era un hormiguero de gente... ahí si pasó "el mejor" le aseguro que no lo vi!!
Buena semana Carlos y me alegro le hayan gustado las fotos, el próximo envío va con marco y todo!!
Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Las características de la loca ? hay locas y locas encantadoras. Las primeras, llevan una locura estéril a cuestas, sin más provecho que dar apariencia de raras. Las segundas, tienen una locura de esencia. Con éstas uno no sabe a qué atenerse, la sopresa es continua y el aburrimiento algo imposible...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
De El Mejor no me pregunte porque se escapa de mi enfoque....
Ahí, en el barrio del gran Carlitos vive, si no me equivoco, Chiche Gelblung....
Por cierto, me gusta pasearme por la calle Tucumán; tan étnica....
Un saludo y no se preocupe, que los marcos, corren de mi cuenta.

Ichiara dijo...

Los encuentros casuales tienen mucho encanto, la fascinación del descubrimiento

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Yo me pregunto si en vez de azar, todo esto tiene que ver con el magnetismo, por cierta corriente energética impalpable....
Un saludo.

Ichiara dijo...

Puede ser. Ahora ando viendo una peli argentina en la 2 que tiene mucho de magnetismo y confluencia de seres. Y todos alrededor del restaurante de una mujer adorable. La comida es punto de encuentro y de gozo.

Buenas noches

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Sí, conozco la película. Esto es un poco como lo que nos ocurre a lo que aquí nos citamos. Por algo nos hemos encontrado y por algo nos relacionamos....
Un saludo.

Frabisa dijo...

Qué ideal todo ¿no?

Vamos que te ha quedado una historia redonda con un previsible final feliz, aunque quién sabe en estas cosas todo puede cambiar radicalmente.

Sin embargo, conocer a alguien en una librería me parece absolutamente delicioso.

un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
A veces las historias salen redondas, otras y otras, una vez redondeadas, se vuelven cuadradas.....
En una librería, con tantas historias y personajes almacenados, los dos escribimos la nuestra propia (historia). O no.
Un saludo.

Mavi dijo...

Vaya seductor que está hecho este Leví, va de flor en flor jajajaja.

A ver si esta le convence!!!!

Un beso!

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Bueno, a veces uno pone empeño e ilusión en alguien y resulta que las cosas no salen como se desea. En tal caso, hay que continuar la búsqueda....
Un saludo.

ana maria parente dijo...

Don Kalman,lea lo que le puse en otro blog y deje de estar convencido que los gallegos desprecian a los judios.Los gallegos son así hasta en argentina despreciaban en su tiempo a los argentinos.Mi abuelo,que era italiano ,decía que los gaitas eran el colmo de orgullosos.
La Cristi por ejemplo parece el colmo de lo estricta y despreciativa con los argentinos y se da el lujo de ser inconmovible SIN EMBARGO CUANDO LE CONVIENE OBEDECE.
En el mundo de la polìtica las cosas vienen mezcladas.
Su admiración por lo sajòn NO LA ADMITO EN UD QUE NO TIENE LOS DEFECTOS QUE TIENE MARTIN.
Fíjese ,algo personal,mi tìo que era argentino residente en Ee Uu,padre de un alto funcionario de la embajada de usa en argentina y de una polìtica republicana estadounidense muy cercana a Bush,fué el único pariente de la extensa familia de mi señora madre que me ofendiò preguntándome -en supuesta confianza-porqué "una chica como yo"me habìa casado con una persona de origen judio.
Los miembros argentinos de mi familia,algunos incluso militares de tendencia dudosa,NUNCA ME OFENDIERON ASI.A mi marido toda la familia lo tiene en alta estima.
Este tìo tambièn lo quiso mucho pero su opiniòn sirviò para estudiar que en norteamèrica el nazismo es un poco más serio que en los países latinos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Yo nunca dije eso de que los gallegos desprecien a los judíos....dije que los desconocen....que ni es lo mismo ni parecido. Yo nunca sufrí antisemitismo en España y en Bs.As. fue a un colegio de curas españoles que me trataron de manera exquisita. Guardo muy gratos recuerdos de ellos..
Además, tanto mi madre como mi padre son gaitas...
En USA el antisemitismo fue muy jodido hasta casi los años sesenta pero, actualmente, es un país en el que me gustaría pasar una larga temporada. Y mucho más aún en Nueva Zelanda....
En cuanto a eso de los matrimonios mixtos, allá en Argentina hará poco más de tres décadas, si un judío se casaba con una católica, no era nada inusual que la familia lo abandonara o incluso diera por muerto y llegara a guardar duelo por él....
Yo me fijo en la gente, a nivel individual y, en este sentido, me caen bien o mal sea judía o no....
Un saludo, y luego me paso por el blog del Emprendedor.

Anónimo dijo...

Carlos,

Que paso?

Me habre equivocado de tranvia? Pense que este era el expreso literario.

Y bue!..., esperare el proximo tren.

Un saludo

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Bueno, a veces esto se ramifica...y Ana es una habitual a la que estimo...
Un saludo.

Claudia dijo...

Voy leyendo al revés, pero de hecho que este hombre sabe lo que quiere y va por ello. Creo que se está convirtiendo en uno de mis personajes favoritos de entre sus personajes.
Saludos.

(No hay necesidad de que responda todos mis comentarios, sólo estoy poniéndome al día, pero después de leer siempre me queda algo que decir)

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Bueno, se va a poner contento de saberlo porque, está un poquito celoso de que todas anden como locas con Fortunato...Sin embargo, lo cierto es que el aura que desprende su amigo es uno de los factores desencadentes de sus nuevos ímpetus a la hora de encarar la vida y lanzarse a por lo que le interesa. Fortunato es la prueba palpable de que se puede cambiar si uno lo desea.

Yo le contesto los comentarios, porque disfruto haciéndolo, no por necesidad...
Un saludo.