miércoles, 2 de julio de 2008

Compartir

Liliana había ido a la costa, a pasar unos días con su madre y su hermana recién llegadas de Chicago. Yo, encerrado en casa, escribía sin parar y al anochecer salía a correr al Parque o pasear por el barrio para oxigenar un poco mi cerebro intoxicado de personajes. Sin embargo, cada vez que hacía un parón en el trabajo, mi mente se perdía en complejas especulaciones sobre el hijo que venía en camino. La idea de mi futura paternidad modificaba día tras día mi concepción de la realidad y mi posicionamiento existencial hacia el futuro. Un hombre infeliz piensa en la muerte y un hombre enamorado que va a ser padre, sólo lo hace en la vida.

A todo eso, una inquietud adicional me daba vueltas por dentro; el deseo de darle la noticia a mi buen amigo Fortunato Archevolti. Quería ver su sonrisa, escuchar sus palabras y sentir su abrazo, porque en aquella ciudad, en el ombligo del planeta, él era lo más parecido a mi familia que tenía. Había regresado la noche previa de Montevideo, así que le llamé, pasadas las seis, para ir a cenar en un pequeño restaurante por Ángel Gallardo, muy cerca de mi querido Parque Centenario.

Nos sentamos a la mesa y pedimos un buen vino, para no perder la costumbre.

- ¿qué es eso tan importante que me querías decir y no podías hacerlo por teléfono? – me preguntó apenas dio el primer sorbo a su copa

- Esperá, primero vamos a pedir los platos – apunté, incómodo por la presencia del mozo

Elegimos fetuccini con salsa de berdeo y bajamos el vino sin ningún esfuerzo, charlando de cosas profanas y eludiendo lo principal. Tras el tiramisú y meciendo levemente el vaso con whisky, Fortunato me dijo:

- ¿Qué, me lo vas a contar hoy?

- Liliana y yo vamos a tener un hijo

- ¿vamos? Mirá vos….y yo que pensaba que vos disparabas sin bala…

- Dejáte de joder, que te estoy hablando en serio………. ¿no te sorprende la noticia?

- ¿En serio? Para nada…..es algo que está en vuestro guión

Le miré extrañado y continuó:

- sí, vuestra relación, está construida en una arquitectura perfectamente simétrica desde el comienzo…es un amor maduro que se impone sin fricciones pero manteniendo cada uno su individualidad, sin combates, y con el ánimo de disfrutarse mutuamente en la admiración y la afinidad …..Os encontrastéis porque estabáis predestinados a ello, y el escenario de vuestras vidas cambió en un período increíblemente corto si se ve desde afuera y el resto….era lo que tenía que ser; una mujer enamorada que quiere tener un hijo del hombre que ama y vos, bueno… vos siempre quisiste tener un primogénito al que poner el nombre de tu abuelo…. así que ahora, si no tenés más preguntas, vamos a brindar, que tengo la garganta seca.

- Le Jayim

- Le Jayim

Y chocamos los vasos.

26 comentarios:

Alicia dijo...

Carlos: Contagia alegría, plenitud y esperanza y sobre todo aquellos que hemos tenido hijos, y en algunos casos lo hemos parido!! guau! con eso sí que se siente la vida! Le Jayim Kalman, Le Jayim Liliana, Le Jayim Carlos, Le Jayim R..., Le Jayim sin repliegues! Felicitaciones por el relato y felicitaciones por el amigo Fortunato, lúcido y sensible, exquisita combinación.
Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
Me alegro que le haya gustado. A veces, hay que empezar expresando los deseos aunque sea por boca de otros, hasta que tengamos la fuerza precisa para ir nosotros mismos a por ellos.
Ya sabe usted que la cobardía no va conmigo...
Un saludo.

PD: Fortunato es un tipo de una lucidez que llega a ser aterradora.

Alicia dijo...

La lucidez no me aterra, casi me desafía.
Saludos

Carlos Paredes Leví dijo...

Alicia:
Resulta seductor...
Saludos.

Makiavelo dijo...

Es la hora de comer y el post terminó de abrirmo el apetito. Me apunto al brindis y como diría mi amigo Nagakawa -Campay.

A este ritmo vemos al niño escribiendo el año que viene. me gusta la arquitectura, siempre es necesario un buen entramado.

Saludos.

ana maria parente dijo...

Bueno Archi,me haces acordar a un gran amigo.Cada vez que alguien le comunicaba que iba a ser padre decìa;"es la ley de la vida".
Y vos Archi para cuando vas a procrear? ,o tal vez los tuyos andan desparramados por el orbe.
Kalman,Carlos esto es verdad ?,si lo es brindo yo también en mi mesa con vino rosado.Mucha salud para el futuro perfecto.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
FOrtunato tiene dos hijos y dos perros en Italia, concretamente en Ferrara, que viven con su ex-mujer.
Sobre lo otro, no sé a qué se refiere
, ¿acaso a lo del abuelo?
Un saludo, o dos, o tres mejor.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
NO, me parece que esta historia no va a proseguir pero, ya veremos.....
Un saludo y brinde, que con este calor hace falta líquido.

Ichiara dijo...

Hay que ver que las alegrías si no son compartidas nos pueden desorientar... Entiendo que necesitara ese abrazo y esas palabras de Fortunato. Es como la requeteconfirmación de su realidad. Y delante de una buena comida y un buen vino la celebración se magnifica, se sublima.

Un beso (y salude a Fortunato que debe andar escribiendo como loco).

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel CHiara:
No se crea que Fortunato anda escribiendo en exceso...Por cierto, me dejó un mail en mi post anterior que, a lo que se ve, tuvo más éxito que éste....
Sí, hay veces que uno necesita que le confirmen que lo que está viviendo es real....
Un saludo.

ana maria parente dijo...

No te entiendo Kalman vos vas a ser padre o Carlos va a ser padre ,como me dijo que algo de realidad tenìa yo ya paré de entender.
La de los ojos azules es realidad ,lo del paseo a Portugal parece ser realidad ,lo del futuro hijo es realidad realidad o realidad virtual?.
Si es realidad realidad yo brindo con vino rosado por la salud del futuro hijo.
Este Archi serà apuesto pero es re fresco no?.Se ocupa de los hijos o no los ve nunca?.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Es Kalman el que va a ser padre con la muchacha de los ojazos azules; Liliana.
FOtunato, que guarda cierto parecido físico con el fotógrafo Richard Avedon pero en más jóven y más clarito de piel, va cada tantos meses a ver a sus hijos a Italia y, obviamente, los mantiene.
Un slaudo y espero haberle aclarado algo.
Carlos.

ana maria parente dijo...

Que pasa con el abuelo mi estimado Carlos(virtual Kalman)?
El viagra también asegura resultados?
El abuelo también renueva su paternidad ?.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Me ha hecho reír....No, el abuelo se llamaba Daniel, y es por eso que Kalman quiere poner ese nombre a su hijo, siguiendo una vieja tradición familiar.

Peggy dijo...

una relacion simetrica y bien avenida ...dificil peroposible ...es el momento justo de tener un hijo para los protagonistas ....

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Difícil pero posible y por eso tuvieron que recorrer un largo camino, perdiéndose en bifurcaciones que no llevaban a ninguna parte antes de encontrar la senda deseada...
Un saludo.

Churra dijo...

¿Y que tal por Lisboa?

Pues no se que decirte que eso de tener un hijo sea la consecuencia natural de esa evolucion vuestra tan rapida.¿Quereis destrozaros tan pronto la vida ? ( no me hagas caso que hoy estoy con la prole que trino ....
Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Esta vez, al final, me fui a una Lisboa interior.
Yo, sí tengo cierto anhelo de paternidad, así que Kalman, de alguna manera, representa cierto ideal.
Un saludo y no mate a nadie, que mañana ya es viernes y pasado sábado.

El Castor dijo...

Un hombre que va ser padre piensa en la vida, dice usted, pero yo añadiría que no piensa en la fragilidad, en la precariedad de la vida.
Saludos, caballero.

Carlos Paredes Leví dijo...

El Castor:
No puede pensar en eso....porque entonces nunca lo tendría, siempre prorrogando encontrar el momento adecuado, que tan poco tiene que ver con la cotidianeidad.....
Ambos tenían ganas de hacerlo de tal forma, que no les quedara escapatoria..
Un saludo.

Germánico dijo...

El protagonista y su amada siguen el guión de la naturaleza con feliz parsimonia. No es de extrañar que el viejo bribón brinde por ello.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
Fortunato conoce a sus amigos, mejor que ellos mismos...
Un saludo, Maestro.

mi despertar dijo...

Tu escrito me dejó sin comentario.Me gusta tu estilo


VUELVO

Carlos Paredes Leví dijo...

Mi despertar:
Me alegro que te guste. Hago lo que puedo, incluso, inventarme un estilo...
Un saludo y después me paso a verla.

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, me gusta como vas llevando la historia, desgranando cada escena...excelente!
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia Isabel:
Gracias. La verdad es que la historia se va llevando sola, sin apurarla demasiado ni darle mucho maquillaje..
Un saludo.