jueves, 15 de mayo de 2008

En El Ombú


Había quedado por la tarde con Vilma, así que aproveché el mediodía para reunirme con mi amigo Fortunato y compartir charla y mantel en uno de nuestros lugares predilectos: El Ombú. Frente a una parrillada de carne y una botella de Luigi Bosca reserva, el tema de mi cita saltó enseguida en la conversación.

- Hoy puede ser un día histórico para vos, turco, así que no dejés que te salga ése pelotudo que asoma cuando te gusta una mina y sé vos mismo….. no te preocupés por ser brillante, conformáte con no meter la pata – me dijo

- ¿Sabés qué me llama la atención?, que con lo buena que está, no ande con nadie….

- Mirá, según me contó Lucía, a Vilma siempre la están rondando tipos pero vos no hagás mala sangre por eso. Le gustaste y quiere quedar con vos, no con otro, así que dejáte de especulaciones al pedo y disfrutá….

- No sé porqué me siento tan inseguro…yo no soy así

- Porque te gusta y sabés que ésta no es ninguna loca. Estás acostumbrado a bancarte la histeria de minas que no te convienen y cuando encontrás a una que se sale de ése patrón, te sentís confundido…..

- ¿Vos creés?

- Claro. Querés ver en ésta mina a la mujer que anduviste buscando siempre…pero no te preocupés porque esto es algo normal….a mí, me pasó un montón de veces

- ¿Y si en verdad lo es?

- Bueno, che, eso lo vas a tener que averiguar vos mismo….pero yo te aconsejo que rebajés el nivel de especulación y expectativa……está bien que la mina está muy buena, es inteligente, tiene clase y todo lo que vos querás, pero no olvidés que al principio las cosas suelen ir bien….lo jodido es cuando pasa el tiempo..

- ¿Sabés lo que te digo?; que sea lo que tenga que ser...¡¡ voy a dejar de imaginar cosas y …

- Che, ¿víste cómo nos miran las pendejitas de la mesa del fondo? – me interrumpió

Me di la vuelta con cierto disimulo y las miré de pasada, más por complacer a mi amigo que por interés propio:

- ¿hablás en serio? – pregunté sorprendido, y añadí – …..a ésas no les toco el culo ni con un palo….

- Te estoy jodiendo, turco….andá, servíme más vino y reíte un poco…que vos no lo sabés, pero vas a morir de éxito…

- Qué haría yo sin vos, tanuzzo ¡¡

- Pasear por Corrientes, a ver si te levantás una loca o alguna cajera de librería….dále, ponéme más vino.


* La acuarela "El turco", es obsequio de mi amiga Raquel Barbieri.


43 comentarios:

ana maria parente dijo...

La preferida :una reina con corona y todo.Pánico ante sus posibles reacciones.
Las otras pobres:pa'la basura pués.
Es una historia muy creíble ,una conversación muy real.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Alguna vez tiene que aparecer una que pueda ser denominada "La Mejor", sin por ello despreciar a las otras que, por una razón u otra (en éste caso porque son unas locas con exceso de histeria y complejidad al pedo) no son aptas para más allá de unos cuantos encuentros carnales y algunas cenas.
Sí, una historia creíble y una conversación como muchas.
Un saludo.

ana maria parente dijo...

La mamele piensa(por mi edad me toca ese papel y como no tengo blog escribo acá).
Este hijo mío tan despejado para sus encuentros amorosos ,que problema tengo ,pués se le apunta la timidez al último extremo cuando la muchacha le gusta.
Como lo animo a este hijo mío para que vaya firme y seguro a conquistar su plaza defendida.!
Para colmo de males ya no se como hablarle.Las cosas eran tan distintas cuando yo era un pimpollo.!
Que flor de problema ,a ver ...hijo hay unos yuyitos creo que se llaman "cachiyuyo" que pueden ayudar en el cometido.
Harán que la muchacha esa diga:"con este me caso...ya".
Ahora hijo ,ya que Ud es tan tímido cuando el amor le pica fuerte...no vaya a ser que dispare.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Ojalá todo fuera tan sencillo como recurrir a la química casera....pero le agradezco el consejo y se lo transmitiré a Fortunato para que, a su vez, se lo haga llegar a su amigo...
De todas formas, yo creo que más que timidez, éste tipo lo que tiene es miedo al fracaso, una especie de pánico escénico ante la responsabilidad de enfrentarse a una mujer que, para variar, no es una loca.
Lástima que yo no sea tímido, sino salía corriendo a comprar esos yuyos.
Un saludo.

Anónimo dijo...

ME EN-CAN-TOOOOOOOOÓ

¿seguro que el amigo no es el que sale con camiseta azul en tu blog? kiss

Carlos Paredes Leví dijo...

Anónimo/a:
Gracias.
Sobre la pregunta, prefiero que cada uno piense lo que quiera...tengo que crear cierta aureola de misterio en torno mío y de mis personajes ¿no le parece?
Un saludo.

Frabisa dijo...

Es habitual que ante una cita que nos importa, las expectativas vayan in crescendo mientras ésta no llega.

Lo mejor es mostrarse natural, no ir de nada, incluso un ligero toque de timidez puede resultar absolutamente seductor.

Simpático diálogo.

un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Sí, estoy totalmente de acuerdo.
Lo que le ocurre al protagonista masculino, es que se deja llevar por la imaginación y eso no siempre es bueno. Tiene que poner el freno a sus ideas abstractas.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Carlos,

Ya se que tus historias son ficcion, pero la acuarela del turco aparece justito al lado del otro turco (vos) y ...bueno, hay un aire fami...no se.

Saludos

Haim

Carlos Paredes Leví dijo...

Haim:
Bueno, eso ha sido una casualidad buscada pero, en todo caso, es una afinidad de forma, no de fondo...
Un saludo

Mavi dijo...

Sí que es cierto, ¿por qué nos pondremos tan nerviosos cuando alguien nos importa de verdad?
A mí siempre me ha pasado, y esos nervios hacen que parezca una estúpida, ¿será por eso que siempre atraigo a los que a mí no me interesan y viceversa? jajaja.

Un tila o una copita de Oporto antes de la cita y todo arreglado jajaja

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Yo, personalmente, siempre disimulo el nerviosismo pero, me delata el movimiento de una de mis piernas.
Por cierto, ayer estuve acordándome de su último post. La verdad es que en esta vida, lo mejor que le puede pasar a uno es amar y ser correspondido. Y, cuando esto ocurre, se deben asumir riesgos y ser valientes. Lo malo es cuando uno ama y no recibe amor en la misma proporción. En tal caso, es una pérdida de tiempo continuar con una relación desequilibrada y lo más digno, es desaparecer en silencio, sin reproches ni rencores.
Por eso, como apunté en algún blog, si alguien que amas, te dice "ven", tienes que dejarlo todo e ir. Lástima que no nos lo digan....
Un saludo, guapa-

Ichiara dijo...

Una buenísima conversación delante de una buena comida y buen vino.

Leí no sé dónde una cita que reza: "nuestra grandeza reside en la suprema ilusión, pues es ahí donde somos creadores...» Y es verdad. A veces me he preguntado si no es más apasionante el período en el que la ilusión está por encima de los hechos.

Qué suerte tiene, magnífico regalo el de Raquel.

Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Sí, muy cierto eso que apunta, porque los hombres (y las mujeres, claro) somos dioses cuando soñamos....como apunto el gran Borges....
No estamos hechos más que de pensamientos y recuerdos, o sea, materia intangible...
Un saludo.

Sí, un buen regalo éste de Raquel, y lo recibí antes de escribir el texto.

Raquel Barbieri dijo...

Llega un punto en que cuando somos nosotros mismos delante de los otros, a como dé lugar, cuando nos mostramos con todo el arsenal de condimentos que tenemos y no intentamos ocultar defectos (que para otro hasta pueden ser... no te digo que virtudes, aunque sí rasgos pintorescos), atraemos a las personas que son para nosotros. A mí me ha pasado lo que a Mavi muchas veces (me alivia que alguien más lo exteriorice). Antes me ponía nerviosa porque quería ser perfecta ante los ojos de un hombre interesante, entonces, seguramente hacía pavadas que me jugaban en contra. Un día, empecé a solamente hablar y moverme como lo hago delante de cualquiera que no me interesa y me fue mejor.

De un año a esta parte, tal ve el turco esté tan contento, que no quepa en su cuerpo.
Y no hay mal que por bien no venga.

Ágil y espontáneo el diálogo entre los dos muchachos... me quedo pensando en un par de líneas.

Dos saludos, Charles :):)

Raquel Barbieri dijo...

me comí la letra ZETA

quise decir tal veZ (estoy sin lentes)

Juan Pablo dijo...

Jaja la parte en que le dice que duda de que esté sola por estar tan buena me mata, jajaj. Es nuestro eterno miedo. A mí (cuando me dedicaba) me temblaba la ceja izquierda a lo loco, era imposible de discimular. Son pocas las personas que saben hacerlo.

Ché, pasáme el dato de esa bendita cajera tetona, te lo pido por favor! :-)

Saludos.


Pd, el cuadro del Turco, te lo regaló posta o se lo choreaste a Raquel? Yo quiero uno también!!!

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Es que uno de los problemas que arrastramos los humanos, es que nos sobra teatro. A mí, particularmente, no me gusta cambiar de comportamiento pero sí, alguna vez, hay que luchar contra cierta ansiedad y nerviosismo que amenaza con exteriorizarse...
Dos saludos de parte doble; mía y del turco.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
La cajera no era tetona, sino una de esas chicas finas de cabello castaño claro y determinado mirar en sus ojos...
La acuarela fue un regalo espontáneo de mi amiga Raquel y ésta es una de las diferencias entre ambos, que a mí se me obsequia y usted piensa en robarla o tiene que pedirla....
Por cierto, curioso lo de ceja...yo, cuando le vi hacerlo, pensé que era un tic.
Un abrazo.

Raquel Barbieri dijo...

Permiso Charles,

Jean-Paul,

Te voy a regalar un dibujo también (Usted Leví, no eche leña, ¿Quiere?). Si mal no recuerdo, a vos te gustaba el figurín de Mimí de la Bohème que yo publiqué hace un tiempo.
Si querés, ése es tuyo. Y si deseás uno que no esté publicado en mi blog, voy a pensar en algo que pueda gustarte y te lo mando por mail.

Saludos x 3

A Muri-Levi
A Juan Carlos Pradero (alias Pedro)
y por supuesto... al turco

Remembranza dijo...

Últimamente al leer sus entradas me da como hambre, describe tan minuciosamente la mesa, la bebiba...
Por otra parte Señor! por qué no deja de dar vueltas y se enamora ya!
Encontrar una dama no es como comprar un auto. Ustedes dos son buscadores de detalles. Si a los 10.000 le tiene que cambiar aceite y filtro, cambie; mientras disfrute!!
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Como dice el tango: "el que no llora no mama", y éste Pradero nos salió rezongón y de lágrima de cocodrilo...
Saludos a los tres. Por cierto, a ver si os hago aparecer (a vos y J.P.) en alguna cena con Fortunato y su amigo....

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Es que eso de enamorarse, no se busca, se encuentra y los pobres andan como bola sin manija, perdidos y echando a perder el tiempo. Fortunato, por boludo, dejó a una esposa que lo amaba y en cuanto a su amigo.....ése parece un caso perdido..
Ya sabía yo que usted apreciaría la buena mesa....y eso que no le dije que el Turco prepara un café de puchero que ni se imagina....
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Maestro, te quedó curioso, al final los personajes se afincaron antes que vos en B.A.
En los Flintstone también es Vilma la centrada. Estos piden a gritos un tango.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Y quién le dice a usted que el amigo de Fortunato no soy yo ??
He rebajado mi ansiedad, pero no mi deseo, de irme para allá, por cuestiones que ya imaginará. Sin embargo, en medio plazo, o corto mejor, espero estar comiendo unos varenikes en New Capitán, mientras miro a la gente correr bajo la lluvia.
Por cierto, a ver si me deleita con algún nuevo post, porque anda bastante vago de un tiempo a esta parte.
Le gustó el nombre de Vilma?? ¿Sábe que a mí siempre me resultó atractiva la mujer de Pedro Picapiedra?.
Un saludo.

Raquel Barbieri dijo...

Charles,

Yo estaré encantada de compartir la mesa con Fortunato, el turco y Jean-Paul. Podría ser comiendo los varenikes. Eso sí, avisame con tiempo para preparar un par de canciones :)

Dos saludos:) :)

PD: Hay una banda de rock Vilma Palma & Vampiros... ¿Será el alter ego de tu Vilma?

(estoy tan acostumbrada a convivir con Beverly y su striptease, que todo me parece natural... como el nombre de Jean-Paul, por ejemplo)

Ichiara dijo...

Los padres de Vilma se llamaban Pietro Roncabola y Caliza Armabronca. Su hija, Vilma, no podía ser más contundente.

Raquel, Vilma es una chupadora compulsiva (de conocimientos, claro).

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Vaya sorpresa la foto nueva ¡¡ Habíamos intuido algo por su foto de nuca pero.....no el resto. Está exótica con ese corte.
Lo malo es que, en ése restaurante, me parece que no permiten cantar...otra cosa es si la cena es en un domicilio...
Dos saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Menos mal que apuntilló lo de Vilma. Pensábamos que era de alcohol (claro).
No me diga que los padres de la amiga de Lucía tienen nombres parecidos....llegado el caso, búsquele unos con cierto atractivo (descarte Cipriano y Nemesia, para que vaya viendo por dónde tiene que ir buscando...)
Saludos.

Ichiara dijo...

Carlos, los padres de Vilma tenían un origen mixto, un lado italiano y otro español, Sicilia y la Andalucía profunda, una mezcla fraguada a golpe de martillo en el crisol de la pasión. Así salió la chica, con un nombre de renombre y las venas inundadas de la savia de los tiempos.

Coño, ha quedado de dulce, no sé si convencí.

Saludos

Makiavelo dijo...

Carlos, tengo algunas cosas preparadas pero aún no me decido por la línea a seguir.

En cuanto a los gustos veo que te van las pelirrojas del Cro-Magnon, nada que ver con las que frecuentaban el boliche República Cromañon que por desgracia se incendió.

Saludos matinales.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Le quedó muy bien... y tengo que confesarle que me imaginaba algo por el estilo....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Anímese, que seguro que sus nuevos textos van a valer la pena (como los anteriores).
¿Es pelirroja Vilma? joder ¡, yo creía que era castaña....
Saludos.

Germánico dijo...

¡Vaya conversación más argentina, Carlos!.

Pensé que al enterarse, el protagonista, de que dos chicas les miraban coquetas, iba a dejarse llevar por el animal masculino desperdigador de simientes y a perder toda contención romántica, pero me equivoqué...

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
Y qué quiere....están en Buenos Aires, así que no van a ponerse a hablar en serbo-croata ....¡
Se equivocó, porque las pendejitas mencionadas eran, en términos castizos, unos callos....
Un saludo, Maestro.

Peggy dijo...

Desde luego como dice germanico , el lenguaje es muy argentino :) ...y lo mejor es la naturalidad en la seduccion , como raquel , por cierto preciosa acuarela , lo aprendi hace tiempo , para que ponerse nerviosa .....las espectativas cuando alguien piensas que es adecuado te anulan y ponen nerviosa , lo mejor trivializar ....como todo es relativo .

Saludos

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Sí, todo es relativo pero, el amigo de Fortunato no puede evitar volver a ilusionarse y dejarse llevar por la imaginación. Yo, lo entiendo al tipo; está cansado de locas y cuando se topa con una mujer que vale la pena, cierta efervescencia se apodera de él y todas las alarmas se le encienden....
Saludos.

lanobil, dijo...

Ya nos contarás si cuajó la ralación o no.
Un saludo y espero que puedas visitarme.

Carlos Paredes Leví dijo...

Lanobil:
en eso anda.....claro que te visitaré.
Un saludo.

Claudia dijo...

Igual que a Juan Carlos me atrapó tu frase en cuanto la leí: "¿Sabés qué me llama la atención?, que con lo buena que está, no ande con nadie…". En varias ocasiones la he escuchado y nunca deja de causarme curiosidad. Probablemente ella sólo esté esperando que aparezca el hombre correcto; que esté sola no necesariamente quiere decir que sea tan loca o insportable que nadie quiera estar con ella. Bien dicen por ahí: "más vale solo..."
Saludos :)

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Sí, es cierto eso que apuntas pero, ten en cuenta, que el protagonista se topó con demasiadas locas y anda escaldado...entonces tiende a desconfiar, y es por eso que se hace esa pregunta...
Un saludo

Justo ahora estaba leyendo tu último post, que imprimí en papel esta mañana en la oficina.

©Claudia Isabel dijo...

Una charla de café entre amigos, muy bien relatada y canchera...muy nuestra!Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia Isabel:
Sí, una charla muy porteña. Saludos.