lunes, 5 de mayo de 2008

INVISIBLE

Nadie podía sospechar que el famoso escritor Ernesto Frankel no era más que un muerto que vivía de prestado, y que escribía porque no tenía otra forma de esquivar sus dolorosas agitaciones interiores. ¿Qué otra cosa podía hacer que aferrarse a su mesa de trabajo e idear personajes e historias a su gusto para así compensar, o algo parecido, sus carencias?. Carecía de familia, sus amigos resultaron ser unos oportunistas y el amor lo había desechado hace tiempo por imposible. Sabía que nunca encontraría a alguien que lo quisiera por si mismo, fuera de la irradiación de la fama, y que las muchachas sencillas, corrientes y encantadoras siempre pertenecerían a otros. No le quedaba otra que agarrarse a sus invenciones y sobrellevar su fatalismo a golpe de ficción.
Cuando se asomaba al balcón de su casa, miraba con envidia pasar a las parejas y a los muchachos jugar al fútbol en el parque, comprendiendo que no se suicidaba porque no tenía huevos y porque los seres ficticios, sólo existen en los libros.

36 comentarios:

ana maria parente dijo...

Su fracaso lo deificó.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ana María Parente:
Sí, Ernesto fracasó, aún cuando externamente sea envidiado y considerado como un hombre de éxito...
Sin dudarlo, se cambiaría por un gris cajero de banco con una equilibrada vida familiar (supongo)

Mavi dijo...

Carlos por favor!!!

sus personajes masculinos son todos carne de depresión profunda, espero que todo sea ficción y no sea su subconsciente el que le lleva a escribir sobre este tipo de personajes.

Cambie el chip, deje entrar en su mente la luz, el sol, el calor, las minifaldas y las pieles bronceadas y cuéntenos de personas más alegres!!!

Un beso!

Sibyla dijo...

Así es, personajes famosos no son tan dichosos como los pintan, ni tienen tanto éxito en su vida personal...
De buena gana se cambiarían por seres de a pie, con vidas sencillas pero llenas de significado...

Saludos:)

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Debe ser que a veces mi subconsciente se me escapa, porque me siento a escribir y, cuando abandono la primera persona, salen personajes de ése tipo....
Y no me hable de laluz, el sol, el calor y todo eso, que me sale un sarpullido....
saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Sí, supongo que tiene que haber de todo y la gran mayoría de los pastores de ovejas seguro que son más felices que la mayoría de los escritores....
Un saludo.

Ijon Tichy dijo...

Siempre me resultó sorprendente la cantidad de suicidas que hay entre los (aparentemente) triunfadores.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
Sí, a mí también me sorprendió, en particular el suicidio de un heredero de la banca Rothschild que se suicidó en un hotel de París....
Saludos.

Ichiara dijo...

La historia de Ernesto Frankel me ha recordado una serie de televisión del año de la castaña que se llamaba Pobre niña rica. Contaba una historia (parece que inspirada en Christina Onassis, o una prima hermana)de horror, soledad, desencanto de una mujer que lo tenía todo (aparentemente). No sé si se acuerda, pero el último párrafo me ha hecho revivir escenas de la serie. La protagonista deseaba ser la más vulgar (de corriente) de las mujeres.

Al menos a Ernesto le da el punto melancólico y fatalista. Otros consumen la vida mirándose en el espejo como Norma Desmond, o haciendo la puñeta al resto como Baby Jane.

Un saludo para Ud y para su amigo el Sr Archevolti.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Erenesto aspira a tener lo que otras tienen y a él le falta: afecto.
Escribe mucho porque no tiene quién le espere al llegar a casa y todavía no comprendió lo beneficioso que es en estos casos la compañía animal, mucho más desinteresada que la humana.
Le devuelvo el saludo y no dude que se los transmitiré de su parte.

Ichiara dijo...

Eso se lo garantizo. A lo largo de toda su vida, mis personajes, con sus escollos y alegrías, han ido acumulando compañía felina, aviar, ratonil, piscícola, tortuguesca, etc. y cuando se tercia una celebración van todos, y aquello termina siendo el Guasa Park.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
qué suerte....¡¡ Yo no tuve tanta compañía animal como hubiese deseado....y ahora la dejo, que voy a publicar un post con Fortunato de co-protagonista...

Claudia dijo...

Carlos, me quedo pensando... Si el escritor dice que no se suicida "porque no tenía huevos y porque los seres ficticios, sólo existen en los libros", ¿acaso se dio cuenta de que es producto de su imaginación? Si es así -y si no también- algún día podría ofrecernos una historia donde alguno de sus tantos personajes intente escapar de usted, o algo parecido.
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Podría.....ya veremos.
La verdad es que mis personajes son mucho más interesantes que yo, por eso intentan escapar y por suerte para ellos, lo logran casi siempre.
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Maestro, que te gusta maritirizar a los pobres personajes.

Vas muy rápido.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Bueno, que se jodan mis personajes....
¿Sábe que es la primera vez que me dicen que voy muy rápido?
Saludos.

Makiavelo dijo...

Tan rápido como el del chiste.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
sí, hay varios chistes al respecto...

Germánico dijo...

Pobre desgraciado. Me recuerda a Cioran, con el añadido de que tiene aún fantasías románticas que el rumano abandonó por las putas.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
No sabía lo de Cioran pero no me extraña. Hay una extraña conexión, muy material y terrenal, que afecta a los que se dedican a la Metafísica y el pensamiento sostenido. Como si la vida quisiera compensar y no dejar que esos personajes se les escape de las garras...

Agustin dijo...

Otro texto excelente! Es usted un escritor de verdad. Ojalá suceda algo bueno que lo motive a sentarse y trabajar en un proyecto grande.

Carlos Paredes Leví dijo...

Agustín:
Me abruma usted con tanto elogio....
ojalá tuviera algún proyecto serio o la motivación suficiente para emprenderlo yo mismo....De momento, tengo mi blog y algunos artículos esporádicos en alguna revista.
Si me lo permite, voy a colocar su enlace en el margen derecho de mi blog....algunos de los que aquí nos citamos tenemos cierta filia por Hungría y personajes de allí salidos..
Un saludo, y mil gracias.

Agustin dijo...

Gracias. Yo también voy a poner un enlace en mi blog. Si tiene filia por Hungría, venga a visitarme. Vivo en Debrecen.

Carlos Paredes Leví dijo...

Agustín:
Por cierto, ayer le dejé un comentario que, a lo que se ve, no consiguió ver la luz. Tal vez fue error mío al presionar "Publicar" o vaya uno a saber....
un saludo.

Agustin dijo...

Su comentario está publicado, Carlos. Gracias.

Anónimo dijo...

"Our victory is assured since our allies are none other than . . . the order of
------------------------
g5555d4o4o4u4h44vbc44gj4j4

Anónimo dijo...

always eats well and, in particular, drinks well. "So do come and dine
------------------------
sdf6h9t8fg5cfgj5jt55cv55jy

Anónimo dijo...

gesticulating rapidly and energetically with his white hands, almost

Anónimo dijo...

said, it just seemed like a good idea at the time. The only station broadcasting
cheapest cialis

Anónimo dijo...

Bennigsen and Barclay advised? What would have happened had the French
zanaflex cat dosage

Anónimo dijo...

midday they put the hounds into a ravine thickly overgrown with
singulair

Anónimo dijo...

which fitted him badly like a fancy costume, seemed familiar to Prince
zovirax

Anónimo dijo...

visual equivalent of a modern poem, sans caps, like a work by e.e. cummings:
metformin and alcohol

Anónimo dijo...

divine love that had been revealed to him, was kneeling before him. He
nizoral

Anónimo dijo...

Petersburg he inquired for Kuragin but the latter had already left the
how long does elavil

Anónimo dijo...

so near in order to show him his courage. Next he thought that his
prilosec side effects