miércoles, 23 de abril de 2008

OBITUARIO IMAGINARIO (1)

El escritor Tullio Segre falleció durante la noche del pasado domingo al lunes en el Hospital Israelita de Buenos Aires. El autor de “Conciencia fallida” tenía 88 años y desde hacía varios años arrastraba una grave enfermedad cardíaca. Segre fue enterrado en la más absoluta intimidad en el cementerio de Tablada de la mencionada ciudad argentina.
Había nacido en Turín y era hijo de un rico terrateniente de la Toscana. Escribió su primera novela “Crisis” en 1942 bajo el pseudónimo de Vittorio Candotti, ya que las Leyes Raciales del Fascismo prohibían las obras de autores hebreos. Segre se casó con Adriana Sinigaglia, hija del fundador de la célebre casa de licores Bizir, en 1947.
Escritor de esencia compleja, sus lenguaje, en cambio, buscaba con ahínco la sencillez, narrando historias de personajes anónimos sacudidos por la culpa o los anhelos siempre postergados.
A partir de sus segundas nupcias, con la escritora argentina Giselle Gutman, celebradas en 1955, Segre alternó grandes temporadas en Turín con otras en la capital argentina, para instalarse definitivamente en ésta en 1967.
Ganador de numerosos premios literarios, publicó siempre sus libros con Mondadori, manteniéndose fiel a ésta editorial durante más de sesenta años.
El escritor era popularísimo en Argentina y en Italia, y entre sus obras más conocidas basta citar: “Turín 1940”, “Una muchacha como otras”, “Atardeceres porteños”, “Gi y yo”, “Almas en remojo” o “Destino afín”. No sólo fue autor de novelas, ensayos y artículos periodísticos, sino también guionista de cine. La versión cinematográfica de su “Giselle” ganó el Festival de Cannes en 1980 y obtuvo un clamoroso éxito de taquilla en todo el mundo.
La desaparición de Segre ha causado una profunda conmoción, no sólo en el mundo de la cultura sino en todos los niveles de las sociedades argentinas e italianas, dada la popularidad y el cariño de los que gozaba.
Le sobreviven su segunda esposa y dos hijos del primer matrimonio.


Tullio Segre, escritor, nació en Turín en 1920 y murió en Buenos Aires el 21 de abril de 2008.

30 comentarios:

Mavi dijo...

Un vida bastante completa.

Un beso!

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Sí, no estuvo mal. De envidia, no ??
Un saludo.

Laluz dijo...

Y no se le conocíó ningún revés a Tullio? Nadie es tan perfecto...

Remembranza dijo...

Un ¡Bravo! entonces por lo hecho en esta vida y por lo que dejó.
Un abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

Laluz:
Sí, claro que tuvo algún revés (como todo el mundo) pero eso no supuso un impedimento para llevar una vida con pasión y sentido....
Un saludo

pD: Se imagina que usted tuviera pensamientos positivos de vez en cuando ?? Está mucho más guapa cuando sonríe, tanto que me estoy planteando si mandarle un beso en vez del anterior saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Remembranza:
Sí, él se va de este mundo sabiendo que cumplió un papel. Dejó hijos y una obra, con lo cual su nombre no va a caer en el olvido...
Un saludo.

Claudia dijo...

88 años bien vividos y una herencia enorme -no la que habrá dejado a su familia-, sino la que queda para los amantes de la literatura. Su fidelidad a su casa editorial me parece que dice mucho de su personalidad. De alguna manera habrá sido como un matrimonio, el cual conservó y cuidó durante casi toda su vida.
El hombre se fue, pero tras de sí deja muchas cosas para ser recordado.
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Un personaje interesante con una vida plena...
Un saludo

PD: supongo que sabe que es ficticio....

Claudia dijo...

¿Acaso hay alguien en este blog que no lo sea?

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
Ésa sí que es una buena pregunta...

PD: ya verá cómo más de uno se pone a buscar "Tullio Segre" en la Wikipedia...

Frabisa dijo...

No le conocía, así que no he leído nada de su obra.

No obstante me admiro de la huella literaria que ha dejado. No es la primera vez que conozco literatura de autores con motivo de su fallecimiento, quizás ésta también sea una de estas.

un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Todo lo que escribo aquí es ficción. El tal Tullio Segre brotó de mi imaginación, así que difícil le va a resultar encontrar alguna obra suya en las librerías.
Seguramente me prodigue más con estos obituarios.
Un saludo y gracias por su premio.

Raquel Barbieri dijo...

Y tal vez, un día ocurra una de esas cosas mágicas que suelen suceder, y pasando por la vidriera de una librería de la calle Corrientes aparezca un libro de Tullio Segre... con tapas duras y solapa con biografía y foto; y en letras tipo Art Nouveau, el título "Gi y yo".

Why not?

Dos saludos, Carlos:)

Anónimo dijo...

Me hacés reír
She

Claudia dijo...

Carlos,

Dije "que no lo sea", no "que no lo sepa". Pero también esa sería una buena pregunta, tomando en cuenta que la tendencia natural de la mayoría de las personas que leen los blogs, es pensar que todo lo que se dice en ellos es cierto y no fruto de imaginaciones generosas.
Otro saludo.

Sibyla dijo...

Sé de alguien, a quien le hubiera gustado poder publicar todos esos libros y tener una relación fiel y perdurable con su editorial...

¿No se le ponen los dientes largos, al escribir sus propias historias de ficción?

Es un fabulador impenitente...
Saludos:)

Ichiara dijo...

Se ha dado cuenta de los títulos que le ha puesto a la obra del pobre Segre?
Conciencia fallida - Crisis - Turín 1940 - Una muchacha como otras - Atardeceres porteños - Gi y yo - Almas en remojo - Destino afín. Usted es un cachondo

Ichiara dijo...

Ah, se me olvidaba, aunque me sonaba a coña, busqué en la wiki.

Saludos

(Buenos títulos en Mondadori)

Peggy dijo...

Descanse en paz este señor ...no le conocia .

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Eso mismo me pregunto yo "Why not ?"
Sólo basta con desearlo con fuerza...
Dos saludos

Carlos Paredes Leví dijo...

Anónimo:
Me alegro

Carlos Paredes Leví dijo...

Claudia:
quien me conoce sabe que todo me lo invento y lo que no, apenas un asomo, es imperceptible hasta para mí mismo...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Sí, menos mal que me queda la ficción......
Saludos

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Un cachondo ? quizás, pero lo que me viene a la mente es una camiseta que, una ex novia mía (bailarina del NBE) me regaló y que traía impresa una frase de E.A.POe:
"Quien sueña de día conoce muchas cosas que se le escapan a quien sólo sueña de noche".
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Pocos lo conocían....
Un saludo

Makiavelo dijo...

Seguro que los de Mondadori andan como locos buscando en los archivos para relanzar los títulos.

"Almas en remojo" me pareció fabuloso, me recordó que antes de hacer el puchero he poner los garbanzos en remojo la noche anterior.

Muy bueno e ingenioso.

Saludos.

Makiavelo dijo...

Carlos, me levanté con tanta hambre y sed de justicia que se me olvidó incluir el "de" delante del verbo poner.

-he de poner-

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
No se preocupe, que yo lo entiendo lo mismo.....

ana maria parente dijo...

Acá hay un dato histórico exacto las leyes raciales del fachismo deben ser más o menos de esos años,pués deben haberse iniciado por los acuerdos de guerra.La reclusiòn de judios recién es luego de la ocupaciòn alemana en 1943.
Pensar que Mussolini al atacar el poder de la maffia tiene apoyo de la clase media judia en los comienzos del régimen.
Tengo un libro ,en la biblioteca de mi padre que està intacta en la casa donde vivìa mamá ,que se llama:DIALOGOS CON MUSSOLINI.
El libro es un reportaje de un periodista judeo alemán(luego muere exiliado en Rio),este hombre relativamente jóven(era 1925) incluso habla de la conveniencia de un gobierno fuerte en Alemania.
Una vez fuí a ver "LA LUNGA NOTTE DEL 43",donde allanan la casa de un viejo dirigente socialista y una de las hijas lo contempla bajo la escalera con una mantita sobre sus hombros.
Cuando vi esa escena recordé las veces que lo habìa visto a mi padre desde abajo de la escalera con su mantita ,acompañando a la policìa que allanaba casa.MENOS MAL QUE EL PERONCHO ERA LEON HERBÍVORO.

ana maria parente dijo...

Algo que me tortura es lo de"almas en remojo" como lo de"psicoanálisis a los dibujos animados" de Ignatz.
Pienso en un alma que para limpiarse de una gran pena usa un tipo de jabón que necesita un enjuague posterior para liberarse de la contaminante espuma.
Me acuerdo del dicho:"un clavo quita otro clavo "y el remojo serìa la tenaza para sacar el segundo clavo.
Espero que el autor del obituario encuentre el libro de este difunto para ver de que se trata el argumento.