martes, 25 de marzo de 2008

Ya llega

Despedido de su trabajo, tras la compra de la empresa por un grupo industrial alemán, sobrevivía cobrando la prestación por desempleo, devorando libros y comiendo comida enlatada. Apenas se duchaba un día de cada cuatro, no se peinaba y las camisas tenían cercos de suciedad en el cuello. Sólo se adecentaba cuando acudía a su librería habitual en busca de libros, una de las escasas salidas que se permitía aparte de las necesarias para el avituallamiento de su despensa y sus diarios desayunos en la cafetería de la esquina. Las noches, las pasaba leyendo en la cama, con constancia febril, como si gracias a ésas páginas pudiera adquirir un conocimiento, que más que ver con la cultura, estuviera relacionado con tener una experiencia más intensa de la vida. Tenía que estar preparado para cuando llegara su momento, ése punto de inflexión al que tenía la certeza se abocaba su existencia, y demostrar a todo el mundo de qué pasta estaba hecho. Atrás quedarían los “Fíjate en tu hermano, ése te enseña”, “eres un inútil, no tienes ambición ninguna” “otros a tu edad ya tienen su vida hecha” con los que su madre le hería (lástima que ella ya no esté para verlo), las frustraciones, las contenciones y las humillaciones soportadas estoicamente. Nada sucede por casualidad y ése despido tenía que ser una señal de lo que le depararía el futuro, ése algo que llevaba esperando desde siempre y que temía pronunciar con supersticioso temor…………. Otra vida.

43 comentarios:

Laluz dijo...

"Otra vida" no se espera, se busca. Y no está en los libros

Ichiara dijo...

Has dado en el clavo Luz, nada más que añadir.

Por cierto, Sr Leví, sus retratos (los de sus personajes, por descontado)son magníficos, yo diría que expresionistas.

Un beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Laluz:
Sí, usted y yo lo sabemos pero parece que a Andrés no le ocurre lo mismo...

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Expresionistas ?? Me gusta...
Un saludo.

Makiavelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ijon Tichy dijo...

Ya llega......o no.

María Jesús Lamora dijo...

Efectivamente: Ya llega... o no.
Así de simple.
Abrazo.

Cris dijo...

Espero que esa otra vida sea mejor,porque lo que es esta ha sido una mierda para él.
Me gusta como relatas,espero que sea algo un poco menos triste,aunque asi es la vida al que le toca le toca y a veces le desarma.besitos.Cris

Carlos Paredes Leví dijo...

María Jesús:
A mí, todo esto me recuerda a ese dicho que reza: "quien vive esperando, muere desesperado"...
Un saludo.

Sibyla dijo...

Otra vida...¿Por qué no?
Al lado de esa Penélope, que está tejiendo y destejiendo, esperando la llegada de su Ulises. Para que pueda comer pucheros calentitos, recién hechos. Llevar camisas con cuellos sin cerco, recién planchadas. Y por las noches...pueda disfrutar de otras actividades que no sea sólo el leer libros con constancia febril...

Y es que Andrés no sabía
que Hoy es Siempre Todavía!

Un abrazo:)

Carlos Paredes Leví dijo...

Cris:
Sí,el protagonista anhela una vida mejor e intuye que está por llegar (ya veremos si acertadamente o no).
En cuanto a mis textos, algunos son tristes, otros luminosos, otros neutros.....los hay de todo tipo, según mi ánimo, disposición o capricho de la historia que me demanda ser contada...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Ojalá el bueno de Andrés hiciera caso de sus palabras y descubriera que sí se puede cambiar de vida sin esperar nada, sino desde ya mismo...
Un saludo.

Beduina dijo...

"La vida esta en otra parte" y definitivamente no en los libros, coincido con Luz.

Carlos Paredes Leví dijo...

Beduina:
Sí, está en otra parte y no en los libros pero, hay personas como el protagonista, a quienes la desesperación les hacen vagar sin demasiado sentido por un desierto existencial y de arenosa nada.
Un saludo.

María Jesús Lamora dijo...

Y también me recuerda a aquel otro que reza: el que espera, desespera. O el que dice: no busques si quieres encontrar.
Otro saludo y varias sonrisas.
P.D. Sí, sigo amándolo (el beso de mi blog)

Carlos Paredes Leví dijo...

María Jesús:
sí, hay muchos refranes que vienen a colación del tema a tratar y, además, es difícil no evocar frases del Libro del desasosiego del siempre genial António Nogueira de Seabra Pessoa.
Un saludo

Retroferran dijo...

Off-topic total: Tienes un premio en mi blog, puedes pasar a recogerlo…

Frabisa dijo...

A veces, ocurre algo, en apariencia poco conveniente para nuestra vida, sin embargo es ese resorte que nos empuja a dar un golpe de timón en nuestra existencia.

Creer en la posibilidad, en los sueños, nos hace posible su cumplimiento.

Acabo de visitar tu casa por primera vez, me ha gustado. Volveré con más calma.

un beso

Makiavelo dijo...

Vuelvo de segunda, parece que el viaje y las prisas no me sentaron bien.
El desempleo y sus consecuencias son el pan nuestro de cada día, por esa razón el persanaje en cuestión no ha de dejar de lavarse.
La lectura a altas horas es gratificante, es una práctica que comienza a estilarse.
Me llamó poderosamente la atención la comparación, por lo menos a él lo compararon con el hermano, a otros les ponen al vecino como ejemplo.
Sobre las señales hay opiniones para todos los gustos, en cuanto a lo que acontece mi opinión es que es una consecuencia de...

Ahora, me retiro a rezar un Padre Nuestro como castigo.

¡Qué cunda la lectura nocturna, hasta mañanita!

Juan Pablo dijo...

"no dejes para mañana lo que puedes hacer pasado!" :P

Yo le diría a Andrés que Confíe y Resista.
Eso.

Laluz dijo...

JuanPa y CPL: yo le diría a Andrés que Consista y Resfríe

Carlos Paredes Leví dijo...

Retroferrán:
Se agradece el gesto...

Carlos Paredes Leví dijo...

Frabisa:
Gracias. Sí, a veces sucesos en apariencia inócuos se manifiestan como detonantes de otros de mucho mayor alcance...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Usted siempre hace apuntes interesantes.....rece, si eso le hace bien.
Un saludo, compañero.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Buen dicho ése suyo....debería patentarlo
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Laluz:
Muy agudo.....

saludos.

Germánico dijo...

A diferencia de otros mamíferos, que nacen dispuestos ya a la vida, con todos sus instintos fijados, que apenas aprenden nada y desde bien pronto están de pié y actúan con cierta independencia, el ser humano tiene esa bendita condena de la neotenia, o alargamiento del período infantil, de aprendizaje, lo que le permite acumular conocimientos y destrezas, recibidos de sus predecesores, que los convirtieron en cultura, para luego manejarse entre los demás hombres y en el medio natural.

Ese período se alarga más de la cuenta en algunos, pero la sociedad demanda de ellos una mayoría de edad ajustada a unos tiempos, y si no cumplen con ello tampoco lo hacen con las expectativas de quienes les mantienen.

Así una madre reprocha a su hijo su lentitud en ganarse el pan, su falta de interés y aplicación con los estudios (con el conocimiento práctico, básicamente), etc etc.

Algunas plantas precisan buenos cuidados de un jardinero bondadoso para llegar a desplegar el bello colorido de sus hojas y flores, mientras que las malas hierbas crecen de cualquier manera en cualquier parte. ¡Cuántos proyectos de hombre virtuoso no habrán sido malogrados por la fortuna!. En toda criba se eliminan buenos y malos. Y la vida es una criba perpétua.

Germánico dijo...

Disculpen las tildes fuera de lugar....

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
Muy interesante eso que apunta, Maestro.....me recuerdo a aquello de "sólo soy una probabilidad entre infinitas de haber sido"
Un saludo

Mavi dijo...

Pues ya que Andrés está tan optimista y espera a que esa otra vida llegue en cualquier momento, debiera peinarse y afeitarse, no fuera que esa nueva vida se arrepintiera al verle con semejante pinta.

Señores, sigo presente, y me encanta verles tan interesantes como siempre.

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Por fin reaparece...¡¡
Bueno, yo creo que Andrés todavía está esperando ese momento en concreto y entonces, sólo entonces, cambiará de semblante y se aferrará a la vida, la nueva y luminosa...
Un saludo.

Mavi dijo...

Sí D. Carlos por aquí aparezco, sin tiempo de actualizar el blog pero con varias cosas en el tintero que contarles.
Si esta noche puedo les voy poniendo al día vale?

Besos!!!!!

pietrapómez dijo...

Hay veces en que se espera otra vida para huir de la penosa realidad y la propia espera, también en ocasiones, inmoviliza en la vida que uno lleva...
La vida vivida a través de relatos ajenos es otra escapatoria común...me deja usted como la tarde plomiza de hoy

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Sí, ya lo veo....empezando por un cambio de look...

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra:
Me parece que usted está muy permeable al tiempo grisáceo de estos días.....me permito recomendarle unas cañitas, para que le doren el ambiente...
Saludos.

pietrapómez dijo...

Mmmmh...cañiassss. Compro!

Maria dijo...

¡La gente espera un futuro distinto como quien espera la lluvia! Como si la vida fuera fuera otro fenómeno atmosférico, aunque reconozco que la madre tiene una pedrada entre los ojos, todo hay que decirlo. Pobre chico. Me guardo este texto en ese escondrijo donde guardo aquello que puede ser usado en contra o a favor de alguna filosofía de vida errada o acertada como quien guarda un quitamanchas. Alargo mi visita para seguir leyendo, como la última vez que anduve por aqui. La proxima me preparé un café tambien para crear ambiente. Un saludo y felicidades por el blog.

Maria dijo...

¡La gente espera un futuro distinto como quien espera la lluvia! Como si la vida fuera fuera otro fenómeno atmosférico, aunque reconozco que la madre tiene una pedrada entre los ojos, todo hay que decirlo. Pobre chico. Me guardo este texto en ese escondrijo donde guardo aquello que puede ser usado en contra o a favor de alguna filosofía de vida errada o acertada como quien guarda un quitamanchas. Alargo mi visita para seguir leyendo, como la última vez que anduve por aqui. La proxima me preparé un café tambien para crear ambiente. Un saludo y felicidades por el blog.

Raquel Barbieri dijo...

Más allá del buen relato, me quedo con las frases que decía la madre del protagonista, como: “otros a tu edad ya tienen su vida hecha”.

Yo le cosería la boca a la gente que dice esas cosas... qué insoportable que es cuando ciertas madres y padres se ponen a comparar hermanos, primos y demás, muchas veces causando un doble perjuicio: el primero, la humillación al destinatario de esas frases de porquería. Segundo, crear rispideces entre los comparados.

Yo creo que los libros ayudan mucho a acompañarse durante los períodos de soledad, y entonces, cuando por fin sacamos la cabeza fuera de nuestra misantropía, nos encontramos enriquecidos por todo lo leído y podemos conocer a personas que son como nosotros.
Para mí, la vida se trata de ambas cosas, no solamente de una.

Saludos míos y de Renata (cuello amarillo "Fortunata" y patas verde inglés:)

PD: Carlos, vi a Jean-Paul saliendo último del vestuario de Estudiantes de La Plata...

Carlos Paredes Leví dijo...

María:
Sí, supongo que nadie lleva la vida que quisiera y que hay una divergencia evidente entre deseo y realidad pero....
Gracias y un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Sí, ésas frases hieren y quedan grabadas en el subconsciente creando una jodida predicción...
En cuanto a los libros, yo aprecio más a unos cuantos personajes que a muchas personas que conozco.
Dos saludos.

Churra dijo...

¿Esperando que la vida se cuele una noche por la ventana ?...bueno , sucesos mas extraños se han visto..
besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
No sé.....a lo mejor es más complicado que eso. A lo mejor le llega una señal que él acierta a interpretar....
Un saludo.