jueves, 11 de octubre de 2007

Escena

Ayer, vagabundeando sin rumbo por esta ciudad que no me vió nacer pero que hace tiempo me adoptó y considero mía, entré en un Café cualquiera, uno del Centro, para tomar una refrescante cerveza de grifo (en pocos sitios la tiran tan bien como en Madrid). El local estaba bastante lleno pero, como si me estuviera esperando, había una mesa libre junto al enorme ventanal que daba a una gran avenida. Me gusta sentarme a mirar, entregarme a extrañas conjeturas y embrollarme en soliloquios, lo cual, visto desde fuera hace que el observador dude de mi salud mental.
“¿Tenés hora?” me preguntó un muchacho que ocupaba la mesa vecina. Se la dije y me dió las gracias. “Este es porteño” pensé para mí, y lo corroboré cuando, al rato, apareció otro de idéntica procedencia y se embarcaron en la siguiente conversación:

- ¿Cómo andás? – preguntó, pongámosle Hernán, el recién llegado
- Bien, ¿o querés que te cuente la verdad? – contestó, el primero, llamémosle Gustavo
- Contá
- Entonces, ando como el culo…. Silvia me dejó
- No me digas….¿Adónde te dejó?
- Dejáte de joder, boludo….esto es serio
- Bueno, dále, contáme
- Pasó que cree que no soy sincero con ella, que la estoy utilizando, que me burlo de ella y que mantengo, o puedo mantener en el futuro próximo, una historia furtiva con alguna de mis conocidas…no confía en mí y se siente traicionada..
- ¿Vos creés que es por eso?
- ¿La verdad? No sólo por eso, pero está tejiendo ésta trama para no enfrentarse a lo que de verdad le ocurre
- Y….flaco, lo pasó mal, está traumatizada y tiene recelo hacia los hombres…
- Ya lo sé pero está dando una importancia desmesurada a una pavada. Está bien que me guste coquetear, pero cualquiera que me conozca sabe que yo no soy un frívolo y que no engaño a la mujer que esté a mi lado.
- A lo mejor es que ella no te conoce lo suficiente…pero, aparte de esto, lo que pasa es que tiene miedo, porque no quiere volver a enamorarse y que le hagan daño
- Claro, y tengo que pagar yo por lo que otros le hicieron….
- Y….sí, así son las cosas
- ¿Y ahora qué hago?
- ¿La querés?
- Mucho
- Entonces no hagás nada, es ella quien tiene que decidir si te quiere a vos y cuánto….
- ¿no hago nada?
- No, esperá y jodéte. Ahora se agarró a ése mal consejero que es el orgullo y no quiere saber nada de vos. Piensa que sos como todos y el haber tomado esta decisión tan drástica, la liberó de la angustia que le provocaba una historia que no podía controlar y por tanto asustaba. Pero, mañana o pasado, tal vez te eche de menos y necesite escuchar tu voz para cerciorarse de que se equivocó con vos, que la querés de verdad y que el miedo a perderla te hizo aprender la lección y a ella comprender que sos importante en su vida…. a lo mejor quiere escucharte decir palabras creadas en exclusiva para ella y que después no vas a regalar o compartir con otras….
- ¿Y si no quiere saber nada más de mí?
- Entonces no te quería lo suficiente o no es tan especial como vos me contabas.
- Ahí te equivocás…..lo es

63 comentarios:

Ma. Candela dijo...

necesito más de un café ardiente en estos días para solucionar la disyuntiva en la que me encuentro, pues como Gustavo me estrellé con los miedos e inseguridades de un ser especial que prefirió la cotidianidad de sus temores a sobrevivirse como dice el maestro Benedetti... me toca como a este nuevo personaje esperar el momento de las desiciones...


nota al margen: sus oidos son curiosos señor Tujes!

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
La comprendo. Los miedos convierten el puede ser en pudo haber sido y evitan la materilización de los sueños.
Yo siento afinidad por Gustavo, sin ánimo de resultar corporativista de género, porque está claro que sus errores se debieron a su torpeza o necedad y no al miedo. Salta a la vista que la quiere y necesita y que sus juegos con otras mujeres no fueron más que mera efervescencia, como el gas que desprenden las gaseosas o los ladridos de los perros que no muerden.
Él es especial y ella también y, sin embargo, esa pulsión dañina llamada miedo se armó de incomprensión e intransigencia, derribando todo lo construído.
Me quedé con ganas de pedirle el teléfono a los porteños y seguir las evoluciones del caso.
Un saludo.

PD: tampoco estaría mal telefonearla a ella pero....no quisiera molestarla.

Juan Pablo dijo...

Claro, es el famoso fantasma de los propios temores. La muchacha busca desilusionarse una y otra vez para resolver cuestiones que la atormentan, probablemente con raíz en otros desengaños.
Como bien dice Hernán (pongamoslé) Gustavo debe esperar y joderse.
Cuando el temor de ella pase, si realmente existió algo "importante" entre ellos, la imperturbable Amistad que los vincula florecerá incandescente como las primaveras argentinas.
Saludos, paisano amigo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Para él debió ser algo importante, porque no tiene ningún inconveniente en reconocerle, a su amigo Hernán, que la quiere mucho. En caso contrario, habría buscado una justificación y una mentira adecuada para salvar su honor. El no hacerlo, demuestra que es íntegro y, aunque se equivocó, no lo hizo con maldad.
Saludos, paisano.

Gabriela (La Flaca) dijo...

Yo creo que ella no se merece que el la quiera

un beso cálido

Carlos Paredes Leví dijo...

Flaca:
Todo el mundo se merece ser querido y uno rara vez elige.
El no es tan categórico como usted: ni juzga ni piensa mal de ella. Quizás esto sea porque la quiere de veras ¿no?

Gabriela (La Flaca) dijo...

Ella eligio escapar por que es lo mas fácil

otro beso

Carlos Paredes Leví dijo...

Flaca:
Claro, pero quién le había dicho a ella que íba a ser fácil ????

Ma. Candela dijo...

Ambos son especiales, pero el temor a dependerse, les obliga a ceder ante los consejos de la duda... es una lástima...

Yo me hago la misma pregunta, debería llamarla así nos actualiza... esperemos que al menos así una historia continúe y no se trunque en las redes de la desconfianza...

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma.Candela:
Si se quieren, debería bastar pero....hay que atreverse

Anónimo dijo...

si lo quisiera haría algo pero GUSTAVO no deberia hacerse ilusiones por que esa mina ni siquiera se quiere a si misma
y por estupido orgullo lo va a dejar ir

Carlos Paredes Leví dijo...

Anónimo/a:
pobre Gustavo ¡ ya ni ilusiones le quedan....¡¡¡

Peggy dijo...

Cuando una puerta no se abre , no merece la pena forzar que nos deje entrar , sus razones tendra la mujer ...y hay muchas mas puertas ...solo es cuestion de encontrar la adecuada en el momento correcto , la que se abrira si dificultad .Las otras son muros infranqueables , vaya usted a saber , hay muchos problemas personales no resueltos , miedos , frustaciones ...

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Lo peor es cuando las puertas se te cierran de golpe y en tus narices....

Makiavelo dijo...

Tolerancia cero y agua para el infierno.

Disfruté el texto, me enganchó.

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Gracias. La verdad es que la falta de tolerancia, en estos asuntos, no evidencia más que problemas internos sin resolver....
Un saludo.

Sibyla dijo...

En algún sitio, en algún lugar leí:
"No hay nada más paralizante que el miedo"...
Su historia, parece confirmar la frase.
P/D: Celebro que el receso fuera corto.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Sí, el miedo paraliza y nos impide disfrutar de las cosas. Pero, a cierta edad, uno debe tener la madurez y el valor suficiente para saber que sólo los superaremos si nos enfrentamos a él. Si le escapamos, siempre nos va a dar alcance.
Gracias por su celebración.

Gabriela (La Flaca) dijo...

ella va a seguir huyendo hacia delante en lomos de su orgullo/si te enterás contame

un beso cálido

Carlos Paredes Leví dijo...

Gabriela:
y entre tanta huída no tendrá un rapto de piedad por Gustavo, al que según parece, quería ?

Peggy dijo...

Quizas , cuando no se sienta tan presionada intente un acercamiento ...Gustavo debia ser menos vehemente , no todo el mundo comprende los ultimatun , muchas veces son mejor las medias tintas ....

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Por lo que yo pude entender, él no la presiona en absoluto...y los ultimatum no parecen converger con su caracter. Bueno, al menos a mí así me lo pareció....
En cuanto a eso de las medias tintas, en lo que a mí respecta, es una tibieza que evidencia cierta flojera mental y/o de caracter. Ahora bien, también puedo estar equivocado...

Germánico dijo...

Si uno padece la impaciencia nacida de una gran pasión difícilmente soportará la espera, querrá forzar el veredicto, aunque esto le lleve de cabeza al infierno.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
No creo que el tal Gustavo sea tan impaciente sino más bien de los que se mantienen al margen, dando libertad a quien tiene que tomar otra decisión, o sea, ella.

Peggy dijo...

No me he expresado bien ;

Gustavo debe ser menos vehemente en sus brujuleos con otras .

Ella hizo mal en el ultimatum , se sentia presionada por la situacion que se imaginaba de infidelidad , debia ser mas lista y jugar con el a las medias tintas , que por cierto , no me parecen signo de debilidad , todo lo contrario ...

Una que es un poco difusa y maquiavelica ....:)

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Usted no se ha expresado bien y yo no la interpreté bien.
La verdad es que lo de ella no fue un ultimatum, sino una decisión en firme y para mí, por lo que parece, desmesurada. De aquí, y de la conversación, saco en claro que hay otra problemática de fondo, que pasa por ella misma y que lo contamina todo.
Usted es difusa y maquiavélica porque es inteligente.

Juan Pablo dijo...

Che me quedé pensando en la última frase del chabón cuando se pregunta: -"¿y si no quiere saber nada más de mí?..."
Está muy buena, creo que es la expresión mas sincera y la más pura confesión de amor que un tipo puede hacer a su amigo, hablando de ella.
(me expliqué?, me enredé solo), pero bueno, pensaba que si ella lo quiere, le va a mandar alguna señal y sino, entonces es que lo tuvo engañado y no vale la pena que la pase mal por ella...

Sorry Carlos es muy temprando todavía y el agua para el café recién se está calentando! :-)


Ps, hace ya casi una semana que te mandé unos mails. Respondeme por favor, si querés te garpo.

Abrazo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
Te explicaste perfectamente, y yo opino igual que vos.
Él es un tipo íntegro que ni la engañó ni se involucró en ningún doble juego aunque haya cometido algunas pelotudeces. Ella prefiere demonizarlo y creer que la engañó a pesar de que, en el fondo, sabe que no es así. Se ve que el miedo y el orgullo mal entendido le proporcionan más calor.
Un abrazo.

PD: Germánico también dice que me mandó unos mails que no recibí...

PolaKia dijo...

El miedo y el vivir para el futuro, desatan nuestras peores miserias y nos convierten en nuestros peores enemigos.
Besos y gracias por golpearme con lo simplemente cotidiano.

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Si, nuestras miserias están ahí lo que pasa es que hay que dejarlas en el tacho de la basura y no junto a nuestra computadora.
Pero usted no se preocupe, yo no me la imagino cobarde sino, más bien, todo lo contrario.
Gracias a usted.

PolaKia dijo...

Fin de semana largo, mucho silencio y el grato placer de poder disfrutarlo en soledad.
Creo que serán suficiente para lograr inspirarme a escribir.
Besos y saludos a Fortunato que se lo está extrañando tambien.

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Hay gente que no se banca la soledad pero parece, que usted y yo no pertenecemos a esa categoría.
Yo me iba a suicidar este fin de semana pero, la verdad, creo que voy a cambiar de planes, porque tengo un par de libros pendientes de lectura.
Otra entrega de Fortunato está en el horno, lo que pasa es que la puse a fuego lento.

gabrielaa. dijo...

lindo nombre para el blog :-)
gracias por la visita!

Carlos Paredes Leví dijo...

Gabrielaa:
Un nombre como cualquier otro...
Gracias.

PolaKia dijo...

Yo debo ser la única que queda en Rosario, el resto se fueron todos a la Fiesta de la Cerveza en Villa Gra.Bergrano, en Córdoba.
La verdad ... no los envidio, extraño el silencio y de mimarme un poco.

Y por favor no se haga rogar con Fortunato, que bien sabe que uno desea algo más todavía cuando sabe que no lo puede tener.... ja

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
yo conocí a una de Rosario que le gustaba la cerveza Stella Artois...
No hay nada como mimarse a uno mismo, porque entonces nos embriagamos de unas ganas incontenibles de hacer cambios y metamorfosearnos...
No se preocupe que hablé con Fortunato hace poco y me contó ciertas cosas interesantes. A lo mejor da que hablar..

PolaKia dijo...

Stella tiene muchos adeptos por aca, aunque yo no puedo negar mi debilidad por un buen Fernet Branca con Coca.

Si si, nada mejor que mirar en el silencio a la oscuridad interior, e ir permitiendo que salga, con la forma que tenga.
Me excita la adrenalina que me provoca ese miedo.

Hay dos personajes de los que ancío alimentarme, uno es Henry Chinaski y el otro es Fortunato.

Bueno finde y salud en tu honor (nada mejor que una buena lectura y una copa de buen vino).

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Me encanta el vino, la buena lectura y no encuentro Stella Artois por los lugares que frecuento.
En lo referente a Henry Chinaski, le diré que yo prefiero al personaje Henry Miller en cualquiera de sus novelas, preferentemente en "Sexu" y "Trópico de Capricornio".
Yo también le deseo un buen fin de semana, catárquico y con Fernet y vino.

al otro lado dijo...

¿Por qué es tan difícil?

Carlos Paredes Leví dijo...

Al otro lado:
Será porque lo sencillo nos produce desconfianza y asusta ?

Ma. Candela dijo...

Ouch! Ese anónimo hasta a mi me salpico... el orgullo... mal consejero y seguro refugio, hay que atreverse!

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
A lo mejor resulta que ella es más valiente de lo que los demás piensan y, a éstas alturas, ya se comunicó con Gustavo....¡quién sabe....¡

Raquel Barbieri dijo...

Este encadenamiento de leitmotive que se produjo (me refiero a los comentarios a partir de la historia del tal Gustavo) es genial. Con la cantidad de gente que entra acá, podrías editar un libro con las historias que escribís y sus comentarios.

A mí me parece que están dadas las condiciones para que la pareja en cuestión se arregle.
Crisis tenemos todos, y desencantos amorosos anteriores acarreamos todos también (a menos que hayamos vivido en un convento y no sé si así y todo es posible eludir la vida en crudo), así que no me parece anormal ni que él mire a otras (que es la naturaleza masculina, después de todo) ni que ella se sienta un poco tambaleante hasta darse cuenta de que se quieren y que justamente por eso, hay que tenerse paciencia.
Mirar a otros no significa ser infiel, ni dudar significa ser una porquería. El hilo que separa el amor de la necesidad es muy fino y creo que está ahí la clave: Saber si amamos al otro o lo necesitamos para cubrir un bache. Si es amor, cualquier crisis es superable.
Todos somos vulnerables y no podemos medir cada paso o cada frase que decimos... es la sensación que tengo.

Saludos, Carlos. Me encantó la historia.

Raquel:)

PD: Me sorprendí cuando entré y encontré posteo nuevo porque ayer había leído lo del receso, y ahora entraba directo a decirte (con respecto a la canción de Calamaro) que cuando menciona que la chica se llevó la flor y le dejó el florero, yo lo tomo así: Por más que ella se haya llevado algo bello como son las flores, las flores se marchitan porque tienen caducidad. El florero en cambio es un recipiente perenne, como el alma.
No sé si Andrés haya querido decir eso u otra cosa, pero es lo que siento ante esa frase: Ella puede llevarse algo que en principio le causa vacío a él, pero no puede quitarle lo permanente.

(Perdón si me excedí en largor con el comentario)

Churra dijo...

Pagando justos por pecadores o solo es puro miedo ?

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Muchas gracias por su extenso comentario. Tomo nota del mismo, a ver si yo también aprendo algo...
un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Le aclaro que aquí no hay límites cuantitativos para los comentarios. Cada uno puede extenderse lo que quiera.

Me llamó la atención su apreciación de que estaban dadas las condiciones para que la pareja se arreglara.

Un florero sin flores, sigue siendo un florero pero...con carencias.
Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Ambas cosas no son excluyentes y posiblemente, por miedo, paguen justos por pecadores...
De todas maneras, a veces las cosas no son lo que parecen..
Un saludo.

Letra dijo...

Todo lo que se me ocurrió para decir, ya lo dijeron los comentaristas anteriores. Eso pasa por llegar tarde!
Un saludo

Isabel Chiara dijo...

Me temo que también llegué tarde, pero yo de Gustavo no me quedaría quieto, como le aconseja Hernán, iría a por ella y pondría las cosas en su sitio. Después, tendría más argumentos para seguir sufriendo o empezar a olvidar.

No se suicide usted sr. Levi, que nos va a dejar en ascuas.

Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Letra:
Es raro que un cerebro ágil como el suyo no se desmarque con algo original y único....
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Gracias por su aportación. Está muy bien eso de que haya discrepancia, porque enriquece la polémica y el análisis.
No, creo que no me voy a suicidar: Optaré por volver a leerme "Rayuela".
Un saludo.

Laluz dijo...

No creo que Gustavo haga bien al seguir el consejo de su amigo, aunque haya sido dado con buena intención. Sentarse a esperar, sin antes haber hecho todo lo necesariamente posible sería lo más adecuado.
Creo yo...

Carlos Paredes Leví dijo...

Laluz:
Yo, la verdad, es que ni me quedo con el consejo de Hernán ni con el suyo. Personalmente, esperaría poco, dado que Dios no me otorgó el don de la paciencia, y luego me lanzaría a por esa mujer que me interesa. Si pierdo, pierdo, pero si gano.....
Un saludo.

Isabel Chiara dijo...

Saludos a la Maga sr. Levi

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Supongo que se refiere a Edith Aron...me parece que ahora vive en Londres.

Isabel Chiara dijo...

La misma, que vive en Abbey Road, pero yo no la ví. Lástima

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Sacó, hace poco, un libro de relatos que se titulo "55 Rayuelas", editado por Belacqva

grande dijo...

gRANDe!!

Carlos Paredes Leví dijo...

Grande:
GraNcias

MaleNa - La Porteña dijo...

Me gusta tu texto mucho mucho, me lleva por calles recorridas.
Cuando uno se enamora desde las visceras, no es cierto que no hay preguntas, ni interrogantes.
Creo que el amor es un dulce desatino.

Besos desde Buenos Aires llovida.

Carlos Paredes Leví dijo...

Malena:
Sí,es un dulce desatino y hay historias que sobreviven a múltiples vaivenes mientras otras, de pura asepsia, sucumben a la más mínima infección.
Gracias por su entrada y un saludo.

PD: La visité, porque me gusta el nombre de Malena; me trae a la memoria viejos tangos que escucho seguido.

Gonzalo Del Rosario dijo...

Jode cuando te tratan de esa manera.

Carlos Paredes Leví dijo...

Gonzalo:
S� jode