sábado, 27 de octubre de 2007

Consabido dilema

Escasos días después del retorno de Fortunato al hogar, su esposa, Gabriela, mantuvo una conversación con su hermana Lea. La escena se desarrolló en el jardín del domicilio de la primera, sentadas a una mesa metálica y con una cafetera y un plato de pastas como complementos.

- y qué vas a hacer entonces? …..Te engaño y tú sabes tan bien como yo que lo que te contó no son más que excusas, una retahíla de mentiras bien enhebradas, nada más…
- Sí, lo sé pero…..todavía lo quiero y sé que no voy a encontrar a otro hombre como él…y me gustaría creer que todo fue resultado de algún rapto pasajero, una perturbación mental o yo qué sé….
- Mira, él ya no es ése hombre del que te enamoraste….ha cambiado y se ha convertido en un individuo perverso y manipulador….ya no puedes volver a confiar en él y si continúas a su lado, no tendrás descanso…..y tu no eres de ésas que aguanta sólo por motivaciones económicas….
- Tienes razón en todo lo que me dices y lo primero que hice cuando lo vi con la otra, fue llamar al Dr. Pincherle …..lo que pasa es que cuando estuve junto a él me vine abajo…..no creí lo que me contaba pero no pude dejar de sucumbir a sus encantos….tu ya sabes lo cautivador que es……sentí que me abandonaba toda voluntad y me dejé conducir a la cama..…. yo lo amo aunque no se lo merezca y esto es algo que no logro reprimir…
La otra noche, después de hacer el amor, se quedó dormido y yo no podía dejar de mirarlo………y fui tan tonta que me pregunté en qué había fallado y porqué necesitó buscar otro cuerpo femenino…
- No, no pienses eso….no eres tú quien se equivocó sino él….
Si la quiere a ella, que se vaya con ella….tu tienes orgullo suficiente como para no andar mendigando que te quieran…..
- ya, pero me da rabia que mi matrimonio se desmorone…y no sé hasta qué punto debería perdonarle esta infidelidad si con ello supiera que la posibilidad de perder a su familia le serviría de escarmiento….
- Áhí te estás equivocando y él juega con eso, por eso quiso regresar a casa y volver a acostarse contigo…¿qué clase de culpabilidad siente si tras echarte un polvo se da la vuelta y se queda dormido? ¿por qué tú, en cambio, no pudiste hacer lo mismo?.....Te estás dejando llevar por la pasión y el romanticismo en lugar de ser pragmática….
- No sé qué hacer…..no confío en él pero lo amo…..lo veo jugando con los niños y me entran unas ganas de llorar que ni te imaginas….lo adoran y yo….bueno, cuando me mira con esos ojos suyos que parece que te taladran, me tiembla todo el cuerpo y lo deseo con todos y cada uno de los poros de mi piel……nunca he conocido a alguien como él…..
- Entonces estás bien jodida, pero tienes que empezar a pensar con frialdad y dejar las hormonas aparcadas…..
- Sí…pero dáme unos días para reflexionar……..¿te sirvo otro café?

62 comentarios:

Sibyla dijo...

Si Gabriela está enamorada, como realmente lo está,tiene que luchar por su matrimonio, y por la estabilidad de la familia.
Sus hijos no merecen perder a un padre. Tenerlo a tiempo parcial, cuando los días de custodia compartida lo permitan.
A ella le gustaría eso, tener la absoluta certeza de que Fortunato, había escarmentado para siempre jamás...pero en el fondo de su corazón tiene la sombra de la duda...
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Sibyla, por muy enamorada que esté la buena señora, y por mucho que luche, este es un pendón verbenero, que no tiene remedio.

Aunque Carlos trate de disculparlo Fortunato es un abejorro que está buscando flores donde posar su aguijón y llevarse la miel.

¿Verdad maestro o me equivoco?

Sibyla dijo...

Maki:
No pongo en duda el adjetivo (muy adecuado por cierto), con el que describe al "abejorro" Fortunato.
Yo me pongo en la piel de una esposa enamorada, aunque digna, que decide luchar por su estabilidad emocional.
Hasta ahora sólo ha cometido un desliz... tal vez decida darle otra oportunidad. Ahora es cuestión de esperar y ver cómo reacciona con su aguijón Fortunato en situaciones futuras.
¿Es así, maestro, o nos equivocamos?.

Makiavelo dijo...

Sibyla creo que el maestro, con eso de que es sábado, está practicando el footing.
Me marcho para almorzar, prepare un té para esta tarde que pasaré a visitarla.

Nos vemos Carlos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla y Makiavelo:
Ambos ten�is raz�n. Ella ama a Fortunato y quiere creer que su desliz no va a volver a repetirse aunque alberga dudas al respecto ya que su confianza se vi� ultrajada. En cuanto a Fortunato, no tiene nada predeterminado en su cabeza y se est� dejando llevar por sus impulsos y sus ansias de experimentaci�n.
Si tuviera que elegir entre ambas mujeres, sin duda optar�a por Gabriela. El sexo no lo es todo y en el Pack de Gabriela van inclu�dos los ni�os y los perros.
Saludos para los dos.

Ijon Tichy dijo...

"El sexo no lo es todo y en el Pack de Gabriela van inclu�dos los ni�os y los perros."

Y además, ahora sabe con mayor certeza que Gabriela le ama.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
Eso lo sab�a de antes y le di� cierta seguridad para lanzarse a una aventura ("si me quiere, a�n cuando me descubra, me va a perdonar" pensaba).

Peggy dijo...

En fin , Gabriela debe recapacitar , ser fria , comprender que si una vez te engañaron , volveran hacerlo , no pasa nada por separarse , pero si decide tragar sera una mujer humillada y a la larga eso repercute en su autoestima , el eterno dilema , amar lo que no nos conviene ....

Isabel Chiara dijo...

Optaría por Gabriela sin duda porque es más cómodo, sabe que perdona, que aguanta, y que se muere por sus huesos. La otra es más infumable, más fría, más sibilina y podría jugársela. Pero el problema llegará cuando a Gabriela se le aplaquen los calores, entonces sacará la calculadora y con razón. Va a tener que escribir mucho Fortunato para pasar pensión a tanta gente.

Saludos sr Leví, me gusta Lea, es como yo siempre incordiando.

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
S� ella, la teor�a la tiene clara pero lo que es la pr�ctica....

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel Chiara:
Cómo se nota que usted es una mujer....¡ los hombres no somos nada pragmáticos en estas cosas...
En cuanto a Lea, hay que tener en cuenta que ella está fuera de la trilogía, así que no está tan sujeta a la pasión como su hermana.

La Pecas dijo...

Al final me hare adicta a la historia, jeje... El amor no lo justifica todo, ni es el escudo en el que guarecerse para justificaciones inutiles. Y esta reflexion es tanto para una parte como para la otra. él justifica en el amor de su esposa la posibilidad del engaño sin reprimenda, ella justifica en el amor la incomprensible aptitud de cortesía para con su pareja. El Amor existe, sin duda, aunque no se si mejor sería mas acertado decir que lo que existe es el ECO de un amor que una vez existió y que sin embargo es precismamente, los hijos, los perros y la rutina de saberse juntos para lo bueno y lo malo, lo que les mantiene juntos... La infidelidad no es solo fisica, eso será un lastre en la relacion desde el momento en que él consideró la posibilidad de dar un paso mas con otra.
Saludos Carlos

Carlos Paredes Leví dijo...

La Pecas:
Interesante an�lisis...
la verdad es que la vida que llevan les gusta y ninguno quiere perder lo que tiene, quiz�s porque temen arriesgarse a encontrar algo mejor o quiz�s por la convicci�n de que ah� afuera no hay nada que sea mejor.
Saludos

Isabel Chiara dijo...

Es cierto Leví, los hombres son como niños, les gusta jugar (Fortunato lo hace muy bien por cierto). La mujer sustenta la relación en la confianza, la entrega, la lealtad, y cuando todo eso se rompe debe mirar por los frutos habidos en los buenos tiempos, y esos comen, van a colegios, etc. El hombre no arrastra la coleta detrás cuando va de conquista, la mujer sí.

Y todo este rollo no sé a qué viene pero no siempre es así, hay tipos y tipas, pero la generalidad ya la conocemos.

Yo de Gabriela le daría una lección con Pincherle, que suena muy bien.

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel:
La verdad es que las generalizaciones generan injusticias pero s� suele ser cierto que las mujeres acostumbran a ir m�s cargadas de equipaje...
Pincherle es un apellido judeo-italiano. El extraordinario escritor (a m� me encanta y aprovecho para recomendarlo) Alberto Moravia hab�a nacido con dicho apellido.

Raquel Barbieri dijo...

A todos nos gustaría que la vida amorosa fuera algo indestructible y perenne como en la ópera, pero los únicos lazos que (según mi pensamiento) generan un vínculo incondicional, son los de padres hacia hijos; los demás, hay que cuidarlos. Entonces... antes de desarmarle la familia a un chico, uno lo piensa mucho y realmente lo hace si la relación de pareja se ha tornado imposible y la vida en el hogar es un infierno.

Acá el problema es medio difícil de resolver porque el merengue viene por el lado de que Fortunato no parece poder renunciar a potenciales mujeres que pudieran cruzársele en el camino, llámense la innombrable o como sea. Él se muestra "expansivo" y me da la sensación de que Gabriela es más madura que él y aunque pudiera gustarle otro, diría: - No, porque soy casada.

(Estoy conjeturando)

Hoy, a esta hora... creo que me quedaría con Fortunato, a menos que él empezara a comportarse como un energúmeno. No sé si amando tanto a un hombre y teniendo hijos y perros con él (casa y demás) optaría por el quiebre de la relación. Por algo ha de ser que tantas personas se quedan casadas con alguien a quien quieren todavía pero que ya no les despierta una gran pasión (y no hablo de pulsión sexual solamente sino de intensidad en la atracción hacia el otro).

Saludos, Carlos
y a tus lectores participantes también:)

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Fortunato no hab�a enga�ado a Gabriela con ninguna otra mujer hasta que apareci� la Innombrable, por lo que las motivaciones de �l van mucho m�s all� de lo sexual.
Es algo interno, que est� creciendo en �l y que abarca mucho m�s, tanto que ni �l mismo sabe cu�l ser� su siguiente paso.
Por otro lado, quiere a Gabriela, a sus hijos y los perros, y no est� dispuesto a renunciar a lo que tiene sino que m�s bien intentar� compatibilizarlo con las exigencias que le demanda su nuevo yo, las nuevas ramificaciones de su personalidad...
Un saludo.

Isabel Chiara dijo...

Descubrí a Moravia muy jovencita con La romana, una novela impresionante (existe la versión cine con la Loren haciendo un papel estremecedor, me parece que se llama La campesina), pero no sabía que Moravia era pseudónimo. Por eso me gustaba tanto el apellido... Yo también lo recomiendo.

Juan Pablo dijo...

No lo justifico, pero, que aburrido el mundo sin las innombrables...

Carlos Paredes Leví dijo...

Isabel:
Yo tengo nueve o diez t�tulos suyos en mis estanter�as y le aconsejo la lecura de "La vida interior", "El desprecio" (tambi�n hay una versi�n cinematogr�fica, "Los indiferentes" o "Para�so" (un libro de relatos).

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
...y peligroso

Raquel Barbieri dijo...

Hete aquí lo más difícil entonces: compatibilizar las exigencias del nuevo YO de Fortunato, con las de Gabriela (en caso de que pretenda quedarse con ella).

El consejo de Lea no me gustó. ¿Será que acarreo una rivalidad bíblica con ella?

Saludos:)

Raquel

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
Fortunato ya veremos qu� decide hacer, si dejarse llevar por su nuevo yo o potenciar al antiguo. En cuanto a Lea, ella quiere lo mejor para su hermana, sin saber esto a lo mejor es no separarse de su marido.
Saludos.

Anónimo dijo...

NO ME LA BANCOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Mavi dijo...

Buenos días,
creo que no voy a poder opinar hoy, me resulta muy difícil entender a estos personajes suyos.
Quizá Lea sea la única que coincida con mi forma de ver las cosas.

Besos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
No veo porque le resulta tan difícil...son tan reales como la vida misma...
Un saludo

Mavi dijo...

Es posible que lo sean, lo cual no implica que pueda ponerme en su situación. Jamás podría entender a Gabriela, a mi este señor me habría defraudado tanto que ya no podría estar enamorada de él, no creo en el amor que te hace sentir desgraciada/o.
Así que la historia para mi ya habría terminado, o de continuar, tendría que ser con ambos personajes por separado. Por eso decía que ya no sabía que opinar.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Bueno, en estas cosas cada uno tiene sus propias opiniones y su propio proceder....yo, ni entro ni salgo, sino que sólo expongo la historia...

X'stian dijo...

Vamos Carlos, no coquetee con la tercera posición. Tírese a la pileta. Juéguese con un opinión.

Por mi parte me agrada Fortunato. No le creo a Gabriela ni a la innombrable. Que Lea se compre un vibrador y deje de torturar a la hermana enarbolando la hipócrita bandera del amor y los valores.

Y por favor, continúe Carlos, continúe que va muy bien.

Carlos Paredes Leví dijo...

X'istian:
No puedo mojarme, compa�ero X'stian porque no quiero anticipar la continuaci�n....pero le dir� que me llaman la atenci�n algunas opiniones. Las certezas de algunos comentaristas me confunden, porque la vida real es m�s dubitativa y me pregunto entonces y por poner un �nico ejemplo: �todas las que se involucran en relaciones con hombres casados son pusil�nimes, boludas, inseguras o insatisfechas?.
Un saludo, maestro.

Mavi dijo...

Carlos,
quien se mete en una relación de ese tipo, supongo que no pretende que sea para siempre.
Si se enamora, supongo que usará sus artes para intentar que ese hombre abandone su vida anterior y se quede compartiéndola con ella. Si no se enamora pues entonces tan solo se entretiene y por eso no le importa compartirlo, incluso puede ser un alivio que así sea.

De todas formas, la amante, juega con más ventaja que la mujer, ya que ella llega después y las cartas ya están sobre la mesa.

El caso de Gabriela no tiene nada que ver con esto.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
No s� la verdad es que yo no veo nada claro en todo tipo de relaciones porque cada persona es un mundo y una cosa lo que proclamamos y otra c�mo actuamos.
Supongo que tendr�amos que vernos en situaci�n....
Agradezco su punto de vista, igual que el de los dem�s comentaristas pero, insisto, yo no lo veo claro.

Ma. Candela dijo...

mmm Gabriela está en posición de jaque... y francamente en el destino de esa relación la opinión de los demás sale sobrando...

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Me parece que van a tener que esperar, porque la pr�xima tirada le toca a Fortunato...

PolaKia dijo...

Uno no se queda con un esposo/esposa por sus hijos, se queda por comodidad, por miedos, por propias inseguridades, porque a pesar de lo hijoputa que pueda ser el otro y el dolor que eso genere, uno no deja de quererlo y no es fácil asumir que el otro no siente lo mismo que uno y muchas veces eso es mas doloroso que la separación.
Pero los seres humanos somos todos diferentes mas allá de que nuestros miedos sean básicamente los mismos.
Fortunato es calculador .... pero Gabriela también lo es a su manera, el pragmatismo es una mera excusa.
Al final creo que la mas honesta acá es la innombrable.

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia;
Me ha impresionado con su an�lisis....
La verdad es que tiene raz�n, a veces uno, de lo que se queda enganchado, es de su propio afecto no correspondido....
Un saludo.

Ma. Candela dijo...

y será que a Fortunato aún le queda la Dama, las torres y los caballos?

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma.Candeal:
AAAhhhhhh......

Ma. Candela dijo...

jajaja jaque! y mate?

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
No adelanto nada, as� que tendr� que esperar a la pr�xima, en breve, entrega....

Laluz dijo...

Lo malo de llegar tarde aquí es que ya está todo dicho. Lo único que voy a agregar es que coincido en eso de que una cosa es proclamar algo y otra diferente es actuar en consecuencia. Sí, hay que verse en situación, así que veremos qué pasa aquí, en los próximos capítulos (estoy leyendo un libro titulado: como decir muchas cosas sin decir nada en concreto, se nota? es el libro favorito de los políticos)

Carlos Paredes Leví dijo...

Laluz:
Si siempre llega tarde sin duda debe ser porque tiene cosas más interesantes que hacer.....la envidio.
Un saludo.

X'stian dijo...

PolaKia, agregaría que mas allá de los miedos, la comodidad y las inseguridades está la inercia y la contemplación.
La inercia de no querer cambiar bruscamente de rumbo porque conlleva una enorme cantidad de energía y no sabemos si la nueva ruta nos arrimará a buen puerto. Y la contemplación de nuestra obra, que buena o mala es nuestra. Es como cuando de chicos hacemos castillos de arena y nos quedamos extasiados mirándolos. No es tan fácil destruir lo que uno ya construyó.
Es como cuando estás en la cola del supermercado y la caja de al lado avanza más rápido que la tuya. ¿¿Te cambias inmediatamente o lo dudas???

Mavi dijo...

X'stian, tienes razón, pero lo que a mi me da qué pensar es que Gabriela ni siquiera haya dudado, tras una discusión de ese calibre se va directamente con él a la cama y luego lo disculpa.
Quizá tenga razón Polakia y Gabriela sea una persona fría y que según sus cálculos le convenga más quedarse con Fortunato, pero no, porque a su hermana no le da esos motivos.
En fin, habrá que esperar.

Carlos Paredes Leví dijo...

X'istian:
A veces la gente prefiere lo malo conocido....y otras, escarmienta con la novedad y quisiera volver a tener lo que ten�a y perdi�. O sea, es como �se que se cambia de cola y justo la que avanza es la que dej�...

X'stian dijo...

Somos humanos, siempre la cagamos.

Esa es nuestra mayor fortaleza.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Que se haya acostado con �l no significa que no dude....

Carlos Paredes Leví dijo...

X'istian:
Lo jodido será cuando dejemos de tropezar....

PolaKia dijo...

Mavi, lo sexual muchas veces no tiene nada que ver con el amor y la confianza, tiene mas que ver con los deseos y las pasiones y hasta te diría que es una demostración de poder ante el otro (en este caso es como diciéndole "esto es parte de lo que te vas a perder si ...")
Y como los consejos que damos o nos dan muchas veces, lo que Gabriela le dice a su hermana puede que no sea la verdad, sino una forma de auto convencerse de que esos son sus reales motivos de su decisión.

X`s, su agregado ... muy bueno (siempre me faltan 5 pa`el peso).
Los miedos, es lo que hace al ser humano tan miserable, tan poco sincero con uno y por consiguiente con los demás.

Que difícil que nos resulta aceptar cuando una relación se termina y cuan infelices nos hace eso.

Besos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Los miedos nos hacen m�s que limitarnos. Por otro lado, resulta dif�cil aceptar el t�rmino de una relaci�n y asumir nuestro fracaso.
Un saludo.

PolaKia dijo...

completamente de acuerdo con usted Carlos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Y yo con usted

X'stian dijo...

Y yo con ambos....

Ma. Candela dijo...

y por qué asumir el fin de una relación como fracaso? Acaso no se necesita una despedida para un comienzo?

Carlos Paredes Leví dijo...

Ma. Candela:
Eso depende...

Raquel Barbieri dijo...

Me gustaría retomar dos de las frases que me quedaron sonando y que iba pensando hoy cuando caminaba.
La primera es una de Carlos: "todas las que se involucran en relaciones con hombres casados son pusilánimes, boludas, inseguras o insatisfechas?

Para mí, no. Porque la que hoy es una "innombrable" puede convertirse en otro momento en esposa (de otro, tal vez) y viceversa. Nadie tiene su sitio asegurado, y a veces la vida es como el juego de la silla. Las circunstancias de cada uno exceden cualquier análisis o prejuicio, y cualquiera de nosotros no sabe lo que le va a pasar... sí puede imaginarlo y hacer un plan por las dudas, pero de ahí a poder implementarlo...
Supongo que habrá quien nace con más vocación de esposa que de innombrable y viceversa, pero por lo que veo y vivo en la vida, cada cual hace lo que puede (obviamente, algunos pueden menos que otros).

Yo agregaría una cosa a lo que dijo Polakia, sobre que nadie se queda con la pareja por los hijos sino por miedos, etc. Coincido bastante pero eso es muchos casos, no en todos.

El hombre de hoy participa mucho más activamente de la crianza de sus hijos, va a la par de la mujer, y comparte esa parte de amo de casa que los hombres de antes no llevaban a cabo. Estos papás de hoy que están más presentes en todo... no creo que pudieran vivir tan felices lejos de sus hijos.
Es como que les faltaría algo muy fundamental de su geografía cotidiana y no sé si el ver a sus chicos a cuentagotas no los lleve a estar peor.
No creo que lo hagan por abnegación, sino por propia necesidad afectiva: no estar dispuesto a perderse de la ternura de ver al nene dormirse en su camita, y me parece que no está mal porque están eligiendo lo que pesa más en su balanza.
A veces, la mejor opción es irse de la casa, y otras... es quedarse.


Esto está buenísimo,
Saludos a todos y todas :)

Carlos Paredes Leví dijo...

Raquel:
La verdad es que, lo único que se me ocurre agregar, es: "la vida da muchas vueltas..."
Un saludo.

PolaKia dijo...

Es verdad que muchas veces hay que elegir, y seguramente extrañarán el compartir las vidas de sus hijos a diario y la comodidades del hogar.
Pero creo que en cierta forma, eso es ser egoístas, porque por no perder nada, seguimos inmersos en una mentira, mentira de sentimientos hacia la pareja, prohibiéndole que realmente esté con alguien que la quiera y no que se lo aguante.
Y en el futuro que peso estamos cargando sobre los hijos, cuando empiecen a percibir que son los únicos responsables de que sus padres se mantengan falsamente juntos?

Pero como decíamos antes, todo es factible, porque por suerte no todos los seres humanos somos iguales.

Saludos a todos

Carlos Paredes Leví dijo...

Polakia:
Sí, por suerte no todos somos iguales....cada uno que resuelva sus problemas como mejor pueda: luchando, rindiéndose o vendiéndose...

Gonzalo Del Rosario dijo...

Es el dilema del mundo entero.

Así somos los seres humanos, no podemos detenernos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Gonzalo:
S� hay situaciones que se repiten siempre, en todo momento y en todo lugar.
Un saludo.

olhodopombo dijo...

EU TAMBEM CONTINUARIA COM ELE, E DANE-SE O RESTO...