lunes, 28 de mayo de 2007

Predicción

Tras la muerte de su primera esposa, Fortunato Archevolti se hundió en la desesperación. Sumido en una destructora niebla alcohólica, pasaba los días tumbado en el sofá sintiendo lástima de sí mismo y mirando la televisión. Apenas comía, no se afeitaba, no se cambiaba de ropa y casi nunca salía de casa. Cuando se levantaba del sofá era para entrar en su dormitorio y acariciar los vestidos de ella aún colgados en el armario o buscar fotos de ambos para contemplarlas durante horas. Ya no esperaba nada de la vida y el suicidio se convirtió en una opción imaginable y recurrente.
Un buen día, inesperada y bruscamente, agarró un libro de sus estanterías y comenzó a releerlo. Desde la primera página, en que el personaje principal aconsejaba no inventar cuentos, porque éstos podían volverse realidad, comenzó a sentir una inquietud creciente y un ansia irrefrenable por llegar al final. Lo leyó de un tirón y cuando terminó se dió cuenta de que, con independencia de la historia contenida, profunda y que empapaba el alma del lector de un acusado ánimo metafísico, el mero hecho de leer tenía un significado cuya comprensión desafiaba. A partir de entonces, dejó de beber y se puso a escribir. En un principio, plasmando los sensaciones que sentía en cada momento pero enseguida pasando a ficcionar un hipotético futuro, aprovechando la virilidad mental y el dolor emanados de tan acusada crisis. Fruto de este esfuerzo, nació un libro que se convirtió en extraordinario éxito editorial y le transformó en un hombre famoso en media Europa. Hasta aquí, nada tan extraordinario que otros antes que él no hayan vivido. Sin embargo, lo insólito, radica en que su vida real transcurrió de manera análoga a la del protagonista del libro, como si la historia hubiera sido escrita a modo de predicción.
Hoy, en su casa de Ferrara, mientras comparte unos mates junto a su nueva esposa y mira a sus hijos jugar en el jardín con el perro, todavía se sorprende al pensar en cómo, creer en lo imposible, es la mejor manera de convencernos de que los milagros ocurren.


PD: El anterior verano pasé un par de días en casa de Fortunato. Aparte de disfrutar de su grata compañía y la de su encantadora familia, no consigo olvidar lo que me dijo en la puerta al despedirme: “ten cuidado con lo que escribes, no sea que se te cumpla”.
Los dos sonreímos pero yo, desde entonces, no pude escribir nada acerca de mí mismo: me da miedo.

56 comentarios:

Juan Pablo dijo...

En el fondo, amigo Carlos, y a la luz de mi corta experiencia blogger, sigo sosteniendo que escribir sobre uno mismo, sobre sus ideas, proyectos, ilusiones, miedos y miserias, nos conduce cuanto menos a ser más coherentes. Que no es poco.
Buena semana.

VeRa dijo...

mire Carlos...que segun dicen por aqui...no solo se debe tener cuidado con lo que se escribe, sino tambien con lo que se desea.

Será posible que todo nos indica que vivimos en un mundo tan cargado de sentido que cualquier movimiento de la voluntad nos hace herirnos?

Y que se leva a hacer...no podemos huir de ese destino.
El que goza escribiendo escribirá, mas alla de la espada de Damocles que penda sobre su cabeza...

Mire, lo invito (a Ud también, Juan Pablo) a que vea algo que escribi hace unos pocos dias sobre esta misma tópica:
(cuidado que enceré los pisos eh,... no se me resbalen)

http://veramarina.blogspot.com/2007/05/porque-soy-mortal.html

Salut

Juan Pablo dijo...

Vera: verá, veremos...

Carlos Paredes Leví dijo...

Amigo Juan Pablo; la coherencia es algo relativo y no estoy convencido de que pase o no por escribir sobre uno mismo....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Vera:
Hay seres humanos que materializan sus deseos y otros que temen a hacerlo y en consecuencia los boicotean....
Yo soy bastante determinista así que creo que existen variables que actúan con independencia de nuestra voluntad...
Un saludo.

benjamin1974© dijo...

Por algo en la Biblia nos habla del poder de la palabra.

En el judaismo es muy importante a la hora de nombrar a un bebe, ya que el nombre y su significado va a determinar la personalidad de la persona.

X'stian dijo...

un millon de dolares , un mmillon de dolares, uh millon de dolares.

Leuma dijo...

Me ha encantado cómo está escrito Carlos y además tiene curiosamente el mismo color esperanza de mi post, parece que la primavera va dando paso al ánimo estival.

Carlos Paredes Leví dijo...

Benjamín:
Tenés mucha razón. Mirá vos que los nazis mataron a millones de judíos pero no pudieron borrar sus nombres. Los supervivientes del Holocausto se convirtieron en cementerios vivos para los los muertos sin sepultura.

Carlos Paredes Leví dijo...

X'istian:
Tenés que escribirlo un millón de veces para que se te cumpla..

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
De vez en cuando me gusta escribir alguna historia en la que el protagonista sale ganando...y se impone a las adversidades de la vida.

Germánico dijo...

Hace mucho yo tuve una profunda crisis existencial. No se murió nadie, pero murió una parte importante de mi.

Al leer tu relato he recordado cómo salí de la crisis. Primero tímidamente, luego con interés creciente, y al final con entusiasmo, leí los ensayos de Montaigne. Y me recuperé.

¿Es un deja vu, Carlos, o acaso hay una parte de esta historia que ya fue escrita en un relato anterior por tu misma pluma?.

(-;

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
Fortunato Archevolti ya apareció en más textos míos y seguramente continúe haciéndolo, porque tiene pretensiones de Alter Ego.
Yo también pasé por una crisis existencial, con muerte simbólica de por medio y otras desgracias, y salí con la ayuda de tiempo e introspección. Sólo quien padeció neurosis ha comprendido la esencia del sufrimiento.

Sirenita dijo...

Podría comentar lo mismo que te he dejado escrito en el blog de Leuma. Es curioso. Sí, hay que tener cuidado con lo que se escribe, suele cumplirse, o quizá ya se ha cumplido...

Carlos Paredes Leví dijo...

Sirenita:
Supongo que todo eso viene a demostrar que los avatares de nuestra vida no son más que proyecciones oníricas. Ya sólo nos falta determinar de quién..

Peggy dijo...

creo que casi todo el mundo que vive en su trayectoria pasa crisis ..lo importante es saltarlas..como obstaculos nuevos renaceres ...son puntos de inflexion necesarios para interiorizar y cambiar de trayectoria ...he llegado a pensar que tan solo son tacahaduras la escitura vital Quien no se equivoca escribiendo...?

Leuma dijo...

A veces tb me da miedo escribir sobre mí misma...

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Interesante apunte el que propone...
Las crisis son buenas para crear en la medida que descapan cualquier barniz de imposturaen lo creado.

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
Usted, como muchos, teme materializar sus deseos...

peregrina dijo...

La historia de Fortunato es rica y me deja pensando... Dicen que la acción sigue al pensamiento, por lo cual me voy agradecida.
Es lindo personaje, merece reaparecer.

Mavi dijo...

Buenos días!

Me gusta Fortunato, es la demostración de que se cumple la Ley de la Atracción.
Voy a seguir su ejemplo y a empezar a contar historias con final feliz.

Veo Sr. Leví que esta casa se está convirtiendo en una mansión muy frecuentada jajaja. Ahora tendré que entrar a cotillear en un montón de casas!!!

Besos, hasta ahora!

Carlos Paredes Leví dijo...

Peregrina:
Me alegro que le guste Fortunato Archevolti. Es un individuo que bajó hasta las simas de la desesperación y logró salir de ahí, demostrando a los demás que los milagros son posibles.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
La echábamos en falta....
esto estuvo menos concurrido en su ausencia..

Mavi dijo...

No sabe lo que me alegra que se acordaran de mí, yo también me acordé de ustedes y estaba deseando pasar por sus casas para ver como seguían.

Leuma dijo...

Carlos, qué bien que tenemos de nuevo a Mavi!

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
No se haga ilusiones....la echábamos en falta porque su ausencia nos rompía las estadísticas....jajaja

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
Sí, y menos mal que fuimos previsores y la recibimos con un nuevos post...

Mavi dijo...

Carlos con lo bien que había quedado usted y lo contenta que yo estaba!!!

Leuma dijo...

Este hombre es que da requiebros Mavi

Mavi dijo...

Leuma desde luego, es imprevisible, nunca sabes por donde va a salir jajaja.

Carlos Paredes Leví dijo...

Tomaré vuestros comentarios como cumplidos (qué le voy a hacer si soy tan sentimental...¡¡¡)

Mavi dijo...

Carlos y cía, me marcho a mi famoso curso, así que tendrán que arreglárselas sin mí de nuevo, pero no se preocupen que volveré mañana.

Muchos besos!

Ijon Tichy dijo...

Me gustó especialmente este relato, Carlos. No solo en el fondo sino también en la forma.

Sin ánimo de desmerecer otras entradas, me da la impresión de que ésta la has elaborado con especial dedicación.

Pd. Mavi, esperamos que cuando acabe el curso nos dedique un post con consejos prácticos. Usted ya me entiende...

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
Me alegro que le haya gustado pero, la verdad, es que no le dediqué más dedicación que a otros anteriores....simplemente salió así..
Sobre Mavi, yo ya le entendí.

churra dijo...

Los milagros existen , nunca lo he dudado y mas si son imposibles .
Besos

Kala dijo...

Si lo que deseamos con fuerza puede llegar a cumplirse, entonces si escribo acerca de lo que deseo, es probable que lo que escribo se vuelva realidad, ¿no? Entonces haré caso del consejo de tu amigo y tendré cuidado con lo que escribo.
Un beso.

Kala dijo...

(Por cierto...soy Acuario)

Lebeche dijo...

Carlos: el personaje de Fortunato empieza a cobrar forma de manera mágica. El texto es mágnifico y, sinceramente, creo, que deberías comenzar a desarrollar ese guión que ya está -casi seguro- girando por tu cabeza.
Ando escaso de tiempo, estos primeros días están siendo muy absorbentes. Espero poder escribir algo y contaros todo con más detalle.
Un abrazo.

Leuma dijo...

Estaría bien poder escribir un libro predictivo sobre la propia vida con un final feliz...

Sibyla dijo...

Muy buena la relación del nombre de su amigo con el estado de gracia que le tocó vivir, tocado por la “fortuna”. ¿No siente la tentación de escribir una historia similar a la de su amigo pero con otro protagonista?

Un saludo.

El Blog de Sibyla

Mavi dijo...

Buenos días, ya he vuelto.
Aunque ando liadilla esta mañana estaré por aquí cotilleando jijiji.

Debo de estar espesita porque yo no sé a que se refiere Ijon, ¿quizá se refiera al anterior tema de mi curso sobre IRPF? porque el que hago ahora es de Relaciones laborales jajajaj, y no tiene mucho misterio, aunque algo hay!

Carlos Paredes Leví dijo...

Churra:
Sí, los milagros existen pero, siempre les ocurre a otros...

Carlos Paredes Leví dijo...

Kala:
No desfallezca en la esperanza y continúe confiando en la Ley de la Atracción. ¿Es Acuario?.Yo pensaba que era Aries, como yo.
Por mi vida pasó una de su signo que luego se murió.

Carlos Paredes Leví dijo...

Lebeche:
Esperamos ansiosos sus buenas nuevas...
Sobre lo otro, no sé de qué guión me habla...
Un saludo, y continúe en su enconado empeño por levantar el PIB del país.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sibyla:
Saldrán más protagonistas pero...cuando ellos quieran porque, a mí, las historias me vienen impuestas.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
yo la animo a que escriba ese libro con final feliz..

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Va a tener que ir al gimnasio más a menudo, para así eliminar el estrés de tanta actividad..

Mavi dijo...

Carlos, estaba pensando en eso ahora mismo.
Hoy me siento como si me hubiera caído una losa encima. Mi optimismo no sé donde lo he metido y tengo un permanente nudo en la garganta que me impide hablar.

Puede que sea porque llevo desde el miércoles sin ir al gimnasio, de hoy no pasa, necesito endorfinas urgentemente.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
El ejercicio físico crea adicción y su falta, un síndrome de abstinencia de fácil solución, así que ya sabe: póngase chándal y a sudar...

Leuma dijo...

Mavi, anímate, yo estoy tb hoy con ese nudo de corbata, necesito orden urgente: ropa, papeles hacienda, matrículas, uffff, ¿¿ y mis endorfinas?? Sr Leví, usted en cambio parece más optimista últimamente

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
No, le aseguro que no estoy más optimista....
Esta noche seguramente publique otro post. Estoy en ello...

Mavi dijo...

Leuma, intento animarme se lo aseguro, supongo que saben que no me gusta este estado pero a veces no consigo incentivarme. Siento escuchar que usted también anda acorbatada, tantos nudos al cuello no terminen por ahogarnos.

Carlos yo pensaba lo mismo que Leuma, pero parece que su aparente optimismo se debe a que intenta poner en práctica la Ley.

Leuma dijo...

Vaya, pues estamos apañaos, yo no he vendido hoy ni un solo paraguas...

Carlos Paredes Leví dijo...

Se ve que andamos todos bajos de ánimo...

Leuma dijo...

Esta casa anda un poco cabizbaja hoy, buenas noches, mañana...otro día diferente.

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
más nos vale...