lunes, 7 de mayo de 2007

El otro yo

Sus fantasmas acechaban en la noche escondidos en los armarios, detrás de las puertas o debajo de las camas y las mesas. Temía la llegada de esos momentos en que, tras apagar el televisor, se dirigía, cabizbajo y con la sentencia confirmada, hacia su cuarto. Apenas cerraba la puerta y se desvestía, un malestar creciente se apoderaba de él, envolviéndolo todo en las sombras de la culpa y los actos pasados e irremediables. Si durante el día su mente se aferraba al trabajo y el olvido, con la llegada de la medianoche, su subconsciente imponía su ley, mostrando su atormentamiento en forma de atroces pesadillas y definibles terrores que en vigilia eludía a conciencia. Siempre era lo mismo, incluso en vacaciones y lejos del hogar. No había más solución que una larga terapia o, acaso, tirarse a la vía del tren.

61 comentarios:

Lebeche dijo...

Los fantasmas nocturnos. ¿quien no ha departido con ellos alguna vez?. Yo los odio pero reconoce que, cuando aparecen, sirven para ponerme las pilas.
Un saludo de Lunes

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Lebeche, sirven siempre y cuando espacien sus visitas. Cuando aparecen a diario, debe de ser jodido aguantarlos.
Otro saludo de lunes.

Mavi dijo...

Pues como dice Lebeche, ¿quién no ha sufrido esas pesadillas?. Y al menos, si sólo surgen cuando el subconsciente se apodera de nosotros, podemos tener algunas horas de paz en el día. Más problemático es cuando se apoderan también de la vigilia.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Mavi pero, por suerte, en la vigilia disponemos de mayores mecanismos de contro.

Lebeche dijo...

A mi me vienen por rachas. Dormir, luego, duermo como un campeón, yo no me refiero a sueños, me refiero a ese desasosiego que te inunda antes de dormir porque hay cosas que te inquietan. A la mañana siguiente suelen haber desaparecido sin dejar apenas rastro.

Carlos Paredes Leví dijo...

A lo mejor ése es el secreo, Lebeche: cerrar los ojos y con ellos, la conciencia.

Mavi dijo...

Carlos, acabo de escribir el texto para Benja y he de reconocer que me he inspirado un poquitito en tu texto jajaja, a ver si vas a ser mi muso jajajaja

Carlos Paredes Leví dijo...

Bueno, Mavi, en tal caso me alegro de inspirar textos y no crímenes.

Carlos Paredes Leví dijo...

Míra lo que son las casualidades, Mavi, que leí tu último comentario justo cuando regresaba de la cocina con una copita de Rioja crianza y una lata, recién abierta, de mejillones gigantes.

Mavi dijo...

Oh Dios mío!!, cómo has sabido que me encantan los mejillones y mucho más si son gigantes!!!
Empieza a plantearte en serio que me tendrás que invitar a uno de esos almuerzos.

Lebeche dijo...

Para mejillones los que probé el otro día en casa de mis padres. De la marca "El consorcio". Cojonudos, oiga, cojonudos

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi, Lebeche:
¿Véis como la Ley de la Atracción resulta infalible?

Mavi dijo...

Carlos, yo me he convertido en acérrima seguidora de esa bendita Ley. Ahora sólo me falta decidir en qué me voy a centrar ahora.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Céntrate en lo que quieras pero ten cuidado, porque corres el riesgo de que tus deseos se cumplan...
Algunos materializan sus deseos y otros, ni siquiera se atreven a desearlos de verdad.

Mavi dijo...

Por eso decía, es muy fácil desear algo cuando no tienes la certeza de que vaya a pasar, pero bajo la posibilidad de que se convierto en un hecho cierto, ya no es tan fácil decidirse.

Carlos Paredes Leví dijo...

Bueno, Mavi, pero tu eres inteligente y sí tienes la capacidad para desearlos, materializarlos y aguantarlos después.

Mavi dijo...

Muchas gracias por el cumplido, me has ruborizado.
Pero estoy en unos momentos en los que no me resulta muy fácil saber lo que quiero. Creo que lo sé, pero certeza ninguna.

Germánico dijo...

Algunos precisan ruido y ajetreo para tapar sus miserias, que afloran en cuanto se quedan a solas consigo mismos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Con frecuencia no sabemos qué queremos pero sí lo que no queremos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
A muchos les asusta quedarse a solas consigo mismo. ¿Te has dado cuenta de que muchos, al llegar a casa, lo primero que hacen es encender el televisor o la radio, aunque no los escuchen?.
Temen al silencio.

Mavi dijo...

Yo temo al silencio.

Te he mandado un mail.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
"Dios está en el silencio", escribió alguien. Quizás por eso, tú eres agnóstica..¿no?

Mavi dijo...

Jajaja, te has anticipado y ya sabías lo que te iba a contestar jajaja.

El silencio atrae a los fantasmas del pasado incluso a los del futuro. A los del pasado puedo afrontarlos pero los del futuro me resultan mucho más difíciles de acallar. A veces prefiero no oirlos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Yo no reconozco a los del futuro y en cuanto a los del pasado, ya hace tiempo que dejaron de hacerme daño.

PD: te contesté el mail.

Lebeche dijo...

Maví: Los del futuro no son fantasmas son amagos de fantasma. Lo bueno es que esos si que tienen solución. Los preteritos, muchas veces, no. La conciencia es una jodida por culo, a veces.

Carlos Paredes Leví dijo...

Lebeche:
¡qué grande eres¡ con eso de los amagos, lo expresaste mucho mejor que yo...

Mavi dijo...

¿No reconoces a los fantasmas del futuro?, pues no sabes la suerte que tienes. A mi los del pasado no me molestan, a veces se sientan a mi lado, e incluso conversamos como viejos amigos con las heridas cerradas.
Pero los del futuro son los que me alteran, esas visiones que me dicen que haga algo, que ponga soluciones y que si no lo hago ya sé lo que me encontraré. Ésos sí que me dan miedo.

Germánico dijo...

Ay, amigos...¿y qué son los fantasmas del futuro sino imperfectas proyecciones de los fantasmas del pasado, como sombras en la pared de una caverna?.

Mavi dijo...

Siempre me ha parecido que el fantasma que más consiguió asustar a Mr. Scrooge era el de las Navidades futuras, y a mi me pasa igual.

Te he vuelto a contestar.

Mavi dijo...

Germánico, una vez más, acertadísimo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Yo coincido con Germánico en que los fantasmas del futuro son imperfectas proyecciones de los del pasado. Me parece una apreciación muy interesante y evidente, aunque no por ello lo veamos con claridad hasta que otro nos lo señala.
En mi caso particular, intento y voy logrando, romper mis vínculos con el pasado, convenciéndome de que, quién soy no es igual a quién fuí. A mí, me ayuda y esto, más que suficiente, es un gran alivio.

La Mamba dijo...

Enfrentarte a tus miedos y fantasmas, a solas, es irremediable. Todos tenemos que pasar por eso. Lo que nos diferencia es que algunos aprenden de ellos y afrontan los del futuro y otros son incapaces y viven con ellos en una perpetua desdicha.
Mavi, yo fantasmas del futuro no tengo, lo que tengo miedo es de los fantasmas del pasado que vuelvan a aparecer.
Terapia siempre, no al tren.

La Mamba dijo...

La persona que pueda vivir en silencio es que tiene las heridas bien curadas.
Carlos, tengo un hambre...
Por cierto Oporto y Foie delecioso.

Carlos Paredes Leví dijo...

La Mamba:
Sí, las terapias además resultan muy diversas. En mi caso personal, me ayuda un oporto, un paseo, reflexión y la lectura indiscriminada.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

La Mamba:
Sigo investigando combinaciones y me vas informando de tus descubrimientos .

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
¿se compró usted la botella de oporto tal como le sugerí?. No me haga caso a mí si quiere, pero tome nota del valioso testimonio de la Mamba.

La Mamba dijo...

A veces no solo sirven las autoterapias y es necesario terapia compartida. Pruebalo. Simplemente quedar con una persona afin y hablar, es la mejor medicina y si lo aconpañas con un buen vino... ni te cuento.
Mavi, has cotilleado mi perfil?
no pone mucho pero algun dia me atrevere a hacer un blog:)

Mavi dijo...

Mamba esperamos y confiamos en que se anime a hacerlo.

Carlos, este fin de semana no era el propicio para el Oporto, tuve visita de amigas en casa y no iba a poder sentarme tranquila frente a la ventana. No obstante probaré esta semana. Te tendré informado de mis avances en la terapia.

Juan Pablo dijo...

Creo que una buena alternativa sería "cambiar los problemas".
Mi sugerencia: que se consiga una mina.
Saludos amigo Carlos, buen post.

Peggy dijo...

Siempre dormimos con nosotros mismos .....de nosotros no huimos

benjamin1974© dijo...

Lebeche... ese es el famoso efecto almohada!

Carlos, una vez mas, que buen post!
Siempre haciendonos pensar vos...
No voy a poder dormir, jejejeje....

PD: nos falto Jennifer Love-Hewitt/Debra Messing (Will&Grace)/Pusiste a los tres chiflados?

Leuma dijo...

Ese otro yo nocturno es tremendo, la culpa es inútil y si aparece lo mejor es perdonarse lo antes posible, y si son otros fantasmas del pasado se les puede tomar a guasa y reírse de ellos, al fin y al cabo ya son viejos compañeros y un poco de risoterapia es fácil entre conocidos.

La Mamba dijo...

Que buena la risoterapia de vez en cuando Leuma.
Mavi, animate al Oporto. No te decepcionara.

Mavi dijo...

Yo no sé porqué, pero todos me animais a que beba sola en casa, como luego tenga que ir a desintoxicarme!!! (seguro que si fuera una seríe USA, tendría que hacerlo)

La Mamba dijo...

No te preocupes Mavi haremos terapia de grupo para desintoxicarnos jijiji

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Lo ideal es tomarte el oporto y charlar, como propone La Mamba, con alguna persona afín y querida.
Tal combinación terapeútica resulta óptima para los calambres del alma.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo:
¿Una mina?. Mejor dos, ¿no te parece?.

Carlos Paredes Leví dijo...

Peggy:
Eso es cierto Peggy, y nuestros sueños nocturnos se imponen a nuestras intenciones.

Carlos Paredes Leví dijo...

Benjamín:
A Los Tres Chiflados y a los Beastie Boys y a los Kiss...

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
Lo jodido es cuando uno tiene pesadillas dolorosas que permanecen flotando alrededor nuestro largo rato después de despertarnos...Un día cada tanto es llevadero pero cuando se torna algo asiduo... (y no lo digo por experiencia propia, afortunadamente).

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Si fuera una serie americana, te tomarían por alcohólica por la segunda cerveza. Eso sí, te perdonarían tener en casa un rifle y tres pistolas.

Ijon Tichy dijo...

Yo creo que el consejo de Juan Pablo es bueno.

Fíjate, Carlos, que dice "cambiar los problemas".

No aumentarlos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
Es difícil cambiarlos. En todo caso, anteponer unos a otros.

Mónica dijo...

Tambien, a veces esos fantasmas nocturnos, esas pesadillas son el camino a una solución.
Hay que saber interpretarlos y tener el valor para llegar a concretar el cambio.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mónica:
No llego a comprenderte eso de que esas pesadillas son camino de la solución...
¿Qué pasa si siguen apareciendo aún después de un largo tiempo?.

Leuma dijo...

Estoy de acuerdo en parte con Mónica, durante el sueño se halla muchas veces la solución a un problema. Carlos, cuando algo se repite insistentemente habría q preguntarse q hay detrás.

Carlos Paredes Leví dijo...

Leuma:
Sigo sin comprender lo que defendéis Mónica y tú.
Sobre lo otro, supongo que sí, que debe haber un problema muy jodido de fondo...

Leuma dijo...

A menudo en el sueño se muestra el inconsciente de forma que algo que nos está atormentando y quizá no somos conscientes aparece, por lo que la solución es más fácil sabiendo donde radica el problema. Por otra parte el sueño no sólo es reparador físico tb psicológico y puede aparecer la resolución de algún tema que nos ha preocupado durante el día.

Carlos Paredes Leví dijo...

Gracias por la explicación. Acabo de ver la luz.

Mónica dijo...

Gracias Leuma.. eso era exactamente a lo que me refería.
La diferencia horaria me ahorró la explicación a Carlos ocupada en un día de mucho trabajo.

Ahora sin esa pesadilla que me atormente(;-), a soñar se a dicho..

Carlos Paredes Leví dijo...

Gracias, Mónica.