miércoles, 4 de abril de 2007

No abras los ojos

Sentado a una mesa del Café Comercial, aledaña a un gran ventanal, contemplo, con interés de entomólogo, a los especímenes humanos que transitan por la calle. Todos parecen apurados, con prisas de gallinas ponedoras y ojos tristes de resignación bovina (o de sueño). Verlos, no me aporta gran cosa, así que los dejo y realizo un concienzudo repaso visual por las mesas del local. De una de éstas, ubicada a unos siete metros en diagonal, una treintañera teñida de rubio apagado me mira con insistencia no disimulada. Concentro, sin vergüenza, mis ojos en los suyos y apenas aguanta el duelo unos segundos, fingiendo un súbito interés por sus uñas pintadas de rojo. Enseguida, enciende un cigarrillo que fuma con marcada afectación y pose de maniquí, en un patético intento de transmitir una seguridad y un carisma (¿acaso también un sintomático misterio?) de los que, sin duda, carece. Nunca me he sentido atraído por las mujeres sin cerebro, aún cuando la falta de este se asiente sobre largas piernas y pechos globosos, de ésos que me recuerdan mi condición de mamífero. Así, cierro los ojos, con la vana esperanza de, al abrirlos, encontrarme con la atractiva e inteligente presentadora del programa de televisión “La Mandrágora”. No hubo suerte, como no podía ser de otra manera, y mis pupilas vuelven a enfocar a la misma mujer, vulgar, cargada de teatralidad, moderados encantos físicos y creciente arrogancia.
Apuro el café de un trago, dejo unas monedas sobre la mesa y abandono el local, sin sentir la más mínima tentación de volverme.


Dedicado a Mavi ; que no tiene nada de rubio teñido ni de impostura.

80 comentarios:

Kala dijo...

Uno de mis pasatiempos favoritos es sentarme en un café, a solas, y observar a la gente que pasa. Sin intención de curiosear en sus vidas, simplemente verlas pasar. Pero nunca falta algún "pajarraco" que interrumpe la tranquila labor, ja ja, puede ser en forma de rubia entrometida, como la de tu historia.

Un beso.

Mavi dijo...

¡Qué sorpresa!, muchas gracias por la dedicatoria.

Y no, de rubia no voy, yo me conformo con unas discretas mechas color cobre para disimular las incipientes canas que, junto a las arruguillas de los ojos, han comenzado a aparecer.

Lástima que al abrir los ojos no encontraras a esa otra mujer, pero no desesperes, quizá otro día te sostenga la mirada alguien más interesante. Y si no, siempre nos quedará la imaginación.

Besos!

Germánico dijo...

Y yo que no conozco a la presentadora de la Mandrágora. Menuda mujer debe de ser.

En cuanto a la rubia con afanes de femme fatale que se ruboriza a las primeras de cambio me da más lástima que otra cosa. Pobrecilla. Algunas personas se ponen metas demasiado altas y/o demasiado artificiales. La idea de perfección que tienen está tan desvinculada de la realidad como la perfección misma.

Carlos Paredes Leví dijo...

Kala:
A mi me gusta sentarme en los Cafés, pero hace tiempo que he desistido de fijarme en la gente. Por eso, siempre me hago acompañar por un libro, en cuya lectura me sumerjo, aislándome del entorno. Aun así, de vez en cuando, aparece alguien a interrumpirte y fastidiar tu sosiego.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Claro, siempre nos queda la imaginación....
Sigo afirmándome que las arrugillas alrededor de los ojos te van a favorecer, lo mismo que la aparición de canas (las mías son más que incipientes). Van a dotarte de una madurez espléndida.
Ten cuidado con las mechas cobre, no sea que se te oxiden las raíces...
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Germánico:
Muy precisa tu apreciación sobre la rubia y similares personajes. A mí no se me habría ocurrido expresarlo tan bien.
Sobre la presentadora de La Madrágora, tienes razón: menuda mujer debe ser.....

Mavi dijo...

Las canas tienen una repercusión distinta en hombre y mujeres, a vosotros os otorgan ese toque de madurez interesante a lo Gere, pero a nosotras sólo nos hace parecer mayores.

Espero que no se me oxiden las mechas, aunque tampoco creo que duren mucho, ya me estoy cansando de este color, es posible que lo cambie pronto jajaja.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Vale, acepto tu opinión referente a las canas
Sobre lo del cambio de color, tienes una infinita gama, aunque yo, personalmente, no te imagino de azul o verde.

pietrapómez dijo...

En los cafés y en el metro es donde la gente suele quedarse mirando fijamente y, al menos a mí, que me miren fijamente me incomoda un huevo! Eso sí, una mirada furtiva e imaginarme la vida de las personas que pasan a mi lado por la calle, es un ejercicio sano que mi imaginación no puede evitar.
Buen texto, Carlos y da bastante juego!

Lebeche dijo...

Hay gente que ya, desde que la miras, sabes que no te va a sorprender. Puede ser que te equivoques, puede que la carga de prejuicios que vamos acumulando con la edad sea un impedimento para hacernos más compresivos. Yo la mía, la veo como un necesario mecanismo de defensa. Estoy sweguro que me equivoco alguna vez pero también estoy seguro que se compensa con todas las que acierto. Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

La verdad, Pietra, es que la gente, por norma, es bastante maleducada y a veces, se queda mirando de una manera que llega a incomodar e incluso violentar.
La educación es un bien escaso y en pleno descenso en las cotizaciones.
Algunas miradas furtivas se agradecen.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Lebeche, a estas alturas de partido, nuestra vista se convierto en un filtro muy eficaz.
Acertamos muchas más veces que erramos. En cualquier modo, me maravillan los perros, que con solo olerse....

Mavi dijo...

En ocasionas incomoda que te mantengan la mirada, ayer mismo en el bus mantuve un duelo con una señora que estaba empeñada en memorizar mi vestimenta y mi cara.
En otras no hay como encontrarte con unos ojos mirándote, pero cierto es, que esas son las menos.

En cuanto a lo de acertar con las personas yo también hago como Lebeche no sé si acierto mucho o poco porque la mayoría de las veces no tengo la oportunidad de comprobarlo.

Carlos, a veces, sin ser un perro, también podemos juzgar a las personas por su olor jajaja.

pietrapómez dijo...

Mavi, de Lebeche no me extraña, como tuviera que fiarse de su vista...chungo!!
Una vez (cuando era más joven) una tipa se me quedó mirando descaradamente de arriba a abajo y (juro que me salió sin pensar) en sus narices me di una vuelta en plan pasarela cutre y le solté: "así ves todos los ángulos!". Ahora simplemente me limitaría a ignorarla.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Como ya dije, la gente tiene muy poquita educación y no sabe cuando retirar la mirada descarada que parece escrutarte hasta el alma.
Yo alguna vez le tuve que decir a alguien: ¿qué? ¿pasa algo?.
Y no me corto, porque prefiero encararlos que continuar incomodándome por su impertinencia.
Sobre lo del olor, ¡qué te voy a contar....!. Hay gente muy guarra...que llevan el repulsivo olor que desprenden como si fuera un aura.

Carlos Paredes Leví dijo...

Bien, hecho Pietra y... es que te provocan¡¡¡.Tenías que haberla seguido y tras asegurarte donde vivía, transmitir su dirección a tu tía....

pietrapómez dijo...

Jajajaja...no estuve lista, tienes razón!!!

Mavi dijo...

Jajaja.

Lo de la vuelta en plan pasarela estaría bien pero, con la suerte que tengo, seguro que en ese momento el bus daba un frenazo y allí estaría yo intentado no caerme con todo el auditorio pendiente y la señora en cuestión muerta de risa. Por eso me conformé con mantenerle la mirada en plan "y si te miro yo a ti, ¿a qué molesta?"

Ay Carlos, si tu supieras la de veces que tengo que cambiar de sitio en un mismo trayecto porque el aura de los pasajeros me obliga a aguantar la respiración hasta ponerme casi azul (como el nuevo look que me voy a poner jajaja)

Carlos Paredes Leví dijo...

La hubiera agarrado por la yugular con sus uñas afiladas y soltado una amenaza del tipo: "Cómo te vuelva a ver mirando a la Chocholoco de Pietra con descaro, te rajo la carótida y pinto la acera con tu sangre...¿te queda claro?".

Carlos Paredes Leví dijo...

Lo peor, Mavi, es viajar en metro en verano. Por si no fuera suficiente soportar los rigores de la canícula, uno debe aguantar los efluvios pestilentes de quienes van en manga corta y levantan los brazos (para asirse de la barra y no caerse), permitiendo la propagación bacteriológica y hormonada sin el más mínimo remordimiento o sentimiento de culpa por su parte.
Habrá que comprarse Vicks y frotarse bajo la nariz...

Mavi dijo...

jajajaja.

Hoy vais a hacer que me despidan, estoy aquí riéndome sola mientras se supone que redacto un informe sobre un cliente.

Retroferran dijo...

Hola: sigo tus comentarios en "lo de Varsavsky" y me parecen de lo mas acertados: es mas muchos coinciden plenamente con mi forma de pensar.

Referente al texto, el principio me hizo recordar algo que dijo una vez Sabato estando con Grondona, que "si pudieramos seguir a toda esa gente que va caminando rápido por las calles, casi corriendo sin mirar nada alrededor, seguramente veríamos que van a sentarse al sofa a ver la television".

Tenes un "Tujes" muy bueno ;-)

Carlos Paredes Leví dijo...

Me alegro de tu entrada Retroferrán, y considero tus comentarios en lo de Martín Varsavsky (un tanto tibio para mí, en algunos temas), de lo más acertado, entre otras cuestiones, porque además coinciden en gran medida con mis opiniones.
Curiosamente, acabo de venir de tu blog, donde vertí un breve comentario. Cada tanto me paso, aunque no siempre deje mi huella.
La frase de Sábato es excelente y lo peor, es que tal vez tenga razón.
Un saludo.

pietrapómez dijo...

Bufff...si llego a achucharle a la tía María, esa descarada no vuelve a ver amanecer! Bueno, luego también está su hijo, el primo Ángel, un zumbado de tres pares de cojones, legionario, para más inri...jajaja

Ijon Tichy dijo...

Ciertamente, como apunta Lebeche, es frecuente que una simple mirada acompañada de una cierta actitud nos revele bastante de la persona que tenemos delante.

Pero la posibilidad de equivocarnos, tampoco es desdeñable. Como dice el refrán, "las apariencias engañan".

Normalmente con un par de frases, el perfil puede hacerse mucho más preciso.

Si ello nos interesa, claro está.

Pd. Hummmmm, yo paso por ese ventanal casi a diario. No sé como tomarme lo de "especimen", jeje.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Está salvada España si tú tienes que levantar el PIB....

Mavi dijo...

Ehhhh, que yo soy muy eficiente, y el problema es que hago las cosas tan rápido y tan bien, que por eso me sobra tiempo para el ocio.

Pero, de eso, que no se enteren mis jefes jajajja.

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra:
Si Freud los viera.....

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon:
Hay un magnífico tango que se llama "Camouflage", cuya letra tiene gran vigencia hoy en día.

...apariencias engañosas, que no dejan ver las cosas como son en realidad....

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Maví; no dudo que en los escasos ratitos que te aplicás al trabajo, sos un ejemplo de eficiencia...

Jafatron dijo...

Yo tengo por costumbre en cualquier bar, mientras apuro mi café, dedicar esos últimos sorbos (acompañados de las correspondientes caladas) a fijar la vista en alguien de por allí. Le miro insistentemente, sin parar, hasta conseguir que repare en mi presencia...

... y me traiga la cuenta. Y por mucho que cierre los ojos y los vuelva a abrir la cuenta sigue allí. Como tu rubia.

Mavi dijo...

Sr. Carlos le ruego encarecidamente retire sus taimadas palabras.

Carlos Paredes Leví dijo...

Jafraton:
Es que hay imágenes a las que no podemos escapar y otras, a las que sólo podemos acceder cerrando los ojos.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Las retiro, Mavi, las retiro....

Mavi dijo...

Carlos, tienes toda la razón.
Voy a reformarme.
Sé que me echaréis de menos, pero no lloréis, algún día volveré, ese en el que me regaléis un ordenador para casa.

Adios!

Carlos Paredes Leví dijo...

Habíamos quedado en un portátil....

Mavi dijo...

Lo siento, no puedo contestar porque no estoy por aquí.

Lebeche dijo...

Jafatron: ¿Has oído esa magnífica expresión que dice: Eres más esquivo que la mirada de un camarero?.

Carlos Paredes Leví dijo...

Lebeche:
No era; Eres más esquivo que la mirada de un bizco?

Jafatron dijo...

¿que tal si lo dejamos en la mirada de un camarero bizco?

Carlos Paredes Leví dijo...

Jafraton:
Yo tuve un profesor de física con ún ojo para cada lado, y nunca sabías para dónde miraba.
Debía ser un mago haciendo señas en el mus...

Lebeche dijo...

A ver quien era el majo que sacaba la chuleta en los examenes, ¿verdad?. Quien no tuvo un profe bizco. Era la desdicha de todos los que copiabamos, o lo intentabamos.

Lebeche dijo...

Carlos: Puede que originariamente la expresión fuera esa pero parece que alguien, tras ir de vacaciones al levante español y tardar más en pagar más los pescaditos que en comerselos, decidió reinventarla.

Carlos Paredes Leví dijo...

Lebeche:
El muy cabrón se ponía unas gafas negras y se plantaba en una posición central al principio del aula. ¿A ver quién se copiaba?. Resultaba imposible saber hacia dónde miraba e incluso cabía la posibilidad de que tuviera los ojos cerrados.

Carlos Paredes Leví dijo...

Lebeche: No empieces con la comida que todavía no son las 2...
Me voy a tomar un Oporto.

pietrapómez dijo...

Coño! Mi médico de cabacera es responde a esas características: la "ojo puto" la llamamos

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra
Eso debe ser tener ojo clínico...

pietrapómez dijo...

Jaaajajajaj...eres el mejor!

Carlos Paredes Leví dijo...

lo sé, Pietra, lo sé....tú también estás entre las mejores

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra: todavía me estoy riendo de nuestro compañero Shem y lo del gelocatil y sus testículos.
Recomiendo a los asiduos por aquí, se den una vuelta por casa de Jafatron.

Carlos Paredes Leví dijo...

Juan Pablo, pasáte por casa de nuestro paisano Retroferrán.

pietrapómez dijo...

Bueno, yo estoy en la oficina y me ha dado un ataque de risa al leer lo del gelocatil, que hasta me han mirado raro (digamos que muy discreta no soy a la hora de reirme, pero no lo puedo evitar!)

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra:
Lo del gelocatil es buenísimo...
¿y qué haces trabajando hoy a éstas horas?

pietrapómez dijo...

Pues ya ves, soy una de las desgraciadas que levanta este país a estas horas (jijijiji).En realidad estoy como Jafatrón con el gelocatil: tocándome los huevos porque no hay nada que hacer...y tu, qué haces en casa con el día taaaan bueno que hace?

pietrapómez dijo...

Por cierto, hay un sitio en mi barrio, que no se si conoces, pero si no es así, tienes que hacerlo. Se llama Rosell, y aparte de darte uno de los mejores vermús de grifo de Madrid, tiene unas croquetas de cabrales y un foei que alucinas! Esta noche voy a cenar ahí con unos amigos y a Lebeche ya le llevé...podría ser una opción a tener en cuenta si quedamos a tomar un aperitivo. Cómo lo ves?

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra:
No está mal lo que propones del aperitivo, amiga Pietra. Tendré que pasarme previamente para experimentar en paladar propio...
Yo, esta noche, ceno en casa de un amigo.
Me parece muy bien que mientras la mayoría de España descansa, algunos seres esforzados, como tú, se empeñen en mantener la economía. Encomiable esfuerzo el tuyo.

pietrapómez dijo...

En realidad estoy jugando al ajedrez desde la página de Germánico, pero bueno...el caso es que lo estoy haciendo desde la oficina!!
El sitio está en la Calle General Lacy, al principio de ésta, muy cerca de Atocha-Renfe. Si vas, pidete un vermouth de grifo (lo ponen con guinda, caso insólito a estas alturas) o un buen vino (es bodega, también)...ya me contarás!!

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra:
Conozco el sitio, Pietra, y tuve el gusto de tomar vermouth y vino, pero no probé las croquetas.
Es que un conocido mío, judío argentino, vivía en Gral. Lacy , y un primo mío vía en la esquina de la misma calle con Bustamente.
Vayamos donde vayamos cuando venga nuestro amigo y sra. seguramente lo disfrutemos.

pietrapómez dijo...

Te mando un mail, porque me acabas de dejar de piedra

jafatron dijo...

Pietra, deja algo de país por levantar para mañana...

Carlos Paredes Leví dijo...

Veo que España está salvada con el aporte de personas tan ociosas como nosotros....

pietrapómez dijo...

Jafatrón, desde mañana os lo dejo a los demás (y hasta el lunes incluido...qué gustazo!)

pietrapómez dijo...

Bueno tíos: me piro...que vayan bien las vacaciones (jafatrón, mira a ver si no la lías, eh?...bueno, o mejor sí, y así tienes algo que contarnos el lunes...jejeje)
Un beso a ambos

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Jafatron a ver si lía alguna, porque tiene otra partida de condones a punto de caducarse...
Bueno, Pietra, por hoy te puedes ir (yo también voy a cerrar el chiringuito) pero mañana volvemos, porque como decía Horatio Kane: "Nosotros no cerramos nunca".
Pasadlo bien, majetes.

Jafraton: bienvenido por aquí, aunque creo recordar que en otra ocasión dejaste un comentario. Como ves, no nos andamos con delicadezas ni sutilezas entre nosotros, así que espero no te ofendas.

Jafatron dijo...

Llego ahora de tomarme unas copas, tantas como para quitarme varios carnets y tener que llevar la puñetera moto a cuestas.
Que venía yo a estas horas para decir que no me ofendo en absoluto, que las sutilezas se inventaron para los de carácter delicado y el mio está lleno de aristas.
Vengo con gusto y si no les importa, me quedo.
Buenas noches.

Kala dijo...

Mmmm...creo que llegué tarde a la fiesta, es que Juan Pablo amenazó con que se reunirían a tomar mate...Eso me pasa por vivir en una ciudad donde la gente tiene que trabajar cuando los demás vacacionan...como vienen a vacacionar aquí.

En fin, felices vacaciones.

Mavi dijo...

Ve Sr. Leví, cómo no soy la única que distribuye si tiempo de trabajo entre las obligaciones y el ocio jajaja.

Voy a fisgar a Jafatron.

Carlos Paredes Leví dijo...

Hermosas palabras las suyas Jafatron. Aquí es bienvenido y aceptamos su estancia.

Carlos Paredes Leví dijo...

Más vale tarde que nunca, Kala. Te echábamos en falta...

Carlos Paredes Leví dijo...

Tú sí que sábes, Mavi.
Sí, véte a fisgar donde el recién llegado, que guarda cosas muy interesantes en su casa.

Mavi dijo...

Lo dudabas!!!, I'm the one jajaja.

Pues ya he ido, y he vuelto y la verdad es que me ha gustado lo que he visto, volveré!!

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
La verdad es que ha sido un buen descubrimiento así que, me temo, nos tendrá que soportar por su casa con asiduidad...

Mavi dijo...

Espero que nos soporte estoicamente, con lo pesados que podemos llegar a ser, no sabe él lo que ha hecho jajaja.

¿cómo ha empezado el puente Carlos?, ¿allí también llueve?

La borrasca me va a dar a mi las vacaciones verás.

Carlos Paredes Leví dijo...

Mavi:
Que nos soporte estoicamente o a base de pastillas, pero que nos soporte...
Por aquí, de momento no llueve, pero lo hizo anoche y no creo que tarde demasiado en volver a hacerlo.
A mí, me da igual, porque la lluvia me gusta. Lo siento por las procesiones .

Kala dijo...

¿Cómo que llueve? Yo aquí tengo un sol espléndido, mejor los espero acá, la fiesta nunca termina.

Carlos Paredes Leví dijo...

Vale, Kala, pero véte preparando unos margaritas...

Kala dijo...

Estaba leyendo "Tras el rastro de Shem" que no entendía nada de lo que decían de unos medicamentos.

Me he reído tanto que me he olvidado que debía preparar unas margaritas. Voy por el tequila...

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Kala, ve que te esperamos, incluído Shem, que desde que no folla, tiene mucho tiempo libre....tanto como yo.

Peggy dijo...

hace usted bien en apreciar el cerebro femenino ...aparte de otros encantos de mamiferos que tenemos :)

Carlos Paredes Leví dijo...

Yo aprecio todo lo que sea digno de apreciar, Muchacha Dorada pero, la atracción que me provocan las mujeres sin cerebro, es efímera y limitada. Dan poco juego para las múltiples evocaciones de la líbido...