domingo, 8 de abril de 2007

Libros

Entretenido en la búsqueda del conocimiento absoluto y los entresijos de la vida, y temeroso de deslizarme peligrosamente hacia el campo gravitacional de la locura, me sumerjo en la lectura de nuevos libros que parecen elegirme, llegando a mi por demenciales vericuetos. Por algo me encuentran. Por algo los acojo, con una previa sonrisa y una emoción que me provoca un interno temblor, comedido, pero no por ello menos inquietante.


Dedicado a alguien que se despide y que conoce a Guillermo Martínez.

29 comentarios:

Kala dijo...

Me gusta muchísimo cómo lo has expresado. Es algo mágico y misterioso. Un beso.

huella de perro dijo...

Y no sólo los libros, TODO, andando la vida con la suficiente intensidad, parece llegar cuando es el momento...
Quizá, una deliciosa manera de andar el mundo, esta, de vivir como una vida recordada

Lebeche dijo...

Carlos: Es cierto que a veces los libros parecen elegirte a ti. Es una idea que no había manejado hasta que te lo lei. Y es cierto... curiosamente verdadero. Un Saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Grcias Kala. Ciertamente hay algo mágico y misterioso (metafísico) en la manera en que los libros llegan a nosotros.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

No estoy tan seguro, Huella de Perro. A veces, la vida nos da lo deseado pero...con retraso.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Creía, Lebeche, que sí habrías reparado en ello, dada tu profundidad de pensamiento. Pero, bueno,seguramente tendrías cosas más interesantes en las que ocuparte.
Un saludo, campeón.

pietrapómez dijo...

Totalmente de acuerdo, y no sólo en los libros, también en otros aspectos parece que es la casualidad (causalidad?) la que elige el momento en que traerte algo que,a veces te alegra la vida y otras, te la jode...en fin

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra: sobre los libros lo tengo claro, sobre lo demás, no tanto.
Un saludo.

pietrapómez dijo...

Hombre, yo no me atrevo a decir, como Huella de perro, que TODO parezca llegar cuando lo necesitas...vamos, ni de coña (ojalá), pero a veces te encuentras con situaciones inexplicables a las que sólo puedes explicar si las piensas como elcciones inconscientes, casualidades, azar...bueno, no sé, que hoy ando un poco espesa

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Pietra, eso que dices es, más o menos, lo que explica la llamada "Ley de la Atracción"...

pietrapómez dijo...

No la conozco, pero me interesa cuenta, cuenta (si te apetece, claro)

Carlos Paredes Leví dijo...

La verdad, Pietra, es que viene a decir que lo similar atrae lo similar, que todo lo que llega a nuestra vida lo atraemos nosotros, que nos convertimos en aquello que pensamos todo el tiempo, y que nuestra función no es descubrir el cómo, porque éste se presentará como resultado del compromiso y la convicción del qué y blablablabla
Mejor es que lo busques en google.
un saludo.

pietrapómez dijo...

jajaja, vale. Para profundizaciones sobre el concepto, vaya usted a google!! Gracias por la intro, creo que lo pillo

Carlos Paredes Leví dijo...

Hombre, Pietra, yo tengo buena voluntad, pero no soy un especialista en el tema. De lo contrario, mejor me iría...
Para empezar, no estaría en el paro.

pietrapómez dijo...

jajaja...especializándote en eso, seguro que también estarías en el paro (o currando de recepcionista, como alguien que me sé!). Vengo de dar una vuelta por google y me ha dado pereza concentrarme!!

Carlos Paredes Leví dijo...

Pietra:
Yo voy a concentrarme en pensar que alguien me manda un mensaje ofreciéndome un estupendo puesto directivo, secretaria, coche de empresa, dietas, despacho con vistas............
Voy a concentrarme, voy a concentrarme, voy a concentrarme, voy a concentrarme....

PD: se estudiarán otras ofertas..

pietrapómez dijo...

Jaaaaaajaj...por favor, si te funciona, tengo un encarguito que hacerte después!! Ahora yo voy a concentrarme en un plato de lentejas (de las afamadas lentejas, debería decir) que tengo en la olla.
Un abrazo, te veo después de la siesta

Carlos Paredes Leví dijo...

Vos, Pietra, no perdonás la siesta ni en domingo....¡qué vicio¡

La señora mayor dijo...

Muy amable señor Paredes Levi ¿se llama realmente usted así?
Cuándo habla usted de la forma en que lo hace, me manifiesta de un nivel referente erudito respecto a mi buen y colega amigo Guillermo Martínez, que me sorprende.Gracias.

Dentro de unos días nos reuniremos para tomar mate.

Me parece importante aquello de -tener voluntad- que ha referido usted más arriba.
¿Está usted en el paro?
Sería interesante charlar con usted.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Señora Mayor:
Guillermo Martínez es un escritor excelente mientras yo no paso de ser un tipo con veleidades literarias que emborrana papeles, combinando palabras con algún sentido.
¿Le gusta el mate?. Curioso.Yo no soy matero y únicamente lo tomaba cuando vivía en pareja,en una especie de rito que iba acompañado a sentarnos en el sofá y charlar.
¿Charlar conmigo? Tengo todo el tiempo del mundo....
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Para cualquier comunicación más privada;

badkar05@hotmail.com

laura otermin dijo...

Me pasa con los libros que me atrapan, que entro en una especie de euforia por leerlos y meterme en sus historias y cuando se termina, hago un pequeño duelo.Luego, casi siempre le soy infiel con el próximo libro. Un beso.

Carlos Paredes Leví dijo...

Sí, Laura, eso nos ocurre a quienes los abordamos de cierta manera. Por suerte, la experiencia placentera se repite y repite y repite....
Un saludo.

Gabriela (La Flaca) dijo...

Me resulta inconcebible que estés parado. Con tu talento valdrías para la publicidad,la radio,el cine,la literatura o lo que te propongas ¿nadie te ofrece nada de eso?.Apuesto a que si no son boludos aparecerá alguien que lo haga.
Me recordás mucho al escritor de tu post EN DIRECTO, para mí ese sos vos, querido.
Tenés mucho que contar y yo soy una de esas que quiere escucharte.
un beso cálido

Ah, el texto buenísimo pero esto no es ninguna novedad.

Carlos Paredes Leví dijo...

Te agradezco, Flaca, tus alentadoras palabras y aunque la modestia es una virtud, también lo es mantener cierta vanidad como algo necesario para crear (sea del modo que sea). A veces, sin embargo, flaqueamos y entonces valoramos más las muestras de afecto recibidas y la confianza que otros depositan en nosotros.
Un abrazo y mi gratitud.

P:D: Es curioso eso de que te recuerdo al protagonista del post "En directo", porque no es la primera vez que alguien me lo comenta.

Germánico dijo...

El genio es un satélite atrapado por el campo gravitacional de la locura. Solo un poquito más de "gravedad" en sus juicios y....¡pierde el juicio!.

También los libros tienen su campo, este magnético, que atrae irremisiblemente a quien tiene en su alma ese metal precioso susceptible de caer bajo el influjo de su particular imán.

Carlos Paredes Leví dijo...

Muy bien expresado, Germánico. Creo que hay un todo metafísico que nos influye de diferentes maneras. La Metafísica en sí, no es más que un estado latente de locura.
Ultimamente estoy dándole muchas vueltas a eso de la Ley de la Atracción, y encierra unas verdades que la empírica se empeña en demostrar, si estamos dispuestos a observar y analizar los resultados. Uno atrae a lo similar y a veces pareciera como que el universo se readaptara para materializar nuestros deseos, ésos que emitimos a través de pensamientos de alta frecuencia, positivos y magnéticos.
Seguramente sepas o intuyas a qué me refiero.
Un saludo.

Juan Pablo dijo...

...cuanto me falta por aprender...

Bien, capo, bien.

Carlos Paredes Leví dijo...

Vos sabés de sobra, amigo Juan Pablo.
Un gusto volver a sentirte por acá.