jueves, 15 de marzo de 2007

Ella, siempre ella

Había engordado, de cintura para abajo, y su piel se había ajado, desplegando una amplia gama de arrugas cada vez que sonreía. Sin embargo, a pesar de todo, una belleza de esencia se imponía a las huellas del paso del tiempo, confiriéndole un sano atractivo de mujer madura que ha sabido envejecer, al desprecio de frivolidades y aceptándose tal como era. Tomamos un café y charlamos de generalidades, gambeteando hábilmente al por qué de nuestra separación y a la especulación de lo que pudo haber sido y no fue. Nos mirábamos con el estudiado disimulo de no ser sorprendidos por el otro y cuando esto ocurría, sonreíamos a modo de defensa, sin saber qué decir y dando a entender todo, quizás demasiado. Habían pasado diez años de lo nuestro y aún eran muchas las mañanas en que ella era el primer pensamiento que acudía a mi cabeza.
Me contó algunos pormenores de su exitosa carrera periodística que yo seguía muy de pasada porque, ante la dolorosa perspectiva de tomar mi primer café del día leyendo sus artículos, optaba por cualquier otra menos evocadora. En cuanto al aspecto emocional, omitió cualquier mención y yo, lógicamente, no insistí. No quería saber si su cuerpo era disfrutado por otro, tal vez más alto, más guapo, más encantador y con más dinero que yo. Tras contarle mi triste existencia, generosamente ficcionada para que no sintiera pena ante los estragos que el destino hizo conmigo desde que nos separamos, nos despedimos. Me dio un par cordiales besos, que me parecieron más cálidos de lo normal y antes de salir por la puerta, se volvió y me dijo.- no se si te sirve de algo, pero siempre me arrepentí de dejarte. Se me antojó que lo dijo en serio e, incapaz de decir algo y mucho menos de correr tras ella, convertí a esa frase en mi único consuelo.

Dedicado a Lebeche.

61 comentarios:

pietrapomez dijo...

Es una sensación muy extraña el encontrarte con alguien que en un momento de tu vida significó algo y ver los cambios que el tiempo ha operado en ella. Aun más jodido es reconocer lo que el tiempo no ha cambiado y verte reflejado en las palabras de esa persona como alguien que ya nunca serás

Carlos Paredes Levi dijo...

Lo más jodido de asumir, es que esa persona sea feliz con alguien que no eres tú, y torturarte imaginando lo que pudo haber sido.

Recién aterrizada... dijo...

Pues no te tortures Carlos, lo que no era para tí. No lo era. Sólo puedes resumir, (como has hecho) lo que en su tiempo vivido, te regaló. Porque es siempre un regalo si hizo más el bien que el mal.
Es lo que tiene las historias de la vida a nivel emocional-sentimental.
Y la vida continúa...Lo sabes.
Lo más hermoso de tu post, es el fiel retrato de tus ojos, al pasado y hacerlo presente.
Me ha encantado.
Te beso.

pietrapomez dijo...

En eso no estoy del todo de acuerdo, Carlos. Aunque hay algo de verdad y uno siempre espera rehacerse, no creo que quedarse lamiendo las heridas sea muy constructivo (al menos en mi caso y con las cosas que ya sabes). Creo que, como dice Sabina, no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió

Lebeche dijo...

Gracias por la dedicatoria, Carlos. Me ha gustado este relato en el que se intuye lo que pudo ser y no fue. De como una misma circunstancia puede afectar de manera tan distinta a dos personas. De como la nostalgia y el fracaso a veces se convierten en refugio e impide avanzar. Porque avanzar implica arriesgarte a que pueda volver a suceder lo mismo o, quizás, porque avanzar supone renovar y esto supone una traición a tu fracaso que es tu refugio y único asidero. Y yo digo... Pero ¿qué coño?. Un abrazo y gracias nuevamente

Juan Pablo dijo...

Todo muy lindo hasta que dijo "...no sé si te sirve de algo...".
Un poco de dignidad, hombre. Me sacó la cabeza!
Y encima se lo dedicaste a Lebeche???.
Bueno, voy hasta el mercado a comprarles 2 botellas de cognac antes de que venga...

churra dijo...

Suena melancolico , pero fijate , a mi me gustaria tener un él que siempre fuera él y que despues de un encuentro de años me dijera una frase como esa .
Besos

Carlos Paredes Levi dijo...

Muy amables tus palabras y un análisis muy interesante,Recién aterrizada pero...este caso no era el mío. Es ficción, así que lamento decepcionar a todo aquél que pensó que era realidad.
A veces, en la realidad, ni siquiera nos queda el bálsamo del remordimiento de quien nos hizo daño así que, comparativamente, al protagonista de mi post, le salieron las coas mejor que a mí.
Un saludo.

Carlos Paredes Levi dijo...

Gracias a ti, Lebeche. Creo que te lo debía después de nuestras últimas conversaciones (recuerda que dije que ser malagradecido es de las peores cosas que puede ser un hombre).
La verdad, es que el dolor es muy cálido y crea adicción. Por otra parte, uno se vuelve muy prudente, acaso demasido, hasta que se da cuenta de que no hay que adorar lo que nos hizo daño y que hay volver a arriesgar para poder ganar. Caso contrario, uno lleva una vida tibia, llena de miedos y de heridas nunca sanadas, que volvemos abrir para que sigan doliendo y nos recuerden que estamos vivos. Un círculo enfermizo del que hay que escapar como sea.
Un saludo.

Carlos Paredes Levi dijo...

Juan Pablo, la verdad es que SÍ le sirvió al tipo porque, de alguna manera, ese remordimiento que ella tiene, es un consuelo para él. Aunque no pueda volver al pasado, se siente mejor al saber que la mujer que quiso lo amó en serio y no pudo olvidarlo.

Carlos Paredes Levi dijo...

Vos sos una sentimental Churra pero ¿a quién no le gustaría eso?.
El que te diga lo contrario, miente.

Recién aterrizada.. dijo...

Perdona Carlos, pero primero me alegro de que no fueras tu, aúnque le pusieras la piel con letras en este post.
Y segundo no me alegro de tu resultado , ahora que lo dices, si lo has pasado peor.
Pero en el mismo mensaje anterior mío, me repito en algo, -Es lo que tiene las historias de la vida a nivel emocional-sentimental.
Y la vida continúa...Lo sabes-.

Y mi reflexión es con conocimiento de causa, me ha pasado, y la última frase no era precisamente esa.
Fue peor, porque casi lo sentía como una clavada pero sin contacto.
(no se que es peor, y me callo porque igual hasta me lee)
Aterrizada?
-Sí?
Deseo de nuevo follarte.
mi yo cerebral doblegando mi alma sana, dijo: Vete a la playa bribón.Cuídate.(con una sonrisa sutíl)


Te beso. Esto ya es para tí.

El Castor dijo...

Bueno, si ella hubiese envejecido mal, si se hubiese presentado con veinte kilos de más, esa misma noche él ya hubiese estado pensando en otra...
Saludos, caballero.

Carlos Paredes Levi dijo...

Cierto Castor pero, la muy....seguía estando buena.

Carlos Paredes Levi dijo...

Recién aterrizada: es lo que tienen las historias vividas y no soñadas, que , generalmente, no controlamos ni el principio ni el final (sólo el medio en el mejor de los casos). Es lo que hay, y no va a cambiar.

Carlos Paredes Levi dijo...

Pietra (me había olvidado); las curaciones pueden ser rápidas o lentas, y cada uno sabe a cuál de las sanaciones atenerse. Lo malo, es que a veces, la más lenta, resulta la más placentera...

Germánico dijo...

Pues a mi me pasa eso, si me dicen eso, me quedaría bien jodido.

¿Te arrepentiste?....¡¡Haberlo dicho!!!!

Hay gente que guarda silencio cuando tiene que hablar y habla cuando tiene que callar.

Ijon Tichy dijo...

Yo creo (como Juan Pablo y Germánico, me parece) que la frase final no es un consuelo sino una putada.

Aunque le consuele en el momento, lo que no sabe el protagonista es que acaban de añadirle un porrón de años a su condena.

Carlos Paredes Levi dijo...

Sí, Germánico, yo también me quedaría jodido pero, peor todavía es que no te lo digan y en cambio te suelten algo del tipo: "la verdad es que dejarte,fue lo mejor que pude hacer".
Sobre lo otro: ¡Hay tantos que no saben cuánto ganarían con el silencio...!

Carlos Paredes Levi dijo...

Ijon, yo te constaría lo mismo que le contesté a Germánico. Creo que es válido para ambos.

Carlos Paredes Levi dijo...

Ah, Ijon, será un consuelo momentáneo pero, esto siempre es mejor que el desconsuelo ¿no?

Gabriela (La Flaca) dijo...

A mi una vez me dijeron eso y se me rompió el corazón. Pero lo que también es cierto, que durante mucho tiempo estuve esperando esas palabras.

Un beso

Mavi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Paredes Levi dijo...

Esa es la idea, Flaca¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Mavi dijo...

Carlos estoy contigo, lo que más duele es saber que esa persona puede ser feliz sin ti. Siempre lo he atribuido al sentimiento de propiedad que, aún sin quererlo, tenemos de la persona a la que queremos.

Yo también preferiría que me dijeran eso.

Besos

(perdón, antes lo borré por error)

Carlos Paredes Levi dijo...

¿Qué pasó Mavi con tu comentario?

Carlos Paredes Levi dijo...

Ah, ya comprendí lo del comentario desaparecido. Bien Mavi, tu opinas igual que yo y es que, en definitiva, con el tiempo, toda relación se convierte en una lucha de poderes, donde una de las partes quiere cambiar a la otra.
Por eso, cuando alguien a quien amas decide irse de tu lado, es mejor que se muere que verla feliz con otro que no eres tu. Cualquier otro sentimiento, es hipocresía, nacida de nuestros prejuicios, nuestra moralidad y nuestro sentimiento de culpa.

Una chica cualquiera dijo...

Ella lo dejó y al final resulta que lo echó de menos el resto de su vida...? Una historia de amor triste pero real como la vida misma. Yo opino que a él le queda un consuelo al que agarrarse, amargo pero un consuelo al fin y al cabo. En cambio, a ello no le queda más que culpa.

Carlos Paredes Levi dijo...

Coincido en todo contigo, Chica Cualquiera. Gracias

Ijon Tichy dijo...

Es que se trata de un consuelo falso que simplemente aplaza (y probablemente alarga) el desconsuelo.

Como se dice por ahí, "los muertos que no se entierran acaban resucitando". Si se acabó, se acabó. Y a otra cosa, cuanto antes mejor.

Insisto (a riesgo de parecer cabezón), tal frase reabre heridas casi cicatrizadas.

Carlos Paredes Levi dijo...

Sí y no, Ijon. Yo soy partidario de que cuando alguien se va de tu lado, tienes que darlo por muerto, pero eso no quita que escuchar una frase como esa, mucho tiempo después, sea un amargo consuelo.
A mí me gustaría escucharla (aunque quien la puede decir está enterra hace mucho) y te aseguro que no abriría ninguna herida.

Carlos Paredes Levi dijo...

Yo, en el lugar del protagonista, me quedaría pensando: "Y me lo dices ahora, Hija de Puta¡"

Mavi dijo...

Ole, Ole y Ole

Eso que tú dices, no se puede decir demasiado alto ni a demasiadas personas pero es la verdad y nada más que la verdad.

Ya intutía yo, que yo no era peor persona que el resto jajaja.

Buen fin de semana, yo me voy de fallas que hasta el martes tengo fiesta.

Carlos Paredes Levi dijo...

Mavi: La verdad es que te tienes que quedar bien a gusto si se te presenta la oportunidad de soltarselo a alguien, pero....a veces no hay suerte. El que sienta así, yo creo que tiene horchata en las venas.
Bueno, que disfrutes de esa maratón de ruido. La verdad es que nunca estuve ¿vale la pena?.
Un saludo.

Mavi dijo...

La primera vez, como en casi todo, es muy excitante y divertido, la mía fue hace unos 5 años.
Luego, te haces más mayor y los petardos te suenan más fuertes, te duelen más lo pies cuando andas, y la resaca se lleva mucho peor.
Pero como experiencia no deberías dejarla escapar, eso sí, un año que no caiga en fin de semana, disfrutarás más seguro.

Besos!!

Juan Pablo dijo...

Carlos no me rindo.
No te discuto que ella sea esclava del remordimiento.
Lo estuve meditando e insisto en que "no se si te sirve de algo" es pura basura soberbia que busca sólo la antagonía con el consuelo falaz que pretende dar.
Enterrada y sepultada!. Tomá!

Carlos Paredes Levi dijo...

Pasála bien, Mavi

Carlos Paredes Levi dijo...

Creo que coindicimos, aunque llevo muchovino tino y mucho oporto encima (hoy es jueves), en que ella es una gran hija de puta.
Mañana hablamos con claridad....

Peggy dijo...

Es usted un buen conocedor de las miseria humanas ...a veces se mitifica el paso ....un kiss:)

Carlos Paredes Levi dijo...

Gracias Peggy. La verdad es que no se si soy un gran conocedor pero sí te comento que los comportamientos humanos cada vez me impresionan menos. Te cuentan cada cosa....¡¡

El Castor dijo...

Díos mío... !se ha emborrachado!

Juan Pablo dijo...

Castor, para mí han sido los caracoles esos que come...

El Castor dijo...

aeeuh ¿además come bichos?

Carlos Paredes Levi dijo...

Caballeros; ayer comí jamón, ravioles y alfajores de dulce de leche. Todo ello regado, en exceso, con vino albariño, vino de la Ribera del Duero y Oporto. Ah, y volví a perder al poker.
Un saludo.

El Castor dijo...

Ooh, jamón... y además juega. Hace todo lo que está prohibido. Juanpa ¿no tienes por ahí cerca un rabino para contárselo?

Juan Pablo dijo...

Lo que pasa es que esa junta de argentinos son la ostia. No hay tutor que valga. Son indeseables, viciosos, sucios y pendencieros. Pero se vé que lo quieren al chaval éste.
No es para menos...

Carlos Paredes Levi dijo...

Sólo puedo decir en mi descargo, Castor, que mis pecados no fueron cometidos en shabat (todo se andará)
Puede que Juan Pablo tenga un rabino por ahí cerca porque tú, en tu pequeño pueblo de España, me parece que lo ibas a tener muy difícil...

Carlos Paredes Levi dijo...

Gracias, Juan Pablo. Acertaste en todo menos en lo último...

El Castor dijo...

Sí, si se junta con argentinos estará perdido y con españoles también.

Carlos Paredes Levi dijo...

Pues entonces, por lógica, el problema debo ser yo..

El Castor dijo...

Bueno aquí hago yo un poco de rabino: todos condenados por lashon hará.

Carlos Paredes Levi dijo...

Amén.

El Castor dijo...

Ve'imru amen.

Carlos Paredes Levi dijo...

Juan Pablo debe andar buscando al rabino...

Lebeche dijo...

Ya sabes lo que dicen, Carlos, todo lo bueno o mata o engorda o es pecado.

Juan Pablo dijo...

Vieron que dicen que el mundo es un carozo, que que se yo...?
Bueno, voy a hacer una confesión increíble. Para demostrar que el que vive en un carozo soy yo!.
Ésta, Carlos, es la primera vez en mi vida (por lo menos que yo me haya enterado) que hablo con una persona de religión Judía. Jajaj, increíble verdad?. Sabía que existían, y todo, pero lo que se dice conversar.., nunca.
Es que por donde yo vivo no conozco a nadie... no se, una pavada ésto que digo, pero no había tenido el gusto. Hasta ahora.
Como tampoco hablé nunca con un budista o musulmán. Creerán ahora que soy un hermitaño de mierda, pues hasta yo me estoy planteando eso. ¿?
Lo insólito es que tampoco me lo había cuestionado hasta ahora.
Finalmente, no creo que hiciera falta cuestionar nada...
Que opinan?

Carlos Paredes Levi dijo...

Raro, raro, Juan Pablo,dado el hecho de que vivís en Argentina.

Carlos Paredes Levi dijo...

Lebeche:.....o emborracha.

pietrapómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Castor dijo...

Juanpa, ¿vives en el Chaco con los coyotes? Por cierto qué extraordinario es ese coyote, el aguará guazú, qué animal tan hermoso.

Juan Pablo dijo...

Castor, eres productor de National Geographic?
Sos como Ronaldinho, un jugador de toda la cancha eh!.
El único coyote que yo conozco es el del correcaminos!