lunes, 19 de febrero de 2007

Las otras

Su permanente insatisfacción parecía coparlo todo de un tiempo a esta parte. Concretamente desde hacía 2 años, dos meses y 17 días, cuando, por teléfono, ella le soltó las cuatro palabras que él nunca esperó oír : “TÚ HAZ TU VIDA”.
Desde entonces, Ernesto Ottolenghi no volvió a ser el mismo. Algo se rompió en su interior y sus intentos de recomponerlo eran tan penosos como inútiles. Desplegó su efectivo encanto de hombre varonil que irradiaba cierto desapego existencial, en una huida hacia delante de indiscriminados encamarse con mujeres de todo tipo. Como si con eso la castigara o la hiciera volver. Eran actos de puro desahogo sexual y efervescencia emocional, donde los efectos secundarios en forma de sentimiento de culpabilidad y la angustia por haber, según él se hacía creer, traicionado a la que se fue y que el llamaba “la mejor”, componían un triste cuadro de “resaca moral”. Estaba solo y lo comprendía en toda su crudeza cuando, agotado por las piruetas y vaivenes sexuales era incapaz de quedarse a dormir junto a sus amantes ocasionales. Ni siquiera se duchaba. Siempre en casa de ellas, para no profanar el que había sido el lecho donde intentó crear un hijo con la mujer que amaba. Cuando salía de esos domicilios, sonreía como un idiota al pensar que olía a haber follado y que eso era algo que ellas notaba. Ellas, ésas que poco y nada le importaban. Las que eran todas menos “la mejor”. Las que no le habían dicho: Tú haz tu vida”.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Me ha encantado!. se que oy a volver a leerlo y pensar en ello a lo largo de la tarde.
Sin querer ser indiscreta quisiera preguntarte la edad que tienes y a qué te dedicas.
Un beso.

daniela

Carlos Paredes Levi dijo...

Muy agradecido, Daniela.
Con respecto a tus curiosidades sobre mí, te comento que tengo treinta y muchos (mi lado femenino asoma y no me deja ser más explícito) y ahora mismo no me dedico a nada. Estudié CC. Empresariales pero no tengo ninguna ganas de retornar a actividades relacionadas con el mundo de la Economía. Quisiera hacer algo creativo o, por el contrario, algo mecánico que permita mi mente estar en otra parte.
De momento, estoy en un somnoliente paro, así que si tienes alguna propuesta laboral que hacerme, se estudiará.
Otro beso. Si estás buena en el canalillo y si no, en la mejilla.

Juan Pablo dijo...

Perdón, iba a hacer un comentario a la prosa pero no me atrevo a interrumpir éste diálogo tan erótico. Lo haré luego, sepan disculparme.

Capitán Pescanova dijo...

Nada como el desenfreno sexual para aliviar las penas del corazón o las del amor propio. Lástima que tampoco valga de nada tantos abdominales sin sentido.
Para que luego digan que los hombres no somos fieles, al menos, en pensamiento.
Un saludo, Carlos o Roberto o

Anónimo dijo...

Como siempre en tu línea. Por lo que se puede apreciar en tus escritos la vida te ha llenado de angustias, sinsabores y traiciones. Se te nota un hombre sensible, sensato y seguro de lo que quiere. Y siempre encontrarás a una mujer mucho mejor que aquella, si es que durante este tiempo no te has topado ya con ella.
Ánimo y adelante

Carlos Paredes Levi dijo...

Juan Pablo:
Tu nunca interrumpes, y tus comentarios son siempre bienvenidos.

Carlos Paredes Levi dijo...

Capt.Pescanova y Anónimo:
Lo que escribo se podría encuadrar en la autoficción o la memoria inventada. Muchos de mis textos contienen algo de realidad pero otros son totalmente inventados.
Cuáles pertenecen a una categoría y cuáles a otra, es algo que dejo correr por cuenta de quien los lee.
Sobre mí, añadiré que no sufrí ni más ni menos que los demás y todos, en esta vida, arrastramos alguna historia sentimental mal resuelta.
Mi experiencia y mis observaciones me han permitido darme cuenta de que en toda ruptura, siempre hay uno que pierde más que otro. Lo peor que puede ocurrir (y ocurre) es que una de las partes rehace su vida y la otra no quiere acordarse de la historia vivida y, en las ocasiones que ocurre,es con el alivio de haberle puesto fin.

Anónimo dijo...

Crées que hombres y mujeres aman de distinta manera ???
Anónima curiosa

Carlos Paredes Levi dijo...

Anónima Curiosa:
Estoy convencido que sí. El hombre se despreocupa mucho más de lo material lo que, en consecuencia, hace que su postura sea más íntegra.

Anónimo dijo...

El mundo está lleno de mujeres especiales, léase a una, y al final la encontrarás porque no hay cosa peor que hacer sufrir a un hombre.

Anónima melosa

Juan Pablo dijo...

"...Todo lo que hacemos, lo hacemos para conquistar mujeres".
Gracias Carlos por una nueva lección. Firmado:
tu discípulo numero 1.
Pd, cuánto me falta aprender...

Carlos Paredes Levi dijo...

Gracias a ti, Juan Pablo.
A título informativo, te diré que sólo me enamoré en una ocasión, y perdí. De alguna manera, la esencia de lo que me ocurrió, aparece ficcionada en mi texto titulado "Directo".
Tantas historias y lides sentimentales para al final terminar derrotado por quien menos pensabas !!!!.
Saludo, compañero

Carlos Paredes Levi dijo...

Muy interesante tu comentario, Anónima Melosa.

Anónimo dijo...

Pero un hombre que escribe de esa forma, con ese sentimiento tiene que ser mucho más interesante, se podría comprobar?

Anónima melosa

Carlos Paredes Levi dijo...

Yo, en cuestiones sentimentales, estoy prejubilado, querida.

Anónimo dijo...

¿Dónde se meten los hombres cómo tú, que cuándo salgo no los encuentro?. He leido casi todos tu blog y cada día me gusta más. Además, de muy inteligente y muy culto, sospecho que eres atractivo. Se aprecia que has tenido bastantes historias con mujeres. No entiendo cuando dices que estas prejubilado.
Julia

Juan Pablo dijo...

Carlitoooos acordate de los amigooooos !

Carlos Paredes Levi dijo...

Julia:
No se dónde se meterán otros hombres, pero yo ya hace tiempo que no salgo.
No voy a entrar en el resto de lo que dices porque no soy yo quien tiene que decirlo. En cuanto a lo de estar prejubilado, lo digo en el sentido de que no tengo la más mínima inquietud por poner a otra mujer en mi vida.
Antes de despedirme, no quisiera dejar pasar la ocasión de que conozcas a un tipo inteligente llamado Juan Pablo. Es el que dejó el comentario después de ti. Pincha con el ratón en su nombre marcado en azul y ya verás como no te defrauda. Todo lo contrario. Un saludo a ambos.

Anónimo dijo...

Estoy deseando leer tu siguiente texto. ¿Podría ser mañana?

Carlos Paredes Levi dijo...

Pudo ser

Anónimo dijo...

Pues menos mal que era "La mejor" porque si llega a ser "La peor"...
Y la has podido olvidar ya? Te has vuelto a topar desde entonces con alguna otra chica tan especial?
No te cierres al amor.

Carlos Paredes Levi dijo...


No
Ni me lo planteo

Anónimo dijo...

¿No has encontrado a ninguna aún?Estás cerrado totalmente porque no ves más allá de tus heridas, las cuales no dejas cicatrizar.
No sé lo que realmente te hace actuar así pero debes resurgir como el ave Fénix y ver que ahí afuera hay más y mejor

Una porteña amiga

Carlos Paredes Levi dijo...

Gracias paisana, pero la verdad, es que mis heridas ya han cicatrizado, por lo cual el tema ya no es ningún tabú para no hablarlo, ni ninguna obsesión para estar todo el día con lo mismo.
No he encontrado a nadie porque no se ha dado, nada más.
Chau, y gracias.